28 de agosto de 2016

Ruta de las Golondrinas, 1ª Etapa: Asolaze - Txamantxoia (1941 m.) - Refugio de Linza

Martes 2 de agosto de 2016



Tras nuestro estreno hace un par de veranos en este tipo de circuitos con la Monte Perdido Extrem, nos volvemos a embarcar en una nueva travesía circular pirenaica por etapas con la Ruta de las Golondrinas, ruta de cuatro días en los que recorreremos algunos de los valles más occidentales del Pirineo navarro, aragonés y francés, los de Belagua y Ansó serán los protagonistas de esta primera de las cuatro crónicas, unidos mediante esta primera etapa entre Asolaze y el Refugio de Linza, con ascensión al Txamantxoia incluida.







Antes que nada, no podía comenzar esta serie de crónicas sin profundizar de forma breve en el nombre de esta travesía, ¿por qué Ruta de las Golondrinas?. Nos tenemos que remontar a principios de siglo XX, cuando la vida era muy difícil en estos valles de Salazar, Roncal, Ansó y Belagua, y había que buscar sustento para alimentar a las familias. Los hombres se ganaban, mejor dicho, se jugaban, la vida con las Almadías, y las mujeres cuando llegaba el otoño cruzaban a pie las montañas fronterizas para trabajar en la industria de la alpargata en Mouleón (Francia), su camino duraba entre tres y cuatro días y se convirtió en uno de los acontecimientos sociales más importantes de estos valles y que dejó una huella imborrable, a estas mujeres se las conocía cariñosamente como las "Golondrinas", pues su viaje migratorio duraba de otoño a primavera. Esta ruta es un homenaje a ellas, siguiendo y rememorando sus pasos por estas montañas.


Las Golondrinas, fuente: www.rutadelasgolongrinas.com

www.rutadelasgolondrinas.com

www.rutadelasgolondrinas.com


Entremos en materia, y hagámoslo presentando al equipo, ya que en esta ocasión íbamos a tener el privilegio de compartir estos cuatro intensos días de montaña, pero sobre todo de risas, buenos momentos y miles de anécdotas con nuestros amigos serranos Maru y Toni, del blog Magia Serrana, con los que ya habíamos compartido algunas y buenas vivencias, pero todavía no en Pirineos, y que mejor que en una ruta de este tipo para una primera aventura conjunta en esta cordillera. Tampoco olvidar a los demás "golondrinos" que conocimos durante estos cuatro días; el grupo de Alicante, y sobre todo a Maite, Imanol y Kepa, con los que hacíamos "sentadas" al final de cada etapa, en las que no faltaban cerveza, comida y mucho, muchísimo cachondeo, un saludo si leéis esto!!!.

Nuestra andanza arranca en el camping de Asolaze, a unos 6 kilómetros al norte, por la NA-137 de Izaba/Isaba, nos gustó este camping, Eva y yo nos quedamos a dormir en la furgo allí tras acabar la travesía, camping sin muchos alardes pero muy agradable y situado en un bonito entorno, sencillas pero buenas instalaciones; albergue, bungalows y zona de acampada sin aparcelar pero al contrario de lo que pudiera parecer, muy organizada y sin ningún tipo de caos, buen trato por parte del equipo y muy buena comida en el restaurante. Allí llegamos el lunes por la tarde, con tiempo suficiente de instalarnos en el albergue, recoger el forfait, la camiseta, la toalla y el mapa de la travesía y tomarnos unas birras antes de la cena, en la que también cayó una botellica de sidra ;-)

Llegaba el martes, tocaba olvidarse, por unas horas, de la cerveza y echar a andar, desayunamos con tranquilidad, puesto que la etapa de hoy iba a ser corta, apenas 10 kilómetros, pero tampoco sin relajarnos, puesto que nos esperaban 1000 metros de desnivel positivo del tirón y se anunciaba un día muy caluroso. Ya con las mochilas a la espalda nos ponemos en marcha, abandonamos el camping por una portilla trasera, y de inmediato el sendero se introduce y empieza a ganar altura en el bosque de pino, haya, acebo, boj y helecho, en el que nos guiarán unas marcas de color "Osasuna" estamos en Nafarroa, faltaría más ;-)


Camping Asolaze, foto de grupo antes de empezar la ruta, las dos Golondrinas, Eva y Maru, y los dos pajarracos, Toni y un servidor ;-)

El terreno se pone cuesta arriba ya desde el camping, hoy subíamos esas escaleras con ilusión, tres días después las bajaríamos llenos de júbilo y algo más cansados.

