28 de marzo de 2018

Benigembla- el Cocoll- Faja del Carrascal de Parcent

Domingo 25 de febrero de 2018

Acudimos una vez más al canto de sirenas de las sierras alicantinas. Sierras, en plural, ya que fueron dos las que unimos en esta excursión que partió desde la población de Benigembla. Empezamos subiendo a lo más alto dels Alts del Cocoll, sierra que no tiene el cartel de otras alicantinas, y a pesar que está un tanto humanizada -un asfaltado llega a su cima, en cuya base encontramos un aeródromo- nos deparó una bonita sorpresa en su vertiente occidental. Más renombre tiene la Serra del Carrascal de Parcent, con la que empalmamos después, y en la que recorrimos una larga y espectacular faja de su vertiente norte, en un tramo que nos atrevimos a bautizar, y siempre guardando las distancias, como la Ordesa Alicantina. ¿Exagerado?, tal vez, pero os invito a que sigáis leyendo y juzgáis por vosotros mismos.






Tras un tiempo sin juntarnos volvemos a formar alianza con Javi y Tere de Montanejos, la Voz de la Tierra's team. Nuestra primera faena nada más llegar a Benigembla será buscar un campamento base, es decir un bar, en el que desayunar antes de la ruta y tomarnos unas cervezas después. De Benigembla podemos decir que es una bonita población situada en la Vall de Pop, bañada por el Riu Xaló y defendida por la imponente presencia de la Penya Roja o Cavall Verd. Tras unos titubeos iniciales damos con el PR que realiza el trayecto Benigembla-Castell de Castells, aunque nosotros nos apearemos en la parada de la cima del Cocoll. El sendero va subiendo de forma constante, pero sin llegar a ponerse nunca exigente, de esas subidas que permiten ir subiendo charra que te charra sin perder el resuello y disfrutando del paisaje y las vistas, muy buenas al principio, hacia la Vall de Pop, el Cavall Verd y Benigembla, limitadas por el Barranc dels Bous después y otra vez bonitas al mostrársenos la faja por la que circularíamos un par de horas después.


El Cavall Verd con Benigembla a sus pies, en los primeros compases de la ruta.

La misma estampa pero con la ruta un poco más avanzada y con unos cuantos metros ganados. Apreciamos así mejor la Vall de Pop. El Montgó se suma a las vistas.

Pou del Frare. La peculiaridad de este aljibe es que el sendero pasa sobre él.

El sendero sube en todo momento en el margen orográfico derecho del Barranc dels Bous. Se nos muestra por primera vez el objetivo cimero de hoy...

...el Cocoll, el cual hemos acercado aquí con el zoom.

Las vistas de la Vall de Pop y el Cavall Verd y el Barranc dels Bous se conjugan aquí...

...y se hacen mucho más amplias en cuanto alcanzamos esta loma, en la que por cierto nos encontramos unos bastones.

Vemos también la Serra del Carrascal de Parcent, y la faja por la que discurrirá la segunda parte de la ruta.


Llegamos a la base de la Penya de les Quatre Creus, donde hacemos un consenso, ya que un poco más adelante ya nos íbamos a encontrar con el aeródromo del Pla d'en Moragues y luego con el asfaltado que sube hasta la torreta de vigilancia la cima del Cocoll, tramo que habría que hacer dos veces, así para pasar solo una vez por la pista de aterrizaje y tocar solo una vez el asfalto decidimos tirar recto, a trochemoche y un poco a la aventura en busca de la cima del Cocoll. Al principio el principal problema que encontramos fue andar por un incómodo lapiaz, más gordo fue encontrar la depresión del Barranc de l'Encaina, buscar una manera decente de bajar hasta él y luego remontar a lo recto unos 150 metros de desnivel hasta la cima. Total, que sin comerlo ni beberlo nos habíamos sacado de la manga la Directísima Este al Cocoll, subida esta en la que ya fue imposible hablar sin jadear.
Directamente proporcional al esfuerzo realizado fue la recompensa recibida en forma de vistas, con el elenco principal de sierras y montañas de las dos Marinas y el Comptat, y también algunas más meridionales de la provincia de València mostrándose ante nosotros. Pero lo que realmente más nos impresionó de esta cima fueron los espectaculares precipicios de su vertiente oeste cayendo a plomo sobre las profundidades del Barranc d'Aialt.


