11 de mayo de 2013

El Yelmo (1716 m.) y Circular por la Pedriza

Viernes 3 de mayo de 2013

Aprovechando que la semana pasada estuvimos de vacaciones en Madrid el pasado viernes nos acercamos a pisar por primera vez las montañas de esta comunidad, la montaña elegida fue el Yelmo en la Pedriza, lugar que para los buenos amantes de la montaña no necesita ningún tipo de presentación, pero por si acaso...un lugar salvaje a la par que precioso, plagado de enormes, espectaculares e inverosímiles formaciones graníticas y que nos dejó un grandísimo sabor de boca, y que espero que esta crónica os deje con ese agradable sabor también a vosotros.






Nuestro recorrido se inicia en el aparcamiento de Canto Cochino, al cual llegamos desde Manzanares el Real y tras superar el Puerto de Quebrantaherraduras, empezamos a andar, ya con vistas de el Yelmo, que piramidal visto desde allí asemeja a un volcán, pasamos por el puente de madera que cruza las bravas y limpias aguas (aquí sí) del Río Manzanares y enseguida encontramos una senda con marcas de GR  que va ganando altura entre las jaras y atisbando ya las primeras formaciones rocosas, que no son más que un aperitivo de lo que nos espera, le comento a Eva que no sé porque esta va ser una entrada con muchas fotos jejeje.



Puente sobre el Río Kwai...errr, digo Manzanares

Empezamos a ver los granitos de la Pedriza Anterior

Las Torres de la Pedriza

El Yelmo asoma tímidamente

Primeras y curiosas formaciones

Admirando el paisaje

Equilibrios naturales

Como de otro mundo

Vistas hacía la Maliciosa

Empieza el festival, que buena pinta tiene todo esto

Y tantas fotos (223 en la ruta, 88 en la crónica), porque al llegar a una zona conocida como la Gran Cañada a las formaciones y riscos que ganan en número y en la espectacularidad de sus formas se le suman ahora las cabras, primero unas cuantas en las alturas sentadas al sol y ajenas al vuelo de los buitres y luego un grupo de jóvenes cabritos que no parecen inmutarse ante nuestro paso y que incluso parecen posar ante la cámara.


Empezamos ver cabras...

...primero un grupo de cabritos...

...como este...

...y que no dudan en posar ante nosotros

Seguimos avanzando con buenas vistas detrás de nosotros

Alcanzamos a un pequeño prado donde encontramos dos bonitos caballos pastando y ahí dejamos de seguir las marcas rojas y blancas para empezar a seguir un PR que ya con un ascenso más acusado, con buenas vistas parciales del Embalse de Santillana,  nos lleva a una zona donde las formas de las rocas son más caprichosas si cabe, como si las hubiesen colocado así, a boleo, unas encima de otras y que en mi opinión es el tramo más bonito de esta Pedriza Anterior.
La visión de la mole del Yelmo ya no nos abandonará.

Llegamos a esta pequeña pradera...

...donde nos reciben estos caballos...

...pastando a su bola

El Elefantito

¿Sauron?

¿Otro elefante?

Monolitos

Disfrutando

Cualquier roca es buena para posar

La pared sur del Yelmo, cada vez más cerca

Lo dicho, disfrutando

Panorámica con el Yelmo y el Embalse de Santillana


Sin comentarios

Encajadas perfectamente

En todo momento flanqueados por las rocas

Rocas de todas formas y tamaños...

...colocadas al antojo de los elementos

Llegamos a otro bonito prado, esta vez ya a los pies de la imponente pared sur de el Yelmo, donde nos detenemos un momento a observar a las numerosas cordadas que la están escalando, pero sobre todo nos detenemos otra vez para fotografiar y grabar a las cabras, esta vez un nutrido grupo de machos de gran cornamenta, que tampoco se inmutan ante nuestra presencia, deben estar acostumbradas al paso de la gente las cabras aquí y una muestra es que dos jóvenes ejemplares se exhiben ante nosotros peleándose a modo de juego allá arriba sobre unos riscos, tal espectáculo nos deja atónitos tanto a nosotros como a un grupo de escaladores que bajaban, no os perdáis el vídeo que grabé  y que os muestro al final de este bloque de fotos, por que es digno de ver, en serio.



