9 de agosto de 2015

Travesía a Monte Perdido - Día 2: Lago Helado - Monte Perdido (3355 m.) - Refugio de Góriz - Punta Custodia (2519 m.)

Miércoles 22 de julio de 2015

Aunque el anterior tuvo muchas emociones fuertes, hoy era el día grande de la travesía, el día en que íbamos a coronar la cima de Monte Perdido, tras la mala experiencia de la noche anterior, la meteo nos iba a dar una tregua para poder alcanzar la cima del gigante de Ordesa, principal objetivo de esta travesía, para volver a complicarse después, haciendo que tuviésemos que variar los planes que teníamos previstos en un principio.







Soy el primero en salir de la tienda, ha amanecido un día espectacular a los pies de la Torre de Marboré, quién nos lo iba a decir tras la que había liada horas antes y que nos hizo pasar una noche horrible, Miguel Ángel me pregunta desde dentro que cómo está la tienda, le respondo que parece que la haya montado el mismísimo Ripollés ;-), se nota que ha sufrido la pobre, pero lo importante es que aguantó y nos pudimos despertar secos, contando con que el acabar empapados hubiese sido el mejor de los males...ahora nos reímos, pero, menuda nochecita...
Desmontamos y desayunamos con tranquilidad, lo planeado para hoy, seguir por la Faja de los Sarrios y enlazar con otra que discurre al SW del Cilindro, llegar al Lago Helado, subir y bajar Monte Perdido, montar el campamento en el Lago Helado y por la tarde asomarnos al Cuello del Cilindro y subir su Pitón SW y por que no, hacer una tentativa al Cilindro, aunque como habréis deducido por el título, astutos lectores ;-) no todos los objetivos se cumplieron, pero se añadieron otros que no estaban planeados.

Partimos, nuestro destino, la faja que os comento que discurre bajo el Cilindro y aunque la tendremos todo el rato a la vista, será importante no perder el rastro de hitos que por terreno rocoso y perdedor conducen a ella, con poco tiempo para calentar nos espera la trepada de IIº que os comenté en la anterior entrega y que nos hace ganar un nivel superior de la Faja de los Sarrios, lo que nos hará pasar bajo el Col de la Cascade y caminar muy cerca de la divisoria, cosa que aprovecharemos para asomar un momento el hocico al Cirque de Gavarnie, pasaremos luego a los pies de los paredones que sostienen la Espalda de Marboré, bajo los que encontramos, y nos sigue sorprendiendo, extensos y planos neveros, alcanzamos la zona de vivacs del circo rocoso que forman el Marboré y los Picos de la Cascada que es donde queríamos haber llegado el día anterior, vemos allí el pararrayos donde seguramente cayó el rayo que oímos tan cercano anoche y que tanto nos acojonó.


Mirad que día nos ha amanecido, como vulgarmente se suele decir, tras la tempestad llegó la calma

Es un gustazo despertarse con estas vistas, en primer término el Pico Blanco, que hace honor a su nombre, entre el collado que lo separa del Taillón podemos ver la punta de la Escusaneta e incluso el majestuoso Collarada, a la izquierda del Pico Blanco aparecen las cimas del Pico Fenez y el Pico de Otal

Y un poco más cerca, esa mole que tanto me gusta, el Casco, bonito e imponente mire desde donde se mire

Arrancamos, Monte Perdido nos espera, la claridad de la mañana nos permite ver con nitidez el Cotiella, Peña Montañesa y el Castillo Mayor

Una trepadita de IIº nunca viene mal para entrar en calor

Un pelín más complicado que la trepada resulta este pequeño paso horizontal, sobre todo si se tiene algo de aprensión a las alturas

Tras superar estos dos pequeños escollos seguimos por la Faja de los Sarrios, en la cual me caza silueteado Miguel Ángel

Por la Faja de los Sarrios, un pequeño tramo de terreno cómodo y con grandes vistas, en este caso del Cañón de Ordesa

Como nos pilla de paso nos acercamos a este balcón sobre Gavarnie, en el que también podemos disfrutar de unas buenas vistas del macizo del Vignemale

Paredones de la cara sur de la Espalda de Marboré, con un extenso nevero en esa zona

Tan extenso que aparecerá en esta y las dos siguientes fotos, (me he adjudicado por error la autoria de esta foto, que en realidad la hizo Miguel Ángel)


Cilindro, Pitón SW y Monte Perdido, y señalada en rojo la faja por donde llegaremos al Lago Helado


