9 de noviembre de 2014

Posets (3375 m.)

Viernes 19 y sábado 20 de septiembre de 2014


Ni esta ascensión ni este viaje entraban dentro de los planes para este año, de hecho, ya no tenía planeado subir más a Pirineos en este 2014, pero un día Jordi me invitó a acompañarlos a él y a Jose Ángel a subir al Posets en plan escapada relámpago de tres días, y como me encontraba en un impás de desempleo por cambio de curro y me cuadraban las fechas, me apunté, no iba a negarme a una propuesta de subir la segunda cima más alta de los Pirineos, ¿verdad?.






Valle de Benasque, llevo cinco años seguidos subiendo a Pirineos, y este iba a ser el primero en el que no iba a pasar unos días por allí, pero mira por donde, saltó la liebre...cada vez que subimos a Pirineos por la autovía Mudéjar tenemos la sana costumbre de parar a almorzar en Calamocha, donde hay un bar en el que preparan unos bocatas de jamón y queso "king size", como con este bocata ya vas comido para prácticamente para toda la jornada, nos saltamos la idea inicial que era comer en Benás (Benasque) , así que solo paramos allí para comprar pan y agua para el día siguiente y nos fuimos de inmediato hacia Grist (Eriste) primero, y hacia el parking del Puente de Espigantosa después, allí dejaríamos el coche e iniciaríamos la aproximación al refugio Ángel Orús, donde íbamos a pasar la noche.

Empezamos a buen ritmo, y salvar los 600 metros de desnivel que nos separaban del refugio nos costó una hora y cuarto, cuando en la reseña ponía que se tardaba hora cuarenta y cinco...eso en la "retransmisión en directo" vía facebook por parte de Jordi, a Jose Ángel y a mi nos valió el apelativo de "criminales"...:-).
El camino para llegar al refugio no tiene desperdicio alguno, un bonito sendero por el bosque y con el denominador común del agua, mucha agua, escenificado a la perfección en la preciosa Cascada de Espigantosa, pero también en otras más pequeñas, y mucha agua también discurriendo por el propio sendero, que parecía más bien una prolongación de la Aigüeta de Grist.
Como el otoño andaba cerca fueron muchas las setas que vimos, especialmente las alucinantes???Amanitas Muscarias.


Nos esperaba un fin de semana intenso, había que coger fuerzas para ello, super bocata de jamón y queso en Calamocha (Teruel)

Entramos en acción, primeros metros del camino al Refugio Ángel Orús, siempre por el bosque

Esta preciosidad se llama Cascada de Espigantosa, al volver me acercaría a ella para verla con más detalle

Como durante toda la subida hasta el refugio la hicimos con la compañía de l'Aigüeta de Grist, el agua fue la nota predominante, otro bonito salto de agua

Sendero comodísimo en todo momento

El ganar altura nos permite gozar de estas vistas de la Vall de Grist si echamos la vista atrás

Joven amanita muscaria, a la que una babosa ya le ha he hecho un agujero de entrada, seta altamente tóxica...y dicen que alucinógena, ¿alguien se atreve a probarla?

Afrontando la rampa definitiva que acceso al Refugio Ángel Orús

Refugio Ángel Orús o del Forcau

Vale que el bocata de Calamocha nos había quitado el hambre, pero no la sed, y al llegar al refugio ya imaginareis lo primero que hicimos, habéis acertado, bebernos una buen cerveza mientras disfrutábamos del bonito paisaje y de las buenas vistas desde la amplía terraza del refugio, del que tengo que decir que es uno de los mejores refugios de montaña en los que he estado, y con el toque curioso y romántico de que está construido sobre el antiguo Refugio del Forcau, y que este está intacto dentro de la estructura del moderno.

