21 de octubre de 2012

Barranco de Bercolón

Miércoles 5 de septiembre de 2012

Después de venir de Ordesa y antes de irnos a Chamonix, aún tuve tiempo de ir a descender un barranquito, que esto de los barrancos es como las pipas, cuantas más comes, más quieres.

Acompañado por Jesús y Joan nos fuimos a la comarca valenciana de Los Serranos, más concretamente a la localidad de Tuéjar para descender Bercolón, un bonito barranco con dos partes muy diferenciadas entre sí y con una parte final realmente espectacular.







Antes de empezar, como sabréis, todo barranco tiene su aproximación, pues bien, ¡¡¡en este nosotros hicimos dos!!! os cuento, íbamos con la reseña, pero no imprimimos el mapa de acceso, solo sabíamos que había hora y media de aproximación, así que tras un rato titubeando por allí cogemos el camino que creímos correcto, al rato de andar ya empezamos a sospechar que no íbamos bien porque en la reseña ponía que en un punto debíamos cruzar el propio barranco, pero lo que son las cosas, todos los cruces que veíamos coincidían con lo que la reseña indicaba, hasta que llegamos a un punto en que ponía textualmente "a partir de aquí todo el camino es descenso", pero aquello seguía cuesta arriba, pero obstinados y cabezones nosotros y bajo un sol de justicia seguimos para arriba, hasta que nos convencimos de que por ahí no era, volvemos al último cruce y ahí por suerte me llega "tresgé" al móvil y puedo buscar en "internete" el mapa de acceso ¡¡¡íbamos totalmente en dirección contraria!!!.

Así que no tenemos más remedio que volver al coche ¡¡¡45 minutos a lo tonto!!!, incluso nos planteamos el hacer o no el barranco, al llegar decidimos que si ¡¡¡hala, horita y media más de caminata!!! por suerte ahora si encontramos el camino correcto, cada vez más calor y todo cuesta arriba ¡¡¡y a un ritmo infernal!!!.

Se acaba la pista y llegan otra vez las dudas, porque las indicaciones son muy confusas, al final y tras estar dando palos de ciego durante un buen rato, descendiendo por un cortafuegos llegamos ¡¡¡por fin!!! al cauce del barranco.

Total que entre pitos y flautas llegamos a la cabecera pasadas las dos de la tarde, y lo que es peor, con "la panxa buida" y sin agua (nos la bebimos toda en la aproximación), el barranco viene seco, cosa que al final es buena, ya que no nos tendremos que embutir en el neopreno ¡¡¡con la calor que hacía y el "brofegó" que llevábamos!!!


Los dos primeros rápeles de 6 y 3 metros los destrepamos con cuidado, más que nada porque la poca agua que hay debajo estancada tiene mal color y huele peor, de momento el barranco es de carácter abierto, llegamos al primer rápel que haremos, de 11 metros, con pasamanos para llegar a la reunión, colgada y expuesta, yo no se si fue por el esfuerzo, porqué no me fiaba del pasamanos o porqué razón me bloqueé ahí, por suerte y gracias a mis compis salvé el escollo.

Un rápel de 20 metros con instalación montada en un pino nos lleva una serie de tres rápeles seguidos, dos de 15 y 6 metros en la zona más engorgada del barranco que desembocan en una espectacular caída de 30, con rápel semivolado, ¡¡¡impresionante!!!

A partir de ahí nos esperan 1000 metros de barranco sin interés deportivo ni visual, hasta que llegamos a un punto que supongo que por alguna surgencia, el barranco empieza a llevar agua, y para nuestra satisfacción al instante encontramos una poza saltable ¡¡¡al agua patos!!! ¡¡¡ni neopreno ni leches!!! como agradecimos este refrescante momento.


Rápelamos una bonita cascada de 5 metros y enseguida encontramos la parte más espectacular y hermosa del barranco, una cascada de 17 metros que desemboca en una bóveda o covacha que forma un enorme puente de roca, el agua cristalina se embalsa allí y forma como una poza subterránea, una pasada de lugar ¡¡¡un pequeño tesoro natural!!!, nos hubiésemos quedado más rato allí nadando y saltando, pero como allí no daba el sol el agua estaba congelada, todo el día quejándonos de calor y ahora teníamos frío jajajaja.

