13 de julio de 2014

Castellote: Vía Ferrata, Castillo, Acueducto de las Lomas, Ermita del Llovedor

Sábado 5 de julio de 2014

Por segundo sábado consecutivo la provincia de Teruel volvía a ser el epicentro de nuestras actividades, tras la acuática actividad en los Amanaderos de Riodeva, esta vez nos desplazamos más al norte, más en concreto a la población de Castellote, en la comarca del Maestrazgo, para realizar la vía ferrata por la cual se accede al castillo de esta localidad, completaríamos la jornada visitando el Acueducto de las Lomas y la Ermita del Llovedor.






CASTELLOTE
--------------------------------------------------------------------------

Como durante la semana no tuve demasiado tiempo de buscar información sobre Castellote no sabía muy bien lo que íbamos a encontrar, y la  verdad es que nos llevamos una grata impresión de esta pintoresca villa templaria, sobre todo cuando estábamos a punto de llegar y vimos el bonito enclave donde está situada la Ermita del Llovedor, pero, ¿y el pueblo?, ¿dónde está?, nos preguntamos, de repente la carretera se introducía en un oscuro túnel que atravesaba la montaña, y nada más salir de él, y con el impacto de la luz, ya estábamos en sus calles, situadas sobre un imponente macizo calizo y con el castillo presidiéndolas, una gran primera impresión.
Tras entrar en un bar a tomar un refresco, nos disponíamos a buscar el inicio de la ferrata, la adoquinada Cuesta de San Miguel sirvió para calentar las piernas.


Imagen del macizo calizo bajo el que está Castellote, del que se ve la Iglesia de San Miguel, señalado con puntos rojos más o menos el recorrido de la ferrata hasta el castillo


Iglesia de San Miguel, al fondo, el castillo y la pared por la que sube la ferrata

En las calles de Castellote, cuatro gatos...literal


LA FERRATA
--------------------------------------------------------------------------

Lo que más me llamó la atención a la hora de ir a hacer esta ferrata, y quizás su mayor atractivo, es que al subir por ella haces un asedio vertical en toda regla a un castillo, y con la ventaja de que no hay nadie arriba que te pueda estar esperando para recibirte con un caldero de aceite hirviendo jejeje...
Pero la verdad es que el recorrido, aunque muy corto, de la ferrata también está muy bien y no decepciona, el primer tramo se salva con ayuda mediante del cable de vida, cadenas y algún y pequeño tramo esporádico de grapas, poco a poco Castellote va quedando abajo con la perfecta y compacta uniformidad de sus tejados rojizos.
Una vez salvado este primer y fácil tramo, el recorrido entra en terreno vertical y bastante aéreo, aunque no hay ningún paso que sea exageradamente difícil, pero si un flanqueo horizontal y un ligero desplomado que resultan muy interesantes, el ambiente se torna bastante escarpado y alpino y deja entrever una atractiva cresta en ambas vertientes del castillo, pero repito, cuando realmente le estas cogiendo el gusto a la ferrata esta termina y llegas al castillo, se hace muy corta, pero vale la pena, una manera muy original de subir a un castillo.


Comenzamos la ferrata, mediante cadenas vamos ganando altura, las calles de Castellote empiezan a quedar bajo nosotros

Este primer tramo no tiene ninguna dificultad, y sirve como toma de contacto con la pared caliza

Un primer paso horizontal por una repisa
Primeras grapas, necesarias para salvar este resalte

Seguimos progresando, por este tramo únicamente equipado con el cable de vida

Este escarpado cuchillar llama de inmediato nuestra atención

A partir de aquí el recorrido ya es completamente vertical

Nos iremos alternado a la hora de subir primero, yo fotografío a Eva, con el unánime color rojizo de los tejados de Castellote

Ahora es Eva la que me captura a mi en pleno esfuerzo

Como observareis se nos cuela en un extra en la acción

Separando los dos tramos verticales encontramos este corto paso horizontal, la cima de la Atalaya se muestra imponente al fondo, también se puede apreciar la senda de subida normal al castillo

Eva agarrada a una grapa que se movía bastante

Y aquí la tenéis salvando este atractivo paso horizontal

Vuelta a la verticalidad, con aéreas vistas de Castellote

Mientras nosotros "luchamos" con las grapas, esta oruga si que lucha de verdad por librarse de las fauces de su pequeño depredador, "the fight for survival"

Tramo vertical definitivo del asedio...

