19 de julio de 2020

Especial 10º Aniversario del Blog. Capítulo Séptimo: Pirineos. Cronología de la Felicidad

Recuerdo cuando le comenté a mi buen amigo Chema que iba a subir por primera vez a Pirineos este me dijo "la cagarás"; "¿por qué?", le pregunté yo; "por que a partir de entonces tendrás la necesidad de subir al menos dos veces al año", me contestó él. No se equivocaba en lo más mínimo. De lo que no me advirtió, eso lo fui averiguando yo solito, y cada vez más, conforme se iban sucediendo las escapadas pirenaicas, es que allí yo iba a ser el tipo más feliz del mundo, y que durante mi estancia en esta cordillera cualquier problema o preocupación cotidiana iban a quedar olvidados. Por eso esta séptima entrada especial del décimo aniversario del blog va dedicada a los Pirineos y a la felicidad alcanzada allí, y de ahí la segunda mitad del título, la primera tampoco miente, pues esto va a ser una cronología en toda regla, en la que van a aparecer todas nuestras escapadas a Pirineos, con sus fechas, sus destinos, participantes, objetivo u objetivos (que unas veces se cumplieron y otras no), el momento, o momentos, con los que realmente me quedé en cada escapada, que muchas veces irán, como podréis comprobar, mucho más allá de lo estrictamente montañero, o directamente será una divertida anécdota, y por supuesto bien acompañada de fotos, muchas fotos.
Sin más, cojamos, virtualmente, la Autovía Mudéjar, o la AP-7, y pongamos rumbo al norte.







-Fecha: del 7 al 11 de agosto de 2010.
-Destino: Valle de Benasque.
-Me acompañaron: Alberto, Elena, Graciela, Jose María, Paco y Xavi.
-Objetivos: Varias actividades. 

  • Día 1: Forau d'Aigualluts y Refugio de la Renclusa. ✔   
  • Día 2: Ibones de Batisielles.  
  • Día 3: Tuca de Salbaguardia.
-Momento: Difícil quedarse con un momento de todos los vividos en aquellos días, pues a excepción de Jose y Elena para el resto del grupo era la primera vez que subíamos al Pirineo, y desde el momento que entramos en el valle, y hasta el momento en el que nos fuimos, fuimos con la boca abierta y alucinando con cada rincón que fuimos descubriendo durante las excursiones. A modo personal, para mi fue como descubrir un paraíso del que quedé totalmente prendado.


La cascada de Aigualluts con el Aneto el fondo, una de las grandes primeras imágenes pirenaicas que retuvieron mis retinas.

El Ibonet de Batisielles, con las Agujas de Ixeia detrás, durante la subida a los Ibones de Batisielles.

El equipo habitual de los primeros años de Per Dalt i Per Baix, en la cima de la Tuca de Salbaguardia, mi primera cima pirenaica. Recuerdo que envié esta foto a la revista Oxígeno y me la publicaron.



-Fecha: 17, 18 y 19 de septiembre de 2010.
-Destino: Parc Natural de l'Alt Pirineu.
-Me acompañaron: Carlos, David, Felipe, Ismael, Jarcov, Miguel, Odi, Pere, Ramón, Rosa, Rúben y Sergio*.
*La mayoría mis compañeros, exceptuando Carlos, Ismael y Jarcov, pertenecían al Club de Muntanya de Vistabella, que fueron los que me invitaron a formar parte de esta aventura.
-Objetivo: Ascensión a la Pica d'Estats.
  • Día 1: Pont de la Molinassa-Refugi de Baborte.  
  • Día 2: Refugi de Baborte-Pica d'Estats-Pic de Verdaguer-Pic de Montcalm-Pont de la Molinassa.

-Momento: Más allá de haber alcanzado mi primera cima de más de 3000 metros, con lo que realmente me quedo de esta escapada fue con la pernocta en el refugio libre de Baborte, a pies del lago homónimo, que supuso mi primera noche en plena montaña.


