22 de agosto de 2016

Pico de Estós o Tuca del Dalliu (2531 m.)

Miércoles 13 de julio de 2016


Finalizamos la trilogía benasquesa y lo hacemos con la ascensión al Pico de Estós o Tuca del Dalliu, una cima con una interesante ruta de ascenso por el Ball de Lliterola, espectaculares vistas y lo mejor de todo, muy poco frecuentada, toda una sorpresa encontrar un lugar tan poco concurrido en el bullicioso, sobre todo en verano, Valle de Benasque.






Con el anuncio de una noche fría y sobre todo muy ventosa se esfumaba la última oportunidad de subir a vivaquear a Coronas y ascender al Aneto en dos jornadas, así que habría que echar mano de nuevo de la chistera de los "planes B". A bote pronto se me pasaron por la cabeza el Mall Pintrat o subir por tercera vez al Salbaguardia, pero las previsiones, que se cumplieron, decían que habría nubosidad enganchada durante toda la jornada en las montañas divisorias, así que quedaban descartadas estas dos, otra opción era el Pico de Paderna, pero se nos quedaba un poco corta en cuanto a desnivel, al final recurrí a "san google" donde encontré algunas (no muchas) reseñas de ascensión al Pico de Estós, el cual había pasado desapercibido para mi todas las veces que había subido a Benasque, en estas reseñas todos resaltaban lo mismo, las fantásticas vistas desde su cumbre. ¿Una montaña con grandes vistas y además poco frecuentada?, adjudicada quedaba.

Con tal ahorrarnos un dinerillo de camping, los 13 euros que cobran en Senarta me parecen un atraco a mano armada, subimos a pernoctar donde acaba la carretera, justo en el punto donde empezamos la ruta del Sacroux días antes. Si a 1800 metros nos tocó cenar de forma frugal dentro de la furgoneta, y taparnos luego con dos mantas no quiero imaginarme como lo hubiésemos pasado de haber subido a dormir a Coronas, casi 1000 metros más arriba, al final todo un acierto haberlo descartado, y tras la experiencia del año pasado en Ordesa, he llegado a la conclusión de que un vivac (siempre que no sea obligado) es para disfrutarlo, no para sufrirlo.

Después de soltaros esta parrafada vamos con la descripción de la ruta, esta empieza en el Puente de Lliterola, en la misma A-139, pero unos kilómetros y unos 200 metros de desnivel más abajo que donde habíamos dormido. Allí encontramos el panel que describe el itinerario que sube hasta el Ibonet de Lliterola, el cual seguiremos parcialmente. Empezamos, ganamos los primeros metros por el interior de un corto tramo de bosque, que nos protege momentáneamente del molesto y gélido viento que iba a soplar durante toda la jornada y que nos obligó a hacer toda la ascensión con ropa más propia de otoño que de bien entrado julio ;-).


Por el bosque mixto, en los primeros momentos de la ruta.

Salimos del bosque, primeras vistas, asoman las primeras cumbres del Circo de Cregüeña, picos de Estatás, del Quillón y Cregüeña, a medida que iremos ganando altura irán apareciendo todas las cumbres que rodean a este bonito ibón.


A la salida del bosque suaviza la pendiente, que irá en aumento de forma progresiva para volverse a acentuar antes de alcanzar una zona rocosa por la que escarcearemos para ganar el llano pastoral del Turonet de l'Amorriador, que nos da la plena bienvenida a la Ball de Lliterola. A nuestras espaldas tendremos ya unas bonitas vistas del Macizo de la Maladeta, en la que veremos asomar algunas de sus puntiagudas cumbres, y frente a nosotros, las cimas divisorias del sector del Perdiguero, tal y como anunciaban las previsiones, cubiertas de nubes.


El bosque va quedando abajo. Remontando el Ball de Lliterola, en este primer tramo el sendero se encuentra bien señalizado con marcas de pintura.

Lo que os decía, aparecen los primeros tresmiles de Cregüeña, Aragüells y Aguja Juncadella.

Primera toma de contacto con el Pico de Estós, un pino seco adorna el camino.

También nos llama la atención este, que nace y subsiste sobre un bloque de granito.

Aparece también el Maldito y las agujas de su cresta: Haurillon, Cregüeña y Juncadella. Vemos también toda la morrena por la que desagua el ibón.

El camino nos dará una tregua al entrar en el llano del Amorriador.


Avanzamos cómodamente por este verdoso llano, en busca de nuestro siguiente hito en esta ruta, la Cabaña del Forcallo, la localizaremos en la distancia transcurridos los metros. Para llegar a ella tendremos que abandonar, rompiendo a la izquierda, el sendero principal, perder unos metros de cota, cruzar mediante una pasarela de madera el Barranco de Lliterola y atravesar una extensión de una especie de calabaceras que nos llegaban hasta los hombros, recomiendo revisión de chinches al finalizar la ruta, pues a la vuelta tendremos que pasar de nuevo por este punto ;-)
La pequeña cabaña, reservada para uso pastoril en los meses de verano, puede venir bien en caso de vivac de emergencia, está provista de chimenea y tiene espacio para cuatro personas, apretujadas eso sí, no recomiendo dormir sobre los colchones presentes, de hacerlo, recomiendo nueva revisión de chinches ;-)


Por el Amorriador, detrás nuestro, en primera estancia, la Tuca de l'Acampamén, tras ella, picos de Alba, Cordier, le Bondidier y Maldito.

Los prados, las nubes, el cielo y las montañas nos regalan bonitas postales.

Vemos la Cabaña del Forcallo o del Ubago de Lliterola, junto a la que tendremos que pasar.

El mayor obstáculo para llegar allí es avanzar entre esta especie de calabaceras.

Había una señal que prohibía la acampada, el paisaje invita a saltarse la prohibición, pero... a ver quién es el guapo que planta la tienda aquí ;-)


Desde la cabaña tenemos que seguir abriéndonos paso entre  las altas plantas, en dirección a un poste nivológico que sirve de buana referencia para orientarse, allí arranca la sucesión de hitos que tenemos que seguir a partir de ahora, el terreno se vuelve a poner cuesta arriba, en un bonito marco de pastos, granito, algunos pinos negros dispersos y la totalidad del Ball de Lliterola ante nuestros ojos, con el Perdiguero haciendo amagos de quitarse la "txapela" mañanera.


Tras haber perdido algo de cota para pasar junto a la cabaña, volvemos a remontar, las nubes persisten enganchadas en la zona del Perdiguero.

Subiendo, vemos el poste nivológico donde empieza el sendero jalonado con hitos que vamos siguiendo ahora.

Una paradita, junto a un solitario pino, mirando a ver si se despeja el Perdiguero.

Bueno, no era tan solitario el pino ;-) al fin parece que se despejan las cimas más altas del valle!!

El Perdigueret, y su hermano mayor, el Perdiguero (en concreto su, recién descatalogado como tresmil, Hito Oriental), por fin nos muestran la cara.

Aún nos queda un buen trecho de subida, en la imagen el Turó del Frontonet, que oculta el Cuello de Estós, que supone la próxima parada.


Tras cruzar un colladete herboso junto a un promontorio el sendero pone claro rumbo SO, poco a poco el terreno herboso se va conjugando con otro más pedregoso y pizarroso, especialmente cuando pasamos junto a las extensas pedreras que se desprenden de la cara norte de nuestra montaña. Seguimos remontando hasta alcanzar un amplio collado, reseñado en algunos sitios como Cuello de Estós, aunque no estoy seguro de que ese sea el topónimo correcto, de lo que no hay duda es de las fantásticas vistas que se nos abren desde él, espectaculares hacia el Valle de Estós, las Tucas de Ixeia y el Macizo de Posets.



Promontorio copado de pinos, tras cruzar su collado empieza la subida definitiva al Cuello de Estós.

Laderas meridionales de las Tucas de Lliterola, y la característica curva del Valle de Benasque.

Rumbo al collado, el Turó del Frontonet adquiere ahora forma piramidal.

