28 de marzo de 2015

Miravet: Un Castillo en el Desierto (2ª Parte)

Domingo 8 de marzo de 2015


Hace cerca de tres años hice una ruta en el Desert de les Palmes, en la que visité uno de sus castillos, el de Montornés, y titulé la entrada como "Montornés: Un Castillo en el Desierto", pues bien, hace unas semanas hicimos una ruta en la que visitamos otro castillo del parque, el Castell de Miravet, y en un alarde de originalidad he titulado la entrada igual que hace tres años, solo que cambiando Miravet por Montornés y añadiendo lo de segunda parte.
A continuación, la crónica de una excursión por una parte del gran patrimonio histórico del parque natural del "margalló".






Empezamos desde la Font del Perelló, sitio ideal para ir con la familia o los amigos en plan "pic-nic", desde allí empezaremos a seguir un camino por el que iremos ganando altura de forma rápida hasta alcanzar un pequeño collado, en ese punto empezaremos a seguir un sendero en dirección N que por un cordal nos hará alcanzar el punto más alto de una loma, llamada el Puntarró del Gaspatxer, desde donde ya gozaremos de una buena visión del Castell de Miravet.
Desde ese punto bajaremos hasta el Portell de Miravet, collado que separa este primer alto ascendido del cerro donde se alza el castillo, el cual rodearemos por su flanco O, para después acceder a sus murallas por su vertiente N.

Como la gran mayoría de los castillos de la provincia este se encuentra en un avanzado estado de ruina, y según cuentan por aquí pasaron personajes tan ilustres como el Cid, que allá por finales del siglo XI conquistó la fortaleza a los musulmanes, también como suele ser habitual en estas fortalezas esta sufrió varias conquistas y reconquistas por ambos bandos, en este enlace encontrareis un interesante artículo sobre el Castell de Miravet y que os explicará su historia mejor de lo que yo.
Entre las ruinas podemos encontrar los restos de la torre principal, el aljibe, murallas tanto interiores como exteriores, e incluso varios arcos y pórticos y los restos del poblado, germen de lo que hoy es Cabanes, y entre los que se encuentran los de la iglesia románica...como molaría poder viajar atrás en el tiempo y volver a esa época y ver el castillo en todo su esplendor, aunque con esta reconstrucción virtual nos podemos hacer una idea de como era.

Tras la visita al castillo seguiremos en dirección N, atravesando los restos del poblado hasta que nos toparemos con una muralla, ¡¡¡qué grande debió ser el recinto amurallado del castillo!!!, tras ella el sendero, en pronunciadísimo descenso, se enfila y difumina en una maraña de pinos y vegetación, e igual de fácil es perderle el rastro como pegarte un batacazo de culo, doy buena fe de las dos cosas, un par de veces...por suerte el sendero se va evidenciando hasta que da de bruces con la carretera que une Orpesa y Cabanes, y por la que tendremos que caminar ahora durante unos centenares de metros, esta carretera es de las que vulgarmente llamaríamos de "mala muerte", pero no veas la de tráfico que tiene y a la velocidad que pasaban los vehículos esa mañana.

Por suerte dejamos pronto el asfalto para tomar un camino de tierra que nos sale a la derecha, se agradece al principio, pero acaba haciéndose muy largo, siendo el principal interés de este tramo el paso junto a varias masías, algunas reformadas y algunas otras abandonadas o en ruinas, o los frondosos barrancos de la zona.
Afortunadamente junto a una de las masías, la de Rita, arranca un sendero realmente bonito y agradable que seguiremos ahora durante un buen tramo, compensando así el largo tramo de pista.
Otro tramo de pista nos llevará hasta otro grupo de masías y chalets donde tomaremos un difuso sendero que en constante subida nos encaramará a un segundo alto, donde encontraremos un mojón que delimita los términos municipales de Cabanes y Benicàssim, desde allí tendríamos unas buenas vistas de la costa, pero lo brumoso del día nos las ocultaban, no así las de les Agulles de Santa Àgueda, lo cual nos recordó que estamos tardando demasiado en hacerles una nueva visita.

Desde este alto y siempre por sendero nos encaminamos en dirección O hacia el Coll de les Agulles, pero no llegaremos a él, sino que romperemos hacia el N, para llegar hasta el Portell de les Agulles, donde nos detendremos a disfrutar de las espectaculares vistas de les Agulles de Santa Àgueda, el valle del Barranc de Miravet y las cotas más altas del Desert, encabezadas por el Bartolo.
Desde el Portell coronaremos una tercera cota, la Rueta de Pa, e iniciaremos una serie de sube y bajas por un lapiaz que nos enlazará con un desfigurado camino que nos llevará hasta el primer collado, donde habíamos encontrado la senda de acceso al castillo, cerrábamos así el círculo, nos restaba ya solamente regresar a la Font del Perelló.
Ahora, a por la tercera parte, el Castell de Sufera, aunque de este he leído y me han dicho que no queda prácticamente nada.