Hasta la hora de la cena estuvimos holgazaneando y matando el tiempo como pudimos, fue sacar la sopa que había de primero y entrarnos el hambre de repente, además se agradeció la sopita, puesto que la noche estaba siendo y pintaba ser mucho más fría, medio aforo en el comedor, y mayoría los que hablábamos valencià y català, (un grupo de Castelló, otro de Cinctorres que iban a hacer la Cresta de Espadas, una pareja de Alzira, y unos cuantos grupos de catalanes)...durante y tras la cena, y hablando con unos y otros, noticias poco halagüeñas, unos nos dicen que el día siguiente iba a hacer un día de perros, otros que por la mañana había nevado bastante en Posets, ...y los crampones en el coche!!!, y los más pesimistas que si esa nieve se había transformado en cuatro dedos de hielo en la arista cimera...total, que yo al menos, me fui a dormir con las expectativas un poco bajas de cara al día siguiente.


Antiguo Refugio del Forcau, sobre y alrededor suyo se construyó el actual Ángel Orús

Momento Amstel, en la terraza del refugio, con la Cascada dels Ibons tras nosotros

...because i'm happy...

Panorámica desde la terraza del refugio, con la Cascada dels Ibons y la Tucas del Chinebro cubiertas por las nubes


Como está mandado en estos casos, tocaba madrugón, tras desayunar, y mientras dábamos los últimos retoques a las mochilas, me asomé al exterior, y buenas noticias, la mañana era fría pero el cielo se veía estrellado, pero uno de los chicos de Alzira nos volvía a insistir en lo de la nieve y el hielo, aunque a mi me extrañaba, lo estuve pensando durante la noche, que hubiese nevado como para crampones, y que tampoco hacía tanto frío como para que se hubiese congelado esa nieve, de todas formas tiraríamos para arriba, y si al llegar a la arista la cosa pintaba mal nos daríamos media vuelta.

Quizás por esas poco halagüeñas condiciones pocos fuimos los que salimos hacia Posets, una pareja de catalanes, el grupo de Cinctorres, un grupo de tres entusiastas chavales, y nosotros, la familia de catalanes que también tenían intención de subir parece que no les molaba eso de madrugar jejeje, a esas horas todos éramos pardos, por lo que durante un buen tramo tuvimos que andar con las linternas frontales en ristre, así que poco contar del paisaje que vimos, solo que fuimos siguiendo las marcas del GR 11 y por un incómodo terreno de esos que exige levantar las piernas más de la cuenta, aunque algunos puntos característicos de esta primera parte la ruta, como la bifurcación del GR 11, o el sufrido puente metálico que cruza el Torrente de Llardaneta, ya pasamos por ellos con una visibilidad aceptable.

Así que se podría decir que cuando salimos a la Vall de Llardaneta, y por lo tanto a terreno más amable, ya lo hicimos a plena luz, y pudimos disfrutar de las vistas que teníamos detrás, es decir, las Crestas del Forcau, como las que teníamos delante, correspondientes a la Sierra de Llardana, hacia allí nos dirigiremos, abandonando el GR y en dirección a la Canal Fonda.



Empieza a clarear, pronto la luna dejará paso al sol, aunque a este lo íbamos a ver poco hoy

El sufrido puente que cruza el Torrente de Llardaneta, algún día lo recogerán en el Embalse de Llinsoles 

El agua baja con bastante fuerza por el torrente

Aquí la fuerza del agua ha formado estos estrechos, se nos abren más vistas allende el Vall de Grist

Nos desviamos del GR, en dirección a la Sierra de Llardana y la Canal Fonda, la cual ya vemos dibujada entre el Diente de Llardana y la Tuca Baixa

Echando la vista atrás podemos ver las Crestas del Forcau, y la brecha que separa el Forcau Baixo y el Forcau Alto

Un nutrido grupo de sarrios pasta sin preocuparles demasiado nuestra presencia

Ahí la tenemos, la entrada a la Canal Fonda, los paredones del Diente a un lado, y los de la Tuca Alta al otro le otorgan un toque un tanto siniestro