Cae la tarde y también la niebla en el Estany de Baborte. Foto tomada desde el Refugi de Baborte, en el que pasamos esa noche.

El menda lerenda junto a la cruz que corona la Pica d'Estats, techo de Catalunya y mi primer 3000.



-Fecha: del 17 al 21 de junio de 2011.
-Destino: Valle de Benasque.
-Me acompañaron: Alberto, Elena, Graciela, Jose María y Paco.
-Objetivo: Aneto en travesía.

  • Día 1: Plan de Senarta-Ibón de Cregüeña.
  • Día 2: Ibón de Cregüeña-Ibones de Coronas.
  • Día 3: Ibones de Coronas-Aneto-la Besurta.
Un cúmulo de circunstancias (malas condiciones de la nieve, madrugar poco, llevar exceso de peso en las mochilas, y sobre todo la falta de experiencia), nos obligaron a tirar de prudencia y a abortar la travesía en plena subida al Collado de Aragüells. Ese día nos cayó la noche encima, obligándonos a improvisar un vivac en un diminuto chamizo pastoril.

-Momento: Sin lugar a ninguna duda de esa travesía fallida al Aneto me quedo con los dos vivacs, especialmente el primero en el Ibón de Cregüeña (yo dormí al raso, mis compis en tienda) fue realmente mágico, con un cielo repleto de estrellas que se reflejaban en las semi-congeladas aguas del ibón. El segundo vivac, el improvisado en el chamizo, me quedo también con él por que fue surrealista, ya que nos tuvimos que apañar para meternos los seis en un espacio tan reducido (las mochilas se tuvieron que quedar fuera), teniéndonos que acostar tres de nosotros bajo un gran bloque de granito. Dormimos muy poco, por suerte una botellita de moscatel, que alguien llevaba en la mochila, ayudó a llevar mejor, y con más alegría, ese desvelo.


Llegando al Ibon de Cregüeña, junto al que íbamos a pasar la primera noche de nuestra travesía al Aneto, y que presentaba este magnífico aspecto.

Un descanso en plena subida al Collado de Aragüells o Cregüeña. Momentos después nos dimos la vuelta.

Esa noche la teníamos que haber pasado en los Ibones de Coronas y la acabamos pasando aquí, en este hotelito. Alberto sostiene la botellita de moscatel que nos ayudó a pasar mejor la veleda.



-Fecha: 6, 7 y 8 de agosto de 2011.
-Destino: Valle de Benasque.
-Me acompañaron: Alberto, Jose María, Luis y Paco.
-Objetivo: Ascensión al Aneto.

Nos obsesionamos ese verano con el Aneto, y aunque la meteo pintaba muy mal subimos a Benasque igualmente, con la esperanza de que tuviésemos una ventana de buen tiempo que nos permitiese subir (y bajar) al Aneto. La ventana no sé presento, y la subida a la Renclusa la hicimos bajo la lluvia. Esa lluvia paró, pero se quedó enganchada una espesa niebla que incluso nos hizo errar la subida al Portillón superior, y meternos en un pequeño berenjenal. Cuando llegamos a pies del glaciar volvimos a tirar de prudencia y abortamos la ascensión.

-Momento: En la Besurta, nada más bajarnos del autobús y echar a andar, de noche y chispeando, se nos pegó a rueda, y sin soltar prenda, un chico. Al llegar a la Renclusa hicimos una parada para resguardarnos de la lluvia y esperar a ver si escampaba. Ese chico se paró, mudo, allí con nosotros. Al parar la lluvia y retomar la marcha se volvió a poner a la cola del grupo, y seguía sin decir ni pío. Al final fui yo el que rompí el hielo y me presenté. El también lo hizo, se llamaba Luis y era vasco, después de eso ya no calló en todo el día 😂. Ese día nació una buena amistad entre nosotros (aunque hayamos perdido el contacto últimamente), que nos ha llevó, los meses y años siguientes a hacer juntos algunas cosas bonitas en el monte.


Este es el aspecto que presentaba el Portillón Superior cuando lo cruzamos. El Aneto jugó al escondite con nosotros ese día.



