27 de agosto de 2012

Anayet 2545m. y Vértice de Anayet 2559 m.

Sábado 11 de agosto de 2012

Tras haber ascendido el majestuoso Midi d'Ossau el día anterior podía parecer que la ascensión al Anayet iba a ser como un segundo plato, pues nada más lejos de la realidad, porque esta preciosa y espectacular cima, además de ser un privilegiado mirador del Midi, nos deparó una bonita y entretenida ascensión, que puso la guinda a dos días fantásticos de montañismo.



El punto de partida de esta ascensión es la entrada al parking de la estación de esquí Formigal-Anayet, un lugar conocido como Corral de las Mulas.
A diferencia de el día anterior nos permitimos el lujo de no madrugar tanto e iniciamos la ruta a la más razonable hora de las 6:45 de la mañana y el "equipo Midi" se reduce a Luis y un servidor, puesto que Jesús se bajo a Castelló el viernes por la tarde ya que curraba el fin de semana.
Así que "marte y venga" empezamos a andar por dos kilómetros de tedioso asfalto que conduce a las horripilantes instalaciones de las pistas de esquí ¡¡¡qué manera de reventar un paraje tan hermoso como este!!! pero ya se sabe, donde manda "don dinero"...
Al menos al empezar a caminar Jean - Pierre se asoma entre una loma para darnos los buenos días y nos alegra este tramo gris.
El Midi nos da los buenos días

Bon jour, Jean - Pierre
Abandonamos el asfalto y encontramos el GR 11, el cual seguiremos en dirección oeste siguiendo el curso a la inversa del Barranco de Culivillas, por el que prácticamente ganaremos la totalidad del desnivel rodeados de un entorno hermoso acompañados por el ronroneo del agua del riachuelo y sus pequeños saltos de agua y envueltos de numerosos picos, todos bonitos, todos apetecibles.
A nuestras espaldas el sol hace los primeros amagos de salir entre las moles, entre las que destacan los Infiernos y sus dos espectaculares marmoleras.
Entramos en el valle, amanece a nuestras espaldas, fuimos más madrugadores que el sol

No hay pérdida

Cualquier pico se hace apetecible

El arroyo del Barranco de la Culivilla, compañero de viaje en esta primera parte de la ruta

Ya podemos divisar el Vértice y su rojizo cresterío
Una fuerte subida nos conduce a la parte más alta de una loma, y detrás de ella aparece como de la nada la imponente figura del Anayet, que desde esta perspectiva adquiere una forma piramidal y porque no decirlo infranqueable ¡¡¡qué montaña más bonita!!!.
Más adelante encontramos los verdes llanos de Anayet, seguramente antiguo cráter de lo que en su día fue el volcán de Anayet, allí se encuentran los Ibones de Anayet, ¡¡¡preciosos!!! las mejores vistas que se pueden tener del Anayet y sobre todo del Midi d'Ossau, como una enorme pista de baile, en la que ves a dos hermosas chicas y no sabes a cual sacar a bailar, así nos pasa a nosotros no sabemos a cual de las dos mirar, pero hoy toca sacar a bailar al Anayet, que con el Midi ya bailamos ayer, un salvaje rock and roll, por cierto.
Y de repente...

...aparece el Anayet...

...que como un imán nos atrae

Preciosa montaña

Ibones de Anayet...

...y el Midi, colosal, omnipresente

No dudamos en posar con él

De las mejores estampas de los Pirineos

Panorámica con el Anayet, Los Ibones y el Midi, abajo la móvil
Tras superar una nueva pendiente alcanzamos el Cuello de Anayet, el contraste que se adivinaba desde abajo es aquí todavía más bestia, las verticales paredes de color negro del Anayet difieren radicalmente de las rojizas rampas del vecino Vértice.
Tras cambiar a la vertiente oeste de la montaña,superamos un tramo de piedra rojiza que nos devuelve a la oriental y al salir de el encontramos la única dificultad de la ascensión, un tramo bastante expuesto en el que había una sirga que ahora ha sido sustituida por una cadena que da bastante seguridad, aunque el primer tramo esta unido al parabolt ¡¡¡con un cordino del 6!!! ¡¡¡y bastante roído ya!!!.
Nos vamos hacia el Anayet...

...siempre con nuestro amigo a vistas...

...y sin olvidarnos del Vértice

Desde esta perspectiva cambia la estampa del Anayet

Por terreno rojizo, llegando al Cuello de Anayet

El Anayet desde el Cuello

Uffff

No se quien conquistó a quien, si nosotros al Midi, o el Midi a nosotros

Seguimos hacia la cima

El Vértice también pinta muy bien

Volvemos a la vertiente este...

...con grandes vistas de los Ibones de Anayet

El contraste en la roca es espectacular...

...y tras superar el tramo rojizo...