Una culebrilla

Escaladores en la pared sur del Yelmo

Más equilibrios

Todo muy estético en todo momento

Fotaza

Precioso ejemplar

A su rollo, como si no estuviésemos

Una gozada

Después de deleitarnos y limpiarnos las babas tras la "justa cabruna", nos disponemos a flanquear el Yelmo para atacar su cima, lo hacemos por el este -donde vemos otro buen grupo de cabras- para plantarnos en la cara norte del Yelmo, donde tras unas trepaditas llegamos a la estrechísima chimenea que da acceso a la cima.
La chimenea como digo es muy estrecha y requiere pasar de costado y no haber desayunado mucho esa mañana jejeje y solo tiene dos "puntitos clave" que se salvan sin problemas trepando en contraposición, básicamente las únicas dificultades que presenta la chimenea son la nieve que aún queda en ella y los "embotellamientos".
A mitad chimenea Eva decide no forzar debido a una lesión que arrastra en el aductor y decide dar marcha atrás, por lo que me voy solo hasta la cumbre.


La cara norte del Yelmo ya a vista

A ver si encontráis la cabeza del perro

¡¡¡A por el Yelmo!!!

Vistas...

...una parada para admirarlas...

...y posar, Eva, con los Fantasmas a su espalda

Y aquí está la chimenea...

...muy estrecha, llegar al punto donde estoy yo era la mayor dificultad...

...lo que quedaba era coser y cantar

Eva se quedó en este punto...

...yo seguí hasta arriba

Una vez salvada la chimenea solo hay que buscar el mejor camino entre los grandes bloques de granito, una pequeña trepada me deja en el vértice geodésico del Yelmo.
Esta montaña a pesar de su modesta altura posee unas muy buenas vistas, tanto de la Pedriza en su totalidad, como de Manzanares el Real, el Embalse de Santillana, la Maliciosa o la Cuerda Larga con las Cabezas de Hierro cubiertas de nieve.
La satisfacción de estar allí arriba no es total, me hubiese gustado compartir esas vistas y ese momento con Eva...


El Yelmo (1716 m.)

Vistas desde la cima: La Cuerda Larga

Embalse de Santillana

La Pedriza Posterior

No me demoro mucho en la cima, de nuevo reunido con Eva buscamos un lugar donde sentarnos a comer y compartir un bocata, porque el otro y con las prisas de meter las cosas en la mochila se me olvidó en el coche...
Allí decidimos no regresar por el itinerario de subida y hacerlo por la Pedriza Posterior y hacer así la ruta circular, gran acierto, porque en el siguiente tramo las formaciones adquieren un belleza que no sabría con que adjetivo describir, entre espectaculares, abstractas e incluso espectrales o fantasmales (de hecho a uno de esos riscos se les denomina los Fantasmas) y que dan rienda suelta a la imaginación a la hora de buscarles parecidos y comparaciones.
Y hablando de comparaciones,  hace un par de semanas en la crónica de la reciente ruta que hicimos en els Ports establecía una comparación de lugares como este, con formaciones rocosas y tal; Montserrat, Ciudad Encantada de Cuenca..., y sabiendo que íbamos a venir a la Pedriza dejaba en el aire esa comparación, pues bien, no le va a la zaga a los demás lugares, expectativas más que cumplidas.


La Cuerda Larga desde el pie de la chimenea

¿Huellas?, ¿Posavasos?

La cara norte - y malhumorada- del Yelmo

Dejamos atrás el Yelmo, aún quedaban algunos rodales de nieve

Un puente de roca

Un risco solitario

Puntiagudas y abstractas agujas

El Acebo

Cara este de los Fantasmas

El Acebo, desde cerca...

...y una vez superado

¿Un mono?

Una zona guapísima

Las Damas de la Pedriza

Ya metidos en la Pedriza Posterior el espectáculo sigue siendo sobrecogedor en cuanto a los granitos se refiere, un pronunciado descenso nos conduce a el amplio y herboso Collado de la Dehesilla, un lugar muy fotogénico y en el que no dudamos hacer unas cuantas fotos para quedar inmortalizados en el.


Descendiendo hacia la Pedriza Posterior

Las nieves de la Cuerda Larga a contraluz

Pronunciado descenso hacia el collado

Collado de la Dehesilla...

...muy fotogénico, con la Maliciosa detrás nuestra

En dicho collado enlazamos con el GR 10, el paisaje sufre un cambio ahora, ya que a los roquedos se le añade ahora un bonito bosque de pinos por el que bajan alegres las aguas del Arroyo de la Dehesilla, pero el mayor atractivo de este tramo es el Tolmo, una descomunal y gigantesca roca y que en la antigüedad se desprendió de cotas más altas hasta llegar a su ubicación actual, espero que la "chinita" no pillara a nadie debajo...


Los granitos se funden ahora con los bosques de pinos

El Pájaro

El Tolmo, brutal

A la altura del refugio Giner de los Ríos -al igual que la Renclusa, con burro incluido- abandonamos el GR para seguir un sendero que cruza el arroyo por un puente de madera y se introduce en un gran y precioso bosque de pinos y siempre con el curso de las cristalinas aguas de la Dehesilla a nuestra izquierda, después de estar toda la ruta andando entre abruptos roquedos se agradece caminar agradablemente por este paraje tan encantador, aunque el colofón y nota curiosa la pone un burro que iba por el sendero, como un senderista más, se colocaba detrás de la gente y en cuanto podía los adelantaba, suponemos que pertenecería al refugio y se sabía el camino al dedillo...y los llaman burros...


Burro en las inmediaciones del refugio

Y otro cruzando el puente para acceder al bosque

Por el bosque

El burro "senderista"

La madre naturaleza es sabia y geométricamente perfecta

De aquí y hasta el final por el bosque

Y así por este bosque, acompañados siempre por el murmullo incesante del agua, deleitándonos con las últimas formaciones rocosas, con otro grupo de cabras y con alguna que otra cascada que se forma en el arroyo llegamos de nuevo al puente del principio que cruza el Manzanares y de ahí al coche para posteriormente irnos a Manzanares el Real, a visitar su castillo y a tomarnos una cervecilla y dar por finalizada esta gran ruta que nos ha servido para descubrir la Pedriza y las montañas de Madrid.


Un saludo a tod@s.



Admirando las últimas formaciones

Llegando al final

De nuevo el puente sobre el Manzanares

Un penúltimo vistazo al Yelmo...

...porque el último lo hacemos desde el castillo de Manzanares el Real



ALGUNOS DATOS Y NÚMEROS DE LA RUTA:



  • Longitud: 11'54 kilómetros.
  • Altura mínima: 1006 metros.
  • Altura máxima: 1716 metros.
  • Máximo desnivel ganado: 703 metros.
  • Desnivel acumulado: 832 metros, tanto positivos como negativos.
  • Duración: 5 horas 47 minutos en total, de las cuales 4 horas y 6 minutos en movimiento.
  • Dificultad: Media tirando a baja tanto física como técnicamente, aunque la chimenea de acceso a la cima puede presentar problemas a gente poco acostumbrada a desenvolverse por este tipo de terrenos.
  • Observaciones: No encontramos agua en la primera parte del recorrido, abstenerse de realizar esta ruta en fechas más calurosas o con el terreno mojado.
  • Ruta realizada basándonos en tracks de LosK2delasKumbres y Mapache Team y el libro "50 Ascensiones Clásicas" de Raúl Lora del Cerro, Desnivel Ediciones.





   
TRACK EN WIKILOC:


Puntua esta ruta

26 comentarios:

  1. ¡Qué ganas de acercarme a la Pedri de una vez!
    Muy bonita vuelta Dani, y muy interesante.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jony!!!

      Íbamos con las expectativas altas, pero no esperábamos tanta espectacularidad, un lugar único.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Toda una pasada la Pedrizas. Que acumule de rocas mas chulo. La verdad que la Sierra de Madrid es tremenda, pero asusta un poco, ya que cuando hace buen tiempo como pasa ahora y todo el verano, es un peregrinar de gente y masificación popular que tira para atras. Por lo menos en mi caso.
    Yo posiblemente haga este año las lagunas de Peñalara, pero será más en Otoño camino de Invierno.
    Un saludo Dani.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Toni!!!

      Ya te digo, nosotros fuimos en viernes y nos encontramos con mucha gente, no quiero imaginármelo en fin de semana, bueno, al ser fiesta en Madrid el jueves mucha gente tuvo puente.
      Respecto a la ruta, preciosa, ahora me queda pendiente alguna invernal por Peñalara, aunque la Maliciosa también tiene muy buena pinta.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Ayvoy Dani:

    Hoy domingo no he salido al monte, pero recorriendo contigo el Yelmo parece que he andado por ahí.
    Vas a tener que llevar dos cámaras, a este paso no te van a caber en el blog.
    Lo de las cabras puro espectáculo, y la foto de los pequeños genial.

    Un abrazo compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Aupa Fernan!!!

      Nunca había tenido la posibilidad de estar y fotografiar tan cerca a unas cabras, deben de estar muy acostumbradas a el paso de mucha gente, pero de ahí a exhibirse como se exhibieron, ufff, fue un momento espectacular.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Joer, que guapo too. Que ganes de ponese los gatos por ahí y trepar a cuatro pates, porque paez que nun hai otra manera con ese nivel de adherencia, jeje.

      Lo de les cabres... ya fue superior. Una pasada de ruta.

      Norabona

      Eliminar
    3. ¡¡¡Hola Berto!!!

      Si, una chulada de zona, debe ser una gozada escalar ahí, vamos, escalar en el mismo sitio donde escala Carlos Soria...

      Un abrazu.

      Eliminar
  4. Hola Dani, ostias la Pedriza!!!. Me enamoró cuando la visité hace unos añetes,para probar la escalada (de adherencia, La Tortuga" stressanteeee a tope pero divertido) y el sector El Cancho de los Muertos (muy recomendable, te puedes perder....ahora con GPS es otra cosa), pero el Yelmo lo dejamos para otra ocasión (y ya han pasado nueve años....ja jaja). Magnífico reportaje, tu crónica super-leible, y el video, GENIAL!!. Qué bueno ver a los machos dandole a la cornamenta. Las fotos chulísimas.Me ha encantado esta entrada.
    He leido tu "rocambolesca" entrada del Barranco del rio Carbó : seguro que son los inquilinos de las Masías....pues mira, ponen en peligro la vida de los demás!.que les molestará que la gente disfrute rapelando las cascadas....vamos, ni que hubiera una afluencia masiva....que no es la entrada a Disney!. Vaya faena que os hicieron. Por cierto, una pasada de paraje, Villahermosa del Río.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Anuxa!!!

      Pues cuando vuelva a Madrid pues habrá que probar la escalada en la Pedriza, aunque nos dijeron que por allí las vías "aprietan" bastante jejeje, y visitar el Cancho de los Muertos, y Peñalara, la Maliciosa...¡¡¡cuantas cosas!!!.
      Lo del Río Carbo, pues mira, lo podemos contar, pero da mucha rabia que pasen estas cosas, he pensado muchas veces en volver allí y cortar las gomas que gastan para abastecerse de agua tomándola del río, pero sería rebajarme a su nivel y no es mi estilo.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. muy buena la entrada,yo disfrute mucho por allí y el guarda del refugio es un tio muy majo,por cierto,creo que es burra.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Fosi!!!

      Pues habrá que volver para conocer al guarda del refugio, además me encantó la zona.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Dani, buena entrada... una buena forma de conocer la pedriza... vaya placas! Que gran escena salvaje con las cabras, por cierto no he visto el perro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Pedro!!!

      Pues habrá que organizar alguna escapada para probar esas placas, aunque me dijeron que aprietan bastante allí las vías.
      Lo de las cabras, no tiene precio...el perro (la cabeza) a la izquierda del Yelmo.

      Un saludo.

      Eliminar
  7. Vistas muy bonitas,y tiene que ser una pasada esa ruta un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Juan Carlos!!!

      Un lugar realmente único y espectacular, 100% recomendado.

      Un saludo.

      Eliminar
  8. Hola Dani
    Una zona diferente y muy guapa en la que a cada formación rocosa le puedes adjudicar cualquier animal o figura....muy curioso.

    Cada cosa tiene lo suyo y esta concretamente también está muy guapa.

    El río súper limpio, como mola...

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jose!!!

      En este tipo de rutas ejercitas cuerpo y también mente jejeje.

      Como dice Rafa abajo es sorprendente que a media hora de la capital se encuentre un lugar tan espectacular como este.

      Mola ver el río así, ¿eh?, porque no veas como pasa por Madrid...

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Parece mentira que a media hora de la capital, tengamos esta maravilla granítica. Guapa excursión Dani, cuando vuelvas, la chimenea será el juez que determine tu estado físico.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Rafa!!!

      Si que parece mentira, si, que tan cerquita tengáis este lugar tan espectacular y una sierra tan bonita, ¡¡¡esa Maliciosa!!!, ¡¡¡qué buena pinta tiene!!!.
      Un buen baremo esa chimenea para medir barriguitas jajajaja.

      Una lástima no tener decidido de antemano el día que íbamos a ir a la Pedriza y no haberos avisado a ti y Carlos.