Nada más abandonar la zona de acampada nos metemos en la exuberancia boscosa de las laderas occidentales del Txamantxoia.

La sombra del bosque, más el frescor mañanero nos hace avanzar a buen ritmo en este primer tramo.


Paulatinamente va desapareciendo el arbolado, con lo que empezaremos a tener las primeras vistas, destacando algunos de los montes de NO del Valle de Belagua y la mole calcárea de Peña Ezcaurri si miramos al sur. Por arte de magia también desaparecen las marcas y el sendero, guiándonos a partir de ahora algún hito disperso, por suerte el camino no tiene mayor historia que remontar ladera arriba en busca del lomo cimero del Txamantxoia, y por si quedaba alguna duda damos con un poste que nos indica que vamos por el buen camino, y que también nos da la opción de llegar hasta Linza bajando por la Selva de Maze, variante fácil de esta etapa -las cuatro etapas del circuito tenían su variante A (difícil) y B (fácil)-, el sendero, que vuelve a aparecer, pelín difuminado entre las gramíneas, se recrudece a partir de este punto, con este panorama, sin arbolado y a pleno sol, este tramo se nos hizo un poco pesado.


Helechos!!, será un preludio de lo que encontraríamos el último día, al fondo Peña Ezkieta y el Keleta.

Poco a poco van apareciendo más "calvas" entre el bosque, ganamos buenas vistas: Larrondo, Collado de Lapatia, Ezkieta, Keleta, Bimbalet.

Se acaba definitivamente el arbolado, aunque los hitos son escasos, el camino está claro, "to" tieso "pa" arriba, tras nosotros la mole de Ezcaurri, Baines y Ezcaurretxikia.

El camino no ofrece tregua, bravas pendientes entre las gramíneas e infinitas extensiones de bosque en Nafarroa.

Seguimos remontando, aparece en el horizonte, haciéndole la competencia a Peña Ezcaurre, la Sierra de Alano, con el Peñaforca a la cabeza.

Cuando veremos este hito sabremos que estamos a punto de montarnos en el largo lomo del Txamantxoia.


Por suerte al alcanzar el ancho y largo lomo del cimero del Txamantxoia nos venimos arriba de nuevo, al ser esta una montaña aislada entre los valles de Belagua y Ansó se nos abren unas vistas extraordinarias a ambos lados de la cuerda, con algunos nombres tan ilustres como Orhy, Anie, Mesa de los Tres Reyes, Petretxema, Mallo Acherito, Peña Forca, Alanos o la mencionada Ezcaurri. Con este espectacular panorama visual recorreremos el más de un kilómetro de cordal hasta plantarnos en la rampa final de acceso a la cima, que no presentará mucha batalla.

Llegamos a la cima del Txamantxoia o Maz, vértice geodésico, buzón fundido!!, de firmas y unas vistas de escándalo, las ya comentadas y muchas más, pero con una sensación mucho más aérea, puesto que esta vertiente oriental del Txamantxoia es mucho más vertical y nada tiene que ver con la occidental, todo un acierto haber elegido la variante que subía a esta montaña, de las que demuestra que no es necesario subir muy alto para gozar de un espectáculo visual de primer orden.


Las vistas son lo mejor de este largo cordal, empezamos con dos panorámicas, una mía...

...y otra de Toni, pinchad sobre ambas si queréis visualizarlas en grande y en movimiento.
Vayamos con el festival de vistas: Lakora...

...Soum Couy, Auñamendi, Ukerdi...

...Orhy, Otsogorri, Ezkieta, Keleta, Bimbalet...

...Ukerdi, Budoguia, Mesa de los Tres Reyes, Table, Mouscaté, Petretxema, Aguja S. d'Ansabère, Sobarcal, Mallo Acherito, Chinebral de Gamueta, Txamantxoia...

...Ralla de Alano, Pico Ruzquía...

...Punta del Rincón de Alano, Peñaforca, Agujas de Alano, Paso de Taxeras, Punta del Achar.

Disfrutando, no era para menos.


Rampa final del Txamantxoia, en la que podemos apreciar casi la totalidad del lomo cimero.

Txamantxoia o Maz, 1941 metros, primera de las tres cimas que subiríamos durante la travesía.

Nos volvemos a recrear con las vistas, esta vez desde la cima, sector Anie/Mesa/Petretxema/Acherito.

Espectacular visión de estas tres piramidales cimas; Petretxema, Mallo Acherito y Chunebral de Gamueta.

Vistas hacia la Sierra de Alano.

Bisaurín, Punta Agüerri y Peñaforca.