...encontramos el paso de las cadenas...

... aéreo pero fácil
Superamos una pequeña chimenea con algún paso aislado de II y alcanzamos la cima del Anayet ¿2575 m. o 2545 m.?nadie se pone de acuerdo en la altura real de esta montaña pero eso es lo de menos, lo que cuenta es que es una preciosidad y hemos llegado a su cima ¡¡¡ en 2 horas y 5 minutos!!! ¡¡¡y encontramos un geocaché!!! pero como no sé en que consiste el juego lo dejamos allí.
Las vistas desde la cima son espectaculares en cualquier dirección pero nuestros ojos no pueden remediarlo y dirigen todas las miradas hacia el norte, donde posa majestuoso con su imponente figura el Midi d'Ossau, no me canso de repetirlo ¡¡¡qué belleza de montaña!!! ¡¡¡y qué gran mirador de ella el no menos bello Anayet!!!.
Pequeña trepada para entrar en la chimenea

Luis, en plena chimenea

Un último esfuerzo

Anayet 2545 m.s.n.m.

¡¡¡A la butxaca!!!

Los ibones desde la cima

Vértice y en la lejanía la Pala de Ip y la Peña Collarada

Palas, Frondellas, Balaitous, Infiernos...Grandes vistas y picos...

...pero todas las miradas se van hacia él...

...hacia, el majestuoso Midi d'Ossau

Lo dicho, ¿ quién conquisto a quién?

Panorámica desde la cumbre del Anayet, abajo la móvil
Comemos algo en la cima y como uno no puede ir sin el otro pues decidimos subir también al Vértice de Anayet, destrepamos la chimenea (con tanta chimenea vamos a acabar siendo deshollinadores) , pasamos otra vez por las cadenas y volvemos al collado, donde nos aguarda la recta y rojiza rampa que conduce a el Vértice, que no se si porque me estoy haciendo viejo o porque razón, se me hace larga, hasta tal extremo que tengo que dejar escondida la mochila en unas rocas para subir más ligero.
En la cima, el triángulo perfecto, Vértice, Anayet, Midi, impresionante.


Destrepando

¿Un portal?

De nuevo las cadenas...

...que imponen más en el descenso

Perspectiva del Anayet y el Midi subiendo al Vértice

Rojiza subida al Vértice, "suaves rampas"

Sencillamente, espectacular

El cazador, cazado

Vértice de Anayet 2559 m.s.n.m.

Ayvoy!!!
Muy a nuestro pesar toca bajar, el regreso lo haremos por el mismo itinerario de subida, es decir, Cuello, Ibones etc, o sea que hay poco que contar, solo deleitarnos de nuevo con las maravillas que nos rodean, eso si con parada de relax, a tumbarnos sobre la hierba de los Ibones de Anayet, por el GR 11, de regreso a las pistas, una romería de gente, y qué casualidad, nos encontramos y charlamos con  uno de los navarros que conocimos en las chimeneas del Midi, y todo hay que decirlo y sin querer ofender a nadie, mucho mejor acompañado que el día anterior jejeje....
Luego de nuevo el tedioso y horrible tramo de las pistas, que no empañaron en absoluta una bonita y entretenida ascensión.
Nos vamos...

¡¡¡Qué pasada!!!

Panorámica de los Llanos de Anayet, abajo la móvil

Ibones de Anayet y el Midi

Hasta siempre, Señor Ossau


Una paradita, a relajarnos

Time to relax

Pico del Campo de Troya

Muuuuu

Momento "friki" del día

DATOS DE LA RUTA:

Montañeros: Dani y Luis.

Longitud: 16 kilómetros.

Altura mínima: 1580 metros.

Altura máxima: 2559 o ¿2575?.

Desnivel acumulado: 1200 metros, tanto positivos como negativos.

Duración: 5 horas y 28 minutos en total.

Dificultad: (F) Ascensión sin ninguna dificultad técnica en su primera parte, después del collado el tramo de la cadena expuesto aunque fácil puede resultar complicado a gente sin experiencia o vértigo, por lo que recomiendo llevar un arnés y un par de bagas de anclaje para pasar con mas seguridad si se tiene aprensión al vacío.
Trepada corta y fácil (II) en la chimenea anterior a la cima del Anayet.








TRACK EN WIKILOC:



20 comentarios:

  1. Ayvoy Dani:

    Dos espectáculos en uno, como en las sesiones de cine antiguas.
    No se si cabrias por la puerta de casa al volver.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Aupa Fernan!!!

      Ni en el mejor guión de Hollywood hubiesen estado escritos estos dos días de montañismo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Bonita cumbre y ascensión Dani y como me recuerda la rojiza piedra del Anayet a nuestro rodeno de Espadán........
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jose!!!

