16 de octubre de 2017

Serra Calderona: Peñas Blancas (843 m.), Penya Roja (831 m.) y Alto del Sapo (828 m.)

Sábado 30 de septiembre de 2017

Qué cerca tenemos y qué bonita es la Calderona y qué poco vamos a ella. Casi un año después de nuestra última visita volvemos a esta sierra valenciana para completar una ruta que se nos quedó a medias precisamente aquella última vez. En esta excursión matinal subiremos a dos atractivas cimas del sector oriental de esta sierra, Peñas Blancas y la Penya Roja, y le añadiremos una tercera, el Alto del Sapo.






Pues como os digo hoy volvíamos a la Calderona a completar una ruta que no pudimos hacer como tenía pensado puesto que unos trabajos forestales habían borrado el inicio del sendero de subida a la Penya Roja y al Alto del Sapo, el cual fui incapaz de encontrar, así que tuvimos que cerrar la circular con un larguísimo e insulso tramo de pista y sin estas dos cimas. Esta vez si encontré la susodicha senda, vale que los trabajos forestales habían tenido parte de culpa de no haberla encontrado la anterior ocasión, pero es que la senda está prácticamente engullida por la vegetación, tampoco fue sorprendente, ya que, e incido en ello antes de empezar con la descripción, la mayor parte de las sendas de esta ruta que os voy a describir están bastante invadidas por el matorral y el arbolado bajo, contra el que tuvimos que batallar en muchos tramos, por lo que además del machaque que se llevaron las piernas, ya que fue un recorrido con bastantes subibajas, estas se llevaron de premio añadido unos cuantos rasguños y arañazos, a lo que también contribuyó haber hecho esta ruta en pantalón corto.

Encontraremos el inicio de esta ruta en los alrededores del albergue juvenil de la Prunera, a donde podremos llegar desde la población de Serra siguiendo la pista, en bastante mal estado, que se dirige a la Font del Llentiscle. 
El primer objetivo de esta ruta será ganar el Coll dels Mollons, el cual alcanzaremos mediante una alternancia de caminos y senderos. Desde este collado, y dando continuidad al largo tramo de sendero que nos había traído a él, emprenderemos un frenético y zigzageante descenso hacia el Barranc de la Jara, en que perderemos todo el desnivel que habíamos ganado hasta el collado. Dentro del barranco arranca la exigente ascensión hasta la caliza cima de Peñas Blancas, ya bastante arriba obviaremos el ramal(der.)que se va hacia el Corral del Bobo y seguiremos(izq.)hacia las Casas de la Ereta, desde ellas seguiremos un tramo de pista ascendente que enseguida se tornará en sendero, es el que nos hará ganar la cima, bueno no, cerca de la misma deberemos estar atentos a una tenue trocha que nos saldrá (hito) a la izquierda y que será por la que alcanzaremos, con alguna trepadita fácil (ojo con las simas que hay por la zona), la punta sur de Peñas Blancas.
Desde la cima desandaremos un buen tramo del sendero principal que nos ha traído a ella. Cuando habremos bajado un buen trozo atenderemos a un ramal que nos saldrá a la derecha, este bordea la cima ascendida por el sur y llega al Collado de Peñas Blancas, pasaremos del sendero que sigue recto y seguiremos hacia la izquierda, como si fuésemos a subir al Montemayor. Pero este no entraba hoy en el menú (aunque podría haber entrado), por lo que también pasaremos del sendero que emerge hacia su cima. Acabamos saliendo a una ancha pista (GR 10), la seguiremos un buen tramo a la izquierda, pasadas unas revueltas, tomaremos, también a la izquierda, una pista secundaria, enseguida encontraremos (hoy a la primera) el sendero que sube a la rocosa y altiva Penya Roja, que además de estar bastante "jabalinero" está tieso de veras. Para alcanzar el mojón cimero pasará lo mismo que en Peñas Blancas, habrá que desviarse por una leve trocha que saldrá a nuestra derecha. Tras la cima y de vuelta al sendero principal este bajará unos metros para volverse a poner cuesta arriba hasta el Alto del Sapo, tercera cima de la mañana, luego ya emprenderá el descenso definitivo, pasando junto al abandonado Refugi Vicent Penyafort y desembocando en la pista(izq.)que ya no abandonaremos, largo tramo y pasando junto a la Font del Llentiscle, hasta llegar de nuevo a la furgoneta. Al final 14 kilómetros y 800 metros de desnivel positivo acumulado, y lo más importante, una agradable, y solitaria, puesto que no nos cruzamos con nadie, mañana de sábado rodeados de naturaleza en este bonito parque natural que es la Serra Calderona.
Más detallitos de la excursión en las fotos, que me ha salido una descripción muy telegráfica 😉.