Vemos con más detalle la Sierra de Alano, con la característica brecha del Paso de Taxeras.

Espectacular resulta ver el tajo que separa la Sierra de Alano del macizo de Ezcaurre, por el cual transcurre el Río Veral.

Vistas hacia el sector más occidental de todo el Pirineo.

Allí destaca el 2000 más al oeste de toda la cordillera, el Orhy/Ori.

Macizo de Lakora, a sus pies se encuentra el abandonado Refugio de Belagua, junto al que pasaríamos en la última jornada.

Dos emblemas de estos Pirineos occidentales, Anie/Auñamendi y Hiru Erregeen Mahaia/Mesa de los Tres Reyes.

Txamantxoia, y pese no alcanzar los 2000 metros, uno de los mejores balcones de todo el Pirineo.



Plenamente extasiados con las vistas continuamos con la ruta, toca la bajada a Linza y esta se las trae, especialmente en su primer tramo, desde la misma cima arranca una jitada por un empinadísimo y descompuesto sendero, repito que esta vertiente este del Txamantxoia es bastante vertical, muy técnica esta bajada, en la que habrá que poner los cinco sentidos en funcionamiento, con tal de evitar una caída, peligrosa por lo rocoso del terreno, e intentar no tirar piedras al compañero de delante. Pero con cuidado no hay nada que no se consiga y así entramos en terreno mucho más fácil, y seguidamente en la deliciosa umbría hayedo/abetal de la Rinconada de Maze, que llegó en el momento preciso, pues el calor estaba empezando a ser agobiante. Nos encaminamos hacia el Collado de Aztaparreta, o eso parecía, ya que el sendero que llevábamos cae entre hayas a la vertiente de Ansó sin tener necesidad de llegar a él. Y así llegábamos al Plano de la Casa y tras un corto tramo de asfalto, a Linza, ya conocíamos este refugio de cuando vinimos esta primavera a ascender el Petretxema, y nos dejó las mismas buenas sensaciones que aquella vez. Grandísimo ambiente hoy aquí, los que hacíamos las Golondrinas, la gente que hacía Camille, otros muchos que iban a su bola y mucho trasiego de montañeros que venían de las cimas cercanas al refugio. Nosotros, y hasta la hora de la cena, toda la tarde por delante y la sombra de un árbol, para comernos el bocata, beber cerveza, sestear, ducharnos, echar un parchís, beber más cerveza, leer...relajarnos, mañana nos esperaba la etapa reina de la travesía.

Un saludo a tod@s.


Esta es la senda por la que nos bajaremos del Txamantxoia, del cual podemos apreciar sus terrazas cimeras. Dejamos tierras navarras, entramos en Aragón.



El final de etapa lo tenemos a vista, el Plano de la Casa y el Refugio de Linza, menuda diferencia de la vertiente de subida a la que nos esperaba en la bajada.



El terreno, además de muy descompuesto, tiene muchísima inclinación, hay que bajar con precaución.

Así se las gasta la vertiente oriental del Txamantxoia.

Toni capta la acción desde arriba, en clara dirección a la arista y el boscoso Collado de Aztaparreta.

En la arista el terreno se vuelve mucho más cómodo, de allá arriba venimos.

Bonita silueta la que nos regala el Txamantxoia.

Y entramos en el hayedo.

Que aparte de sombra nos regalará bonitas estampas.

Como siempre, una gozada caminar por este tipo de bosques.

Entre tanta haya también encontramos algún abeto digno de mención, no podía faltar el momento cursi de intentar abarcar el tronco entre todos ;-)

Llegamos al Refugio de Linza, y con ello esta primera etapa llegaba a su fin.

Celebrando como toca esta bonita y panorámica ruta, muy buen comienzo de travesía.



  • Longitud del recorrido: 9,33 kilómetros.
  • Altura de salida: 918 metros.
  • Altura de llegada: 1340 metros.
  • Cota mínima: 918 metros (Camping Asolaze)
  • Cota máxima: 1941 metros (Txamantxoia).
  • Desnivel positivo acumulado: 1041 metros.
  • Desnivel negativo acumulado: 600 metros.





Puntua esta ruta

18 comentarios:

  1. Hola Dani.

    Corta, pero atractiva primera etapa. Nosotros estuvimos un día en Linza, con Adrían caminando por el Bosque de Gamueta, y se veía muy bien la verticalidad del Txamantxoia.

    Me ha gustado mucho el tramo del hayedo de la Rinconada de Maze, no lo conocía, y a mi los hayedos me encantan, así que apuntado queda.

