8 de octubre de 2016

Serranía de Cuenca: la Mogorrita (1864 m.), Canal Uña - Villalba y Cañón del Júcar

Sábado 3 de septiembre de 2016


Volvemos a Cuenca para hacer una nueva visita a Toni, Maru, Nachete y la Serranía. En nuestras anteriores visitas Toni siempre nos había programado dos rutas, una para el sábado y otra para el domingo, pero en esta ocasión el domingo lo teníamos reservado para visitar el Parque Cinegético del Hosquillo, así que Toni nos planificó dos rutas para el sábado. En la primera de ellas subimos a la Mogorrita, techo de la provincia, y en la segunda conocimos un poco más a fondo el cañón que forma el Júcar antes de su llegada a Villalba de la Sierra, primero desde arriba, en un curioso recorrido por un canal de agua y luego desde abajo, bajando hasta el mismísimo Júcar e introduciéndonos en el propio cañón.







Toni no solo planificó estas dos rutas, sino que también maquinó una intendencia perfecta para poder realizarlas, os la explico de forma breve, salimos de Cuenca con dos vehículos, dejamos el de Eva en el Ventano del Diablo y nos montamos en el Torri de Toni, con el que fuimos hasta el Puerto del Cubillo para hacer la ruta de la Mogorrita, finalizada esta nos volvimos a montar en el 4x4 y nos fuimos hasta el punto donde comenzaba la segunda ruta, que iba a ser lineal y finalizaba en el Ventano del Diablo, donde, una vez acabada la ruta, nos montamos en el coche de Eva, con el que nos fuimos al punto donde habíamos dejado a Torri. Un gran estratega este Toni ;-). Vayamos ahora con la descripción de las rutas, empezamos con la Mogorrita.

Como hoy se esperaba un día horroroso de calor esta ascensión a la Mogorrita iba a ser bastante exprés, tras aprovisionarnos de buena cosa de agua en la fuente del Tío Isabeleto nos subimos hasta el Puerto del Cubillo, antes de llegar allí veremos un refugio forestal, regentado en los años 70 por familiares de Toni, justo en frente, a mano izquierda, arranca un carril solo apto para todo-terrenos que apuraremos hasta el final, este es el punto donde empezaremos andar. Enseguida visualizamos la vía por la que ascenderemos a la Mogorrita, la antigua pista de esquí que había en la ladera oriental de esta montaña y que estuvo en funcionamiento unos cuantos años durante la década de los ochenta. Aunque no lo aparente la pendiente se las trae, y hay que tomárselo con calma, además hay mucho de que disfrutar aquí, por ejemplo de los numerosos tejos que encontraremos, pues nos dijo Toni que en estas laderas norte/oeste de la Mogorrita se encuentra una de las mayores y mejor conservada tejeda de la Serranía de Cuenca. La antigua pista se da de bruces con una barrera rocosa por la que tendremos que trepar para alcanzar la caliza cresta cimera de la Mogorrita, por la que en cuestión de minutos alcanzaremos la cima, que como no podía ser de otra manera, tratándose del techo de Cuenca resulta ser un excelente mirador de toda la Serranía y los Montes Universales, abarcándose desde allí arriba muchos montes y enclaves que Toni se encargó de identificarnos.
Tras la sesión de fotos en la cima y una breve charla con la vigilante forestal descenderemos unos metros hacia la vertiente norte para ver otro de los puntos de interés de esta montaña, las trincheras, nidos de ametralladoras y refugios de la Guerra Civil que pueblan estas laderas de la Mogorrita. De vuelta a la cima proseguimos con la ruta, a la que le daremos forma circular ahora, recorriendo íntegramente la estética cresta cimera en dirección sur, cuando llegaremos al punto en que se hace impracticable nos inventaremos la bajada hasta un colladete, desde el que, bosque a través, bajaremos hasta el punto donde habíamos dejado a Torri, finalizando así esta breve pero bonita ruta de ascensión a la Mogorrita, vamos ahora con la ruta del canal.


Está claro el camino a la Mogorrita ¿no?, antigua pista de esquí, la cada vez más acuciante falta de nevadas hizo que se terminara abandonando, aunque nos dice Toni que cada vez que cae una nevada la gente sigue viniendo a tirarse con cualquier cosa que deslice.

Aunque no lo parezca, la pendiente está pindia ;-) como dicen por algunos lares. Cuando la pista estaba en funcionamiento los remontes eran bastante artesanales, funcionaban con motor de gasolina y los cables iban corriendo por llantas de neumáticos.

