27 de junio de 2013

Nacimiento del Río Arcos, Picón del Buitre (1956 m.) y El Morrón (1870 m.)

Sábado 22 de junio de 2013

Jornada de reencuentros, primero con los colegas de Trotasendas, con quien no compartía ruta desde hacía más de un año, y con la provincia de Teruel, en la que no había ruteado desde principios de año.
Nos escapamos esta vez a la localidad de Arcos de las Salinas en la comarca turolense de Gúdar-Javalambre, donde realizamos una gran y variada ruta en la que entre otras cosas visitamos el nacimiento del Río Arcos y subimos al Picón del Buitre.






Nuestra andadura de hoy arranca con agradable temperatura en las calles de Arcos de las Salinas, nada más abandonarlas encontramos el sendero fluvial Desiderio, bonita senda de frondosa vegetación -buenos ejemplares de chopos-  paralela al Río Arcos que baja hoy muy revoltoso debido al tormentón del día anterior y que en un par de ocasiones nos obliga a hacer peripecias para poder cruzarlo y evitar así un remojón de pies.
El sendero fluvial llega a su punto final en la pequeña pero bonita Cascada de los Baños, donde el agua se desploma con bastante fuerza, formando junto con otros pequeños saltos de agua circundantes un buen espectáculo acuático.


Arcos de las Salinas, bonita población, punto de inicio de nuestra ruta

Empezamos a caminar, varios charcos atestiguan el tormentón del viernes por la tarde

Senda  Fluvial Desiderio, nos quedamos con las ganas de saber quien era el tal Desiderio, más que nada por que el panel donde lo explicaba estaba ilegible

Una zona más abierta del sendero, después de la tempestad llegó la calma, cielo despejado, bonitas montañas en el horizonte

Encontramos varios y buenos ejemplares de chopo, he aquí un ejemplo

Una autentica gozada caminar entre tanta vegetación y acompañados por el curso del agua

Por momentos el río adquiría tintes "junglescos"

Como veis bajaba revoltoso hoy, inutilizando el paso por los bloques, imposible pasar por ahí a no ser que quisieras darte un remojón de pies

Por suerte este tronco nos vino de perlas, aunque no había que fiarse mucho, pues estaba bastante resbaladizo

El colorido de este sendero en otoño debe se una pasada

Cascada de los Baños

Pequeña cascada, pero en la que el agua se desplomaba con mucha fuerza, el vídeo que adjunto al final de este bloque de fotos da fe de ello

Otros arroyos con pequeños saltos de agua alimentaban hoy el río

Más arriba de la cascada y hasta el nacimiento del río vimos varios saltos de agua, éste es uno de ellos

A partir de la cascada empieza un largo tramo de pista forestal, por suerte este tramo tiene bastantes puntos de interés y no se hace monótono en ningún momento, iremos siempre bordeando el río y pasaremos por lugares como la Fuente de los Baños donde hay un refugio, veremos antiguas piscifactorías o veremos curiosas formaciones rocosas como unas puntiagudas y verticales placas en donde hay montadas algunas vías de escalada.
Pero sin lugar a ninguna duda lo mejor de este tramo son los Cuchillos, una espectacular sucesión de afiladas agujas y que forman una cresta que asemeja a la cola de un dragón, y en la que el curso del río ha tallado una gran brecha, un lugar de increíble belleza y muy fotogénico.


Afrontamos ahora un largo tramo de pista, al fondo aparecen unas curiosas y atractivas rocas

Aquí vistas desde abajo mismo, donde habían unas vías de escalada deportiva

De inmediato divisamos en la distancia esta preciosidad de cresta, nos morimos de ganas por llegar allí

Nos desviamos de nuestro camino para ir a verla, su nombre, los Cuchillos, y bien afilados

Una pasada, el curso del río con el paso del tiempo ha tallado esta brecha 

Otro salto de agua en plena brecha

La brecha desde el otro extremo
Seguimos por la pista, que se pone ya en franco ascenso y dejando el cauce del Río Arcos cada vez más abajo, así llegamos a su nacimiento, y nunca mejor dicho, puesto que brota desde el suelo por una surgencia, caprichos de la naturaleza.
A la sombra de unas de las masías abandonadas que por allí hay hacemos la parada para el almuerzo, tras habernos ventilado los bocatas empezamos la ascensión al Buitre, nuevamente por pista forestal, que aunque transcurre entre pinares y con buenas vistas la andadura por ella empieza a resultar monótona.


La cresta de los Cuchillos, mientras seguimos avanzando por la pista

Otra puntiaguda formación se muestra altanera ante nosotros

Vamos ganado bastante altura, allá abajo quedan los Cuchillos, la brecha y la formación de la foto anterior

Llegamos al pequeño valle donde está el nacimiento del Río Arcos

Aquí está, el nacimiento del Río Arcos, como si de la nada surgiese, el agua brota limpia y cristalina desde este punto...

...y empieza a correr tímidamente valle abajo, parece mentira que más abajo bajara con tanta fuerza

Iniciamos la ascensión al Buitre, lo hacemos por una ancha pista forestal

Las vistas como estas hicieron que este tramo valiese la pena y no se llegara a hacer monótono

Pero por suerte llegamos a un punto donde encontramos un enorme hito tras el que arrancan unas marcas amarillas que no dudamos en seguir, estas marcas sin llegar a hilar un sendero definido nos orientan por dentro de una torrentera primero y por un espeso y con manto herboso bosque de pinos después, para acabar saliendo a una zona más abierta en la que la altura empieza a hacer estragos respecto a la vegetación y en la que empezamos a gozar de unas muy buenas vistas, estamos cerca de la cima.


Abandonamos la pista y empezamos a seguir unas señales amarillas que nos guían a través de esta torrentera

Más adelante, cuando nos introducimos en el bosque pasan a guiarnos estas estacas amarillas

Entrando en un bonito bosque, era cuando más cascaba el lorenzo, agradecimos de verdad caminar por ahí

De vez en cuando se abrían claros en el bosque, era una gozada caminar por estas pequeñas praderas

Comentábamos que cuando nieve esta zona debe estar preciosa

Pinos como este delataban que estábamos a bastante altura

Raúl junto a un curioso pino, disfrutando de las vistas

Grandes vistas en el horizonte, más cercano parece el Morrón, al que subiríamos después 

Entramos a partir de entonces en la que es la parte más espectacular de toda la ruta, un autentico parque de atracciones para montañeros inquietos como nosotros, un entramado de canales y corredores rocosos y repletos de curiosas formaciones, que dieron rienda suelta al explorador y también al crío que llevamos dentro investigando cada rincón de este lugar, incluso dos de estos corredores están comunicados mediante una estrecha grieta que no dudamos en cruzar, como no, y con razón, esta zona se llevó la mayoría de las fotos que echamos durante la jornada.


Entramos en la zona de las canales, ésta es la primera y más impresionante

Raúl y Jose cruzándola, es inevitable no ir mirar todo cuanto nos rodea

Esta canal más estrecha comunica con el que es el corredor principal

Jose en acción

Caprichosas formaciones engalanan aún más este paraje tan salvaje

Otro corredor entre el primero y el principal

Corredor principal, este mucho más ancho, lo bautizamos como "mini-Enforcadura"

Otra canal que comunicaba el corredor principal con el del medio, menudo lío, ¿no?

Estrechísimo corredor central, con piedra en equilibrio incluida

¿Comunicará esta grieta los dos corredores?