    El refugio de Linza, es muy cuco, aunque a mí para subir a las cimas fronterizas con Francia, me parece más atractiva, y más bonito hacerlo desde el Valle de Lescún.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Sí, lo vimos el día siguiente, estas montañas, Mesa, Petretxema, Acherito...son muy guapas vistas desde la vertiente de Linza, pero nada que ver cuando ves su lado francés, espectaculares!!
      Respecto al hayedo de Maze leímos que habitan urogallos, e incluso osos, aunque viendo la cercanía del refugio y lo que huyen estos últimos de la gente, me parece bastante extraño.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola Dani:

    Como siempre muy detallada esta entrada con gran cantidad de información.

    Gracias a la rica descripción que nos ofreces, si alguna vez tenemos la oportunidad de realizar esta ruta, podremos disfrutar de estos parajes con mucho más detalle.

    Saludos para los dos, de parte de Sandra y de un servidor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sandra y Eulogio.

      Siempre es un placer compartir nuestras vivencias con todos vosotros, y también lo es recibir vuestros comentarios.
      Esta zona del Pirineo, y pese a no alcanzar las alturas de sectores más centrales, es una pasada, a nosotros cada vez nos gusta más, os la recomiendo.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Hola Dani
    Vaya veranito nos estamos pegando, ya veremos quién te encierra después a ti en casa jajajaja

    Otra travesía con muy buena pinta, como todo lo de aquella zona, montañas, árboles, vegetación....de momento nos conformaremos con las fotos, que no están nada mal y esperaremos a la próxima etapa para seguir viendo.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Calla, calla, que es pensar que a partir de octubre y hasta abril no voy a poder hacer escapadas de estas y me pongo malo, pero seamos positivos y a ver si le sacamos buen partido a septiembre jejeje.
      Como le he comentado a Eulogio, estas montañas, aunque no tengan la altura ni el nombre de algunas de Pirineos más centrales no tienen nada que envidiarles, ya conocíamos algunas, y esta travesía nos ha dado a conocer más, y cada vez nos tienen más enganchados.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Dani,

    Por fin puedo leer la crónica de Las Golondrinas de la que nos hablaste tomando unas cervecitas en casa de Javi.
    Vaya pasada las vistas desde el Txamantxoia. Como bien dices no es necesario un gran altura para proporcionar unas grandes vistas, importa más la ubicación, y esta montaña está situada en un enclave privilegiado.
    La zona de los hayedos me ha encantado.
    Y como no podía faltar, la cervecita de final de ruta, que sienta fenomenal y más si es en buena compañía.
    Ahora a esperar una semanita más con ganas a leer la siguiente entrega de la travesía.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Sí, fue todo un acierto hacer la variante del Txamantxoia, las vistas fueron excelentes, tanto durante la subida como desde la cima. Además es una montaña muy bonita, la forma que tiene cuando la ves desde Linza es muy atractiva. Fue un bonito aperitivo de lo que nos esperaba la jornada siguiente.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Que guapo és el pirineu de Navarra, en tinc grans records de l'època transpirinaica i no heu pas passat gaire lluny. Bons records m'han vingut al cap amb el teu reportatge, començant per aquest verd tant especial i per aquestes muntanyes que no tenen res a envejar a les del pirineu veí aragonès.
    Salut i gràcies per compartir!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosaltres ens encanta aquest Pirineu occidental, ja són unes quantes vegades les que hi hem anat, i a mesura que anem descobrint més muntanyes ens agrada més i més, fins i tot ja tenim pensades algunes activitats i ascensions per a l'any vinent, en les que segur que descobrirem altres muntanyes i rutes que donaran per a més viatges a aquesta meravellosa zona.

      Salut company!!!

      Eliminar
  6. Interesante reportaje con retazos de historia que tanto nos gustan!! No hemos hecho montaña por esa zona, aunque si la conocemos algo de nuestra etapa motera. Hemos echado en falta el perrin.
    Como se disfruta de la montaña!! Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no os podéis pasar por alto todas estas montañas y valles de los Pirineos Occidentales, nosotros ya hemos hecho unas cuantas y no nos han dejado indiferentes. Esta travesía es una buena opción para empezar a conocerlas. Ya echamos de menos a Laia, ya, pero ya se sabe, cuando vas de refugios...y además, en los Pirineos franceses no está permitido, cosa que no entiendo, caminar con perros.
      El último día, ya en el camping conocimos a una mujer cuyos padres habían sido Alamadiero él y Golondrina ella.
      Vaya, yo también tuve mi época motera, de hecho, hace poco que vendí, no sin perna, la moto, la montaña absorbe mucho y ya no la usaba.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Holaaaa.