      Es verdad, con ese color rojizo, me pareció estar en casa durante un momento, aunque mi casa este año no se si es aquí o son los Pirineos jejeje.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Hola Dani
    Seguimos para bingo!!!
    Otra de las guapas que te has marcada este mes de agosto, en Espadan nos acompaña por todas partes el Penyagolosa y aquí veo que es tu amigo Midi...Sencillamente espectacular.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jose!!!

      ¡¡¡A ver si lo cantamos en el Mont Blanc!!!

      No había caído en esa comparativa visual Penyagolosa-Midi, las dos son unas montañas hermosas, emblemáticas y espectaculares.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡Hola Dani! déjate algo para otro año, si te los acabas todos ¿qué harás? .Otra preciosa ruta y fotos espectaculares. Precioso tono rojizo de la roca.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Emilio!!!

      Por suerte vivimos en un país en el que no nos podemos acabar sus montañas ni en tres vidas, así que mientras haya salud ahí estaremos jejeje.
      A mi también me encantó ese contraste de la roca.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. COMENTARIO DE TOÑI (SIGUE EL SENDERO)

    ¡¡Hola Dani!!
    Como bien dices.... ¡¡una pasada!!
    Que ruta mas bonita, menudos paisajes!!!
    Lo mejor de todo... ¡¡ése tiempo de relax!! jajajjajaj

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Toñi!!!

      El momento de relax junto al lago no tuvo precio ¡¡¡sólo faltó la cervecita!!! jajajaja.

      Una ruta sencillita y que llena mucho.

      Un beso grande.

      Eliminar
  6. Bufff que picu tan guapo ese Anayet, si señor. Que forma tan atrayente tiene.

    Una pasada de reportajes el del Midi y el Anayet

    Norabona por las ascensiones

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Berto!!!

      ¡¡¡Gràcies!!!

      Mires por donde lo mires, al igual que el Midi el Anayet es precioso.

      Un saludo.

      Eliminar
  7. Hola Dani, vaya vaya y vaya. Que ascensión mas bonita, que hace olvidar el momento "pista" los ibones son preciosos y los picos, con sus vistas en redondo.
    Tendrás que enseñarme a hacer esas fotos moviles, que quedan muy chulas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Abi!!!

      Bonita y agradecida, Abi, y las vistas fenomenales desde los dos picos.
      Antes se ve que dejaban subir con coche y aparcar en las pistas, por lo que te ahorrabas ese tramo de tedioso asfalto.

      La fotos móviles, secreto de sumario jajajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Espero copiaros esta pronto también jajaja.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, Midi y Anayet no van una sin la otra jajaja.

      Un saludo.

      Eliminar
  9. Preciosas fotografias, sabes sacar las mejores "caras" y "costados".......me ha gustado la crónica Dani!!. viviendo allí, la subí tres veces, por puro vicio ja ja ja, y dormi en una ocasión a sus pies, en las turberas,al lado del ibón, que pasada!!!.
    El momento "friki" es muy simpático!.
    Saludines.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Anuxa!!!

      Creo que a mi me pasaría lo mismo si viviera allí, me acabaría poseyendo el Anayet, y no solo por lo bonito y estético que es, es que además su ascensión ofrece unas panorámicas que creo que son únicas en el Pirineo, sobre todo la del ibón, con la silueta del Midi en el horizonte, mira, es que lo estoy escribiendo y se me ponen los pelos de punta...

      Un saludo.

      Eliminar
  10. Hola Dani, que maravilla de montaña, bella como pocas. Estaría genial que se pudiera acceder fuera de temporada hasta el aparcamiento de la estación, esos kilómetros de asfalto son un asco, y sobre todo a la vuelta.

    La opción que hicisteis es la clásica, yo me quede con las ganas este año de hacerla en circular por Canal Roya, y no se si lo sabrás, pero hay otra opción para gente intrépida como tu, que es subiendo por la vía ferrata de las Cascadas y después por el Paso de los Sarrios con trepadas de II y II sup.

    Me ha gustado mucho el reportaje, y me ha recordado buenos momentos, de cuando la hice yo hace unos años, la panorámica desde los ibones, con el Midi y el Anayet, no tiene precio ¡de postal!.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese tramo de asfalto es lo peor, ya ves que les costaría dejar ese tramo abierto al tráfico en verano...
      He visto la opción que me comentas en algún blog, y tiene buena pinta, si, las dos veces que he subido al Anayet lo he hecho por la normal, y para la próxima me gustaría variar, o bien la que tu me comentas o bien volver a subir por la normal y luego seguir la cuerda desde el Vértice en dirección a los picos de Arroyeras y Culibillas.
      La foto de los ibones, en mi modesta opinión, la de un enamorado del Valle de Tena, es la FOTO de los Pirineos.

      Un saludo.

      Eliminar