25 de junio de 2017

Serra d'Espadà: Puntal d'Artana (693 m.)- Pic de Font de Cabres (637 m.)- Puntal del Calderer/Creu de Ferro (543 m.) desde Aigües Vives

Sábado 10 de junio de 2017

El Puntal del Calderer, el Pic de Font de Cabres y el Puntal d'Artana son las tres cimas que más destacan cuando la Serra d'Espadà se empieza a elevar desde la Plana hacia poniente. No es la primera vez que las subimos las tres en una misma ruta, pero si la primera que lo haremos partiendo desde la vertiente de Aigües Vives, y esa es la excursión matinal que os voy a narrar en esta crónica.






Hoy jugábamos en casa, en concreto 10 minutos nos costó montarnos en la furgoneta y llegar al punto de inicio de la ruta, donde el camino de Aigües Vives se vuelve de tierra y continúa sierra arriba hasta l'Ereta. Aparcamos y ya a pie continuamos por este camino, no será mucho rato, porque enseguida habremos tomado el sendero que nos ha de encaramar hacia el Colladet Roig. Este sendero es bastante tímido en su arranque, y si no queremos saltárnoslo deberemos estar atentos a un barranquete que veremos a nuestra derecha y a la escueta indicación de madera que marca el inicio del mismo. A media que iremos avanzando el sendero se irá haciendo cada vez más evidente y también ganando en dureza. Empezaba a pintar una mañana calurosa y las gotas de sudor iban a ser como el puño. A cambio recibiríamos unas bonitas vistas de la Plana envuelta en neblina, con las cumbres del Desert de les Palmes emergiendo de ella, y podríamos disfrutar de uno de los alcornocales más orientales de Espadà.


Camino inicial, enseguida visualizamos la primera de las cimas a las que subiremos hoy, el Puntal d'Artana.

No tardaremos en visualizar la segunda, el Pic de Font de Cabres.

La ladera norte del Puntal d'Artana está poblada por un frondoso alcornocal, del que sobresale la Penya de l'Àguila.

Sendero de subida al Colladet Roig.

El sendero deja a nuestra derecha el Barranc del Rodador, en el que se levanta el que posiblemente sea el alcornocal más oriental de toda la sierra.

Remontando hacia el Colladet Roig, con el Font de Cabres a nuestras espaldas.

Vistas hacia la Plana, cubierta por la neblina.

El Colladet Roig separa el Puntal d'Artana de un pequeño macizo calizo llamado la Serra, en el destacan els Castellets.

Las tres cimas más destacadas del Desert de les Palmes (Morico, Cantal Gros y Bartolo), emergen de la neblina.


Alcanzamos el Colladet Roig, como todo buen collado nos abre nuevas perspectivas visuales, en especial hacia el término de Artana, podremos comprobar desde aquí las nefastas consecuencias del incendio del verano pasado 😢. Mínima tregua nos ofrece el collado, de inmediato el sendero, espadánico de pura cepa, pone sin piedad la directísima hacia la cuerda del Puntal d'Artana, desembocando cerca de su cima occidental. Esta no es la que nos interesa, seguimos el poblado cordal hacia el extremo opuesto, donde se encuentra el vértice geodésico que marca el punto más alto de esta montaña. Antes habremos parado en la antecima, que es el punto donde se divisan mejores vistas, en especial del sector central de Espadà, de la Calderona y de las cercanas montañas circundantes a la Vall d'Uixó.


Colladet Roig, a unos 500 metros de altura. Al fondo el Font de Cabres.

Se nos abren nuevas panorámicas, que os identifico. Bajo la Penya Parda vemos los efectos del incendio del verano pasado.

La población de Artana en primer término. l'Espino, por segunda vez en 30 años, salió muy mal parado del incendio.

Tres pirámides del sector central de la sierra.

Desde el Colladet Roig afrontamos una dura pero bonita subida hacia el cordal del Puntal d'Artana.

Alcanzamos el cordal que une las dos cotas del Puntal d'Artana...

...y lo seguimos hasta su extremo oriental, que es donde se encuentra el vértice.

Antes nos detendremos en la antecima, que tiene mejores vistas que la propia cima.