Entramos en la Canal Fonda, que cómo sabíamos de antemano se encontraba sin nieve, por eso habíamos dejado los pinchos y el piolo en el coche, bueno, a la salida de la canal encontramos un nevero, pero que se podía salvar perfectamente por la derecha del  mismo, pese a la ausencia de nieve avanzar por la pedrera tampoco resulto tan incómodo, y a la que nos dimos cuenta nos pusimos en cabeza de los tres grupos que intentábamos el Posets por la normal, aunque duró un suspiro el liderazgo, puesto que como dos balas nos pasaron dos alicantinos que subían sin mochila, así cualquiera!!!, mientras subíamos y echando la vista atrás veíamos como las nubes se iban instalando en el valle, pero por suerte no llegaban a entrar en la canal, me gustó la subida por esta ancha canal, con la Punta Alta vigilando por un lado y el paredón oriental del Diente de Llardana por el otro, nada que ver con la imagen que ofrece esta montaña cuando llegas al collado.

Pues eso, al llegar al Collado del Diente la incisiva visión de éste la verdad es que sobrecoge, de hecho se van más los ojos hacia él que al propio Posets, del cual veíamos su antecima, que como nos habían dicho se encontraba cubierto de una ligera espolvoreada de nieve, a decir verdad, una de las cosas que más ilusión me hacían de esta ruta era poder ver el Diente de Llardana con mis ojos, después de haberlo visto mil veces en fotografías, y no en vano es la foto de portada de este repor, luego al bajar sospesaríamos la idea de hincarle el diente al ídem.
Alucinante resultó desde allí la visión del Forau de la Neu, circo dominado por la Cresta de las Espadas, por cuyo filo podíamos ver, como hormiguitas, al grupo de Cinctorres, lo que ya me hizo pensar: "si estos van por la cresta, hielo arriba ninguno", ya no albergaba ninguna duda, el Posets no se iba a escapar.


Sin nieve la Canal Fonda es un pedregal, desde aquí podemos ver la cima de Posets

Remontando la canal, las nubes empiezan a cubrir la Vall de Llardaneta y las Crestas del Forcau...

...las cuales ya no podemos ver en esta imagen, aunque de momento, y por suerte, las nubes no entraban en la Canal Fonda

Ya tenemos más de media canal remontada, una "selfie" para celebrarlo

Al final de la canal encontramos este nevero, el cual flanqueamos por su derecha, vuelven a aparecer las Crestas del Forcau

En esta foto podemos ver la Canal Fonda integra, la Tuca Alta, la pared oriental del Diente, las Crestas del Forcau y el Cotiella en la lejanía

Últimos metros antes de llegar al Collado del Diente, donde ya pudimos apreciar restos de la nevada del día anterior

Collado del Diente, Forau de la Neu, algunas cimas de la Cresta de Espadas y la antecima de Posets

Espectacular panorámica con el Diente de Llardana, el Forau de la Neu y las Espadas

Diente de Llardana, con su perfil más bello, agresivo  y característico

Solo nos restaba ahora afrontar los últimos trecientos y pico metros de desnivel que nos separaban de la cima, este resultó quizás el tramo de más exigencia física de toda la ascensión, aunque estas rampas que remontan la Espalda de Posets tampoco es que sean las más empinadas del mundo, y la poca nieve que había caído estaba mayormente acumulada en el sendero, por lo que había que tener cuidado con los resbalones, aunque lo común era que se deshiciera con cada pisada, mientras tanto las nubes seguían evolucionando, no nos dificultaban en absoluto la visión directa, pero quedaba por sentado que no íbamos a gozar de vista alguna desde la cima.