Como el calor empezaba a dar fuerte escoramos hacia la derecha y así terminar la subida por la sombra, entramos en la tejeda que guarda en sus laderas la Mogorrita.

Los que vemos aquí son solo una pequeña muestra de todos los que podemos encontrar.

Detallito.

Al finalizar la pista empieza la zona rocosa, no nos queda más remedio que volver a salir al solano ;-) si nos fijamos bien aparecen más tejos en la imagen.

No hay camino definido en la barrera rocosa, aquí cada uno elige la dificultad que le quiera poner a la trepada.

Nosotros nos buscamos una sencillita ;-).

Aquí tenemos a "Air" Segarra, finalizando la trepada. Desde aquí podemos ver la totalidad de la antigua pista de esquí.

Llegamos a la cresta cimera...

...y en un plis lo haremos a la Mogorrita, de la cual ya vemos su vértice geodésico y su torreta de vigilancia.

Estamos en el techo de Cuenca, eso se merece un gif animado ;-).


Veamos un poco las vistas, primerísimo plano del Cerro San Felipe, nuestro bautismo en la Serranía.

Miramos hacia el norte, amplío valle de un joven Tajo, y unos montes por los que no hace mucho que estuvimos, los Universales, al fondo del todo, el techo de los mismos, el Caimodorro.

Vayámonos un poco al sureste, en el centro de la imagen destaca la cima de la Umbría del Oso, a la derecha queda la Cruceta, segunda altura de la Serranía.

Y finalmente miremos al sur, hacia la zona de Huélamo y la Sierra de Tragacete.

Los tejos y las vistas no son los únicos puntos de interés de esta cima, también podremos encontrar trincheras del bando republicano de la Guerra Civil. Qué hubieran trincheras aquí nos hace suponer que en aquellos años no habría arbolado en estas laderas.

Para regresar al coche trazaremos una circular, para ello tendremos que recorrer toda la cresta cimera, un tramo muy entretenido este, y muy fotogénico.

Por la cresta. Toni como buen guía serrano que es no duda en ningún momento en identificarnos cualquier enclave o vista de interés. Las ruinas que vemos corresponden a los refugios de los milicianos, los pegaban a los cantiles ya que así quedaban camuflados.
Blanca Caliza, la sabina rastrera nos delata, de lo contrario pudiera parecer que estábamos en algún rincón de picos de Europa ;-).

Nuevas generaciones, el futuro de la tejeda esta asegurado ;-).




Nos montamos en Torri y nos vamos hasta Villalba de la Sierra, desde allí tomaremos la carretera de las Majadas (CU-9113) que abandonaremos enseguida por el segundo ramal que nos saldrá a la derecha, que con firme muy irregular (tan irregular que nos costó un pinchazo) nos llevará al punto de inicio de esta excursión, el depósito superior de la central hidroeléctrica del Salto de Villalba. Allí nos encontraremos con nuestro particular sendero en esta primera parte de la ruta, el gigantesco canal de más de 20 kilómetros, construido a principios del s.XX , e inaugurado por Alfonso XIII, que abastece de agua la central, trayéndola desde el Embalse de la Toba y pasando por la Laguna de Uña. Pues bien, 14 kilómetros de este canal, los que van desde la laguna hasta el depósito transcurren colgados de forma aérea por el Cañón del Jucar y nueve de ellos son transitables, habiéndose colocado barandillas para poder hacerlo sin peligro.
Nosotros recorreremos hoy un cacho de este canal, hasta el Rincón de los Lazos, donde lo abandonaremos, durante este tramo podremos ver, a vista de buitre, la grandeza de este Cañón del Júcar, y sus tramos más encajonados por los que pasaremos más tarde, o disfrutar de secciones donde el canal pasa bajo espectaculares paredones y formaciones tan características de la Serranía, además pasaremos por el interior de seis túneles y un arco de roca, un recorrido fuera de lo habitual, y una manera muy original para conocer este precioso tramo del Río Júcar.


Aquí lo tenemos, el Canal Uña-Villalba, nuestro particular sendero en esta ruta. Hoy viene seco.

Uno de los 13 túneles que hay en todo el canal, nosotros hoy cruzaremos seis. A la derecha vemos uno de los estrechos del Júcar.

Lo acercamos con el zoom, unas horas más tarde estaremos por ahí abajo.

Estando en la Serranía no podían faltar las "tinás", esta muy bien conservada.

Interior de uno de los túneles, como podéis ver además de las barandillas, se han puesto otras medidas de seguridad, como escaleras o cadenas en las que agarrarse en caso de caída al agua, que va con bastante fuerza y es peligroso caer a ella, según nos indicó Toni.