Desde aquí podremos identificar un buen ramillete de cimas de la Serra d'Espadà.

También algunas de la Serra Calderona, y dos de las cimas más reconocidas del término de la Vall d'Uixó.

También vemos el Font de Cabres, que será la próxima parada, y parte del camino por el que nos aproximaremos a él.

Hablábamos de la Vall d'Uixó, aquí tenemos la montaña sobre la que se asientan los restos de su castillo.

Cima y vértice geodésico del Puntal d'Artana, 693 metros, punto más elevado de la excursión de hoy.

La Plana continúa entre brumas.


Desde la cima del Puntal bajamos en rápido descenso hasta l'Ereta, allí encontramos el GR-36, que seguiremos en dirección a la Vilavella. Ganamos el colladete a los pies de la tachuela del Puntal de l'Ereta y enseguida se nos mostrará puntiagudo nuestro siguiente objetivo, el Pic de la Font de Cabres. No tardaremos en abandonar el GR, que acompañara en descenso las revueltas del camino que dejaremos a nuestra izquierda. Nosotros seguiremos recto y por sendero, y enseguida nos plantaremos en el Coll de la Font de Cabres, a pies de la cima homónima. Dos opciones tenemos aquí; o bien atacar la cima por la descompuesta canal de su vertiente sur o bien hacer un pequeño rodeo y entrarle por la norte. Elegimos la segunda y dejaremos la canal para la bajada. Lo que es seguro, subas por donde subas, es que has de pasar por el laberinto de pequeñas carrascas y trincheras que hay cerca de la cima, por el que serpentean varios senderos. He subido más de diez veces a este pico, y creo que no he acertado nunca a repetir  el mismo senderillo en la ida y en la vuelta 😊. Le tengo mucho apego a esta montaña, la veo casi a diario desde casa y además la primera ruta senderista "oficial" fue para subir a ella, y aunque la experiencia no fue muy buena que digamos (casi 30 kilos más de Dani, ampollas, perdernos y acabar sin agua en pleno mes de julio, y por si faltara poco una vaquilla suelta por el monte acabó de poner la guinda...) siempre intento subir al menos una vez al año, siempre es algo especial para mi. Además de todo esto que os he contado, el Pic de Font de Cabres resulta ser un mirador de primera fila del litoral sur de Castelló.


Sendero de descenso a l'Ereta, que es donde está la casa blanca de la imagen. En frente Penyalba.

Cogemos este camino (GR 36) rumbo al Font de Cabres, pasaremos bajo estas dos tachuelas, a las cuales no subiremos.

Al que si que subiremos, por si no había quedado claro 😉, será al Font de Cabres.

Poco a poco nos iremos aproximando a su base.

Coll de la Font de Cabres.

Desde el collado damos un pequeño rodeo para acceder a la cima, viendo de esta manera el Puntal d'Artana.

Una de las razones por las que me gusta esta cima es por sus rodenos desnudos.

Y son rodenos desnudos los que conforman su cima, a la que se accede mediante este pasillo.

Pic de Font de Cabres, 637 metros.

Amplios horizontes hacia el NO.

Vall d'Uixó y su castillo.

Montañas más orientales de la sierra, entre las que se encuentra el Puntal del Calderer, a la que subiremos después. El Mediterráneo, a escasos kilómetros.

El Solaig, montaña más elevada de Betxí, mi pueblo, que se oculta tras ella.


Nos bajamos de la cima por la mencionada canal, y seguimos por el sendero equipado con cuerdas que transcurre bajo el abrupto crestón rodeno que enlaza el Font de Cabres con el Coll de Bledar. Este collado supone nuestro próximo hito en el camino. Desde él de inmediato se acomete la corta pero exigente ascensión a la Creu de Ferro, esta montaña de doble cima toma este popular nombre por la cruz metálica que hay en su punta oriental, que se toma como cima, pero realmente su nombre es Puntal del Calderer, y su cota más alta se encuentra en la punta occidental. El principal atractivo de esta montaña, a parte de las vistas, reside en la cantidad de nidos de ametralladoras y trincheras, muy bien conservadas, de la Guerra Civil que encontraremos, sobre todo en la cima oriental, que es donde está la cruz.