Llegamos a la antecima y la arista final de Posets, donde si que había un poco más de nieve acumulada, pero de hielo nada, así que hicimos una evaluación rápida vimos que no había un riesgo exagerado y decidimos seguir, aunque Jordi no lo vio claro y dijo que nos esperaba allí, así que Jose Ángel y yo dejamos las mochilas allí y tiramos para arriba, sin bajar la guardia en ningún momento, que aunque la cresta es ancha, un resbalón con la nieve y nos hubiéramos hecho mucha pupa.
A mitad cresta nos cruzamos con los alicantinos, que vuelven de la cima, nosotros la alcanzamos unos minutos después.
Lo bueno de estar el día así, que una cima que los sábados suele estar petada de gente, hoy la teníamos para nosotros solos, lo malo, unas vistas muy limitadas, casi nulas, así que disfrutamos del momento cima, nos hicimos las fotos de rigor, y como también hacía bastante "biruji" iniciamos el descenso de inmediato.
Y permitirme que haga un inciso a modo personal, este ha sido un verano muy bueno para mi en cuanto a montaña se refiere, pero también muy difícil en cuanto al estado de ánimo por culpa de una desagradable situación laboral que no me voy a molestar en contar, y que prefiero olvidar cuanto antes, resumiendo, a principios de septiembre decidí dejar ese curro, y cuando hice esta ascensión estaba en el paro pero sabiendo que una semana después me incorporaba a un nuevo trabajo, así que digamos que esta subida a Posets fue como una definitiva liberación total.


Empezamos a remontar la Espalda de Posets, ya superamos en altura al Diente, de momento las nubes parece que no pasan de la Vall de Llardaneta

Antecima de Posets ante nosotros

Una bocanada de sol nos ilumina el Diente, el Forau de la Neu y la Vall de Llardaneta, donde podemos ver los picos gemelos de la Forqueta, la nieve nos dibuja el sendero

Cresta de las Espadas

Antecima de Posets y la cresta hasta la cima, en la que podemos ver a los dos alicantinos

Vista a lo ascendido mientras espero a mis compis, las nubes cada vez ganan más terreno...

...así que aprovecho para hacer fotos de las fantásticas vistas

Jordi se queda en la antecima, así que seguimos Jose Ángel y yo, vamos avanzando por la cresta, avanzando, igual que las nubes

La cresta es ancha y no presenta dificultades, aunque con esa nieve cualquier precaución es poca

La cima de Posets, a tiro

Lo poco que queda del Glaciar de Posets, Collado y picos de la Paúl, y pico e ibón de Bardamina

Últimos metros de la cresta

Posets o Punta de Llardana, 3375 m., segunda altura, tras el Aneto, de los Pirineos

Jose Ángel y yo en la cima, ya totalmente envuelta de nubes

Vistas muy limitadas, vistazo hacia Posets Norte

Vistas hacia los picos de la Paúl y Bardamina

Pero no os aburro más con mis historias, volvemos al punto donde estaba Jordi esperándonos, le animamos a subir, que no está la cosa tan chunga, y que a nosotros no nos importa volver a hacerlo, pero nos dice que él ya está contento de haber llegado hasta aquí (detrás de su ascensión también hay una historia personal, hoy la montaña más terapeuta que nunca), así que volvemos a cargar con las mochilas y los tres vamos deshaciendo el caminito de subida, donde nos cruzamos con la pareja, los tres chavales, y también con la familia de catalanes, más un runner que seguramente subiría desde Espigantosa, hasta el Vall de Llardaneta ya no nos volvimos a cruzar con nadie más.

Llegamos al collado, a mi me apetecía probar subir al Diente de Llardana, pero me pareció un riesgo innecesario intentarlo en solitario, otra vez será, que de ahí no se mueve, así que el camino a partir de ahora iba a ser conocido, Canal Fonda, Vall de Llardaneta y el tramo rompe rodillas del GR 11, donde esta vez adelantamos nosotros a los alicantinos, que todo sea dicho de paso acarreaban un buen y pesado mochilón.