Un saludo a tod@s.


Esta es la Font del Perelló, estamos en término municipal de Cabanes, aquí empieza el recorrido de hoy

Por un camino ganamos altura desde el principio, y entre los floridos almendros tenemos estas bonitas vistas de les Agulles de Santa Àgueda

Tras alcanzar un collado encontramos la intersección donde empieza la circular, seguimos en dirección norte por este sendero

Alcanzamos una pequeña cota, el Puntarró del Gaspatxer (307 m.), tenemos buenas vistas desde allí: les Agulles de Santa Àgueda, el Bartolo, el Colomer, Sufera...

...y como no, de nuestro principal objetivo del día, el Castell de Miravet, que se alza en su atalaya a 286 metros de altura

Superamos el Portell de Miravet y bordeamos las ruinas por el oeste, donde encontramos las primeras murallas

Ya en la vertiente norte entraremos en el recinto, y utilizaremos este butrón para acceder a la torre del homenaje

Desde allí tenemos esta perspectiva de la Serra d'Orpesa

Lo poco que se conserva de la torre del homenaje

Desde allí arriba vemos así lo que fue el patio de armas, junto a dos de las entradas al castillo, vemos también, fuera del recinto, los restos de la iglesia románica...
...la vemos aquí de más cerca, data del siglo XIII, fue levantada en honor de San Martín y San Bartolomé

Bajamos a visitar el patio de armas, vemos así la torre principal

Y prestamos atención a esta puerta de entrada, de lo mejor conservado del castillo...

...como también lo está este arco, como veis el patio de armas está plagado de palmitos, no en vano estamos en el Desert de les Palmes

Salimos de lo que es el castillo y el sendero nos lleva ahora al antiguo poblado de Miravet

Desde allí tenemos esta bonita perspectiva de lo que en su día seguro fue una gran fortaleza

Seguimos en dirección norte, bastante alejada del castillo encontramos una nueva muralla

Pronto nos esperan dos anodinos tramos de carretera primero y de pista después, antes de ello el sendero se oculta en esta pequeña jungla

Lo más interesante de este largo tramo de pista, el paso junto a numerosas masías, esta es la de Pau, que parece rehabilitada...

...en cambio, estas dos, que parecen gemelas, aparentan estar abandonadas

Por suerte volvemos a andar sobre sendero, que aquí transcurre por una de esas barrancadas tan típicas del Desert

Encontraremos numerosos tramos como este, en los que da gusto caminar

En el Desert de les Palmes no solo hay palmitos, también hay madroños, ahora no es época de ellos, pero están empezando a florecer

Elegimos estas masías para detenernos a pegar un bocado, asoman les Agulles, el Bartolo y el Colomer

Continuamos por un sendero bastante perdedor, esta loma se nos presenta como obstáculo a salvar

No hemos elegido un buen día para las vistas, mucha bruma

Llegamos al punto más alto de la la loma (397 m.), allí encontramos este mojón que delimita los términos de Cabanes y Benicàssim

Encontramos más madroños en flor, estas las ha quemado el frío

Nos encaminamos hacia el Coll de les Agulles...

...a partir de ahora se erigirán como absolutas protagonistas de las vistas

Nos alegra comprobar que la reforestación, tras numerosos incendios, va en buen camino, aunque tendrán que pasar muchos años para volver a ver un bosque aquí

Algunos pinos sobrevivieron a aquellos incendios

No alcanzamos el Coll pero si el Portell de les Agulles, donde gozamos de estas fabulosas vistas de les Agulles y de la Vall de Miravet

Imponentes y espectaculares les Agulles de Santa Àgueda, sin duda un emblema de la provincia, al fondo de la imagen podemos apreciar el Castell de Montornés

Panorámica desde el Portell de les Agulles

Alcanzamos una nueva cota, la Rueta de Pa, de 404 metros, desde allí podemos apreciar con claridad las cuatro cimas de les Agulles: el Agullot al sur, las dos centrales, con el espectacular trampolín, y la norte, que es la que vemos más cerca

Entre lomas nos encaminamos hacia el punto de inicio, de nuevo volvemos a ver el Castell de Miravet

Se acercaba la primavera, primeras jaras

Este es el primer camino del día, que no os lo había enseñado, suerte que volvimos a pasar por allí jeje

Y llegamos de nuevo a la Font del Perelló, donde había una familia de pic-nic, en la imagen podéis ver a su perro, con quien Laia compartió unas cuantas carreras, se ve que la ruta le supo a poco ;-)