Aprovechamos algún charquejo para practicar un poco la fotografía artística ;-).

Introduciéndonos en otro túnel.

En este se ha habilitado esta pasarela para poder seguir progresando por el canal.

Encontraremos algunos puntos en los que poder salirnos del canal y asomarnos a los cortados del Júcar.
Esta ruta la hicimos en el Día Internacional del Buitre, este es nuestro pequeño homenaje a esta majestuosa y tan necesaria ave.

Canaleando.

Nos fijamos en otro estrecho, este será en el que nos bañaremos más tarde.

Entramos en la zona más espectacular del canal, que empieza a discurrir bajo paredones.

En algunos puntos lo llega a hacer bajo desplomes rocosos.

Lo dicho, un tramo espectacular.

Entre el propio canal, los túneles, esos arcos que vemos, los puentes metálicos que hay más adelante (ver crónicas 1, 2 y 3 monográficas que Toni ha hecho sobre el canal), una obra faraónica este canal.

Típicas formaciones "encantadas" de la Serranía.

Bonito arco de roca, que fotografié desde dentro del canal.

Mientras estaba debajo del arco me fije en que habían instalado unas pequeñas grapas para subir hasta lo más alto, ni Eva ni yo lo dudamos ;-).

Todos los túneles, desde el primero hasta el último están numerados.

Buscando más reflejos en los túneles, al salir de este el canal transcurre tapado durante un tramo.

Cerca del Rincón de los Lazos, donde abandonaríamos el canal, encontramos este anciano roble.


Como os había comentado al llegar al Rincón de los Lazos nos íbamos a bajar del canal, ahora había que encontrar la manera de bajar hasta el cauce del Júcar, decidimos hacerlo por el mismo Barranco de los Lazos, teniendo que sortear los diferentes resaltes del mismo, siendo este al final un tramo bastante aventurero pero que nos acaba llevando por buen puerto. Llegamos al Júcar, nos ponemos las sandalias de agua y lo cruzamos, en la otra orilla encontramos el Manantial de Royo Frío, una de las principales captaciones de agua para Cuenca capital, llevada allí por una conducción de 26 kilómetros, el sendero que íbamos a seguir a partir de ahora acompaña a esa conducción, que en dos ocasiones se introduce en las entrañas del monte, en dos angostos y húmedos túneles, de casi 200 metros de longitud el segundo. Este sendero nos llevaría cómodamente al Ventano del Diablo, donde finalizaba esta segunda ruta de hoy, entre medias bajamos a los dos estrechos que momentos antes habíamos visto desde el canal, en el primero tuvimos tiempo de bañarnos, saltar, comer, relajarnos y observar el comportamiento de la pequeña fauna acuática y en el segundo de quedar maravillados con los paredones, rápidos, cascadas, bloques desprendidos y aguas de color turquesa de este estrechamiento del Júcar.
Ya recogido el coche de Toni la cosa, y más con el calor que hizo, no se podía quedar sin su cerveza de rigor, nos fuimos al Tablazo en Villalba, allí los dos pajarracos nos bebimos litro y cuarto por cabeza, casi ná...

Un saludo a tod@s.


Rincón de los Lazos, con sus pliegues y estratificaciones.

Uno de los numerosos destrepes que nos tocó hacer en el Barranco de los Lazos.

Espectacular Júcar, para proseguir deberemos cruzar sus caudalosas y puras aguas.

Lo cruzamos, con estilo ;-).

¿Creíais que se habían acabado los túneles?, desde Royo Frío hasta el Ventano seguiremos una canalización, que en un par de ocasiones irá por el interior de la montaña.

Este, de unos 50 metros se encuentra anegado, por lo que no hay que quitarse aún el calzado de agua.

El segundo de los estrechos que vimos desde el canal, será nuestra piscina particular de hoy, ahí me tenéis pensándome si saltar o no saltar.

Aunque me veáis dentro del agua no me atreví a saltar, lo hice desde más abajo, el que si que no se lo pensó fue Toni, su salto en el vídeo de abajo.

Salto en el Júcar by Toni. from Daniel Alcalá Almela on Vimeo.
Reflejos.

Bellísimo Júcar.

En algunos tramos la frondosidad del sendero es exuberante.

Nos salimos del sendero para acercarnos al primer estrecho que vimos, aguas salvajes.

Pequeña cascada, vemos uno de los numerosos bloques desprendidos, en los que ha crecido un pino.

Aquí se estaba fresquito, la parada era obligatoria.

Zona más angosta del cañón, una preciosidad de aguas turquesas.

Altísimos paredones, de formas inverosímiles.