Un saludo a tod@s.


Iniciamos la ruta junto al albergue juvenil de la Prunera, es un edificio con solera, ya que data de 1913, en este enlace podréis saber un poco más de la historia de este edificio, que terminó abandonándose, pero parece que en 2015 se restauró y se encuentra en funcionamiento.

Una de las peculiaridades de la ruta de hoy será, siendo la Calderona de predominio rodeno, que veremos y pisaremos varias secciones calizas.

Tras un inicio con alternancia de pista y sendero, este último se afianza, y remontando la vaguada del Barranc dels Tramussos va ganando metros en pos de Coll dels Mollons.

Coll dels Mollons, donde tenemos esta perspectiva de las peñas que quedan al NO del Alt de la Nevera.

Y donde tenemos el primer contacto visual con la bonita estampa de de Peñas Blancas. Obsérvese el tajo que forma el Barranc de la Jara una vez se ha desprendido de las laderas de Montemayor.

Hacemos zoom hacia la cima de Peñas Blancas, para que quede constancia de que el topónimo no está puesto así por así.

Desde los casi 700 metros a los que se sitúa el collado iniciamos el descenso hacia el Barranc de la Jara. Al fondo el sector oriental de la Serra d'Espadà con la que la Calderona comparte ADN.

En el Barranc de la Jara nos situaremos a 500 metros, tendremos que remontar ahora hasta los 843 de Peñas Blancas.

Incidimos en las vistas hacia Espadà, donde entre otras identificamos el Pico de la Nevera y el Castell de Castro.

Nos dirigimos hacia las Casas de la Ereta, donde empieza el tramo final de la ascensión a Peñas Blancas. Penya Roja se empieza a dibujar en el horizonte.

Alrededores de las Casas de la Ereta, con el collado y la cima de Peñas Blancas.

Resulta que la cima que habíamos visto antes no era la Penya Roja, si una cota un poco más al E tras la que se escondía.

El conjunto de la cota anterior y la propia Penya Roja resulta ser también  una atractiva visión.
Y conforme iremos subiendo, pasando junto a unos farallones calizos, a Peñas Blancas, también aparecerá la tercera de las cimas a las que subiremos hoy, el Alto del Sapo.

Peñas Blancas, afloramiento calizo en dominio arenisco.

Tras unas pequeñas trepadas alcanzamos la cima sur de Peñas Blancas, a 843 metros.

Vistas hacia el sector oriental de la Calderona.

Las siluetas de sus cimas son fácilmente reconocibles, como por ejemplo estas tres.

Vistas hacia la zona de Penya Roja/Rebalsadors.

Mirada hacia el sector occidental de la sierra, en primer término la cima norte de Peñas Blancas.

El Pico del Águila en Gátova, subimos a su cima, y a la del Gorgo, a principios del año pasado.

El cielo se empieza a enrarecer, y eso nos afectará en las vistas, sobre todo hacia la zona de la Serra d'Espadà.

Una de las tres simas que hay en los alrededores de la cima de Peñas Blancas.

Tras la cima cogemos el sendero que bordea sus peñascos por su cara sur y nos dirigimos al Collado de Peñas Blancas.

Desde el collado el sendero se pone de nuevo cuesta arriba en dirección Montemayor. En este tramo veremos otra de las señas de identidad de la Calderona, los madroños, vimos varios de ellos en este tramo, y algunos como este repletos de fruta.

Además de fotografiarlos no resistimos la tentación de comernos algunos.

Dejamos atrás la doble cima de Peñas Blancas.