Recogemos a Jordi e iniciamos el descenso

Vaya, parece que ahora la cima se despeja

Buen momento para aprovechar, panorámica del Forau de la Neu

Dejamos atrás la antecima de Posets

Inevitable no volver a mostraros el Diente de Llardana

Canal Fonda y Punta Alta

"The men in black" en la Vall de Llardaneta, la foto nos la sugirió y nos la hizo un simpático montañero francés

Pasando de nuevo por la zona de los estrechos, con más trajín de gente que por la mañana

Tráfico en el puente

Ahora a plena luz del día si que os puedo mostrar esta canal, uno de los puntos más interesantes de la primera parte de la subida

Bajando hacia el refugio por incómodo terreno, por el GR, queda claro, ¿no?

Otra panorámica, con la Cascada del Ibons, las Tucas del Chinebro y el Vall de Grist / Valle de Eriste

Ángel Orús, al alcance de la mano

A la una del mediodía llegábamos de nuevo al refu, hora ideal para prepararnos y comernos allí, y regado con un tanque de cerveza, el bocata, que para algo lo habíamos porteado durante dos días, tras una animada sobremesa con un simpático y veterano montañero francés, pagamos la cuenta y emprendimos el camino de regreso hacia el parking de Espigantosa por el sendero acuático, allí terminaba la parte montañera de nuestra escapada relámpago para subir al Posets, ir a Benasque, buscar un camping donde montar la tienda y ducharnos, irnos de birras, cenar y luego de mojitos ya se escapa de lo estrictamente montañero.
El domingo por la mañana amanecía lluvioso en Benasque, y nosotros regresabamos a la calurosa plana, hay quien dice que estamos locos al hacer estas escapadas relámpago, pues a mi me encanta hacerlas...y que me llamen loco...

Un saludo a tod@s.



Tres buenas birras para celebrar la ascensión

Salut!!!, por muchos más momentos como este

De camino al parking, una equivocación de sendero, nos permitió disfrutar de este salto de agua


Una delicia de sendero

Otro salto

No desaproveché la ocasión para acercarme y fotografiar de cerca la Cascada de Espigantosa


Dos "pardals" y un "cul roig", foto de final de ruta en el parking de Espigantosa, espero que no vuelvan a pasar casi dos años para volver a hacernos una foto de estas características












22 comentarios:

  1. Estos son los mejores viajes, a veces no hay que planear tanto para que todo salga redondo. Una buena cima el Posets, ya hace más de 10 años que lo subí y este reportaje me trae buenos recuerdos. A seguir así, y recuerda, whinter is coming...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa, que dentro de nada ya te veo con las tablas...ganas tengo yo de sacar otra vez los pinchos jejeje.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola Dani.

    Ha sido Maru la que me ha dicho que en tu entrada de esta semana, aparte de muy chula, venía un refugio con una pinta estupenda. Y lo corroboro. El del Angel Orus esta muy bonito, después del bosque y encaramado en ese puntal con tales vistas por delante. A cada vistazo de tu blog y de lo que cacharreamos por internet, se nos va ampliando el abanico de sitios para recorrer por los Pirineos. Y Maru misma esta ya convencida que las vacaciones de los próximos años las vamos a pasar en los Pirineos. Jajjajjaja, si al final se me ha enganchado y todo!!
    La subida al Posets sería una buena ruta, pero me imagino que desde ese refugio se podrán hacer más expediciones. En todo caso, aunque tuvisteis algo de niebla, hay fotos desde la cima muy guapas. Espero que te vaya bien en la vida laboral y que no te agobie mucho eso, pues es una mierda. A ser fuerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      Y normal que se te haya enganchado, mira te voy a contar una historia, cuando fui por primera vez a Pirineos, allá por el 2010, se lo comenté a un buen colega mío, que lleva más de 30 años haciendo montaña, y me dijo: "si subes a los Pirineos la cagarás, puesto que luego no habrá año en el que no subirás al menos dos veces"...y no la erró, así que ya sabes jajaja.