Un rincón espectacular, el poco sol que entra ayuda a resaltar su belleza.



Toni nos dice que hemos tenido suerte, ya que en verano siempre suele haber mucha gente bañándose aquí, hoy lo que más vimos, y en mucho número, fue gente en neopreno, que suben hasta la zona donde nos bañamos nosotros y luego bajan por dentro del río.

Mirad que cangrejote pescamos ;-).

Segundo túnel, de casi 200 metros, obligatorio llevar frontal.

Tal es la oscuridad que se han llegado a formar pequeñas estalactitas.

Espectacular paraje del Ventano del Diablo, donde finaliza esta segunda ruta.

¿El diablo del Ventano?.



Puntua esta ruta

17 comentarios:

  1. Hola Dani.

    Guaaaau, no me canso de ver estos paisajes míos en otros blogs y más si salgo yo, y más todavía si el que lo cuentas y enseñás eres tú. Buen día pasamos Eva, tu y yo, y las cervezas del Tablazo....uuummmmmmmmmm

    Una entrada doble, pues son dos en una ya que al ser paisajes tan diferentes en una y otra, hace que se te quede la sensacion de dos rutas en dos ocasiones diferentes.
    Diseccionemos: que demonios hago yo tan quieto en el gif animamado de la Mogorrita, si a mi me va la marcha mucho?
    Las dos fotos del arco rocoso del canal son muy chulas.
    El cangrejo que sale seguro que es autoctono. Hay que cuidarlo. Yankees Go Home!!
    Que chula la cara del diablo del Ventano. Las veces que he mirado ahí y no la habia visto. Esa es un poco la magia de las rocas!!

    ¡¡Cangrejos y chisparins!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ayer mientras leía la crónica junto a Eva nos lo decíamos "qué quieto se está Toni en el gif..."
      Fue un día muy completo, la ascensión a la Mogorrita corta pero intensa, con esa empinada pista de esquí, esos tejos, las trepadas por la caliza y las trincheras, luego la ruta del canal, original a más no poder, con esa aventurera bajada hacia el Júcar y ese baño, que en la jornada tan calurosa que hizo, fue similar a un orgasmo. La zona más estrecha del Júcar espectacular.
      Pues una de las dos fotos del arco es tuya ;-)
      Eso, eso, esos cangrejos "Trump" no los queremos por aquí jeje.
      Las birras...he de reconocer que llegué a Cuenca pelín chispado, pero ya me dirás, litro y pico, y echando solo un mísero paquete de papas en el cuerpo...

      Gracias por seguir guiándonos por tu Serranía, esa en la que todo el mundo te conoce, aunque tu no los conozcas a ellos ;-)

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola Toni.

      Y tu,no tendrás alguna entrada en tu blog, haciendo este tramo de la hoz en circular? Para utilizar un solo coche.

      Eliminar
    3. Hola Eduardo.

      Te refieres a la ruta esta del canal y del cañón del Júcar? Si hay una manera de hacerla circular sin necesidad de coger dos coches (Se alarga un poco más). Lo que pasa que debería explicartela con los mapas delante y detalladamente.

      Eliminar
    4. Si, a esa Toni. Es por si tienes tu una entrada, sino déjalo, ya miraré en internet.

      Eliminar
  2. Hola Dani
    Muy buenas rutas también por la zona de Cuenca...que buenos recuerdos me trae la Mogorrita y esa cresta que hicimos en una travesía junto al Cerro San Felipe en el 2014...hay cosas que no se olvidan.

    En este caso llevando un guia experto en la zona, aún mucho mejor!!

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      Como para olvidar semejante rutón que os marcasteis en la Serranía...San Felipe, Mogorrita, Nacimiento del Cuervo, Estrecho del Infierno...Es una ruta que no descarto copiaros algún día jeje.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Dani.

    Hoy nos regalas un 2x1, y encima dos rutas, totalmente diferentes. Yo sin duda me quedo con la segunda, la Mogorrita, salvo el final, el resto no me atrae mucho, aunque seguro que evitando subir por las antiguas pistas de esquí, ganaría muchos enteros.

    En cuanto a la ruta del canal, si que me ha parecido muy interesante, y como lo han adaptado para poder caminar por el. Sin duda es una buena idea, y ofrece unas espectaculares vistas de las hoces del Júcar.