-Fecha: 19, 20 y 21 de agosto de 2011.
-Destino: Parc Natural Cadí-Moixeró.
-Me acompañaron: Andrés (Bidari/Sugoi), Jose (Trotasendas), Raúl y Roberto.
-Objetivo: Ascensión al Pedraforca.
-Momento: Nuestro primer contacto visual con esta bella montaña, llegábamos de noche, pero aún así, la inconfundible silueta bicéfala del Pedraforca aparecía dibujada en el horizonte. Fue mágico. Y por supuesto el haber podido llegar a la cima de tan emblemática montaña, de la que quedé prendado la primera vez que la vi en una foto. El haber empezado la subida desde Saldes, muchísimos metros más abajo de donde se suele iniciar la ruta, le dio mucho más empaque a la ascensión.


El Refugi Lluís Estasen, con la bestial cara norte del Pedraforca. La mayoría de gente cuando llega aquí solo lleva un cuarto de hora de ruta y solo unos pocos metros de desnivel. Nosotros, al empezar la ascensión desde Saldes, ya llevábamos 400. 



-Fecha: 2, 3 y 4 de septiembre de 2011.
-Destino: Valle de Benasque.
-Me acompañaron: Jose María Jr, Jose María Sr (Chema) y el club de senderismo de Betxí Sender.be.
-Objetivo: Tuca de Salbaguardia.
-Momento: Ese fin de semana Chema y su hijo guiaban al club de senderismo de Betxí en la ascensión al Salbaguardia, y me ofrecieron acompañarles. Si por algo recuerdo con mucho cariño ese fin de semana es por que hubo mucho, muchísimo, cachondeo, y en el que hubo momentos desternillantes, difícil decantarse por uno, pero va, os cuesto este: El día después de la ascensión, antes de comer, llevamos al grupo al Plan d'Aigualluts, donde almorzamos. Estando padre e hijo y yo un tanto separados del grupo, de pie y consultando un mapa, de repente observamos como un montañero francés, ya entrado en años, se acercaba a nosotros, seguramente para preguntarnos algo. Se aproximaba a nosotros a espaldas de Chema, que por lo tanto no lo veía, y cuando lo tenía a un metro escaso soltó un cuesco de los de época, levantando la pierna incluso, Jose María y yo no sabíamos donde escondernos, el francés, por supuesto salió de allí escopeteado, como es lógico soltando improperios y exabruptos en galo. Minutos más tarde Chema quiso ir a disculparse y ofrecerle unas galletas, pero le dijimos que mejor que no lo hiciese, que igual la galleta se la llevaba él 😂.


El gran Chema, en la cima del Salbaguardia.



-Fecha: 17,18, y 19 de marzo de 2012.
-Destino: Valle de Tena.
-Me acompañaron: Alberto, Chema, Elena, Graciela, Jose María, Paco y Xavi.
-Objetivo: Invernal al Pic de Peyreget.

La ascensión invernal al Peyreget resulto ser demasiado invernal, y aunque tuvimos algunas pequeñas ventanas de sol, la tónica general fue cielo gris, con intermitentes nevadas. Aún así conseguimos llegar hasta el Col de l'Iou, donde se nos desató una nada despreciable ventisca, que nos obligó a darnos la vuelta. El día siguiente, antes de volver a Betxí, dimos un paseo por la Pradera de Ordesa, siendo la primera vez que yo estaba allí.

-Momento: Otro fin de semana en el que hubo casi más cachondeo que montaña (algunos de estos momentos los pudisteis ver en el vídeo de la entrada especial anterior, la de los momentos frikis). Chema, si, de nuevo Chema, nos compró a cada uno una gorra de policía y una porra de plástico, y nos obligó a hacer la ruta con ellas puestas, lo que dio pie a situaciones bastante cómicas, sobre todo cuando nos cruzábamos con otros montañeros. La más memorable fue, cuando finalizando la ruta, cubrimos los últimos metros de la misma por la carretera del Portalet, y unos cuantos del grupo aún llevaban la gorra puesta, pues os juro que más de un coche, de los que bajaban hacia Francia, al verlos con la gorra de policía, aminoró la velocidad 😂.


Una de mis fotos favoritas de mi archivo, que deja a las claras las condiciones que encontramos en la parte final de la subida al Peeyreget.

Cascada de la Cueva, en nuestro breve primer contacto con Ordesa.



-Fecha: 2 y 3 de junio de 2012.
-Destino: Valle de Benasque.
-Me acompañaron: Guillem, Jordi, Jesús y Xevi.
-Objetivo: Pico de la Maladeta.

  • Día 1: la Besurta-vivaquear lo más alto que pudiésemos.
  • Día 2: Vivac-la Maladeta-la Besurta.
Otra escapada con la meteo revuelta, pero con posibilidad de una ventana de tiempo seco que nos permitiese llevar a cabo la ascensión. La idea era, el primer día, nada más llegar, ya por la tarde, subir desde la Besurta hasta lo más alto que pudiésemos y hacer vivac allí, para el día siguiente subir a la Maladeta por el Corredor de la Rimaya. No hubo ventana. Al llegar a la Renclusa empezaron a sonar los primeros zambombazos, por lo que no íbamos a arriesgarnos a subir más arriba. Ante la imposibilidad de pernoctar en la Renclusa (estaba completo) optamos por cobijarnos de la lluvia y pasar la noche en la cercana y diminuta ermita de la Virgen de las Nieves, excavada en la roca. Se tiró toda la noche lloviendo, y amaneció igual, sin pinta de querer parar. Nada, bajada a la Besurta con el rabo entre las piernas, almuerzo en Benasque y 'pa Castellón.

-Momento: Claro está, no podía ser de otra manera, el "santo" vivac en la ermita, allí todos bien apretujaditos y maldiciendo las goteras que empezaron a formarse a lo largo de la noche. Incluso le hicimos una ofrenda a la virgen (una lata de mejillones y un plátano) para que parase de llover y pudiésemos subir a la Maladeta el día siguiente. No funcionó. No le debió sentar muy bien que, cinco ateos descreídos como nosotros, pasásemos la noche allí...


Esta foto que nos hizo Jordi, me encanta. En la puerta de la ermita de la Virgen de las Nieves, observando la evolución de la tormenta. Qué poco imaginábamos que íbamos a tener que pasar la noche dentro.



-Fecha: 14 y 15 de junio de 2012.
-Destino: Valle de Benasque.
-Me acompañaron: Guillem, Jordi y Xevi.
-Objetivo: Pico de la Maladeta.

  • Día 1: la Besurta-La Renclusa.
  • Día 2: la Renclusa-la Maladeta-la Besurta.
-Momento: La revancha de la Maladeta. Esta vez subíamos con tiempo estable (fantástico el día de cumbre) para los dos días y con reserva en la Renclusa, y mira, pasar la noche en tan mítico refugio fue un momento bonito. También fue emocionante encordarme por primera vez a un compañero (Xevi) y remontar así el Corredor de la Rimaya, colocando seguros intermedios. Tras la cima bajamos el corredor rapelando. Fue una bonita jornada de alpinismo y la recuerdo con mucho cariño.


Tierno recibimiento el que nos hicieron a nuestra llegada a la Renclusa.



Negociando, ya encordados, la pala de nieve que da acceso al Corredor de la Rimaya, por el que subiríamos al Pico de la Maladeta.



-Fechas: del 27 de junio al 1 de agosto de 2012.
-Destino: Valle de Benasque.
-Me acompañaron: Cristian, Jose María, Luis y Paco*.
-Objetivo: Maratón del Aneto. Puntualizar que la carrera la corrieron mis compañeros, yo subí a animarles, y también para realizar alguna ascensión los días posteriores. A esas ascensiones me acompañó Paco.