  • Longitud total del recorrido: 13, 5 kilómetros.
                         Sendero: 7 kilómetros.
                         Pista o camino de tierra: 6 kilómetros.
                         Asfalto u hormigón: 0,5 kilómetros.
  • Desnivel positivo acumulado: 600 metros.
  • Desnivel negativo acumulado: 600 metros.
  • Cota máxima alcanzada: 404 metros (la Rueta de Pa).
  • Duración total del recorrido: 3 horas y 50 minutos.
  • Acceso al punto de inicio: Para llegar a la Font del Perelló tendremos que localizar primero el Camí de Miravet, tenemos dos opciones para llegar a él, desde Benicàssim o desde Orpesa, desde Benicàssim tendremos que buscar la CV 147 (la carretera del Desert), y más o menos a la que llevaremos casi 5 kilómetros encontraremos a la derecha el desvío al Camí de Miravet, esta opción es la que más curvas tiene, desde Orpesa seguiremos la N 340 dirección Barcelona, estaremos atentos al desvío a la CV 148 que se transforma en la carretera de "mala muerte" que menciono en la crónica, el primer desvío asfaltado que encontremos a la izquierda (indicación a la Fundación los Madroños) es el nuestro. Una vez estemos en el Camí de Miravet estaremos atentos a las señales que nos desvían a la Fundación los Madroños, por ese camino llegaremos enseguida a la Font del Perelló.
En breve el track...














Puntua esta ruta

10 comentarios:

  1. Hola Dani me encanta este castillo, de lo mas bonitos que tenemos, bien se merece una ruta en su honor.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda Jose, debió ser una gran fortaleza, y según he leído en varios sitios, de las importantes de la provincia.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola Dani
    Todo perfecto, la pena la de siempre ver estos castillos tan estropeados nos da lastima, día a día se van abandonando y cada vez queda menos de ellos. Cuando veo estas cosas siempre me pregunto todo lo que habrá pasado por allí.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      Si que es una pena que no se hayan conservado y protegido como merecían este tipo de patrimonio, y desgraciadamente así encontramos casi todos los castillos de la provincia...pero ay! si se hubiese tratado de ermitas o monumentos religiosos...

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Hola Dani! Interesante y cultural entrada con el castillo de Miravet como protagonista, pero no lo son menos las Agujas de Santa Águeda que destacan sobre el paisaje constituyéndose, como dices, en un emblema de la provincia. Me ha gustado la reconstrucción del castillo. Te da una idea de como debió ser.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio.

      Uno de los muchos alicientes que podemos encontrar haciendo senderismo es poder encontrarnos de vez en cuando con estas ruinas que este caso nos hacen retroceder al pasado.
      Pues el que ha hecho la reconstrucción virtual tiene un par más en su canal de youtube, de los castillos de Montornés y del de Almenara, se lo curra.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Dani.

    Coño que pedazo de castillo montano!! Es más grande que el de Montornés, que recuerdo muy chulo y con buenas vistas, pero es que este es un tremendo atalaya. Además el paisaje típico del Desert le da mucho encanto a estas fortificaciones. Ya tengo destino para decirle a los amigos de Benicassim cuando vayamos a verlos. Así nosotros también cumplimos las dos rutas (más o menos) de un Castillo en el Desierto. La panorámica desde el Portell es muy chula y de las Agulles esta todo dicho: mucha belleza. Tengo su imagen grabada ya que se ven desde varias calles de Benicassim.
    Ah......sabrás que se me ha hecho la boca agua, no? Esos madroños madurando ahí ahí........ En la Serranía solo salen en la Baja, la que esta pegando a Valencia, que donde menos frío hace.

    Un abrazo y nos vemos pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      No sé si será más grande que el de Montornés, pero por situación, sobre todo al estar sobre esa roca, pues llama mucho más la atención y parece más impresionante.
      Pues es una ruta ideal para si este verano vas allí con tus colegas, madrugón, subís a ver el castillo, y luego en la Font del Perelló os marcáis un almuerzo con ese "peaso" tortilla y empanadas que prepara Maru...o también podéis venir en otoño y poneros "moraos" de comer madroños jajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Dani.
    Coincido con José y contigo en la conservación y estado de estos castillos.En Cortes de Pallas,el Castillo de Chirel,tuvo un ''inicio'' de restauración y el cambio de gobierno en la alcaldía,paro las obras...el resultado es que ahora subes y te encuentras andamios,sacos de cemento y hormigoneras abandonadas....
    Viendo el perfil de la bajada después de la visita,no me extraña lo de los ''derrapajes''...jajaja....casi se podría hacer rapel....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane.

      Yo ya no pido que se hagan restauraciones como la que se ha hecho, por ejemplo, en Sagunt, que dicho sea de paso, me parece horrible, sobre todo la del coliseo, pero si que al menos se hiciera algún trabajo, como bien has dicho tu, de conservación, para evitar que se vayan derrumbando con el paso del tiempo, y al final no quede nada, como en algunos que conozco.
      Sí, esa bajadita se las trae, si tenían que subir por ahí para asediar el castillo, al llegar arriba, lo harían sin aliento jajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar