4 de octubre de 2013

Penyagolosa (1815 m.): Ascensión por la Canal Sur, Atardecer, Vivac y Amanecer en la Cumbre

Sábado 21 y domingo 22 de septiembre de 2013

Tras un largo periplo pirenaico tocaba retomar las actividades y las rutas por Castelló, y que mejor sitio para hacerlo que el Gegant de Pedra Penyagolosa, emblema montañero del País Valencià, y al que todavía no habíamos subido este año, así que era cuestión de  hacerlo a lo grande, con ascensión por la canal sur, atardecer, cena y vivac, y espectacular amanecer en la cumbre, un plan fantástico para pasar un fin de semana fantástico en fantástica compañía y en una montaña fantástica.







Como es habitual cada vez que vamos a Penyagolosa nuestra ruta comienza en el Ermitori de Sant Joan, allí llegamos pasadas las dos de la tarde, justo a hora de ventilarnos el bocata sentados en "el Peiró" tras lo cual nos cambiamos y acabamos de dar los últimos retoques a las mochilas.

Con la idea de ver el ocaso desde la cima nos ponemos en marcha, no sin antes saludar y charlar ¡¡¡qué sorpresa!!! con Fran, Roberto y Xavier de GatovaLibre, que habían hecho la canal por la mañana, haremos el mismo itinerario que las otras veces que hemos subido a Penyagolosa por la canal, así que no me entretendré demasiado en explicar el recorrido, subiremos por la Lloma del Conill, siguiendo la senda paralela a los barrancos de la Teixera y de la Cambreta, tenemos bastantes horas por delante antes de que atardezca, así que nos lo tomamos con calma, disfrutando del paisaje y los bosques y de lugares como la Font de la Cambreta o de las vistas de los Cingles de Marcén, incluso nos entretenemos recolectando unos robellones, que si lo llego a saber traigo unas gotitas de aceite para freírlos por la noche en la cena...


¡¡¡Mochilas preparadas...

...y en marcha!!!, por el PR-CV 79...

...por la Lloma del Conill...
...paralela al Barranc de la Teixera


La cara más amable de Penyagolosa ante nosotros, antes de cruzarnos con otro grupo de excursionistas

Font de la Cambreta, rendida ante los rigores del verano, pronto volverá a estar rebosante de agua...

...aún así el lugar donde está sigue siendo encantador

Ephippiger ephippiger, vulgo chicharra alicorta, en vano ejercicio de camuflaje
Monte a través, por una zona de helechos, bajando hacia la Nevera de la Cambreta

Estos bosques de las faldas de Penaygolosa son una pasada

Una mirada hacia tierras turolenses y los Cingles de Marcén

Salimos a una zona llamada el Cantal de Miquelet, donde Penyagolosa sufre una total metamorfosis, las suaves y boscosas laderas de su cara norte dan paso a la roca y a la verticalidad y a la espectacular visión de la pared sur de la montaña con sus espectaculares brechas, corredores, canales o como se les quiera llamar, la cuestión es que desde aquí se goza en mi opinión de la mejores y más impactantes vistas del macizo de Penyagolosa.

Abandonamos la senda y monte a través llegamos a una pequeña canal muy marcada que tenemos que salvar mediante una pequeña escalada (I+-II), recomiendo no saltarse esta canal (ya lo digo, esta muy marcada) ya que de hacerlo puedes meterte en una enriscada.
Por terreno incómodo con trepadas de por medio llegamos a pie de la canal sur de Penyagolosa, donde me percato (no lo había hecho en ocasiones anteriores) de que allí llega un sendero que quizás ahorre el incómodo tramo de llegar a pie de canal.


Salimos al Cantal de Miquelet, Penyagolosa se nos transforma

La clásica e imponente estampa de la cara sur de Penyagolosa

Un gigante de tres cabezas, en rojo he marcado la canal previa a la principal, no subir por ella puede suponer una enriscada

Zoom hacia la pared sur y su canal, por la que subiremos, con las dos cimas principales de Penyagolosa, y esa característica franja rojiza horizontal, inigualable

Tossal de Fraga, otra bonita cima, siempre a la sombra de Penyagolosa

Acercándonos a la canal previa, emerge imponente una de las dos cimas del Gegant

Primeras trepadas

Encontramos buenos agarres en todo momento

Vistas desde una especie de covacha

La parte final de esta canal ya no exigía utilizar las manos

Tras desaparecer durante unos momentos, volvemos a ver la cumbre

Tras la canal vienen ahora una serie de fuertes pendientes sin sendero definido

Atrayente

Más vistas, en primer término la Golosilla

Seguimos por incómodo terreno

Algunos tramos nos vuelven a exigir utilizar las manos

Eva realizando un flanqueo

Llegamos a pie de canal, ante la verticalidad de la cara sur de Penyagolosa

De nuevo el Tossal de Fraga

Habrá que hacerle una visita en breve

La canal de Penyagolosa impone bastante vista desde lejos, pero una vez metido en ella ya no es tan fiero el león como lo pintan, siempre que tengas experiencia y soltura en moverte en este tipo de terreno, claro, y se salva mediante trepadas que no superan apenas el IIº grado, estando el tramo más vertical y expuesto equipado con unas cadenas, eso si, el terreno está muy descompuesto e inestable, y hay que tener precaución de que la presa que coges no esté suelta, y tener mucho cuidado con la caída de piedras, por lo que recomiendo el uso del casco (y más con lo que vimos más tarde en la cumbre).

Dejamos atrás la canal y llegamos a la cima del Penyagolosa (no sé cuantas veces van ya), aún falta bastante para que el sol se esconda, así que tenemos tiempo más que suficiente para admirar relajadamente las vistas e incluso soltar una amable reprimenda a un chico que se puso a tirar piedras de tamaño considerable por el precipicio y la canal, se quedó flipado cuando le dije que a lo mejor a estas horas de la tarde ya no, pero que suele subir gente por la canal y también escalando por las numerosas vías de la pared sur, por lo que pidió perdón de forma sincera...menos mal que no le dio por tirar las piedras media hora antes, cuando subíamos nosotros, ¿comprendéis ahora lo del casco?.


Ya en plena canal

Característico gendarme, junto a el empieza la vía de escalada clásica del Espolón Sur

Inmejorable mirador

Es a mitad canal donde las encontramos las trepadas más serias

No suponen mucho problema, siempre asegurando que las presas no estén sueltas

Aunque la escalada es fácil, la mirada atrás es siempre estremecedora

Llegando a la pequeña chimenea donde están las cadenas...

...y saliendo de ella

Le toca a Eva, negociando el tramo equipado...

...y superándolo, más vale no tener un fallo aquí

Afrontando el último tramo de la canal

Eva se detiene en la salida de la canal...

...para tomar esta típica foto


Cima de Penyagolosa, la primera vez que la subimos juntos

Ver atardecer en la cima de Penyagolosa es un espectáculo que creo que ninguna montaña más de la provincia nos puede ofrecer, ver como poco a poco el sol se va escondiendo por el oeste a la vez que este va proyectando la sombra de Penyagolosa en una pirámide perfecta hacia el este es algo que no tiene precio, uno de esos momentos mágicos que solo la montaña te puede dar.

Como mágico fue ver, ya una vez instalados en el vivac y cenados, el resurgir dorado de la luna, y curioso el contraste luminoso, la hiper-iluminada plana al sur y las cuatro contadas luces en las faldas y al norte de la montaña (Mosqueruela, Puertomingalvo, Vistabella del Maestrat, Xodos y poco más)...que mejor manera de embutirse en los sacos e intentar conciliar el sueño en una noche fría y bajo un manto de estrellas, algunas de ellas fugaces.
Y digo conciliar porque a eso de medianoche y cuando ya estaba en esa fase dulce de que te duermes, te duermes, ¡¡¡joder!!!, ¡¡¡ni de noche se libra Penyagolosa de los domingueros!!! jejeje, llegaron allí arriba un grupo de adolescentes en plan "botellón" que metieron bastante escándalo,  pero que se le va a hacer, todos hemos segregado hormonas en algún momento de nuestras vidas...por suerte no estuvieron mucho rato allí arriba y pudimos dormir a pierna suelta, nadie en la provincia lo hará más alto que nosotros esta noche.


Sólo por presenciar esto ya valió la pena todo el fin de semana

Penyagolosa con las últimas luces de la tarde está espectacular

Y que decir del atardecer...

....

...mágico

Hora de cenar, en la montaña, cosas que en casa no te comerías, saben a gloria

La luna tampoco quiso perderse la fiesta, las luces del margen inferior izquierdo corresponden a Xodos

Bona nit!!!

Aún no eran las siete de la mañana, no había salido el sol,  y aunque se estaba muy calentito y hubiera estado un buen rato más dentro del saco de plumas, yo ya tenía el culo inquieto y ya estaba en pie para el ver el amanecer desde Penyagolosa, espectáculo del que no había tenido la suerte aún de disfrutar y que no tiene nada que envidiarle al del atardecer, produciendo el efecto inverso a el día anterior, el sol elevándose por el levante proyectando la piramidal silueta de Penyagolosa hacia el poniente y dotando de luz a todo el inmenso paisaje del que se disfruta allí arriba, podemos sentirnos privilegiados de estar presentes allí en ese momento, en una gran montaña recibiendo al nuevo día.



El alba rompe de manera espectacular en Penyagolosa

No nos regocijamos mucho en los sacos...

...no podemos perdernos este amanecer

De nuevo el sol proyecta la piramidal silueta en el horizonte, esta vez hacia el oeste

Penyagolosa, su silueta y la luna en todo lo alto, ¿puede haber mejor forma de recibir al día?

El pico y el vértice proyectados

Qué se pare el tiempo

Momento para disfrutar de las vistas

El espolón sur, brutal, espero poder escalarlo algún día

Tras calentarnos unos capuccinos con los que acompañar unas magdalenas de chocolate (un pequeño lujo que vale la pena portear), desmontamos el vivac y nos despedimos de la cima, que se ira llenando paulatinamente de gente a lo largo de la mañana e iniciamos el regreso, regreso que haremos por la vía normal de ascenso, bajando por las sostenidas pendientes de l'Ombria del Pico hasta el Corralico y la Banyadera y luego por el fantástico Barranc de la Pegunta, bosque con gran riqueza botánica y por el que siempre es una gozada caminar y en el que las enredaderas y trepadoras están ganando bastante terreno a los pinos e incluso aniquilando a varios de ellos.

Sobre las 10 y media llegamos de nuevo a Sant Joan, hora perfecta para entrar en el bar de la hospedería y terminar como mejor merece esta aventura, con un buen bocata regado por unas cervecitas.

T'ESTIMO PENYAGOLOSA!!!!


Un saludo a tod@s.



Una pequeña "delicatessen"



Nos vamos, Eva se resigna a dejar de mirar la luna

Bajando por la cara norte, con los Cingles de Marcén y els Massos de la Cambreta

Camino del Barranc de la Pegunta

Exuberancia boscosa en la Pegunta

Nunca me canso de andar por este bosque

Las trepadoras ganan terreno a los pinos, en este caso ya no permite ni ver el tronco de este

Más trepadoras

Sant Joan de Penyagolosa

Y esto que no falte nunca



LA AVENTURA EN VÍDEO:




Penyagolosa, Ascensión por la Canal- Atardecer, Vivac y Amanecer en la Cumbre from Daniel Alcalá Almela on Vimeo.


MÁS PENYAGOLOSA EN EL BLOG:



TRACK EN WIKILOC:


30 comentarios:

  1. Un cap de setmana preciós. Ja he vist alguna eixida de sol des de Penyagolosa (sempre amb boires baixes per desgràcia) però veig que la posta és encara més espectacular.
    A vore si l'any que ve enganye el meu xiquet (i sa mare) i pugem a fer nit dalt, ja m'has fet vindre ganes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Xavier!!!

      Tant la eixida com la posta des de allí dalt son meravelloses, ja tenia des de fa molt de temps l'idea de fer nit dalt al pic, val molt la pena, i en família ho passareu genial.

      Salutacions.

      Eliminar
  2. Me encanta esta entrada y me encanta el aura de los amanecistas. Los que hemos visto amanecerés o atardeceres en picos y cumbres sabemos la magia que se respira allí, aumentada aún si cabe, por el hecho de haber dormido allí, haber hecho de la montaña durante una noche tu hogar y tener a Eva allí contigo. Además el hecho del frío, le da un toque más genuino. Le tengo ganas a esta montaña. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Toni!!!