...ahora es Eva quien toma la delantera

Aquí la tenéis salvando un ligero desplomado, donde la separación entre grapas era un poco mayor

Eva capta la acción desde arriba, heme aquí en el ligero desplomado, nada del otro mundo

Pillado en pleno cambio de sección
Tramo final de la vía ferrata, llegamos a los muros del castillo, como era de esperar arriba no encontramos enemigo que opusiese resistencia jejeje



EL CASTILLO
--------------------------------------------------------------------------

Armados únicamente con nuestra cámara de fotos empezamos a conquistar a nuestra manera el castillo, es decir, explorando y fotografiando cada rincón, y sobre todo disfrutando de las vistas, muy amplias, divisándose multitud de montañas turolenses que por desconocimiento no sabría nombrar, y enclaves como la cercana Ermita del Llovedor, el Embalse de Santolea o más en la lejanía, ¿el castillo de Morella?, a reseñar también las espectaculares crestas y cuchillares calizos que nacen en las vertientes este y oeste del castillo dejándonos con la sensación de que esta zona puede ser muy interesante a nivel excursionista.
Esta, al igual que otras muchas fortalezas de este tipo han tenido varios dominios, siendo de origen musulmán, y tras haber pasado por varias conquistas acabó siendo entregado a varias órdenes, entre ellas la del Temple, hoy en día solo quedan las ruinas de este bastión, bien conservadas y restauradas con muy buen gusto.


Castillo de Castellote, como veis las ruinas están perfectamente conservadas y restauradas, podrían tomar nota en donde yo me sé...

Castellote a vista templaria

Eva recorriendo el laberinto de murallas

Torre principal del castillo, en la cual que se adivina que había un arco

Algunas dependencias del castillo

La Ermita del LLovedor vista desde lo alto del castillo

Toma general de la fortaleza

Impresionante y apetitosa la cresta que nace desde el castillo y que continúa dirección este hacia la Atalaya





EL ACUEDUCTO
--------------------------------------------------------------------------

Como la actividad había sido corta y había que amortizar las dos horas de coche en lugar de regresar a Castellote por el sendero normal de subida al castillo daríamos un pequeño rodeo siguiendo el PR-HU 53 para bajar hacia el Barranco de los Rincones y visitar los restos del bonito Acueducto de las Lomas, cuya peculiaridad es que está construido apoyado sobre una pared rocosa, el punto estrella de este conjunto, de origen medieval, es la Puerta del Gigante, arco de 14 metros de altura y construido aprovechando un paso natural entre las rocas, este último fue restaurado en el siglo XIX a tenor de la fecha inscrita en su parte superior.
Más adelante, y tras cruzar otro paso natural entre rocas descubrimos unas fenomenales vistas de la Ermita del Llovedor y el magnífico enclave donde está situada, la idea era bajar hasta allí, pero se estaba haciendo hora de comer, y desde el desayuno que no echábamos nada sólido al cuerpo, así que bajaríamos a Castellote y dejaríamos la visita para después de la comida.


Por este arco abandonamos el castillo y seguimos las señales de PR, las cuales vemos en el propio arco
Impresionante paisaje el que se nos abre ahora

La cresta que continúa hacia el oeste tampoco es manca

Enseguida desde las alturas divisamos el Acueducto de las Lomas

La Puerta del Gigante, aprovechando este paso natural entre las rocas

El resto de los arcos del acueducto, solapados a la roca

A parte del acueducto, el paisaje es un pasada, un paraíso de escarpada caliza

Aquí con más detalle los arcos del acueducto

Puerta del Gigante, preciosa

Aquí vista desde el otro lado, con la cresta del castillo al fondo

Este portillo natural, otro sorpresón que nos deparaba Castellote

La Ermita del Llovedor de nuevo, y el fantástico rincón donde está ubicada, iríamos a visitarla después de comer