También cruzamos un pequeño bosque de alcornoques.

La Penya Roja cada vez se iba mostrando más próxima y apetecible.

Desestimamos la opción de subir a Montemayor y salimos al GR 10, desde allí obtenemos esta visión de la Penya Roja, no estaba el día para que saliesen bien las fotos y yo tampoco estuve muy fino...
...así que os pongo esta del año pasado, echada más o menos desde el mismo punto, y con un día más soleado, en la que se aprecia mejor la belleza de esta montaña.

Esperemos hoy encontrar el sendero que sube hasta su cima.

De momento nos plantamos en su base.

Y sí, hoy encontramos el sendero, podremos subir a esta puntiaguda cima.

Aunque como veis no fue un camino de rosas, la ruta tuvo muchos tramos con senderos bastante invadidos por la vegetación, pero ninguno comparado con este. 

Esos sí, las vistas durante la subida fueron muy buenas.
Cima de la Penya Roja, 831 metros.

Vistas hacia Rebalsadors y el Cerro de la Mata.

Peñas Blancas.

Montemayor en primer término, y más en la lejanía el Gorgo, la Jabonera y el Pico del Águila.

Muchas cimas en el sector oriental de la Calderona, pero la que más destaca sin duda es la Mola de Segart.

El Alto del Sapo, montaña que completaremos el triplete de cimas de hoy.

Su cima está coronada por un enorme hito.

Alto del Sapo, 828 metros.

Las vistas desde el Alto del Sapo son parecidas a las de la Penya Roja. En la imagen Montemayor y Peñas Blancas.
Desde el Alto del Sapo hasta en encuentro con la pista de la Font del Llentiscle pisaremos de largo el sendero más despejado de toda la mañana. Acaparadoras Peñas Blancas.



Cerca de la pista encontramos el Refugi Vicent Penyafort, que desgraciadamente se encuentra en este estado.

Lo mejor del último, y largo tramo, de pista (se me pasó por alto fotografiar la Font del Llentiscle) fueron las vistas, vemos la cima del Cierro, a la que subí, junto al Rebalsadors, en una ruta que hice en 2014.

Tres años antes ascendimos, en una ruta en la que también subimos al Garbí por la Canal, a la Mola de Segart, con la que despedimos este reportaje.

12 comentarios:

  1. Hola Dani.

    Buenos cerros se ven estas Penyas, y que verde está todo. Es un placer siempre ver sitios donde el verdor sea la tónica habitual. Me llama la atención como se mezcla la caliza con el rodeno, habiendo afloramientos de uno y otro.
    Madroños y alcornoques, y buenos barrancos. Teniendo la Calderona tan cerca de nuestra casa de VLC, no es raro que cualquier día le hagamos una visita.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      Muy buena opción la Calderona para echar una mañana, o una tarde, alguna de las veces que estéis por Valencia. No podían estar mejor puestos esos topónimos de las peñas, Blancas y Roja, el color de la roca no miente, ¿el sapo?, pues se convirtió en montañero con barba y pro ahí estuvo un rato jejeje.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Danil.

    Pues solo hace falta el Sabocos, y parece que estemos en pirineos, en vez de en la Serra Calderona.

    Bueno, a la segunda fue la vencida, conozco muy bien este tipo de terreno, donde toca pelearse con la vegetación, es un terreno típico de la Sierra de Guara, y cuando más gracia hace, es cuando te duchas, y las piernas empiezan a escocer con ganas.

    El Garbi, siempre me ha llamado la atención, me parece una cima muy atractiva, y más subiendo por la canal, algún día tendré que acercarme.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Está muy chula la subida al Garbí por la canal, si que te la recomiendo, eso sí, ves entre semana, sino te vas a encontrar a media Valencia por allí, sobre todo en la cima, a la que casi se puede llegar en coche.

      Al principio me has dejado descolocado con lo de Sabocos, pero sí, es verdad, en la Sierra de Otal/Tendenera están estos dos picos juntos Peña Blanca y Peña Roya, es curioso.

      "Agradable" esa sensación que se tiene cuando te toca el agua caliente en las piernas tras una ruta jabalinera jejeje.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Hola Dani. Ya veo que volviste a la Calderona. Eso está bien. Bonita ruta, y como decía (refiriéndome a las sendas jabalineras) Esteban Cuéllar en su guía del GR-7 relatando una de las etapas: "sin senda clara y rebosante de espino que nos pondrá a parir" o " podemos acabar como un Ecce-homo", conozco esa sensación de llegar a casa y que te digan : "¿con cuántos gatos te has peleado?. Ay! esas sendas perdidas como añoran tiempos pasados ...
    Por cierto, bonitos recuerdos familiares de la Prunera ya que mi hijo fue al Colegio Sagrada Familia y se pasó más de un verano de campamento allí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco.

      Geniales la frases de Cuéllar jajaja, en una ocasión leí en un blog otra manera de referirse a las rutas jabalineras como "sesión de acupuntura natural aleatoria" y la suelo utilizar a menudo en mis crónicas. Me sorprendió mucho lo poco trillados que están alguno de los senderos en esta zona de la Calderona (sobre todo el que baja del Coll dels Mollons hasta el Barranc de la Jara y luego remonta hasta la base de Peñas Blancas, y luego el que sube a Penya Roja y el Alto del Sapo), y es que no nos cruzamos con nadie (cosa rara aquí) en toda la ruta, y eso que era sábado, bueno sí, en una de las sendas más tapadas, me tope...con cinco motos de trial, cuando tienen totalmente prohibido circular en el Parque Narural...

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡Hola, Dani! Con la Calderona nos pasa lo mismo a todos. La tenemos ahí cerca y no la visitamos como se merecería. También coincidimos al decir que "la Calderona nunca defrauda". Esta entrada tuya con las excelentes fotos y vistas de esta sierra son un claro ejemplo de ello. A ver si esto contribuye a que la pisemos más a menudo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio.

      Así es Emilio, la Calderona nunca defrauda, y aún así, no nos prodigamos, al menos yo, en visitarla muy a menudo. A ver si cambio ese "chip" y a partir de ahora las rutas que hagamos allí son más frecuentes y sin que pase tanto tiempo entre la última y la siguiente.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Dani!!!

    Que gozada esta zona de la Calderona, una de las grandes zonas valencianas que tengo pendientes justo con la Serra d'Espadà.
    Cierto que tuviste que realizar un cambio de planes hace un tiempo, pero por lo que veo la espera valió la pena, que impresionante circular que te ha salido, así da gusto disfrutar de la montaña.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Si Espadán es tu deuda pendiente la Calderona debería ir detrás, hay un buen puñado de buenas rutas y montañas allí, como decimos, nunca defrauda.
      Desde el año pasado esta ruta la tenía ahí en la lista de pendientes (que existe realmente), con un apéndice que decía "ruta sin completar", al fin le puede poner la X detrás ;-).

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Guapa ruta Dani!!

    Hice una prácticamente igual a la tuya, pero nosotros empezamos en la Font del Marianet y añadí al periplo Penyes Altes, lo cual nos salieron unos 25 kilómetracos. No descarto volver este invierno añadiendo otras cimas; Montemayor, Alt de la Nevera, Rebalsadors, vamos una integral en toda regla, jajaja.
    Respecto a la vegetación, la que encontré peor fue la que baja al Bco. de la Jara y la subida al Alto del Sapo.

    Saludos Calderonianos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javi.

      Guau, empezar esta ruta desde la Font del Marianet, y añadirle además el Cierro, Montemayor y Rebalsadors ya hubiese sido la pera. No descartaremos la opción jejeje. Yo hace unos años si que inicié una ruta desde Serra, subí por la carretera a la mencionada fuente, he hice Cierro y Rebalsadors. Estuvo guapa.
      Efectivamente, esos dos tramos de senderos están bastante jabalineros, y me extraña del que baja al Barranco de la Jara, pues durante esa bajada las vistas que se tienen de Peñas Blancas son cojonudas. Me sorprende que con semejantes vistas este sendero no esté más trillado por la gente, pero por otro lado es bueno, que aún queden senderos salvajes en la Calderona.

      Salut!!

      Eliminar