      Pues ya que os iniciasteis en el tema de las travesías circulares por el Pirineo, el Refugio Ángel Orús esta dentro de una denominada la ruta de los tres refugios, que se hace en tres días, y tiene muy buena pinta, los otros dos refugios en los que se pernocta son el de Biadós y el de Estós te paso un enlace del blog de un colega que la hizo este verano:
      http://pabloonce.blogspot.com.es/2014/08/2014-travesia-de-los-tres-refugios.html

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Dani !!!
    ¡Pero ¿no habías terminado ya el periplo pirenaico?!.
    Jo ... faltaba la guinda ... ¡Y qué guinda!.
    Estupendo reportaje, como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora sí Paco, esta era la última!!! jajaja.
      Ahora a ponerme el día con las rutas más cercanas, que llevo varías atrasadas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Va ser una passada, com tu dius, la muntanya com a teràpia mai falla. Al poc de començar a baixar ja em vaig penedir de no haver fet el cim, però em va vindre a la ment una frase d'Iñaki Ochoa "la montaña es un pastel, la cima la guinda. Si no te comes la guinda igual te has comido todo el pastel". Així fou, tornarem i ja. I que siga prompte, perquè com sempre fer eixides amb tu és un plaer i tot un catxondeo. I millorant la forma després d'una llarga lesió i millorant la ment després d'abandonar un treball de merda. Per moltes més muntanyes amb amics com tu!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies Jordi, sols puc dir lo mateix, tant de tu com de Jose Ángel, tot un plaer haver compartit aquest viatge exprés amb vosaltres, amb companyia com la vostra es gaudeix molt més de la muntanya, després, si es fa el cim o no, això sempre es secundari.
      Ja veig al face que no pares muntanya amunt i muntanya avall, senyal de que la lesió ja ha quedat arrere, també et desitje que et vagi molt be al nou treball.
      A vore si muntem prompte lo del Moncayo.

      Un abraçada amic.

      Eliminar
  5. ¡Hola Dani! La guinda que remata el pastel es esta subida al Posets. Enhorabuena y me alegro que tu situación personal se haya solucionado. Has matado dos pájaros de un tiro. Espectacular el Posets.
    Un abraz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Emilio.

      La verdad es que en el aspecto personal nunca antes una cima me había sentado ta bien como esta, me vino al pelo el Posets para dar carpetazo a una etapa difícil.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Menuda sorpresa Daní, no me esperaba este extra del pirineo, mira que hace tiempo que no voy por Benasque, ¡que pereza me da!. Pues nada, otro tres mil más en la mochila, y este no es uno cualquiera. Veo que es una ascensión muy guapa, con esas canales, y las vistas increibles, la cresta final parece sencilla, y una lastima las vistas, pero ya se sabe, que esto puede suceder, lo que si que jode, es ver como esta despejado, a cuanto estas cerca de la cima, las nubes van subiendo, parece una carrera contra la naturaleza. Enhorabuena y suerte en lo laboral.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eduardo, yo tampoco lo tenía previsto este extra, pero mira, bienvenido fue, y vino en un momento en que la ascensión supo más de maravilla que nunca, lo de las nubes y no gozar de vistas, es una cosa a la que ya sabes que te puedes encontrar si vas a hacer alta montaña, pero eso, fastidia un poco haber hecho el esfuerzo y no poder ponerte a identificar picos y lugares, pero esto es así, y la satisfacción de haber alcanzado la cima ya no te la quita nadie.

      Un saludo.

      Eliminar
  7. Hola Dani
    Que recuerdos!!!!
    Viaje relámpago pero de mucho valor, Posets uno de los grandes del Pirineo, al final tuvisteis buen día y si te descuidas haces doblete, que no veas el Diente lo guapo que está.