    Fantástica crónica con esas fotos iniciales de las auténticas golondrinas y luego ese pinar de subida, todo el lomo pasarela balcón del Txaman y ese hayedaco de bajada.
    Cuando dices que fueron 1000 metros de desnivel positivo en esa corta distancia, se me hace poco. Me dió sensación de ser mucho más light. Sería primeramente la compañía, y segundo y conociéndonos, esas tremendas ganas y amor que tenemos por la naturaleza.
    Recuerdo que subimos Maru y yo con los chavales al Petrechema, de ir mirando simpre la puntiaguda silueta del Txaman, como atraía...... pero al contrarío que otros muchos casos, nunca pensé que lo iba a subir (Esa montaña tan modesta, de no llegar ni a 2000 metros, entre tanto coloso dosmilero rocosos hace que no lo pienses pues antes simpre miraras un dos mil, pero que gran acierto, Dani, fue subirla pues ya quedará siempre en nuestras maltrechas cabezas). La foto que te saque en la puntita es para imprimierla y enmarcarla.

    Que ganas de la siguiente crónica.......ah pero antes nos esperan muflones, osos, lobos, y la Cierva Antonia!!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      La verdad es que fueron muchas cosas buenas y bonitas concentradas en un muy poca distancia. La subida al Txamantxoia fue, exceptuando ese tramo sin sendero entre las espigas, muy llevadera, y si le sumamos las vistas que tuvimos durante toda ella, ya puede tener 500 más de desnivel, que ni te enteras, otra cosa hubiese sido subir por donde bajamos jejeje.
      Pues mira, yo cuando al igual que vosotros, subiendo al Petre, vi está montaña si que me lo apunté en la agenda, no en prioritarios, pero si como por ejemplo como plan B en una futura visita a la zona, no sé, algún día de alguna ventana corta de buen tiempo o algo así...pero cuando vi que este circuito daba la opción de subir lo tuve claro, y creo que tu también, que teníamos que hacer la variante A, y ya que estoy con la letra A, a ver si el verano que viene podemos darle forma a eso que ya tramamos, la triple A Acherito, Alanos, Anie en una misma semana!!!, pero ahora lo que toca pensar es en el plan que tienes pensado para nosotros este finde, que promete y mucho.

      Ah, como observarás he puesto la susodicha foto como portada del blog jejeje.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola

    Para el año que viene estaba pensando en hacer alguna travesía. De momento esta tiene muy buena pinta. Seguiré tus crónicas y posiblemente tus pasos

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora la oferta de circuitos de este tipo es amplia, tienes donde elegir. Esta Ruta de las Golondrinas si pulen algunas cositas podría convertirse en una clásica.

      Un saludo.

      Eliminar
  9. Primero que nada,he de decirte Dani,que me he partido la ''caja'' con lo de las golondrinas y los ''pajarracos''....jajajaja.
    Interesantisima travesía,de la que por supuesto,no me voy a perder ni un capitulo....jejeje.
    Hay que ver lo intensa que ha sido la etapa,para lo corta en distancia y que vistas desde el Txamantxoia(por cierto,ya me contaras como haces esas panos).
    Como bien le apuntas a Jesús,mucha y buena oferta hay en el tema travesías montañeras.Ya ves de la que vengo yo...jejeje(bueno me falta la mitad).
    He visto los dos vídeos iniciales y simplemente toda mi admiración hacia esas gentes,que luchaban día a día para salir adelante,como bien dices,jugandose la vida muchas veces...
    Seguiremos atentos las andanzas de ''Las Golondrinas y Los Pajarracos''...jajaja...aun me estoy riendo...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane.

      Primero que nada, la ocurrencia de los pajarracos, el copyright es cosa del amigo Toni...
      Las panorámicas, si te refieres a lo de verlas en grande y en movimiento hay un pagina en internet llamada Dermandar, registrarse es gratuito, solo has de meter la pano y ellos se encargan del resto. Luego hay otras fotos que parecen panorámicas pero no lo son, simplemente son fotos de tamaño normal a las que les hago un recorte.
      Dura vida en estos valles siglos atrás, sí, si alguna vez vas por la zona, entre todos esos bonitos pueblos (Otsagabia, Roncal, Izaba, Urzainqui...)no dudes en visitar Burgui, allí anualmente, en abril creo, hacen la fiesta de la Almadía, en donde estas vuelven a bajar por el río, allí también está el museo de la Alamadía, y en las afueras la ruta de los oficios, en la que se pueden ver almadías, neveras, caleras etc...

      Un abrazo.

      Eliminar