Vamos a comprobarlo, aunque esos bloques empotrados no inspiren mucha confianza

Efectivamente, estaban comunicados, el rostro de Raúl escenifica a la perfección como nos lo estábamos pasando

Avanzamos por un corredor más ancho y tras superar una serie de fáciles trepadas y cruzar una pequeña brecha llegamos a la antecima del Picón del Buitre, desde allí ya gozamos de unas fantásticas vistas y divisamos ya nuestro objetivo, reconocible por las construcciones que se están realizando allí arriba, que en un futuro conformarán un observatorio astrofísico.
Unos minutos después nos plantamos en la cima, que se encuentra vallada, pero el guarda nos dice que podemos pasar sin problemas, al dar un garbeo por allí a uno le da la sensación de encontrase en el área 51 o cualquier base secreta yanqui..., una pena, otra cima invadida, pero sacamos tres conclusiones positivas, una, aunque estas ensucian estéticamente la cima, las edificaciones no enturbian en exceso las magnificas vistas que esta montaña nos ofrece, dos, una vez se termine el observatorio y según nos comentó el guarda  no vallarán la cima, y tres, por lo menos esta "invasión" se realizará para bien de la ciencia y no como en otras cimas "prohibidas" como Aitana o el Puig Major, vedadas e incluso reducida de tamaño esta última por instalaciones militares.


Volvemos al corredor principal y continuamos la marcha

Afrontamos ahora un tramo de ligeras trepadas, mirad la pedrera de abajo, ¿comprendéis ahora lo de la "mini-Enforcadura"?

Otro pequeña canal que tenemos que cruzar

Antecima del Picón del Buitre, espectaculares vistas desde allí

Ahí lo tenemos, el Picón del Buitre, con su observatorio astrofísico

Vamos para allá, Raúl toma la delantera, anchísimo y pelado de vegetación cordal cimero

Jose, con extensas vistas a su espalda

Picón del Buitre 1956 m., esta vez conquistamos una cima invadida

Nuevo vértice a la "butxaca"

Bienvenidos a el área 51

Tras estar un buen rato admirando la vistas  y charlando con el guarda abandonamos la cima y volvemos sobre nuestros pasos hasta la antecima, allí empezaremos a seguir unos hitos que ya en descenso nos llevarán a los pies del Picón de la Cruz o Morrón, un promontorio del Picón del Buitre y a cuya cima llegaremos tras unas trepaditas, una vez arriba hay más sensación de cima y es más abrupta esta que en la del propio Buitre y las vistas siguen siendo fenomenales.
Destreparemos lo trepado y aprovecharemos la buena sombra de los pinares para hacer allí una larga y necesaria pausa para comer.


Más vistas, y nuestro siguiente objetivo el Morrón, bajaremos campo a través hacia él

Campo a través, si, pero sin apenas dificultades

El Morrón, a tiro, solo tenemos que cruzar ese pinar y trazar por donde hincarle el diente

Jose bajando al pinar...

...y trepando hacia la cima

Ahí estamos, en lo más alto

El Morrón o Picón de la Cruz 1870 m.

Mucha más sensación de cima que en el Picón del Buitre, y también muy buenas vistas

Ya de nuevo en marcha afrontamos ahora un largo tramo monte a través primero por zonas boscosas y luego por otra zona de matorral donde es más complicado avanzar.
Un corto tramo de pista nos lleva a seguir una serie de veredillas animales que pronto se pierden y es donde empieza el tramo más confuso de toda la ruta, ya que vamos constantemente por terreno incómodo y completamente fuera de senda que nos obliga a ir muy pendientes del GPS, hasta que por fin encontramos el trazo de un viejo y perdido camino que nos permite avanzar con más relativa comodidad.


Con el estómago lleno y contentos ¿tendría algo que ver el vino? empezamos un larguísimo tramo  monte a través

Espectaculares vistas

Una parada al llegar a un corto tramo de pista, paisaje típico de Javalambre

Siguiendo ya el trazado de un antiguo camino, enfrente nuestro el Morrón y detrás asoma tímidamente el Picón del Buitre

Los pinos cercen en las paredes del barranco de nuestra izquierda

Volvemos a ver en la distancia la cresta de los Cuchillos

Acabamos encontrando un camino más transitable que nos acaba llevando de nuevo a la cresta de los Cuchillos, mucho más espectacular vista desde esta perspectiva y con la luz de la tarde, nuevamente se llevan una más que merecida buena sesión fotográfica.


Cresta de los Cuchillos, más espectacular vista desde esta vertiente

La brecha desde las alturas

Aquí, abusando del zoom

Un tesoro de lugar

Fotografiando la "Cola del Dragón"

Nuevamente por el camino de la mañana volvemos a la Cascada de los Baños, donde esta vez decidimos regresar a Arcos de las Salinas siguiendo dicho camino y que transcurre paralelo a la senda Desiderio.
De nuevo en Arcos de las Salinas, obligatoria parada en el bar a por la reconfortante cerveza para celebrar esta gran y variada ruta que viene a demostrar una vez más eso de que Teruel existe!!!

Un saludo a tod@s.


Las placas que vimos por la mañana, somos muy pequeñitos a su lado

Desde aquí asemejan también a la cola de un dragón

Ermita de San Roque en Arcos de las Salinas


DATOS Y NÚMEROS DE LA RUTA:


  • Montañeros: Jose, Raúl y yo.
  • Longitud: 23 kilómetros.
  • Altura mínima: 1066 metros.
  • Altura máxima: 1956 metros.
  • Desnivel acumulado: Unos 1000 metros, tanto positivos como negativos.
  • Duración: 9 horas y 39 minutos en total, de las cuales 6 horas y 5 minutos en movimiento.
  • Dificultad y observaciones: Media en cuanto a físicamente se refiere, por kilometraje y desnivel, técnicamente media debido a algunas trepadas fáciles previas a la cima de ambos picos ascendidas y por los tramos de campo a través en la segunda parte de la ruta, recomendable el uso del GPS, encontramos agua en la Fuente de los Baños al principio de la ruta, en el nacimiento del Río Arcos y en la Fuente la Mina, al final casi de la ruta.
  • No os perdáis la crónica en el blog de Trotasendas.







TRACK EN WIKILOC:


16 comentarios:

  1. Muy guapa y variada, con sendero fluvial, nacimiento con surgencia y subida a picos. Teruel no solo existe sino que es tremendo. Toda esa parte de Javalambre es continuación de la Serranía baja de Cuenca, como estribaciones sureñas del sistema ibérico. El río Arcos cuando entra en la provincia de Cuenca en el valle de la Orchova, cerca de Sta. Cruz de Moya, hace una cañón cojonudo de los de desfiladero. Por ahí teneis otras buenas rutas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Toni!!!

      No sé si será el mismo cañón que mencionas, pero recuerdo que hace poco vi en televisión un reportaje sobre un cañón en el Río Arcos y la verdad es que era estrechísimo, y el agua bajaba con mucha fuerza, me apunto esas rutas que propones.
      Teruel es un tesoro en cuanto a espacios naturales se refiere, de las veces que estado allí de ruta, a mi nunca me ha defraudado, no entiendo lo infravalorado que está.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Cuanta razón tienes Dani, Teruel existe y sobre todo para nosotros los montañeros. Buena crónica por fin he sacado tiempo para leerla tranquilamente(últimamente no tengo mucho tiempo para internet). Fue una ruta estupenda con abundantes sorpresas, paisajes magníficos y encima tuvimos suerte con las temperaturas y la gasolina jajajaja. Además con ella tuvo lugar un reencuentro que se había prolongado demasiado, me alegro mucho de haber vuelto a compartir senda contigo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jose!!!

      Es verdad, había pasado demasiado tiempo desde nuestra última ruta juntos, y eso no podía ser, yo también me alegro mogollón de haber vuelto a patear con vosotros.
      Pero ya ves, nos volvimos a juntar y la volvimos a liar jejeje, una ruta que tuvo de todo, su bonito paseo por el río, una ascensión, paisajes espectaculares y sobre todo aventura en esos pasadizos y en el tramo de campo a través...ah!!! y con la intriga añadida de si llegaríamos a la gasolinera jajajaja.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Muy buena esa excursión al Buitre, yo que soy un enamorado de la Sierra de Javalambre, pienso que es la cumbre por antonomasia de la misma. Cierto que las nuevas instalaciones atentan su entorno pero como bien dices hay que contribuir con la ciencia. Lejos quedan los tiempos en los que existía un pequeño refugio y una caravana en la cima (viendo tu entrada repase mis viejas fotos) Y una pregunta ¿Subiendo encontrasteis el denominado Pozo del Buitre? En una ocasión bajando si que di con el.
    Lo dicho buena excursión y bonitas fotos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Javi!!!