    Si que es verdad que ese GR11 es un rompe rodillas jajaja.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      Recuerdo que cuando leí vuestra crónica pensé: "qué guapo el Posets y la zona, habrá que planearlo algún verano", y mira por donde se planeó mucho antes de los previsto y de forma casi fugaz.
      El Diente, si en las fotos ya acojona...menuda sensación tenerlo en frente de tus narices, ¿verdad?.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. ¡¡Xeee ''pensat i fet tu''!!...jejeje...Hola Dani,otra gran entrada de pirineos.Viendo el comentario de Jose,recuerdo su entrada,que no pudieron hacer cima por el mal tiempo.En vuestro caso,a pesar de los ''augurios'',os fue genial....Bufff no me queda ''na'' para ver por pirineos...jejeje....
    Bueno me alegro de que el tema laboral también se halla encauzado....Mi hija en unos días se va a Nueva Zelanda,a ''buscarse las habichuelas''..ya ves....Me veo en unos meses haciendo senderismo por las montañas de ''los hobbits''....jajaja....Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A Nueva Zelanda!!!, "quina enveja, tu" jajaja, ya me veo a tu hija: "papá, otra vez tu aquí de visita" jajaja.
      Tuvimos suerte, ya que en un principio la meteo no pintaba bien, y la nevada no entraba en el guión, pero al final se dieron las condiciones idóneas para no abortar la subida y que el viaje relámpago no fuese en vano, que ya nos ha pasado alguna vez jejeje.

      Un saludo.

      Eliminar
  9. Me encanta la entrada... Estupenda... Yo comienzo la temporada en nada... Comenzare por la alpujarra... E igual otra vez al toubskal.... Te mando un saludo desde Murcia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alp, encantado estoy de que el blog se lea en tierras murcianas, donde hay buenas sierras como la de Espuña, la cual me gustaría conocer algún día.
      A disfrutar de la temporada...y del Toubkal!!!

      Un saludo.

      Eliminar
  10. Aupa Dani!!! Enhorabuena...a mi también me refresca recuerdos... no al Posets...estuve en Forcau por las Forquetas ..hace ya unos trece añicos...madre mía que mayor soy jejejeje...coincido contigo, en el Forcau te sientes como en casa, no se si seguirá Fernando...que buen tipo..y guarda...donde mejor me he sentido de los refus que conozco...( no he estado en muchos...), me gustaría ascenderlo, espero hacerlo antes de que me oxide demasiado....las fotos chulisimas.. la del amanecer, clareando, brutal.. una pena las nubes en la cumbre, pero oye, la segunda cima en la mochila, bien merece una sonrisa....estas escapadas de " nos vamos ?? " son las que te dejan un regustillo muy bueno...Felicidades por la entrada. Y suerte en tu nuevo trabajo! Hasta la próxima....Salud y mucho monte, Dani!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana!!!, siempre son bienvenidas estas propuestas de hacer un viaje relámpago a Piris, pero esta lo fue más que nunca, por las circunstancias del curro que he comentado, vamos que vino como caída del cielo, y también por reencontrarme con Jordi y Jose Ángel, con los que había vivido buenos momentos en la montaña, ya que hacía casi dos años que no nos veíamos, y eso que ellos son de la Vall d'Uixó, a diez minutos de Betxí!!!, tiene delito lo nuestro jajaja.
      Lo del guarda del Forcau, no sabría decirte, había dos, uno sería más joven que yo, así que descartado, y el otro no sé, lo único que en muchas reseñas de blogs que mencionan este refugio nombran mucho a un tal Chema, así que no creo que continúe Fernando.

      Un saludete...y eres muy joven!!!

      Eliminar
  11. Gran reportaje Dani. Comí siempre leer tu blog es auténticamente asomarse a una ventana a la montaña. Un soplo de aire fresco. Gracias Dani.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por el comentario Mike, siempre intento reflejar de la manera más sincera lo que veo y siento en la montaña, me alegra un montón que os guste.
      Un saludo.

      Eliminar