Ordesa, sobra decir que es muy rica geológicamente, he aquí una pequeña muestra de ello

Los hitos nos mandan por dentro de una pequeña rimaya, a la que le sigue una nueva trepada (I+) y tras escarcear por un caos rocoso alcanzamos la susodicha faja, que yo estaba convencido, pero cabezón, de que era la Faja Roya, pero no, esta transcurre unos metros más abajo que por la que íbamos ahora, tenía usted razón señor Miguel Ángel...menos mal que no me dio por apostarme nada ;-)

Tras horas (contando las de ayer) caminando por roquedo y nieve se agradecía pisar el terreno cómodo y blandito de esta faja, por ella alcanzamos la cota 3000, lo atestiguan unas fantásticas vistas en las que podemos contemplar la zona del inolvidable vivac de anoche y todo lo recorrido hoy, más los cañones de Ordesa y de Añisclo.
La faja traza una curva hacia el este y empieza a perder cota en dirección al Lago Helado, las vistas que íbamos a tener de Monte Perdido en el corto trayecto hasta este pequeño lago son de las de retener en la retina durante mucho tiempo, espectaculares, las ansias por llegar al Lago Helado, dejar las mochilas y empezar a subir a este coloso calcáreo no hacen más que aumentar.


Nos espera otra pequeña trepada, a la que tendremos que llegar pasando por esta rimaya

Y aquí la tenemos, la faja que os había señalado en la foto anterior, muy amplia, y que nos haría alcanzar los 3000 metros

Magníficas vistas desde ella, Taillón, Espalda, Picos de la Cascada, Marboré

Acercamos el zoom para ver mejor la Espalda de Marboré, el Pico Occidental de la Cascada, el Taillón, laPunta de la Escuzana y Otal, lo que nos permite ver también las más lejanas Sierra de la Partacua y Collarada

Añisclo y Ordesa, dos de los cañones más espectaculares de la península en la misma foto

Mirad quien se asoma a saludarnos, su cima nos reclama

Espectacular visión de Monte Perdido, en esta panorámica acompañado por Añisclo y Ordesa


De camino al Lago Helado, donde tuvimos que cruzar este nevero, que si bien se hacía en horizontal estaba bastante inclinado
Bajando hacia el Lago Helado, imposible no apartar la mirada de Monte perdido

Zoom hacia la zona de la Escupidera, libre de nieve, tiene pinta de estar muy empinada la cosa, en otras cimas casi siempre resulta ser al final una falsa apariencia, en esta no

Cuello del Cilindro, tras él se esconden unas cuantas maravillas también y que veremos después desde un poco más arriba

El Lago Helado a la vista, solo unos cuantos metros nos separan de él, en un principio va a ser nuestro "hotel" esta noche 

Llegamos al Lago Helado, el de mayor altitud de la cordillera pirenaica, "alquilamos" dos vivacs dejando de fianza nuestras mochilas, y sin tiempo que perder nos ponemos con la ascensión, no sin antes meter un poco de "fuel" (básicamente chocolate y "jamón de mono") al cuerpo, que la Escupidera se adivinaba larga y muy empinada la muy "jodía", y que en ausencia de nieve se convierte en una interminable pedrera, a la que la mejor manera de ganarle metros sin petar en el intento es poniendo el modo "diesel" y parar de vez en cuando a tomar aire mientras admiras, por ejemplo, entre tanto que admirar, los pliegues imposibles del Cilindro de Marboré.
La Escupidera desemboca en el hombro de Monte Perdido, al cual nos asomamos para contemplar esa preciosidad de glaciar que tiene esta montaña en su cara norte, con el Ibón de Marboré a sus pies, que a la vez lo está a los de la Brecha de Tucarroya, también vemos desde allí algo que no veíamos mientras subíamos por la Escupidera, unas feas nubes que se avecinaban rápidamente desde Francia y que amenazaban con "regalarnos" otra tormenta como la de anoche.


Lago Helado y Monte Perdido, una foto con ellos antes de ponernos con la ascensión

En esta primera parte de la ascensión, llevadera y sin el peso de las mochilas ganamos altura de forma bastante rápida, espectacular visión del Cilindro, como fascinan esos pliegues!!!, y del Cuello del Cilindro

Dedo de Monte Perdido, al que solo se puede subir escalando

La cosa se va empinando, tramo en el que hay que hacer uso de las manos

Y se va empinando cada vez más, Juan Carlos se pliega, como el Cilindro ;-)

Zona con más inclinación de la ascensión, el esfuerzo a realizar, cuanto menos, generoso

El objetivo está cerca, eso da fuerzas, en esta toma se aprecia toda la subida desde el Lago Helado, y atinando la vista todo el recorrido de la mañana

Llegamos al hombro de Monte Perdido, al cual nos asomamos para ver la zona del Balcón de Pineta, los Llanos de Lalarri y como no, la seña de identidad de la norte del Perdido, su glaciar

Ibón de Marboré y Brecha de Tucarroya, nos toca hacer verdaderos esfuerzos para distinguir el pequeño refugio que hay en ella

Nada nos separa de la cima, solo una última cuesta, una "mariconada" en comparación con la Escupidera, en ella nos cruzamos con un numerosísimo grupo que bajaban, el cual cierran tres compañeros de València, con los cuales charlamos un rato, y que nos dicen que hay tormentas anunciadas a partir de las tres de la tarde, les contamos nuestra "aventura" de anoche y nos dicen que ellos acamparon en Góriz y que tampoco lo pasaron muy bien que digamos, mira por donde eso nos consuela, no fuimos los únicos en pasarlas putas...
Llegamos a la cima de Monte Perdido y la tenemos enterita para nosotros cuatro solo, todo un privilegio, y aunque las cada vez más abundantes nubes nos limitan mucho las vistas, no empañan en absoluto el momento, siempre es emocionante coronar una cima tan emblemática como esta, pero creo lo es mucho más si lo haces saliéndote un poco de las vías normales, o en travesía como es este caso, y pasando una vicisitud como la de la noche anterior, cosa que le otorga una pincelada extra de...no sé como llamarlo, pero que sí, le otorga un plus, en definitiva que saboreamos la cima de una forma mucho más intensa.


Monte Perdido (3355 m.), tras Aneto y Posets tercera cumbre más alta de los Pirineos, y montaña calcárea más alta del continente, normal que estemos tan contentos en su cima

Tenemos vistas limitadas debido a las cada vez más abundantes nubes, pero las saboreamos igual, Lago Helado

Ibón de Marboré

Ordesa

Mis compis me dieron una sorpresa y en la cima me regalaron una camiseta conmemorativa de la travesía, tenía que posar orgulloso con ella en la cima, gracias chicos, por haberme hecho sentir como un Estacionero más durante estos días

Viendo como se esta poniendo de feo el tiempo regresamos de forma bastante ágil al Lago Helado, allí, escarmentados por lo de anoche, decidimos que no nos vamos a arriesgar a pasar otra vez por el mismo trago, así que decidimos bajar a acampar en las cercanías de Góriz, buscando así su relativa protección en caso de nueva tormenta, nos toca renunciar a las cimas del Pitón SW y quien sabe si a la del Cilindro, pero al fin y al cabo el objetivo principal de esta travesía, que era subir a Monte Perdido, estaba cumplido, y ya nos dábamos por satisfechos con ello, durante la bajada les propongo a mis compis, que, una vez en Góriz, y para matar el resto de la tarde, y si la meteo lo permitía, podríamos subir a la cima de Punta Custodia, cercana al refugio, la cosa queda en el aire...
En Góriz, lo primero que hacemos es pedirnos unas cervezas, y ventilarnos otras mientras comemos de forma opulenta en las mesas del exterior, ya se sabe, tocaba desquitarse de la escasa y rápida cena de anoche, tras estar de cháchara con unos y otros y montar las tiendas, echo el órdago de subir a Punta Custodia, pero a estos les tira más una siesta que una cima, eso ¿o es que más bien yo soy un masoca por cascarme 300 y pico metros de desnivel extra tras el tute de estos dos días? ;-) sea como fuere decido irme nuevamente en plan lobo solitario.


Empezamos a bajar, se complica el tiempo, mirad que nube más negra cubre el Cilindro, tan negra que transforma en ese color las aguas del Lago Helado

Juan Carlos y yo bajamos por donde subimos, los dos puntitos en el nevero son Rafa y Miguel Ángel, que prefirieron bajar por él

Con esas nubes todo adquiere un tono siniestro ahora

Volvemos al Lago Helado, viendo como se está poniendo la cosa decidimos que no nos vamos a quedar a dormir ahí, anulamos la reserva

Nos vamos a Góriz a acampar, paso equipado durante el descenso

Metemos la directa, lo que viene por detrás no nos gusta un pelo

Ciudad de Piedra, otro topónimo puesto al pelo

Servidor, en blanco y negro, por la Ciudad de Piedra

Tonalidades y cabalgamientos de Ordesa, seguro que ya lo habéis visto, y si no, no os podéis perder este vídeo

Una entretenida destrepada, Miguel Ángel me caza desde arriba

Y yo hago lo propio con ellos desde abajo

Una cascada, proveniente de o los muchos neveros que aún quedan por la parte más alta

Negras nubes cubren la cima del Taillón, ¿se repetirá lo de anoche?

El Refugio de Góriz, a tiro de piedra, lo visito por segundo año consecutivo, aunque esta vez dormiremos fuera

En pleno preparativo de la comida, ya con algunas cervezas sobre la mesa

Y hacia Punta Custodia que me voy, sigue encapotado y pintado feo en los tresmiles, incluso escuchándose algún trueno lejano, por lo que meto el turbo, por si las moscas, por el GR 11, en dirección a la Collata de Arrablo, aunque no llegaré a ella, sino que torceré antes en dirección S para de forma directa, sin sendero y sin trazar apenas zetas buscar la ancha arista que me enfilará a la cima de Punta Custodia.
El premio por llegar allí arriba es que empieza a despejar por todos lados y puedo disfrutar de las grandes vistas de esta modesta cima, privilegiado mirador de las Tres Sorores, Añisclo y Soaso.
Ya con la tranquilidad que daba ver que el tiempo se estabilizaba regreso de forma más relajada a Góriz, donde me están esperando mis compis con una birra, nos haremos otra durante la cena, buena sobremesa, fuera y dentro del refu, antes de retirarnos a las tiendas, al final se ha quedado una noche preciosa, la más estrellada que he visto nunca, ante tal espectáculo nos resistimos a meternos dentro, vemos tres estrellas fugaces, no pido deseos, ¿por qué hay que pedirlos solo cuando cuando ves una estrella de estas?, yo los pido muy a menudo, sin estrellas fugaces de por medio...ahora mismo, mientras escribo esto, pido uno, por ejemplo, que momentos como este, en la montaña, con los compañeros y bajo millones de estrellas se vuelvan a repetir muchas veces.

Un saludo a tod@s.


Nuevo objetivo improvisado, aunque no pinte muy bien el cielo, Punta Custodia

El camino hasta allí es evidente, por el GR 11 hasta la Collata de Arrablo, encuentro estas vistas del Circo de Soaso

Collata de Arrablo o Collado Superior de Góriz, visto desde las primeras rampas de Punta Custodia, buenos recuerdos, el año pasado, desde este collado empezaba la recta final de la última etapa de la Monte Perdido Extrem

Arista cimera de Punta Custodia

Cima de Punta Custodia (2519 m,), con Monte Perdido a mis espaldas

Esta cima, como imaginaba, resulta se un fantástico mirador de Añisclo

Castillo Mayor, el arco iris y Peña Montañesa

Y también lo es de las Tres Sorores, siendo de las tres Monte Perdido la única que se muestra despejada, vemos también la Torre de Góriz o Morrón de Arrablo

Panorámica en la que también vemos la Punta de las Olas y la Suca, a continuación las vistas desde Punta Custodia en vídeo


Punta Custodia de regreso a Góriz, la tormenta que había formada ya es historia

Ya sólo quedan algunas nubes enganchadas en las cotas más altas, el sol se esconde tras ellas

Así son de especiales los Pirineos, una noche parece que se vaya a acabar el mundo, y la siguiente queda así de plácida y despejada, luces de Góriz, con la Luna y Júpiter sobre Punta Tobacor, lástima que mi cámara no dé para fotografiar con claridad el cielo tan estrellado de después

15,6 kilómetros

935 metros de desnivel positivo y 1631 de negativo














27 comentarios:

  1. Estupendo nois felicitatz. jo el any 2012 vaig estar . fabulós

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gràcies Montserrat, jo sempre ho dic, no hi ha res al Pirineu que es pugui comparar a Ordesa.

      Salut!!

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Cierto Savador, no hay otro apelativo para describir a Ordesa.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. guapisimo el reportaje de nuestra travesia!! me ha encantado conocerte y sobretodo hacer esta aventura contigo... eso si solo te falto una cosa para ser un estacionero... y es una siesta en una travesia a si que ya sabes que nos debes una! por lo demas eres uno mas jajaja JAMON DE MONO FOREVER!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. bueno y has visto en la foto subiendo por la escupidera como intente mimetizarme con los pliegues no? jajaj

      Eliminar
    2. El placer de haberos conocido fue mío, aunque he de reconocer que cuando pusiste el pen el coche y dijisteis que era todo de música de Pablo Alborán me asusté un poco jajajaja...habiendo una cima cerca me tendréis que atar para que me quede a echar una siesta jajaja, venga, a la próxima lo intentaré, vosotros traed buena cosa de jamón de mono, que yo me encargaré de que no falte paté de cahmpiñones ;-)

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Brutal, impresionante, majestuoso!! se me acaban los apelativos. Que gran ruta y distinta para afrontar el Perdido. Tengo que decir que estas entradas tuyas provocan en mi persona una sana envidia de querer estar allí, y tenerte como compañero (y guía por supuesto, pq ojo que control pirenaico!). Enhorabuena a los cuatro de esta super ruta!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenoo!!!, me halaga usted con tanto halago amigo Toni jejeje, la verdad es que alcanzar una cima de estas cobra otra dimensión haciéndolo en modo travesía, hace unos cuatro años intentamos algo similar con el Aneto, pero tuvimos que abortar, y aún así lo pasé genial y saqué muchas cosas positivas, pero si coronas tu objetivo, como en este caso la satisfacción es mucho mayor.
      A ver si el verano que viene podemos cuadrar alguna cosa por Piris, ¿o en septiembre de este?, ¿cómo lo tendríais?, seguramente subiremos unos días con unos primos de Eva...

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Si os viene bien, el lunes y martes vamos a estar en Valencia. No sé si podrás, pero el lunes podríamos hacer una rutilla. El martes tambien, aunque nos viene mejor el lunes, ya que el martes por la tarde deberíamos volvernos a Qnk. Si no pudierais, por lo menos unas cervezacas en algun terracita de Betxí por la tarde, no estaría mal.

      Eliminar
    3. Si qué estaría bien lo de la rutita, ahora después, o mañana, te mando unos wasaps y lo hablamos.

      Eliminar
  5. Hola Dani
    Increible!!!! Que bonito es todo esto!!! Buen desnivel el de la escupidera ehh?? , pero como mola, cuando consigues algo así, cuanto mas cuesta mas te gusta y mas te emociona yo lo de la cima de Monte Perdido lo pude comprobar unos días después de tí y es IMPRESIONANTE!!!!

    Las fotos estupendas y la subida a Punta Custodia...macho no te puedes estar quieto...Te mueves más que un garbanzo en la boca de un "mellao" jajajaja.

    Ahh y ese deseo que has pedido ya verás como se cumpe....Suerte!!!

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      Bonito se queda corto amigo Jose, el calificativo para describir Ordesa es...no creo que lo haya, cuando dices Ordesa ya los has dicho todo.
      Lo que comento en la crónica, muchas veces ves la subida a una cima y dices "qué empinada", y luego sobre el terreno no lo es tanto, pero con la Escupidera, lo parece desde lejos y cuando estás en ella parece que esté incluso más, casi 400 metros en un kilometrillo, eso lo dice todo jeje.
      Lo de Punta Custodia, a parte de que soy un culo inquieto, fue una bonita manera de redondear la jornada.

      Somos blogs cruzados jeje, cuando fuisteis al Aneto, coincidimos en Benasque, el año pasado nos marcamos el Posets como objetivo y este por bien poco no coincidimos en Torla.

      Un abrazo Jose, y que se cumplan vuestros deseos también.

      Eliminar
    2. Gracias Dani, totalmente de acuerdo!!!!!

      Eliminar
  6. Hola Dani,
    Preciosas fotos!!! De momento , los que no podemos disfrutar de tales experiéncias, nos conformamos con las fotos y el relato que es fantástico.
    Una ruta genial por lo que parece.
    Muchas felicidades!!!
    Un abrazo!
    Rafa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rafa, para mi es un placer compartir nuestras vivencias con todos vosotros, sí, una ruta de las que dejan huella.
      Gracias de nuevo por haber pasado por el blog y haber dejado un comentario en él.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Hola Dani.

    Aunque no sea la cima más alta, para mi es la más espectacular del pirineo. Ese paso horizontal del principio o la cámara engaña, o se ve algo jodidillo ...

    Me han gustado mucho las fotos, sobre todo en la que muestras Monte Perdido con Ordesa y el Cañón de Añisclo, menudos tres lugares, complicado elegir el más bello.

    Me alegro que la noche la pasarais mejor, ayer al pasar junto a la brecha me acorde de ti, cuando vi la cueva Russell, eso si, a nosotros nos costo algo más de la hora y cuarto ir desde la brecha al Taillón, y volver, así que no se si serás Masoca a la Punta Custodia, pero lo que si puedo constatar, es que estás hecho un toro, y que esos gemelos tuyos no son implantes :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Anda que menudo debate se podría abrir sobre cual es la montaña más espectacular del Pirineo, pero sí, Monte Perdido es de las que más, codeándose con el Midi d'Ossau o el Palas por ejemplo, para mi de las más espectaculares, para mi gusto, claro está, pero Monte Perdido tiene algo que no tienen estas dos que he mencionado como ejemplo, y es el todo el entorno que lo rodea, que roza lo majestuoso.
      No, el pasito ese, sin ser complicado, no resbales, que te pegas un buen porrazo, ojito con él si la roca está mojada.
      Por lo que dices al final si que coronasteis el Taillón, ya nos contarás, del nevero ese antes de la Brecha, seguro que no quedará ya nada, verdad?
      Al final voy a coger complejo con lo de los gemelos jajaja.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Jeje, tu lo has dicho, el entorno que rodea a Monte Perdido, no lo encuentras en ninguna otra del pirineo, por no hablar de la distancia y desnivel que hay que salvar para conseguir su cumbre.

      Al final si que hicimos cima, nos hizo un día raro, y nos costo más de lo que pensábamos, y el nevero hay estaba, lo pasamos sin problemas, al final 23 kilómetros y unos 1900 de desnivel para una jornada, está bastante bien.

      Un saludo

      Eliminar
    3. Je, para que luego digan que el Taillón es una cima fácil, si la quieres hacer en una jornada, o la haces desde Col de Tentes, o nadie te quita esos 1900 metrillos, que se dice pronto.

      Eliminar
  9. ¡Hola Dani! Pues no tengo nada que comentar. Vistas las fotos y leída la detallada narración habitual en ti, está todo dicho. Brutal y estratosférica ruta para vivirla, con esos pasos con pelín de riesgo ( pelón, según se mire) y el postre de Punta Custodia.Enhorabuena por la hazaña.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Emilio, lo de Punta Custodia fue como cuando vas de paella y te has puesto hasta arriba de arroz, carne y verdura y sacan unas pastas de postre, y no cabiéndote nada más en el estomago, casi al borde del empacho aún haces el esfuerzo de comértelas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Definitivamente eres un masoca Dani...jajaja....''Mare meua'' como he disfrutado con esta crónica......Me he recreado en las imágenes y por supuesto en la narración....Ese plano de la Escupidera desde arriba...¡¡brutal!!....bueno como le dices a Jose...400 metros en un kilometrillo...''na de na''....jajaja....Me ha gustado muchísimo la imagen de Añisclo desde Punta Custodia...
    Bueno falta ver esa tercera entrega....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, un poco masoca si que soy, más que nada porque una vez llegué a la Collata de Arrablo, en vez de ponerme a buscar un senderillo que subía a Punta Custodia lo hice subiendo a lo recto, me asfixié más ahí que en la Escupidera jajaja, esas vistas de Añisclo con el arco iris fueron todo un regalazo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Lo primero de todo, me cuentas lo de jamón de mono...??? jajajaja... me llama la curiosidad...y por supuesto ENHORABUENA, por esa mole calcárea.... tan bonita...cuando era una cría, le llamaba la orca, x que desde el aire, se me antojaba...
    Te estas convirtiendo en un narrador de primera! Me han encantado las fotos. la del cierre , en nocturno, me mola. , buen mirador el Custodia, ....te sale la emoción por las piernas... vaya resistencia...gemelos de granito, los tuyos, mocé!!
    Una segunda jornada para quitarse el sombrero!! Felicidades chicos!!
    Salud y montes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, el jamón de mono, pues es así como llaman mis cachondos colegas de Jaen a los cacahuetes, llevaban cantidades industriales en las mochilas jajaja.
      Gracias Ana, coronar esa preciosidad calcárea era uno de mis sueños, hacerlo en modo travesía ya fue el no va más, qué montaña tan bonita, ni la mejor de las fotografías puede ilustrar esa belleza y fuerza que transmite.
      Gracias también por lo del narrador de primera jeje, me halaga, ya que al intentar cuidar más los textos esto hace que escribirlos cueste un poco más, pero al final salen, y más si vienen halagos como el tuyo ;-)

      Salud y jamón de mono!!!

      Eliminar