      A Eva y a mi nos ha gustado eso de el aura de los amanecistas.
      Tienes razón el ver atardeceres o amaneceres desde la montaña es impagable, recuerdo cuando vi amanecer en la Brecha de Roland después de haber hecho noche allí, sencillamente espectacular.
      Cuando vengas a subir a Penyagolosa, no dudes en darme un toque, yo encantado de hacer de guía.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Dani!
    Es cierto que tiene algo especial lo de dormir en el monte, solo por el placer de hacerlo, de disfrutar el anochecer y el amanecer. Que placer leer esta entrada, me dan ganas de coger la mochila ahora mismo y perderme por la montaña.
    Además, vaya canal chula...bueno, como Penyagolosa entera. Que pena conocerla solo por las fotos jeje

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Josemi!!!

      No dudes si venís por la zona en acercaros a Penyagolosa, os encantará, y no dudéis tampoco en darme un toque si lo hacéis.
      Soy un amante del vivac, si el clima acompaña, es una gozada dormir tapado por un manto de estrellas, y encima no cargas con la tienda de campaña jejeje.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. La tengo en pendientes y me ha gustado mucho la ascensión, así que me parece que te la fusilaré tal cual ;)
    Aunque me temo que prescindiré (aunque es una pena) del vivac.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jony!!!

      Pues si que es una pena que no hagas vivac, pero de todas formas, la subida por la canal ya es toda una experiencia, yo desde que subí la primera vez por ella, ya no he vuelto a subir a Penyagolosa por la vía normal, bueno, solo una vez, cuando estaba nevado.

      No dudes en dar un toque cuando vengas.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Bonita experiencia, y las fotos que has tenido la oportunidad de hacer, una pasada. A seguir en la brecha.

    Un saludo, Dani.
    Pablo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Pablo!!!

      Una experiencia inolvidable, y que no dudaría en repetir, Penyagolosa es siempre muy agradecida para las fotos.

      Gracias por el comentario, un saludo.

      Eliminar
  6. Ayviy Dani:

    Te la sabes de memoria esa subida, pero con un plus especial en esta ocasión.

    Un abrazo compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kaixo Fernan!!!

      Casi la hice con los ojos cerrados jejeje, ahora ya sólo me falta ese espolón sur, tiempo al tiempo.

      Un abrazo Fernan.

      Eliminar
  7. Buenas tardes Dani,muy buena entrada la fotos son chulas.Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Juan Carlos!!!

      Es que las primeras y últimas luces del día son ideales para que salgan excelentes fotos.

      Gracias una vez más por tú comentario, un saludo.

      Eliminar
  8. Me gusta ese Canal Sur........y las magdalenas de choco...
    caerá, caerá sin ninguna duda y seguramente serás tú quien nos diga cuando tiene que caer.......espectaculares fotos.

    Un Saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Antonio!!!

      Pues ahora ya no tienes excusa cuando vuelvas por aquí para no hacer esta ascensión jejeje, estaré encantadiísimo de haceros de guía...y por supuesto subiré magdalenas de choco jajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Mágico Penyagolosa; sin duda vivaquear en su cima y disfrutar ese atardecer&amanecer, no tiene precio; se siente la montaña con más intensidad.

    La arista Sur apuntatela, no es difícil, solo requiere prestar atención a su mediocre roca y controlar la técnica de la escalada y su seguramiento; simplemente te encantará.

    Hummm, que bueno el cappuchino y las magdalenas de chocolate.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Javi!!!

      Si que tengo ganas de hacer esa arista, un amigo mío la ha hecho varias veces, y no tardaré en proponerle que me guíe, eso si, tendré que practicar un poco con los cacharritos.

      Penyagolosa a primeras horas del día y a últimas de la tarde, espectacular por la toalidad de las luces e ideal para disfrutarla en soledad.

      Unos gramos de más que valió la pena portear jejeje.

      Un saludo.

      Eliminar
  10. Una ruta muy montañera, dan ganas de cogerse los trastos y disfrutar de una aventura así. Esa canal bien merece una visita, tiene pero que muy buena pinta. Me la apunto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Rafa!!!

      Pues como le he dicho a Josemi, Jony, Antonio y a Toni, no dudes en darme un toque si vienes por la zona y a Penyagolosa....ya puesto venid todos juntos y así no tengo que subir tantas veces yo jajaja...