Para acabar la diversión la última cascada de 15 metros la bajamos en "modo tobogán".

10 minutos por una senda nos devuelven de nuevo al punto donde teníamos el coche, donde damos por finalizado este entretenido Barranco de Bercolón, que para nosotros quedará para siempre como el de "las dos aproximaciones".


No os perdáis la crónica de Joan en su blog Ferros i Cordes.


Más información de este barranco aquí.


Aquí tenéis algunas fotos del descenso:


La aproximación, la cara de Jesús lo dice todo.


Encontramos el barranco y el primer rápel...


...con una reunión un tanto "chunga".


Segundo rápel, montado en el pino de arriba.


Tercer rápel...


...el barranco se encajona.


Por suerte pudimos evitar esta poza, fijaos en el "colorcillo" del agua.


Pequeño rápel y abajo el vacío.


Servidor...


...y Joan.


Sencillamente espectacular.
Con agua debe ser la leche, valga la redundancia líquida.


Con la lengua fuera.


Y por fin ¡¡¡agua!!!.


¡¡¡Bombaaaa!!!.


Este rápel da comienzo a la zona más bonita y acuática del barranco.


Bonito estrecho.


Y el rápel estrella, como para no estar tan contento.


Precioso.


Si desde arriba mola...


...ya no os digo desde abajo.


Un tesoro natural.


Un rincón maravilloso.


Imposible no resistirse a un baño, aunque el agua estuviese congelada.


Y el último rápel en modo parque acuático.

CROQUIS DEL BARRANCO....






...Y PARA QUE NO OS PASE COMO A NOSOTROS, EL MAPA DE ACCESO Y APROXIMACIÓN







15 comentarios:

  1. GUAPISIMO!!! (El barranco)

    A ver que día nos animamos con esas aventuras

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Tío Canya!!!

      ¡¡¡Animaos!!! aviso, engancha, pero se descubren rincones espectaculares.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Que envidia de poza¡¡¡
    Te puedes perder incluso tres veces¡¡¡¡

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Aupa Fernan!!!

      Esa poza fue como un oasis en el desierto.

      ¿Perdernos otra vez? pues hubo algún momento que no lo vi muy claro, sin rumbo, sin comida, sin agua...

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Dani
    Menos mal que insististe y al final encostraste lo que buscabas, porque está muy guapo, imagínatelo ahora después de estas lluvias, tiene que ser una pasada...

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jose!!!

      Ufff, ahora debe de estar espectacular este barranco, no me importaría volver a perderme otra vez para ir a verlo jajajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Dani,lo que está claro es que debéis de volver cuando tenga agua, a ver si es blanca como la leche, jajaja.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Abi!!!

      Blanca no se jajaja, pero seguro que con las lluvias de estos días debe estar aquello precioso, más aún.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Hola Dani!Es barranco parece espectacular. Con agua debe ser una pasada. Menos mal que el tramo final tenía líquido elemento.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡¡¡Hola Emilio!!!

    Si, con agua este barranco debe ser aún más espectacular, pero es lo que pasa con estos barrancos de caudal estacional, que cuando llevan agua ya hace frío para hacer barranquismo jejeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. ¡¡¡Dani!!!
    Sois unos intrépidos!!!
    Jolin!!!! que pasada de barrancos!!!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡No me lo puedo creer!!!
      Se ha publicado el comentario!!!!!!
      BIEN, BIEN, BIEN, BIEEEEEEEEE!!!!!!

      Eliminar
    2. ¡¡¡Hola Toñi!!!

      ¡¡¡Ostras Toñi!!! no sabes el alegrón que me ha dado ver tu comentario publicado aquí ¡¡¡por fin!!! ¡¡¡sin intermediarios!!! jajajaja.

      Un beso grande.

      Eliminar
  8. Menos mal Dani que de vez en cuando las nuevas tecnologías están hay para sacarnos de un error. Sufristeis un poco pero al final valió la pena visto lo visto. Que gozada se nota que disfrutasteis de lo lindo!!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jose!!!

      Si, por una vez el internet en el móvil sirvió para algo util, si no aún estaríamos dando vueltas por allí jejeje.
      Si la recompensa es un barranco como este, vale la pena sufrir un poco.

      Un saludo.

      Eliminar