LA ERMITA
--------------------------------------------------------------------------

Al igual que la semana anterior en Riodeva, volvíamos a comer de restaurante, de nuevo exquisita comida casera y excelente relación calidad-precio, recomendado queda desde aquí el restaurante el Batán.
Tras la sobremesa y para bajar un poco la comida nos fuimos a visitar la Ermita del LLovedor, del siglo XVIII, y repito, enclavada en un paraje increíble, rodeada de enormes paredones verticales, en uno de ellos se desploma más de 100 metros un casi imperceptible hilo de agua del Barranco de los Rincones, debe ser alucinante ver este salto en plenitud de agua, en otro de los paredones, sobre el cual se asienta parte posterior de la ermita surgen unas musgosas chorreras desde las que gotea agua constantemente, un lugar digno de visitar, al igual que Castellote, cuyas montañas se merecerán más visitas.
Tras haber visitado la ermita, nos montamos de nuevo en el coche y completamos el día y la primera parte de la noche, ya que nos venía de paso, visitando Morella, pero eso ya se escapa a lo estrictamente montañero...

Un saludo a tod@s, y recordad...TERUEL EXISTE!!!


Esta berenjena rellena estaba para chuparse los dedos, y que decir de la perdiz que comimos después...

Tras la comida nos fuimos al paraje de la Ermita del Llovedor, lo primero que llama la atención este salto de agua del Barranco de los Rincones, así a ojo, más de 100 metros, lástima que solo bajara un hilito de agua, ¿será rapelable?...

Desde la ermita, el llovedor que le da nombre, el agua que gotea constantemente de esas chorreras es almacenada en esa balsa, en la que no dudamos darnos un baño de pies

Posando -mal, como siempre- con el llovedor

Otra toma diferente del llovedor, donde el musgo crece en abundancia

Ermita del Llovedor...

...rodeada de enormes paredones

Aquí de forma panorámica la ermita, el llovedor, los paredones, el salto y el castillo

Y hoy, con la misma foto que abría la crónica, se cierra esta también, fantástico enclave para despedir el reportaje, ¿no?



VÍDEO DE LA VÍA FERRATA:

 


Como habréis observado, he publicado el vídeo en YouTube, cuando lo solía hacer en Vimeo, pero estos últimos se han puesto tiquismiquis con el tema de los derechos de autor de la música que aparece en los vídeos, y dos veces intentando colgar este vídeo con dos canciones diferentes, con sus dos tiempos de espera durante la carga, y que no me lo hayan permitido ninguna de las dos veces han colmado mi paciencia... en el botón de configuración, en la barra de abajo del vídeo tenéis la opción de visualizarlo en HD.

14 comentarios:

  1. Muy guapa!

    Nos vamos a tener que hacer con material de montaña y empezar las vias ferratas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que amortizáis la compra, por que esto de las ferratas, engancha.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola Dani.

    Ese Maestrazgo nunca defrauda, sobre todo su parte geológica y caliza. Tremenda!! hace unos tres años me cogí unos días y me fui a Aliaga y de allí hice excursiones (Pitarque, Organos de Montoro, embalse de aliaga, etc. Todo recomendable y si no lo conocéis, tarde o temprano debéis hacerlo.
    Que manera más original de subir al castillo y meter una ferrata!! Lo que si parece una pasada es la ermita!! Solo de ir en época de lluvias y ver caer agua por esa pared, se eriza el vello de la nuca ;-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      El Maestrazgo castellonense si que lo tenía algo pateado, pero por lo que respecta al turolense desconocía su grandeza, fue un acierto ir a Castellote y descubrilo, seguro que volveremos más veces, los lugares que me mencionas, en especial los Órganos de Montoro y el Nacimiento del Pitarque, los he visto en fotos y me los han recomendado mogollón de veces, así que habrá que organizar un fin de semana o escaparse alguna semana santa a conocer esa zona.
      Gran ocurrencia la de los equipadores de la ferrata al idearla para subir al castillo, mis felicitaciones desde aquí.
      He estado buscando en internete alguna foto de ese salto con más agua, y nada de nada, así que lo mejor será ir a verlo in-situ inmediatamente después de abundantes lluvias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Hola Dani! Espectacular ferrata pero solo apta para los que sois más jóvenes y aguerridos. Yo, al contrario que Jesús, no me haré con material de montaña para ferratas. Me conformo con ver las fotos y el vídeo.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio.

