27 de noviembre de 2012

Cueva del Túnel (Navajas)

Jueves 1 de noviembre de 2012

1 de noviembre, día de todos los santos, ¿puede haber plan mejor qué meterse bajo tierra? para la gente "normal" esto le puede sonar a disparate, pero para nosotros no.

Un mensaje de Jordi en facebook, una llamada (más bien un "guasap") de Jesús, "Dani, t'apuntes demà a fer una coveta? ¡¡¡vamos!!! ¡¡¡yo me apunto a un bombardeo!!!, así de fácil se fraguó nuestra visita a la Cueva del Túnel, mi segunda toma de contacto con el mundo de la espeleológia, una manera diferente de pasar un día festivo.





A eso de las diez de la mañana llegamos a la cantera en donde está ubicada la entrada de la cueva, ha amanecido un día soleadísimo, ideal para hacer alguna actividad al aire libre y nosotros lo vamos a "desperdiciar" metiéndonos bajo tierra, así que pegamos un bocado y nos equipamos con todo lo necesario para enfrentarnos a la Cueva del Túnel.


El nombre de la Cueva del Túnel se debe que a cuando se estaban perforando uno de los numerosos túneles del antiguo trazado ferroviario que unía la mina de Ojos Negros en Sierra Menera (Teruel) y el Puerto de Sagunto (Valencia), hoy convertido en la famosísima Vía Verde de Ojos Negros, se descubrieron diversas galerías que se han ido explorando y topografiando durante el paso de los años convirtiéndose en la susodicha Cueva del Túnel.


Ya puestos en faena y antes de meternos en la entrada "oficial" de la cueva, primero y a modo de calentamiento nos introducimos en un angosto agujero en la pared de la cantera que comunica mediante una no menos angosta galería que requiere ir unos 50 metros cuerpo a tierra con el susodicho túnel, yo entré unos metros, y la verdad, no lo vi claro, así que opté por saltarme el calentamiento.


Mientras mis compis deseaban feliz haloween a los ciclistas que pasaban por el túnel yo les esperé fuera y una vez salieron nos metimos en la entrada de verdad de la cueva, más estrecha si cabe, nuevamente no  vi claro eso de ir tantos metros en plan lombriz  incluso me entró algo de ansiedad, ¡¡¡ya no me hacia tanta gracia ese "bombardeo"!!!, así que me tuve que ceñir al "plan B" que era ir al mismo túnel, y allí por una gatera acceder a la digamos "entrada de los cobardes".


Jesús me acompaña para que no esté solo y al rato aparece por allí Jordi, los tres esperamos, intentando asustar sin éxito a los paseantes del túnel, en una pequeña sala a Guillem y a Jose Ángel que aparecen rápelando al cabo de un rato, una vez todos juntos nos arrastramos por una minúscula gatera (me lo tuve que pensar un par de veces) para introducirnos en una serie de galerías estrechas, pero que te permiten ir de pie, compaginadas con más gateras y pasos en los que es obligatorio esconder barriga para poder pasar.

La cueva en si no es que sea espectacular ni un dechado en formaciones, pero las citadas gateras y estrecheces, resbaladizas rampas, algunas trepadas, algunos pasos donde es obligada la contraposición unidas a lo "anchura" del lugar le dan un interés deportivo bárbaro, y requieren un buen esfuerzo físico, todo aliñado por el barro, mucho barro, que como dijo Jesús en un arranque de genialidad nos hizo parecer "cagallones por intestino grueso".
Por una zona más rica en formaciones y minerales e investigando cada galería y gatera llegamos a un punto en el que no podemos avanzar más, la cueva se acaba, es hora de volver atrás.

Salimos de nuevo a la luz, han pasado casi cuatro horas desde que entramos, pero es que estando ahí dentro, en la oscuridad, envuelto en el más absoluto silencio, amigos, el tiempo parece detenerse....


Ahí van las fotos ¡¡¡Espero que os gusten!!!



La entrada "falsa", izq. y la "oficial" der.

...y así 50 metros



Jesús, Jordi y un servidor en pleno posado, esperando a Guillem y Jose Ángel

Aparece Guillem

Volviendo a nacer

Otra gatera









Esto era una palomita, el moho se forma sobre ella

Tramo resbaladizo



Algunas formaciones

Fósiles minerales



Siniestro





Estrecho

¡¡¡Escondan barriga!!!

Zona de cortinas

¿Cuantos años habrán tardado en formarse?