    La segunda parte, es sin duda espectacular, siempre recorrer los lechos de los ríos, ofrece imágenes impactantes, tanto como el salto de Toni, jaja, además de bellos rincones como el ventano del Diablo, que aunque me ha costado un poco, al final si que he conseguido ver su cara :)

    Salud y Montaña!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Si, cierto que la ruta de la Mogorrita se queda un poco corta, tratándose como es de un techo provincial, lo de la pista de esquí, si no te lo dicen te piensas que estás subiendo por un cortafuegos, porque allí rastro de hierros, como en otros lados donde se han abandonado pistas, ni uno, además tiene el bonito aliciente de ver todos esos tejos, árbol muy poco común por donde vivimos nosotros. Con Toni y Javi, otro colega blogero (la Voz de la Tierra), tenemos así medio hablado de hacer algún día una ruta que una la Mogorrita con el Cerro San Felipe.
      Pero sin duda, de la jornada yo también me quedo con la ruta del canal, fue una curiosa manera de ver desde las alturas lo que el Júcar ha conseguido labrar, digno de un río de los grandes, que de hecho lo es, el Júcar, luego bajar y poder bañarnos en sus aguas y ver el cañón desde dentro fue ya la guinda.

      Salud!!

      Eliminar
  4. Hola Dani!!!

    Vaya tela, un 2x1, si es que no paráis.
    Las vistas desde La Mogorrita una pasada y la vuelta por su cordal impresionante, otra cima provincial más a la saca.
    Y la segunda ruta espectacular, primero por ese "camino" que va siguiendo el canal, que por cierto, es ver una presas y no os podéis resistir... jajaja, y luego la zona los estrechos del Jucar, que me trae muy buenos recuerdos, ya que en esa parte del Jucar me llevó mi primo por primera vez para hacer "barranquismo", bajando por el cauce, el con neopreno y yo si él, que en aquella época era "muy macho", y no veas el frío que pasé todo y ser agosto... jajaja
    A ver si para el verano que viene me puedo escapar al pueblo de mi padre en Cuenca y hacer alguna rutilla con vosotros.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. 2x1, esta semana estoy que lo regalo jajaja.

      A ver si echamos adelante con Javi y Toni lo de hacer esa ruta, sería de dos jornadas, de unir la Mogorrita y San Felipe y te pudieses apuntar, teniendo sangre conquense tiene que haber una ruta en la Serranía en tu currículum obligatoriamente jajaja.
      Ya te digo lo fría que estaba, mira que hizo calor ese día, uno de los más del verano me atrevería a decir, y no aguantábamos más que unos segundos dentro del agua.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Pues si hacéis la ruta y me pillan bien las fechas ya te aseguro yo que me apunto

      Eliminar
  5. Hola Dani..
    Vaya 2x1 rutero mas guapo por la Serrania.Como me ha recordado esa subida hacia la Mogorrita por lo que era la pista de esquí,al cortafuegos del Peñarroya...jajaja.Magnificas vistas Serranas desde la cima,con ese estupendo cresteo...¿y el gif?...¡¡que bueno!!...jajaja...
    La segunda parte o ruta,otra sorpresa impresionante,con esos paso tuneleros,pero sobre todo con esa parte por el
    Jucar,imponente...y ¡¡vaya tela!!,la ''bomba'' de Toni....jajaja
    ''Ruteta feta cerveçeta''...jajaja...En vuestro caso doble ración...jejeje

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane.

      Es que, como le había comentado a Eduardo, si no te dicen que estás subiendo por una antigua pista de esquí, la sensación que da es que lo estás haciendo por un cortafuegos.
      Hizo calor, muchísimo, y había que refrescarse, por fuera y por dentro, lo que pasa que por dentro se nos fue un poco la mano...jajaja.

      No sé, he tenido un buen maestro en quien fijarme en esto de los gifs jejeje.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. ¡Hola Dani! Pues si la del Urbión me ha gustado, de estas no te puedo decir lo contrario. Las dos preciosas. La primera tiene el aliciente de ser la mayor altura de Cuenca con esas excelentes vistas. Y la segunda, la curiosidad del canal y sobre todo, el Jücar a su paso por esa estrecha zona que tanto habéis disfrutado con esos saltos de "trampolín". La serranía es preciosa. Además, juegas a ganador con el excelente guía que te has buscado. Así cualquiera.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio.

      Sí, Urbión y la Serranía son paisajes distintos, pero ambos poseen su particular encanto. En el caso de la Serranía queda demostrado aquí la de contrastes que podemos encontrar en sus relieves, desde esas redondeadas formas de sus extensas cimas a esas quebradas hoces o cañones que forman cada uno de sus caudalosos ríos de aguas limpias.
      Nosotros tenemos mucha suerte de conocer a Toni, que nos da a conocer un terreno que se lo conoce como la palma de su mano.

      Un abrazo.

      Eliminar