      Pues ya sea escalando o por la senda, vale la pena subir a este castillo de Castellote, y luego darse una vuelta por su rico patrimonio natural e histórico, y al finalizar la ruta, como no, probar el gastronómico jajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Dani
    Una ruta muy completa, ferrata, castillo, acueducto, ermita y unas fotos preciosas de los tejadillos del pueblo desde la ferrata.

    Ese salto de agua en el Barranco de los Rincones con el agua correspondiente, debe de ser impresionante.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      La verdad es que valieron la pena las dos horas de coche hasta Castellote, y pasamos allí un día muy bien aprovechado, disfrutando de sus montañas y su historia, rematado después con la visita al Castell de Morella, el cual no había tenido la suerte de visitar aún.
      Si con un hilito de agua ya impresiona ese salto, no me quiero imaginar justo después de lluvias, debe de ser una cosa brutal.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Vaya castillo más guapo dani que pasada y la manera de subir por la
    Vía ferrita espectacular. Si dices que se puede subir andando tendré que ir por que además esas crestas son formidables. No se como las dejaste escapar jejeje. Y vaya con las hormigas no se andan con tonterías, ni las paran rivales varias veces más grandes ni en una pared vertical. Estupenda crónica
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      No te creas que no se me pasó por la cabeza lo de cresta jejeje, pero no llevábamos el material indicado para ella, ya que sin él no parecía factible, pero de lo que estoy seguro es que volveré a Castellote a hacer una ruta más larga, que todo aquello tiene muy buena pinta.

      Mira que el gusano se retorcía con todas sus fuerzas, y no hubo manera de que se librase de la hormiga.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Que tal Dani!!

    Una buena manera de hacer de todo un poco; el añadido histórico de esas construcciones le da un plus a la actividad, y que decir de la gastronomía, chapeau.

    La hormiga arrastrando la oruga me ha inspirado para una nueva acepción, eso es: ¡ FERRATISMO CANIBAL!

    Salud y montaña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, no sé que fue más caníbal, si la hormiga, o de la forma que ataqué yo a esa berenjena rellena jajaja.
      Con un poco más de planificación,-fue "pensat i fet"- y madrugando más podríamos haber alargado un poco más el pateo y haber descubierto más parajes de la zona, pero seguro que volveremos.

      Salut!!!

      Eliminar
  7. Saludos Dani!! Como mola esta ferrata....magníficas vistas, y lo de jugar a asediar....tiene su divertimento...bien equipada, muy buena roca....conjugando las visitas al Castillo, y a la Ermita del Llovedor, la convierte en una actividad cuatro estrellas....para apuntar....aunque haya dos o mas horas en llegar, merece la pena. Y esa berenjena gratinada. compite con los pateillos....jejejeje...muy buena la crónica, y preciosas las fotos!! Y que te voy a decir del video ferratero...amenizado de los Def Leppard...me encanta!! Por cierto, puedo preguntarte, que cámara llevas para grabar video??, es que estamos mirando modelos....y la tuya, tiene muy buena estabilidad de imagen. Graciassss!!! Hasta pronto...mákinas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana!!!

      La verdad es que nos salió una jornada redonda, redonda, y eso que lo planificamos el día de antes así de sopetón, y tan apenas pude mirar info de la zona, del recorrido de la ferrata y poco más, mejor así, ya que descubres sitios o cosas sin esperártelo y la satisfacción es mayor...digamos que internet le ha quitado romanticismo a la cosa, ahora vamos con las actividades super-planificadas o sabiendo de antemano lo que vas a ver, y la verdad es que mola mucho más descubrir cosas sobre la marcha, o tirar de mapa para seguir una ruta o salir de una duda.
      Respecto a la cámara utilizo una Sony DSC-TX 20, y anteriormente tuve el mismo modelo pero el TX-10, es una cámara ideal para las actividades que practico, sumergible cinco metros, resistente a los golpes, y lo más importante, calidad de imagen y de vídeo.

      Un saludote.

      Eliminar