Como cagallones por intestino grueso, literal

Otra gatera

Calcita

Pequeñas formaciones

Bonito bonito

Una especie de puente de roca

Otro

Vamos a ver que hay por aquí



Jesús, Guillem y yo





Mis piernas

Todo fue "muy limpio"

La Ropa, "pa" tirar

Jordi, Dani, Guillem, Jose Ángel y Jesús

Vídeo de Jesús saliendo de la cueva, para que veáis por donde no me atreví a pasar:




ANEXO:


En una de las numerosas veces que han entrado en la cueva, mis colegas Bolu y Guillem, descubrieron una sala que esconde un pequeño y precioso tesoro en forma de estalactitas, estalagmitas, cortinas y otras formaciones.
En esta ocasión y debido a la dificultad técnica del acceso no accedimos a ella, pero aquí os dejo con una pequeña muestra de estas espectaculares demostraciones naturales (fotos por cortesía de Guillem) Gràcies Guillem!!!


























16 comentarios:

  1. Ayvoy Dani:

    Me has dejado con la boca abierta, que angustia!!!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Aupa Fernan!!!

      Si ya lo dice mi madre "si te lo mandaran..." jajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Dani
    Te aseguro que yo tampoco hubiera entrado por ese agujero, después lo que hay dentro nos gusta pero esas estrecheces uuufff!!!

    Las fotos te han quedado muy bien, pero las de tu colega Guillem son bestiales.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jose!!!

      No sé, a lo mejor si me hubiesen dicho lo largo que era y lo que había aún, aún...pero cuando vi esa estrechez...ufff que angustia, xiquet.

      Alucinantes de verdad las fotos de Guillem.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Impresionantes las últimas fotos.. que formaciones mas bonitas, pero esos pasos tan estrechos... puf... solo de pensarlo me agobian...

    Saludos.
    Carlos (RyS)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Carlos!!!

      Si, lo que le he dicho a Fernan, cuando estás en esas estrecheces piensas "esto si me lo mandaran no lo haría" jajaja.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Hola Dani, no he conseguido ver el vídeo ni por el chrome, ni por el explorer, ya lo intento mañana.
    Una cueva como dios manda, para salir directos a la basura, porque no hay quien lave esa ropa, jajajaja.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Abi!!!

      ¡¡¡Ya está solucionado lo del vídeo!!! al final lo he colgado por el fiel vimeo.
      La ropa directa a la basura, la cámara vale lo que cuesta, por que con el barro que tragó y sigue funcionando, eso si, para sacarla a la luz no veas jajajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Qué interesante!!Yo sólo he hecho espeleo una vez y me encantó, pero es verdad que cuando llevas tiempo dentro da un poco de yuyu,jaja. Y más con esas gateras y todo ese barro,jajaj.Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Esther!!!

      Si, yo las dos veces que he hecho espeleo me ha encantado (aunque en esta pasé un poco de angustia al principio jeje) es una experiencia y una actividad totalmente diferente a cualquiera que puedas practicar al aire libre, aunque el precio sea tirar la ropa a la basura jajaja.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. ¡Hola Dani! Algo claustrofóbica sí que parece. Esas estrecheces no ayudan a entrar demasiado, pero aún habéis encontrado rincones bonitos. Las fotos de Guillem son preciosas. Lástima no haber llegado esta vez. Y barro había bastante. Todo sea por la afición.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Emilio!!!

      ¡¡¿¿Algo sólo??!!! En un baremo claustrofóbico del uno al diez, estaría rozando el diez jajajaja.
      Increíbles las fotos de Guillem, y con mucho mérito, bajarse allí a una sala de tan difícil acceso la cámara buena y el trípode para poder sacar instantáneas de tanta calidad.

      Ya lo dice el refrán, sarna con gusto...
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Que maravilla, seguro que no os importó nada terminar de barro hasta las orejas, jajaja...si no fuera por las estrecheces igual me la apuntaba...
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Sherpa!!!

      Ya se lo he dicho a mis compis, que a la próxima que no me lleven a una cueva tan estrecha, que joder, para ser mi segunda cueva me llevaron a un sitio que "pa" qué jajajaja...

      Un saludo.

      Eliminar
  8. M'encanta el "y al rato aparece por allí Jordi", doncs sí, la primera sí, però sort en la segona que teníem l'accés de cobardes perquè TELITA! Això sí, fou una passada i va estar genial per anar practicant les zones estretes i per sentir-se nàixer de nou...

    I per a colmo, per a que després diguen d'estos esports... Cap lesió i al dia després jugant a futsal esquinç de grau 2 llarg! grrrr

    A vore si fem algo ara al Nadal!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hei Jordi!!!

      "Que un elfo se adentre en la cueva, ¿y un enano no se atreva? No contarán tal cobardía de mi." jajajaja.

      Va ser una jornada repleta de bones anècdotes (i fang, molt de fang), com sempre que ens hem ajuntat, a veure quan fem la pròxima.

      Que et recuperes prompte d'eixe esquinç.

      Salut!!!

      Eliminar