Enormes pedreras que se desprenden de la vertiente septentrional del Pico de Estós.

Último esfuerzo hasta el collado, dos de las hermanas Paderna, la Tuqueta Blanca y la Tuca Blanca, y el Pico del Alba, controlan nuestro avance.

Cuello de Estós, con el Turó del Frontonet, al que también subiremos hoy...

...pero ese será el postre, el plato principal del día es el Pico de Estós, estas son las rampas que defienden su cima.

Panorámica con las vistas desde el Cuello de Estós, excepcionales hacia el valle homónimo.

Majestuoso Posets.

No se quedan atrás las Tucas de Ixeia.


Desde el collado rompemos al sur, nos aguardan la laderas cimeras del Pico de Estós, que si bien a primera vista pueden parecer muy agrestes, progresar por ellas no entraña ninguna dificultad más que lo empinado del terreno, aunque si que deberemos estar atentos a los resbalones, sobre todo en la bajada, pues hay tramos bastantes descompuestos.
Alcanzamos la cima, gran hito y bidón estanco con libro de firmas, paradójicamente no sopla tanto el viento como en el transcurso de la ascensión, mejor, así podremos deleitarnos largo y tendido de las sensacionales vistas que nos ofrece esta modesta cima, las que más destacan, como no, las del Macizo de la Maladeta, que parece que lo podemos tocar con la punta de los dedos, con el Aneto a la cabeza y todas sus cimas más occidentales, así como todas las que rodean la cubeta del Ibón de Cregüeña, veremos también la dupla Ballibierna/Culebres, y toda la Serra Negra, encabezada por el Gallinero, no nos pasará desapercibido el Turbón, uno de los reyes del pre-Pirineo, más cercanos veremos Benasque, el Embalse de Eriste y la Sierra de Chía, también nos serán impresionantes las mencionadas vistas hacia Ixeia, Valle de Estós y Posets, las nubes irán y vendrán y nos dejarán ver por momentos algunos de los tresmiles más occidentales del sector Gourgs Blancs/Perdiguero, y las montañas que actúan de divisoria entre los valles de Lliterola y Remuñe, no tendremos la misma suerte con las montañas que separan Benasque de Luchon, con inamovibles nubes enganchadas en sus laderas. Un mirador de primera este Pico de Estós.


Apenas nos detenemos en el collado, pues el viento que sola en él es bastante molesto, ponemos la directa hacia la cima.

Agrestes laderas, con las Tucas de Ixeia.

La subida no ofrece tregua, casi 1000 metros más abajo el Valle de Estós.

Por terreno pedregoso y descompuesto.

Estrechamiento antes de la cima, el Perdiguero parece querer engullirnos.

Pico de Estós o Tuca del Dalliu, 2531 metros, si en el collado soplaba con fuerza el viento aquí apenas lo hacia, disfrutaremos de las vistas a lo grande.

Por espectacularidad os muestro las primeras las del Macizo de la Maladeta.

Valle de Cregüeña, menudo festival de cimas, de izq. a der. Alba, Mir, Sayó, Cordier, Maladeta, le Bondidier, Maldito, Aneto, Rusell, Juncadella, Aragüells, Cregüeña, Estatás.

Tiramos de zoom para ver mejor al rey Aneto, se aprecia con claridad la Canal Estasen.

Seguimos el repaso visual, Ballibierna y Culebres.

La "lunar" Serra Negra, a la derecha asoma la Mole del Turbón.

Una foto para él solo, una de las cimas más destacadas del pre- Pirineo.

Crestas meridionales del Pico de Estós, con las Tucas de Ixeia, Benasque, Embalse de Eriste y Sierra de Chía.
Sector Gourgs Blancs/Perdiguero.

Perdiguero.

Valle de Estós.

Posets.

Ixeia.

Densa nubosidad enganchada en la zona del Salbaguardia/la Mina. Qué mejor que un vídeo para dejar constancia de las espectaculares vistas:


Regresamos al collado, y como nos queda muy a mano, decidimos subir también al vecino Turó o Tuca del Frontonet, son 80 metros de desnivel que salvaremos remontando sin sendero una ladera herbosa, que desemboca en una larga y bonachona cresta, en la que nos será difícil distinguir cual es su punto más alto, y por lo tanto la cima del Turó del Frontonet, así que, para asegurar, la recorreremos toda ;-), las vistas son casi calcadas a las del Pico de Estós, solo que desde aquí tenemos una bonita perspectiva de este último.


Abandonamos la cima...

...bajamos de nuevo al collado y emprendemos la subida al Turó del Frontonet.

Durante la subida gozamos de esta bonita estampa del Pico de Estós.

Dócil subida por rampas herbosas, no perdemos de vista el Macizo de la Maladeta.

Último empujón.

Cresta cimera de Turó del Frontonet, la cual recorrimos entera, pues no estaba muy cual era su punto más alto.
El gps nos lo marcaba aquí, Turó o Tuca del Frontonet, 2421 metros.

Hacemos aquí una parada para prepararnos unas rebanadas de paté vegetal con queso de cabra, con estas vistas nos supieron a gloria.

Acabando de recorrer la cresta, al fondo el Puerto de Chistau, y la zona de los Clarabides.

Un último vistazo a las Maladetas y al Aneto.

La foto que encabeza este reportaje.


Llegados al extremo más nor-occidental de la cresta vemos que es factible trazar una pequeña circular para regresar a la Cabaña del Forcallo y que es tontería volver al Cuello de Estós, así que continuamos rumbo NO/O en dirección a la Collada del Frontonet, y antes de llegar a ella, nos dejaremos caer hacia la vertiente de Lliterola, aunque encontraremos algún hito disperso, el camino es totalmente intuitivo y campo a través, por pedreras de pizarra primero y por pendientes de hierba después, por las que se baja sin ningún tipo de problema, como he comentado la idea era llegar así hasta la cabaña, pero el mejor camino iba tendiendo hacia la derecha, hasta que al final nos acabamos topando con el sendero que habíamos empezado a seguir desde el medidor nivológico. A partir de ahí invertiríamos camino. Al final esta improvisada visita al Ball de Lliterola y al Pico de Estós nos dejaba un grandísimo sabor de boca, al igual que esta nueva visita al Valle de Benasque, de la que, improvisando todas las rutas, volvíamos a venir con un buen bagaje.

Un saludo a tod@s.


Bajando hacia la Collada del Frontonet.

Perspectiva de las dos cimas ascendidas en la jornada de hoy.

Contrastes, lo salvaje de Posets, con lo pastoril de las laderas opuestas del Valle de Estós.

No será necesario llegar a la Collada del Frontonet, nos dejaremos caer por esos pizarrales.

Pedreras vírgenes, la bota se clava bien aquí, bajamos con rapidez.

Si que tuvimos que echar un poco el freno en las pendientes herbosas, pues resbalábamos bastante a menudo.

Bajando de nuevo hacia la Cabaña del Forcallo, Perdigueret, Perdiguero, Barranco de Lliterola.



Cruzando el puente que vadea el Barranco de Lliterola.

Nos despedimos del Pico de Estós...

...aunque solo momentáneamente, pues lo volveremos a ver desde las calles de Benasque.

  • Longitud del recorrido: 11,06 kilómetros.
  • Cota mínima: 1600 metros (Puente de Lliterola).
  • Cota máxima: 2531 metros (Pico de Estós).
  • Desnivel acumulado: 1100 metros, tanto positivos como negativos.







Puntua esta ruta

22 comentarios:

  1. Hola Dani,

    De improvisación en improvisación y tiro por qué me toca.
    Vaya pasada de rutas que os habéis marcado.
    Esta última me ha encantado, que pasada de vistas desde el Pico de Estós, no entiendo porqué no sube más gente... Supongo que al haber tantos gigantes alrededor la gente prefiere ir a estos.
    La vista del Macizo de la Maladeta es una pasada, puedes ver todo el macizo en su conjunto, con el Aneto siempre majestuoso.
    Al final se os ha resistido el Aneto, pero ya sabes, de ahí no se va a mover, además, si necesitáis compañía para subirlo ya sabes a quien llamar... jejeje

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Ya se sabe, la gente busca cuanto más alto mejor, y se olvida de estas cimas de menor altura, sin saber que muchas veces una montaña más pequeña puede ofrecerte más cosas que una más grande, por ponerte un ejemplo, es mucho más bonita, en mi opinión, esta subida al Pico de Estós, que la estival desde la Besurta al Pic de Mulleres.
      Ya le llegará el turno al Aneto, mientras tanto seguiremos disfrutando de otras montañas, ya midan 3000 o 100 metros.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Enveja, de la bona però enveja, jajajaja, fa dos anys vaig intentar pujar-lo per la vall d'Estos, un mes d'agost, però ho vaig deixar estar cap els 2100 metres, el dia era molt tapat, sense pluja, però tapat i emboirat i, al final, la meva filla va començar protestar dient que no valia la pena, i vaig acabar per deixar-ho estar : http://capita-tro.blogspot.com.es/2014/08/valle-de-estos.html

    Amb aquestes vistes........ hi tinc que anar algun dia.

    salu2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel.

      Li he pegat una ullada al teu repor, jo crec que vau fer bé de donar mitja volta, val que si el dia és desagradable però hi ha visibilitat, pues fas el sacrifici i tires cap amunt i gaudeixes de les vistes, però havent boira i núvols no paga la pena, ningun cim, així al menys pense jo.

      Salut!!

      Eliminar
  3. Hola Dani.

    Para hacer un vivac a 2800 m, tiene que salir una noche cojonuda, y llevar un buen equipo, que a esas alturas, aun las noches buenas, hace frío, hay que tener mucho cuidado, que por una tontería te metes en un buen berenjenal.

    Desde que te sigo, ya han sido unas cuantas escapadas al Valle de Benasque, ya casi has estado más veces que yo, a mi me da mucha pereza ir hasta allí, está muy lejos, y desde Valencia aun más.

    La zona del Valle de Benasque, da mucho juego, y fuera del mogollón, se pueden hacer rutas muy chulas como está, que ya con la panorámica de todo el macizo de las Madaletas, ya merece la pena.

    Viendo y leyendo el reportaje, pensaba que era más largo, has hecho muchas fotos, jaja, y por cierto, ya me explicaras que es eso del "paté vegetal", XD!!!, eso no es pate, será otra cosa, pero paté no!!!, jajaja.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Pues si, paté, por suerte para los que no comemos carne los hay de muchas variedades, de aceitunas, de ajetes con almendras...no ha de ser necesariamente del hígado de un animal para que se llame paté, además están mucho más ricos y son mucho más sanos que los de toda la vida.

      Pues ahora me corto un poco más de ir a Benasque jejeje, cuando empecé a ir a Pirineos, los primeros años solo iba a Benasque, además ahora hemos descubierto una rutita por carretera que en cuatro horas y media y sin correr nos plantamos allí.

      El equipo de vivac que tenemos es bastante bueno, un buen plumas y un buen saco, y además nos hemos comprado una tienda que está bastante bien, por el tema frío no hubiese habido problema, ya cuando entra el tema viento ya es otra cosa, ya te condiciona, entre muchas otras cosas, a cocinar dentro de la tienda y no poder salir ni a disfrutar del atardecer o de una noche estrellada, que son las cosas que más molan cuando haces vivacs.

      Fuisteis al final al Palas?, nosotros al final fuimos a Urbión, tuvimos muy buen día.

      Prueba el paté vegetal y ya medirás ;-), un saludo.

      Eliminar
    2. No, al final no fuimos, solo podíamos ir el sábado, y justo era el único día que daban lluvias, así que también cambiamos el plan, y nos fuimos al Parrizal de Beceite.

      Los muy espabilados, cobran ahora 8 € por aparcar en el Plá de la Mina, el Palas a ver si podemos para el mes de Septiembre, aunque las fechas comienzan a complicarse, tenemos muchos planes en mente, antes de que vengan las nevadas.

      La crema vegetal, seguro que está muy buena, pero yo ya no le llamo pate, jeje, yo pensaba que ibais a vivaquear solo con el saco de dormir, por eso me estrañaba que lo quisierais hacer a tanto altura.

      Eliminar
    3. No sé al final si llovería mucho el sábado, pero hicisteis bien, la ascensión al Palas ya tiene su miga, pues con la roca mojada se puede convertir en muy peligrosa.
      Ocho euros!!!, joder, al menos sería con consumición, no?, como en las discotecas, menudo atraco. Nosotros, a raíz de que tu me comentases que en la Laguna Negra cobraban cuatro euros me dio por mirar a ver si se podía pernoctar allí con la furgoneta, por que esa es la idea que llevaba, y leí que ya habían puesto bastantes multas, al final pernoctamos en el parking de autocaravanas de Vinuesa.
      Al menos aquí por el precio de aparcar te regalaban la entrada al centro de interpretación, que lo tienen muy currado.

      Eliminar
    4. Que lloviese era lo de menos, el problema era subir y bajar por la chimenea ... Por ese dinero, podían incluir una cerveza, pero de litro, jaja. Quiero volver a ir al Parrizal con Adrián, pero tengo claro que hasta que no pasa la temporada alta, no vuelvo por allí.

      La subida al Pico de Urbión, es bastante sencilla, tan solo tiene un poco complicado, el paso final para acceder a la cima, por la estrechez entre las rocas.

      Yo en el Centro de Interpretación no he estado, Vinuesa es un buen lugar para pernoctar, tiene todo lo necesario para abastecerse, y es un pueblo bonito, aunque el turismo lo esta devorando, yo por suerte tengo "casa allí", jeje, el Julio estuve tres días.

      Eliminar
    5. Pues está chulo el centro de interpretación, te recomiendo que lo visites la próxima vez que vayas a Vinuesa, por cierto, fuimos recién acabadas las fiestas de agosto y nos chocó bastante lo de la Pinochada y el enorme pino que plantan en medio de la plaza, con la única ayuda de unos troncos, cuerdas y mucha fuerza bruta.

      Eliminar
  4. Estupenda ruta Pirenaica Dani en esta ocasión conozco algo de lo que nos muestras ya que subimos al Perdiguero por Lliterola y fue una ruta tan bonita como dura.
    Lástima que otra vez el tiempo te impidiera ascender al Aneto pero supiste reaccionar bien con esta gran plan B.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      Si, subimos con la idea de lo del Aneto con vivac, pero también eramos conscientes de que venían días inestables, al final no hubo ninguna noche propicia para hacer ese vivac, pero lo solventamos con tres rutas que nos dejaron un buen sabor de boca.
      También fue bonito conocer Lliterola, que mira que había estado veces en Benasque y todavía no lo conocía.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Hola dani.

    Tremendas y guapisimas las vistas del Posets desde este pico, y ese contraste entre los dos. Es tan herboso que los pocos pinos negros que salen son de postal.
    Deberías hacer una guía para tus seguidores, de picos Plan B secundarios de los Pirineos, por Daniel Alcalá, jajajaj...eres un crack ;-)

    La sola mención de la existencia de un paté de ajetes con almendras ha provocado en mi persona una ligeras convulsiones.....

    Nos vemos pronto.
    La Eva está hecha una campeona, como sube y baja la tía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, lo de la guía con las cimas secundarias ni lo había pensado, pero si que he contemplado alguna vez la de crear un blog paralelo con los bares, restaurantes, hoteles, campings y apartamentos que vamos conociendo durante nuestras rutas y viajes, recomendando los que se come bien, los que son baratos y tal, rollo una guía michelín, pero eso me faltaba a mi meterme a escribir en otro blog...
      Las convulsiones son buenas o malas?, si son buenas, ahora cuando vayamos a Cuenca te llevo una lata.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Dani
    Para ser un cambio de planes y practicamente un "pensat y fet" ya te puedes dar por satisfecho, porque vaya ruta chula y vaya vistas espectaculares...

    Estoy totalmente de acuerdo contigo en eso del vivac, las cosas se hacen para disfrutarlas y si por eso en un momento dado tenemos que cambiar los planes, se cambian y punto. Aunque ya sé que en ocasiones molesta y parece que todo se termine ahí, pero por suerte no es así.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      Está claro que a veces las condiciones te pueden cambiar y te haga viento, entre niebla o se líe una tormenta, entonces no tienes más narices que seguir, pero sabiéndolo de antemano no vale la pena hacer ciertas cosas, en este caso un vivac, y eso se aprende de las experiencias que vas viviendo: subir a cimas con niebla intensa y no ver nada, vivacs tormentosos como el del pasado verano en Ordesa...Así que siempre hay que estar dispuesto a algún plan B, que no siempre tiene que ser estrictamente montañero, puede ser cultural, gastronómico etc...

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Dani:

    Felicidades Dani, las fotos son una maravilla, que suerte has tenido al caminar por esos parajes y si encima no está masificado, mucho mejor. Últimamente nosotros no estamos teniendo mucha suerte con las romerías en nuestras rutas.

    Felicita también a Eva que se está portando como una campeona, se echan de menos a tus mascotas, seguro que hubieran disfrutado a lo grande.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me alegro que os gusten las crónicas. Bueno, en verano ya se sabe, y más si las rutas tienen algún punto en donde te puedas bañar, el gentío casi siempre está garantizado, para nosotros fue toda un sorpresa encontrar esta ascensión tan tranquila en el siempre bullicioso Benasque.
      Le transmito el mensaje a Eva, aunque ella se lee todos y cada uno de los comentarios, es mi más fiel seguidora jejeje, no nos llevamos a Laia (a Senda a montañas más abruptas no nos la solemos llevar) porque la idea inicial era la de subir al Aneto, que no lo veíamos apto para ella, en especial el Puente de Mahoma. Pensamos mucho en ellas cuando no vienen con nosotros.

      Un saludo.

      Eliminar
  8. Hello pareja.

    Vaya cosas tiene esto de los plan B, al pico de Estós subi, quizás en 1993 con tres compañeros de aquella época, tras abortar intento al Rey Posets (tengo algunas fotos, ya te las enseñare en la siguiente cena ;)).

    Muchas veces despreciamos estas montañas y la gracia, sobre todo en verano es encontrarte solo.

    Vaya vistas desde allí, fantásticas las de macizo Maladeta y el majestuoso Posets y no menos grande Perdiguero. De las fotos me quedo con una, la de la Tuca de Ixeia, futura cima para ser ascendida.

    Salud y buen provecho con ese paté.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Javi.

      A mi también me llamaron mucho esas cimas de Ixeia, guapas y altivas. Seguro que el desnivel para subirlas no será manco...y tampoco irá ni el tato a ellas.
      Qué currados tus álbumes fotográficos, con esas panorámicas hechas uniendo manualmente varias fotos, y esas primeras "selfies"...perdón, autorretratos jijiji.

      Un saludo.

      Eliminar
  9. Con esta trilogía Dani,que se ''quiten'' El Señor de los Anillos y Star Wars...jajaja.
    Otro claro ejemplo de la maravilla pirenaica.Una autentica pasada las vistas desde el Pico de Estós...¡¡bufff!!.
    En cuanto a lo del vivac,recuerdo la ''aventura'' el verano pasado y mas vale ser precavido,o ir casi sobre seguro,como nosotros en Serra...jajaja
    Buen bagaje,si señor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues con esta crónica no terminan las sagas, ahora viene, de hecho ya está en marcha, una de cuatro capítulos jeje.
      Sí, experiencias como la del vivac del año pasado en Ordesa te hacen escarmentar...lo tuve claro, a la mínima posibilidad que dieran de tormenta o viento no íbamos a subir a hacerlo. Lo que nos perdimos por un lado, ver los atardeceres, las noches estrelladas y los amaneceres desde Coronas, lo ganamos por otro, como por ejemplo las magníficas vistas de este Pico de Estós.

      Un abrazo.

      Eliminar