      Un saludo.

      Eliminar
  10. Hola Daniel
    Fantastica combinacion, de rutas é información, la verdad que a nosotros se nos quedo un pelin corta solo ida y vuelta, por el mismo trazado, pero no nos quejamos, así podremos hacerla mas veces y con otras variantes. Y por si te sirve de consuelo, (que seguro que no) en tú caso no subió la chimenea tú compi Eva y no pudo disfrutar de la zona del geodésico y en mi caso no subió mi cuñao K1 y también solo por esos parajes del geodésico, pero bueno.
    Venga un saludo y a la montaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces si tu cuñado es K1...¡¡¡Hola K2!!! jejeje.

      Mola mucho la Pedriza, vuestra crónica me sirvió de mucha ayuda a la hora de preparar esta ruta, es una zona espectacular y por lo que vimos con muchisímas más posibilidades.
      Bueno, al no subir Eva, es la mejor excusa para volver jejeje.

      Un saludo.

      Eliminar
  11. ¡Hola Dani! Espectacular zona y espectacular entrada. Un paisaje totalemnte diferente al nuestro. El paisaje granítico tiene esa espectacularidad producida por la erosión y los componentes del granito. De niño frecuentaba una zona de la Sierra de Gredos que tenía esa misma apriencia por estar formada de rocas graníticas. Has recordado mi niñez.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Emilio!!!

      Vaya, me alegro de que esta entrada te haya recordado tu niñez.

      La verdad es que cuando vemos algo diferente a lo que estamos acostumbrados a ver, esto nos sorprende aún más, la Pedriza y la Sierra de Guadarrama son espectaculares, se han merecido que les hagamos más visitas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Hola Dani.

    No hace mucho vi un recordatorio en el blog, de vuestra estancia en la Pedriza, y no he podido resistirme echarle un vistazo.

    Veo que tirasteis por la clásica subida al Yelmo, que siendo muy bonita, casi es la parte menos atractiva de la Pedriza, sobre todo el tramo inicial por el que va el GR, hasta la Gran Cañada.

    Lo de las cabras, es para flipar, las pobres están más que acostumbradas a las personas, son miles, las que pasan cada fin de semana, por esa zona, así que no les queda otra que aguantarnos, e ir a su bola.

    En la zona de la pradera del Yelmo en la cara S del Yelmo, hay una fuente para poder coger agua, en cuanto al Yelmo, es una subida muy sencilla, lo peor sin duda es el atasco que se forma en la fisura, pero la fisura es sencilla, si se sabe utilizar bien la técnica de oposición, eso si, tan estrecha como decían, o yo estoy como un fideo, o no es para tanto, vamos, que yo me daba la vuelta en la zona más angosta, jaja.

    Lo que si que tiene el Yelmo, son unas vistas cojonudas de toda la Sierra de Madrid, y de las que la circundan.

    Por ponerle nombre a algunas de esas figuras, el puente de roca es el arco de Cuchilleros, el risco solitario es Caperucita, el mono es Snoopy, y las cuatro damas, son la cara y las cuatro damas.

    Para mi el tramo más bonito, es el que os falto, el que va desde el collado de la Dehesilla, hasta el collado de la Ventana, un tramo atlético, con multitud de formaciones rocosas, y por algo que sorprende al que visita por primera vez este lugar, por la gran masa forestal que hay, y es que además de mucha roca, hay mucho bosque, y en ese tramo hay un robledal fantástico, por no hablar de la pared de Santillana.

    Sin duda la Pedriza, engancha y enamora, yo ya tengo, ganas de volver esta primavera.

    Salud y Montaña!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, pues guardas muy bien la línea si pudiste darte la vuelta en esa estrechez jeje.
      Muy guapa la Pedriza, la verdad es que siendo Eva de Madrid tiene un poco de delito que no hayamos vuelto a Guadarrama, pero la verdad es que vamos poco a la capi, yo aborrezco las grandes ciudades y Eva ya no cambia la vida en un pueblo pequeño por nada del mundo jeje. Pero si se vuelve a terciar volveremos a hacer montaña por allí, y ya no solo a conocer la Pedriza que se nos quedó pendiente, sino también hacer alguna de las cimas más representativas de la sierra, como puedan ser la Maliciosa o Peñalara.
      Respecto a las formaciones, allí va uno con la imaginación un poco suelta y encuentra parecidos y formas por doquier, es espectacular.

      Un saludo.

      Eliminar