Descompuesta canal de bajada.

La cara sur de esta cima es una muralla de escarpados rodenos.

Como también es escarpada la cresta que se extiende hacia el E. Bajo ella transcurre el sendero que nos acercará al Coll de Bledar.

Buena parte de este sendero está equipado con cuerdas.

Esta, como Camarón, tiene la camisa rota.

Coll de Bledar, con el Font de Cabres, el collado superior por el que habíamos pasado antes y el Frontó.

Desde el collado, una corta, pero exigente subida, nos conduce a la cima occidental del Puntal del Calderer, que es ligeramente más alta que la que tenemos en frente, que es donde está la cruz.

Empezamos a ver las primeras fortificaciones de la Guerra Civil.

Nos movemos hasta la cima oriental, por la que esta montaña toma el popular nombre de Creu de Ferro, 543 metros.

Es aquí donde podremos ver mayor número de nidos de ametralladoras, os muestro unos cuantos...








Para la bajada tenía pensado descender por el espinazo del Puntal del Calderer hasta topar con la pista que desde la Vilavella sube hasta el Aljub dels Caçadors y seguirla hasta dicho aljibe, pero la mañana estaba siendo muy calurosa y mis dos compañeras iban bastante fatigadas, y el agua para ellas iba escaseando, por este motivo pensé que esta opción sería demasiado larga, así que descenderíamos unos metros, y buscaríamos y seguiríamos el sendero, opción mucho más corta y directa, que flanquea el Puntal del Calderer por el norte, aunque ello conllevara unos metros más de subida y pasar de nuevo por el Coll de Bledar. 


Cruzando una pequeña pedrera, camino de nuevo al Coll de Bledar. La calima a mis espaldas delata lo achicharrante de la mañana.

Coll de Bledar, segundo paso, enfocamos hacia Penyalba.

Mis compis, aprovechando cualquier sombra, en el collado apuramos sus reservas de agua.


Desde el Coll de Bledar tomamos un sendero, que de forma muy directa nos baja hasta el Aljub dels Caçadors, que para desgracia de Laia y Senda se encontraba seco. Reenganchamos el GR-36, que en forma de sendero se introduce en la Ombría de la Font de Cabres y en dirección a la fuente a la que hace referencia el topónimo, que para mi sorpresa, hacía cinco años que no pasaba por aquí, tenía agua. Han colocado un grifo y ahora no se pierde esta pura y fresca agua de la sierra, así que pudimos beber y refrescarnos los tres, y sentarnos allí un buen rato antes de afrontar la parte final de la ruta, que pasaba por seguir el GR hasta topar con un amplio camino, que es el mismo por el que habíamos empezado la excursión, y seguirlo en descenso, abandonando las marcas rojas y blancas, hasta llegar de nuevo a la furgoneta. Qué suerte tenemos de tener estas maravillosas montañas tan cerca de casa!!

Un saludo a tod@s.


Bajando hacia el Aljub dels Caçadors. Curioso pino con hito encima.

Mala suerte Laia, el aljibe no tiene ni gota de agua.

Al menos el tramo final de la ruta transcurría en su mayor parte a la sombra.

Dos bonitos alcornoques dan sombra a este tramo del GR 36.

Llegamos a la Font de Cabres, que para nuestra alegría, sobre todo de Laia y Senda, tenía agua.

Y con el gozo que proporciona ver estas fuentes con agua, en los tiempos secos que corren, despedimos este reportaje fotográfico.





Powered by Wikiloc

18 comentarios:

  1. Hola Dani.

    Que chula y a las puertas de casa, algo que nos parece normal pero no sabemos bien lo privilegiados que somos en ese aspecto. Me ha encantado unas cuantas visiones de esta ruta como esa Penya del l'Aguila entre el alcornocal o los nidos de metralleta entre el rodeno.
    Siempre que paso por la carretera justo antes de llegar donde está Betxí, se pasan por unas montañs en formas de cordillera que vienen a nacer a pie de la autovía y se van elevado en forma de cresta cordillera hasta la parte alta. Son estas montañas estas que te indico yo? Es que me encanta esa visión cuando voy conduciendo, y me parece un rincón muy guapo.