      Pues no, no vimos el pozo de que tu dices, queda pendiente investigar y buscarlo la próxima vez que volvamos.
      Yo al Javalambre no he subido, pero viéndolo desde el Buitre tiene más sensación de cima el Buitre mismo o el Falso Javalambre, aunque el observatorio este le quite el toque salvaje que tiene esta cima.

      Gracias por tu comentario, un saludo.

      Eliminar
  4. Ayvoy Dani:

    Otra cima tomada por los hierros y el cemento, esta bien que sea para la ciencian o para lo que sea, pero no se podría poner en algún otro sitio más discretamente camuflado?
    Por lo menos ya estuve en esa cima cuando estaba virgen. Aunque ese recorrido por el valle del río está muy chulo y no lo conocía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Aúpa Fernan!!!

      No estoy defendiendo que se revienten las cimas como si fueran las costas, y estoy de acuerdo contigo, se podrían poner estas cosas (antenas etc) en otros lugares donde no dañaran visualmente (aunque al final también lo acaban haciendo directamente) el entorno, a lo que me refería es que al menos dentro del daño hecho pues no es con fines tan horribles como son los militares.

      Al menos el resto de la ruta y la propia ascensión compensan con creces.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Vueltorro guapo, Dani!
    Qué capacidad tenéis para encontrar pasos angostos macho, jejeje.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jony!!!

      Pensabamos que al atajar por las marcas amarillas nos saldría una ruta más corta, pero al contrario, nos salió unos 2 kilómetros más larga de lo esperado.
      Tenemos un imán, si, jejeje.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. ¡Hola Dani! Espectacular escenario para un ruta con MAYÚSCULAS. Parajes maravillosos adornado con espectaculares fotos. Enhorabuena a todos por vuestras entradas. La de Trotasendas también me encantó.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Emilio!!!

      Una ruta que sorprende a cada paso, y es que la provincia de Teruel nunca defrauda, tenemos suerte de tenerla aquí al lado.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hey Dani!!. Hacia tiempo que no me llamaba tanto la atención una rutona como ésta!!.
    Una crónica muy amena acompañada de unas fotografías preciosas!!. Me encantan los chopos y además una andadura refrescante, que ya hace apretón, yá! Arcos de las Salinas me ha enamorao", la cresta de los cuchillos, el pico del Buitre, la "otra brecha de Roland".....MARAVILLOSO TERUEL!!. Enhorabuena y gracias por ofrecernos salidas siempre tan interesantes!.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hey Anuxa!!!

      Pues si quieres echar un vistazo a todas las que he compartido con Trotasendas son todas de este estilo.

      Como ves esta ruta tuvo de todo y muy bueno, aunque para el remojón o chapuzón pues no hacía aún la temperatura para ello jejeje, vaya, cuando llegamos a ella también comparamos a la brecha de los Cuchillos con la de Roland, salvando las distancias eso sí jejeje.

      Nada, para mi es un placer compartir nuestras aventuras con todos vosotros.

      Un saludo.

      Eliminar
  8. Hola Dani
    Como molan esas trepadas en la subida al Buitre, nosotros estuvimos por allí y nos gusto mucho la zona, aunque nos falta conocer a ese Buitre jajaja, esos cuchillos son una pasada, también creo que habéis visto más agua de la que vimos nosotros. Desde entonces no hemos vuelto por allí y no será porque no nos gustó, pero bueno, ya veremos habrá que volver cuando se pueda.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jose!!!

      Hubiese disfrutado como un crío en esa zona anterior a la cima del Buitre jejeje.

      La verdad es que la ruta fluvial mejor hacerla tras lluvias o en otoño, puesto que con la hoja de los chopos en el suelo debe estar preciosa.

      Un abrazo.

      Eliminar