Nos marcamos un trochemoche para hacer la ruta completamente circular, al principio se avanza bien...

...pero el terreno se torna lapiaz y nos dificulta un poco el avance, pero parece que hemos acertado y llegaremos de forma directa al Cocoll..

...nos damos con un canto en los dientes, no contábamos con que estaba ahí el Barranc de l'Encaina. Nada, iremos hasta su cabecera, para perder la menor altitud posible...

...aún así nos tocará hacer una buena y física remontada para alcanzar la cima. Más o menos la hicimos paralelos a esa franja rocosa.

Vistas durante la subida, aeródromo del Pla de Moragues y al fondo la bella silueta de la Serra de Bèrnia, por la que andamos ocho día antes.

Alcanzamos así la cima del Cocoll, que también viene en el mapa como Tossal del Migdia, esta cima está situada a 1048 metros. Han sido 700 metros de desnivel desde Benigembla, no está mal.

Aquí nos tenéis a Laia y a mi, posando en una nueva cima alicantina. Al fondo dos de las que más nos gustan, la Mallada del Llop y el Pla de la Casa en la Serrella, y que las visitamos a principios de año.

Como habréis notado en las dos fotos anteriores esta montaña tiene dos caras bien diferenciadas...

...suaves relieves en su cara oriental y un buen precipicio en la occidental...

...en cierta medida, y salvando siempre las distancias, me recordó a Penyagolosa.
Con las tres últimas fotos, y al subirlas a Google Fotos, este me creó automáticamente esta panorámica, me gustó y la he puesto en el reportaje.

Incluso, y buscándole más similitudes con Penyagolosa, tiene una canal entre dos cimas.

Espectacular Bèrnia.

Vistas desde la cota norte.

Desde esa misma cota nos asomamos a las profundidades, casi 600 metros más abajo, del Barranc de l'Aialt.

Foto con la que he encabezado este reportaje, en primera línea de vistas l'Aixortà y la Serrella, con el Castellet separando ambas, al fondo Aitana. Otras montañas o sierras que se pueden divisar desde aquí arriba, a parte de las ya vistas durante el reportaje, son Montcabrer, Benicadell, Mondúber, la Foradà, Serra Gelada, Alfaro, Safor...


Recargadas las pilas en la cima nos quitamos de un plumazo la parte más humanizada dels Alts del Cocoll, el pistón y las edificaciones anexas del aeródromo. Nada más cruzar el campo de aterrizaje encontramos un sendero que nos baja hasta un pequeño llano a pies de la cima de es Crestall -sí, ES Crestall, la toponimia balear es muy común en esta zona-, donde encontramos una fuente y algunos manaderos de agua. 


Bajo la vigilancia de Bèrnia seguimos con la ruta, al hacer el trochemoche directo a la cima, solo tendremos que pisar una vez el camino que sube a la misma, así como el aeródromo. 

l'Aixortà o Xortà, con la Penya Alta presidiéndola.

Llegamos a un llano, en la base de la cima de es Crestall, nos sorprende encontrar allí algunas surgencias de agua.

Desde este bonito y húmedo rincón ya podíamos ver las primeras cimas de la Serra del Carrascal de Parcent.

En una ruta con pocas sombras agradecimos el paso bajo estas dos carrascas.


Desde este último punto ponemos rumbo NE, siguiendo unos senderillos que nos encaminan hacia la faja del Carrascal de Parcent. Abro aquí una puntualización para comentar que en el mapa del IGN esta zona de la faja viene como Serra de les Cordelleres, pero en el mapa que llevábamos nosotros, el de la Marina Alta de Editorial Piolet viene como el sector más occidental de la Serra del Carrascal de Parcent, así, que al ser este mapa más específico de la zona he utilizado este último topónimo. 
Volviendo a la ruta, nada más ni nada menos que cuatro kilómetros de faja son los que nos esperaban ahora, con tramos llanos alternando bajadas hacia las barrancadas tributarias al Barranc d'Almadic y luego las posteriores subidas, cortas todas pero exigentes, senderos pegados a precipicios de un centenar de metros, zonas de umbría alternadas con otras de solana y unos sorprendentes paisajes que nos impresionaron, sobre todo por su espectacularidad, claro está, pero también porque escapan un poco del concepto que tenemos de las montañas alicantinas, y que resultan más propios de sierras del interior de València (Cortes de Pallás, Cofrentes etc.).


Nos vamos aproximando a la faja, echamos la vista atrás, vemos los curiosos plegamientos en las laderas del Cocoll y la puntiaguda presencia de es Crestall.

Bonita pirámide esta.

Bajaremos a la vaguada que se ve en la imagen y nos montaremos definitivamente en la faja.

Ya estamos inmersos en ella, en este tramo el sendero pasa pegado a los bordes, no hay que confiarse.

El paisaje nos sorprende desde el primer momento.

Uno de los pasos más bonitos de toda la faja.

Nos recreamos, el entorno que nos rodea da pie a que lo hagamos.

Unas veces por la umbría...

...y otras por la solana. En ambas fotos, esta y la anterior se aprecia por donde discurre el senderillo.

Vistazo atrás.

Y otro más amplio, en el que se puede apreciar la profundidad del Barranc d'Almadic, la cima del Cocoll yo todo lo que llevamos recorrido de faja.

Otro tramo precioso, tanto mirando hacia adelante...

...como si lo hacemos hacia detrás.

Un altivo espolón...

...un parapentista se oculta tras él.

¿Qué os parecen las vistas que tuvimos durante la parada a comer?.

Seguimos, que aún queda mucha faja.

El espolón de antes, desde otra perspectiva.

Lo dicho, aún queda mucha faja por recorrer.

Ir entrando y saliendo de las diversas barrancadas que se desprenden hacia el Barranc d'Almadic fue la constante de el recorrido por la faja.

Sencillamente espectacular. Esta provincia nunca deja de sorprendernos.

Benigembla y el Cavall Verd de nuevo a la vista. Puntualizar que por esta zona estuvimos buscando una supuesta bajada, indicada en el mapa, de la faja que nos hubiese llevado de forma más directa al pueblo.

Más o menos esa senda de bajada, y según el mapa, desembocaba en ese curvón de la pista que se ve abajo, viendo la verticalidad del terreno me extraña que discurra un sendero por ahí.


La espectacularidad del entorno va menguando, al igual que el sendero, bastante tapado por la vegetación en el último tramo, a medida que nos vamos aproximando al Tossal de l'Avenc, allí, y con tal de evitar un tramo del pistón que lo rodea nos marcamos un incómodo trochemoche. De nuevo en el pistón enlazamos este con otros caminos, y un largo tramo de carretera nos devolvió a las calles de Benigembla. Decir que este tramo se nos hizo largo, y más pensando en las cervezas que nos esperaban en el bar. Quizás este último tramo sea el único punto negativo que se le puede poner a esta excursión, que pese a no ser de las más conocidas de Alacant tiene un gran atractivo, sobre todo por las vistas desde el Cocoll y por el recorrido por la faja, solo por esas dos cosas ya merece la pena venir a la Vall de Pop y a Benigembla a hacer esta ruta.

Un saludo a tod@s.


Trochemoche por el Tossal de l'Avenc, con el Cavall Verd bien atento a nuestras maniobras.

Un último vistazo a contraluz atrás, para ver la cima ascendida y la faja recorrida.

El Cavall Verd será el principal amenizador de este último tramo de la ruta. Cuando empecé a escribir esta ruta estaba en la lista de pendientes. Cuando la terminé ya había dejado de estarlo 😉.


Powered by Wikiloc

10 comentarios:

  1. Hola Dani,

    Bonita ruta e impresionantes cortes en la montaña.
    Qué vistas tan increíbles, llenas de piedras y vegetación baja, donde puedes ver todo el perfil del terreno. Me gusta!!
    Un abrazo,
    Rafa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario Rafa. Me alegro que te haya gustado la ruta, a nosotros también nos sorprendió de forma muy grata todo lo que encontramos y vimos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Interesante recorrido Dani. El Cocoll lo tengo en mi lista de pendientes y esta opción me la apunto con las trochas incluidas, que a mí me tiran un montón.
    Y ese tramo de la faja no tiene desperdicio.Alicante nunca defrauda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dudes en ir pronto a hacer este recorrido Paco. No tiene nada que envidiarle a otras rutas y montañas con más nombre de Alcant. Ese recorrido de la faja me atrevería a decir que ninguna otra sierra de la provincia te lo puede ofrecer. Estoy convencido que más pronto que tarde este ruta se convertirá en una clásica de la provincia.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Dani.

    La faja esa me ha encantado, uummmm que chulada, y se me han alterado las endorfinas cuando dices que parece que existe una bajada por esos paredones y que no la encontrasteis. Se ve de una verticalidad tremenda.

    Buen grupo junto aunque veo que Eva no pudo asistir, o por lo menos no sale en las fotos.
    Otra muestra más de esa paisaje rocoso alicantino tan salvaje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      Así es, Eva no pudo venir, ni a esta ni a la siguiente ruta conjunta con Javi y Tere.
      Pues ahí estuvimos, buscando esa bajada, pero ni rastro de ella, tampoco la vi en casa luego con el visor del satélite ni tampoco en ningún track de wikiloc. De existir tal bajada por esa zona tan vertical el recorrido por la faja sería ya de primerísimo nivel.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Dani,

    Vaya grupo quebos juntásteis por las montañas Alicantinas.

    Os salió una ruta redonda, que gozada que tengáis tan cerca semejante delicia paisajística.

    Que raro, Javi y tu juntos haciendo un trochemoche... jajaja, lo raro es que no buscarais como bajar de forma más directa a la última pista.

    A seguir disfrutando de la montaña.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Siempre es un placer y sinónimo de pasar una buena jornada juntarse con Tere y Javi, tanto que la semana siguiente repetimos. A ver si me pongo a escribir la crónica de ese día, en el que por cierto, también hubo algún que otro trochemoche jajaja.
      La ruta una pasada, sobre todo por las vistas desde el Cocoll y ese tramo tan espectacular de la faja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Dani.

    Bueno por lo menos las vistas desde la cima eran muy amplias, y pocos lugares de Alacant se escapaban a la vista, aunque tirar monte a través, a veces conlleva a dar más vuelta, e incluso a que salga rana y toque regresar al mismo punto.

    Sin duda, el largo tramo por la faja lo mejor del recorrido, ese sendero que marca en los mapas, imagino que en tiempos existiría porque sino no aparecería reflejada, pero claro, a saber cuando dejo de existir ...

    Por cierto ese topónimo de Migdia, aunque no sea esta montaña, me suena de alguna otra entrada ...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Pues no sé que decirte con lo del mapa y el sendero, pues en el mío no venía ni esa supuesta bajada ni el sendero que recorre la faja, sin embargo, en el de Javi, una versión actualizada y revisada del que yo tengo venían ambos, o nos lo saltamos nosotros, o como tu dices debía de estar muy difuso, pero ya te digo yo que con esa verticalidad raro que baje un sendero, aunque de más imposibles hay por ahí.
      Respecto a lo que comentas del topónimo, es muy común en el País Valencià encontrarte muchas Roca/Penya/Tossal del Migdia, suelen ser cimas que tienen paredes rocosas que resaltan más, debido a su orientación cuando les da el sol de mediodía. Esta orientación suele ser sur, aunque en esta del Cocoll la orientación de los roquedos era oeste.

      Un saludo.

      Eliminar