    Que lástima que no haya entrada de aquella primera ruta oficial con 30kg más de Dani, y penurias varias. ¿O si la hay pero no quieres ponerla? jajajaja ;-)

    Toni.

    Un abrazo, y ya queda menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      Efectivamente, es el sector de sierra que ves desde el coche, la verdad es que esa estampa picuda del Font de Cabres no pasa desapercibida, y además todas sus variantes de subida son muy atractivas, y es un pico que siempre combinamos en cualquier ruta que hagamos por allí. Pues otra opción, si además quieres que a parte de montañera, te salga una ruta la mar de cultural, es subir primero al Castell de la Vall d'Uixo, y luego enganchar las trincheras del Font de Cabres y el Calderer, nosotros lo hemos hecho así algunas veces.
      Pues no, no hay documento gráfico de aquella excursión, en aquella época, además de gordo, devorador de comida basura y sedentario, tampoco tenía la afición que tengo ahora por la fotografía. Pero si tienes interés por ver a aquel Dani, la próxima vez que vengáis a casa ya os enseñaré algunas fotos jajaja.

      Y tan poco, que ya me viene el olor a haya y caliza jeje, un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Dani.

    Muy chula esa segunda parte de la ruta, desde el Coll de la Font de Cabres, con todos esos rodenos, los nidos de ametralladora, y las vistas, aunque lastima de la calima, que me ha dejado con las ganas de ver la mar, desde las alturas.

    Leyendo la ruta, parecía mucho más larga, al final 11 kilómetros, que con el calor que hace, es más que suficiente, habrá que aprovechar estos días, que parece que bajan un poco las temperaturas.

    Salud y montaña!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Una lástima que ese día no hiciese una mañana como la que ha hecho hoy, fresca y un tanto ventosa, con una visibilidad excelente, y lástima también que estaba trabajando jejeje. Si alguien ha subido esta mañana a alguna de estas tres cimas seguro que han tenido unas panorámicas cojonudas, sobre todo del azul Mediterráneo, que se encuentra en línea recta a escasos 5 kilómetros.

      Aunque salgo casi todos los días, a última hora de la tarde, a dar un pateo de hora/hora y media por el monte, el calor me tiene amedrantado, y estos dos últimos fines de semana no he hecho ninguna ruta sería, seguro que no soy al único que le ha pasado, por lo tanto, si este finde bajan los termómetros, seremos muchos los que saldremos en manada a aprovechar jeje.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. ¡Hola Dani! Preciosa ruta que apunto porque ofrece muchos alicientes para ello. Pero siendo un poquito cuerdos, ciertas rutas las iremos dejando para cuando amainen los calores.Por cierto, me ha llamado la atención lo bien conservadas que están las trincheras. Una alegría encontrar agua en la fuente. Seguro que tus perros lo agradecieron más que tú.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio.

      Quizás todos estas posiciones defensivas del Puntal del Calderer no tengan la fama que puedan tener por ejemplo, las de Villamalur, pero ya te digo que vale mucho la pena acercarse una mañana a la Vilavella y subir a verlas, y porque no, alargar la ruta con alguna subida más, ya sea al Font de Cabres o al Castell d'Uixó, con lo que te queda, subiendo a este último, una combinación montañero/cultural realmente interesante.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Dani!!!

    Impresionante ruta, y encima al lado de casa.
    Esta Serra d'Espadà la tengo completamente abandonada, a ver si este verano me animo y hago alguna cosilla por allí.
    Todos tenemos una cima especial que necesitamos subir por lo menos una vez al año, en mi caso es el Pedraforca, que fue mi primer 2000.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Tenemos mucha suerte de vivir tan cerca de la Serra d'Espadà, nos permite muchas veces hacer muy buenas rutas sin tener que hacer un desplazamiento muy largo en coche, y a veces incluso, empezar la ruta desde la puerta de casa ;-).
      Eso, a ver si te animas y empiezas a descubrir Espadà, ya sabes que tienes un guía gratuito, y a ver si me animo yo y te acompaño en alguna de esas ascensiones anuales al Pedra ;-).