      Un saludo.

      Eliminar
  11. Hola Dani
    Fotos espectaculares de un gran Penyagolosa!!!, como me gusta esta montaña y esta vez ha sido completa del todo con atardecer y amanecer, además por la subida mas cañera. Enhorabuena y repito las fotos son una pasada.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jose!!!

      Que te voy a decir de Penyagolosa que no hayamos dicho ya, ya lo dijiste tú, se respira diferente en la cima de esta montaña, yo cada día la valoro más y más.

      Como te dije, obligado subir al menos una vez al año, y el que no lo haga, que le quiten puntos del carnet de senderista jajajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. ¡Hola Dani! Completo e interesante fin de semana en el emblema montañero de la Comunidad. Una pasada la sombra triangular. No la había visto nunca. Espectacular. Y tanto el amanecer como el atardecer fabulosos. Bueno, el desayuno y el bocata de después también.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Emilio!!!

      Se me caía la baba con esa sombra triangular, la había visto con mis ojos en montañas como el Midi, y en fotos en el Everest o el Teide, y claro Penyagolosa como gran montaña que es no podía ser menos.
      Un fin de semana en que todo salió rodado, Penyagolosa nunca defrauda.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Sublime Dani, recuerdo el amanecer del Peñagolosa como una experiencia magica, encima has inmortalizado momentos increibles, enhorabuena. A ver si podemos coincidir pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedro, recuerdo cuando me comentabas la experiencia que os supuso vivaquear y ver el amanecer desde allí arriba, ahora ya se lo que se siente, yo creo que mágico se queda corto.
      Si, ya quedamos y organizamos alguna cosita, el otoño en els Ports no nos lo podemos perder...

      Un saludo.

      Eliminar
  14. Hola de nuevo, asi empalmo crónicas........simplemente me he quedado flipada. Que pasada de actividad, vaya ruton bonito, divertido y disfrutón!!. Yo le quiero mucho a esta montaña, tiene un sentido muy especial para mi, mi primera cita montañera con Nacho, fué al Gegant.....él me inició en la montaña, y me estrené en ella, por la normal, y claro.....la primera ya se sabe....jejejeje (ha llovido mucho de éso....). MI enhorabuena por las fotos y el video, hay dos imágenes que me encantan, el amanecer dándole en la arista a la cumbre, que parece un baño de oro, y la sombra proyectada....hemos estado los dos viéndola, y él flipa también.
    Este tema de tirada de piedras por parte de alguien de manera "juego", es simplemente inconsciente, pero que pueden llevar a accidente, menos mal que no os pilló....y los del botellón, pues que estan ya en todas partes..ya no puede estar uno tranquilo a mas de mil metros, jajajajaj.
    Enhorabuena por la crónica, ha sido espectacular! Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Ana!!!

      Creo que somos mayoría los que nos iniciamos y nos apasionamos por la montaña en Penyagolosa, recuerdo con 17 años, la primera vez que subí a su cima, totalmente nevado, con zapatillas y chándal, ni siquiera se me pasaba por la cabeza ser un montañero, y lo bien que lo pasé ese día...es más, creo que tengo buenos recuerdos y anécdotas de todas las veces que he subido al Gegant.
      El atardecer, noche y amanecer en la montaña son siempre especiales, pero en Penyagolosa adquieren un toque mágico que sinceramente no creo que haya montaña o cima que lo pueda ofrecer, no dudaría en repetir mañana mismo esta actividad.
      Lo de las piedras, es curioso, ayer mismo resulta que el chico que las tiraba es amigo de una amiga de Eva y mía y leyó la crónica, que coincidencias, ¿no? jejeje,

      Saludetes!!!

      Eliminar
  15. Muchisimas gracias por compartir esta guia con fotos de ascenaion y descenso. Ayer subi junto a un amigo por primera vez al Penyagolosa por la canal sur y llegamos sin perdida. Muchas gracias!!! :)
    Tanto la subida, una vez arriba, y la bajada.. todo precioso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo!!, gracias a ti por pasarte por el blog y comentar, me alegro que esta crónica te sirviese de guía para subir la canal del Gegant y disfrutar de esta gran cima.

      Un saludo.

      Eliminar