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Dani:

    Últimamente cuando les quiero impresionar un poco a mis compañeros de trabajo runners, les recuerdo la ruta que hicimos Sandra y yo desde la Vall D'Uxó, subiendo al castillo, después a Font de Cabres, más tarde al Puntal de Artana, pasando por el Peñalba y de nuevo a la Vall D'uxó y todos reconocen que es una ruta dura y más cuando la hicimos nosotros que fue casi al principio del verano.

    Viendo tu crónica, me vuelven a dar ganas de volver hacer una ruta por el lugar, sobre todo porque nunca he pasado por esa zona de las ametralladoras y la verdad es que me atrae mucho la idea, tendré que organizar algo, pero como muy dice Emilio, lo dejaré para cuando haga menos calor.

    Saludos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, Hola Eulogio. Pues con la fiebre que hay ahora por correr y hacer autenticas salvajadas en cuanto a distancia y desnivel, faena tienes para impresionar a tus compis runners jajaja, pero si, esa circular que comentas, que la hice yo también allá por 2010, es una ruta dura, con continuas subidas y bajadas, y que deja las piernas cascadas, y más si la haces cuando casca la calor.
      Todas las combinaciones que ofrece este sector de la sierra pegado al litoral, más las montañas de la Vall son muy buenas, puedes combinar todas las cimas de una manera u otra, y siempre salen rutas muy chulas. Las trincheras de la Creu de Ferro, visita obligada.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Dani
    Podías haber dejado la furgoneta en casa y ampliar un poco la ruta jajaja.

    Una suerte tener todo esto tan cerca de casa y poder disfrutarlo en el momento tienes un rato libre, a nosotros nos pasa algo parecido con la Calderona y eso es una maravilla...

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      Pues no será a primera vez, que hemos salido a patita de casa y nos hemos plantado en plena sierra. Una vez incluso salimos a pie de Betxí y nos plantamos en lo más alto del Pico de Espadán jejeje.
      Como comentas, tenemos una gran suerte de tener Espadán nosotros y la Calderona vosotros tan cerca y disfrutar de estas dos sierras muy a menudo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Lo mejor de lo mejor Dani,salir al ''patio'' de casa a darse una vuelta y oxigenar y cargar pilas...jejeje.
    La verdad es que leyendo la crónica te da sensación de que te has pegado un rutón y ¡¡xe tu!! ¿apenas siete kilómetros?...jajaja.Muy bien aprovechados,porque la ruta tiene alicientes de sobra para disfrutar a tope.
    Magnificas las imágenes entre la niebla y esos nidos de ametralladora,imagino que estarán restaurados,porque se ven como recién hechos.
    Una mas en Espadán para apuntar...jejeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, por esa regla de tres el punto máximo de la ruta hubiese sido dosmildoscietos y pico metros, y el acumulado otros dosmil jajaja, no Juane, en realidad fueron unos 12 kilómetros, lo que pasa que cuando inserté el mapa de los datos de Wikiloc lo tenía configurado en inglés y salen los datos en millas y pies jajaja.
      Pues no te lo puedo asegurar a ciencia cierta, pero creo que este conjunto de nidos y trincheras no está restaurado, la cruz si que la repintan de vez en cuando.
      Mira que tengo pateada esta zona, y nunca me canso de pasar una y otra vez por las mismas sendas, una gozada tenerlo al ladito de casa.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. ¡¡Ostras...jajaja,xe tu ruta pirenaica...!!
      La verdad es que mire 6'87 y esta claro en el perfil de arriba...jejeje.
      Si que es verdad,que mi ordenador va últimamente mas lento que el caballo del malo y para ver algunas crónicas ''telita''...le cuesta mucho de cargar las fotos...''A vorem'',pero si sigue así,me va a costar ''jubilarlo''...jajaja

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Ayyy los ordenadores cuando se ponen tontos...el mío también tiene pendiente una vaciada de disco duro, que pobret no le caben ya más fotos y datos jejeje.

      Un abrazo.

      Eliminar