  • Día 1: Maratón del Aneto.
  • Día 2: Escalada en Sacs.
  • Día 3: Tuc de Molières.
  • Día 4: Tucas de Ballibierna y Culebres.
-Momento: Sin lugar a duda la adrenalina vivida al cruzar el vertiginoso Pas del Cavall, entre la cima de Ballibierna y la de Culebres. También fue bonito ser partícipe de la alegría de Paco al anotarse su primer 3000, el Molières/Mulleres.


El equipo Bons Preus Muntanya, al finalizar la maratón del Aneto.



Nubes entrando por la Vall de Molières, en la vertiente aranesa del Tuc de Molières, desde cuya cima está tomada esta foto.

Cruzando el vertiginoso Pas del Cavall entre las tucas de Ballibierna y Culebres. Si se pasa de pie, como lo hicimos nosotros, en vez de a horcajadas, la quema de adrenalina es mayor.



-Fecha: 9, 10 y 11 de agosto de 2012.
-Destino: Valle de Tena.
-Me acompañaron: Jesús*, y Luís (*Jesús únicamente el día del Midi).
-Objetivo: Midi d'Ossau y Anayet.
  • Día 1: Midi d'Ossau.
  • Día 2: Anayet y Vértice de Anayet.
-Momento: Una escapada que guardaré siempre en mi memoria. Evidentemente por haber ascendido un coloso como el Midi d'Ossau, para mi la montaña más bonita de todo el Pirineo. Y también por haber descubierto un rincón tan bello como los Llanos de Anayet, al que volvería más veces en años posteriores. Fueron tres días perfectos y cargados de muy buenos momentos, y que fueron más allá de lo estrictamente montañero. Os cuento: Yo subí con Jesús, en su coche, hasta Sallent (donde acampamos clandestinamente) y el Portalet, donde nos reunimos con Luís. Tras subir al Midi Jesús se tenía que bajar de inmediato a Betxí pues curraba el día siguiente, así que me quedé con Luis. El día siguiente subimos al Anayet en tiempo récord, pues a hora de comer estábamos en su casa de Hendaia, donde me quedaría a dormir. Los fuegos artificiales en la Playa de la Concha pusieron un broche perfecto a la escapada. Para mi regreso a Betxí Luís me pago un billete de autobús hasta Tarragona y otro de tren hasta Castelló. Le estaré eternamente agradecido a Luis por ese detallazo.


La sombra del Midi d'Ossau proyectada hacia los Lacs d'Ayous. De todos los buenos momentos que me ha dado la montaña quizás el haber alcanzado la cima de esta gran montaña haya sido el mejor de todos.

En la cima del Vértice de Anayet, con el Anayet y el Midi detrás.



-Fecha: del 23 al 26 de agosto.
-Destino: Gavarnie.
-Me acompañaron: Alberto, Ana, Chema, Graciela, Jose María, Paco, Xavi y el club de senderismo de Betxí Sender.be* (*el grupo Sender.be solo el último día).
-Objetivo: Hacer tres vivacs cerca de los 3000 metros que nos sirviesen de aclimatación de cara al intento al Mont Blanc que haríamos semanas después. Durante la ruta subir los 3000 que nos apeteciese o pudiésemos.
  • Día 1: Col de Tentes-Vivac en la Brecha de Roland.
  • Día 2: Brecha de Roland-Casco-Torre de Marboré-Espalda de Marboré-Pico Occidental de la Cascada-Vivac a pies de la Espalda de Marboré.
  • Día 3: Vivac-Taillón-Vivac en la Brecha de Roland.
  • Día 4: Brecha de Roland-Refuge de Sarradets-Taillón-Col de Tentes* (*Bajamos a Sarradets al encuentro del grupo del club de senderismo de Betxí, y los acompañamos hasta la cima del Taillón).
-Momento: El ver por primera vez con mis propios ojos un lugar tan carismático y legendario como la Brecha de Roland, y encima poder vivaquear allí y disfrutar de dos amaneceres inolvidables, el primero, cuando dormimos en la vertiente aragonesa, al ver el sol emerger entre la brecha, y el segundo, en la vertiente de Gavarnie, en la gruta de Russell, con un fantástico mar de nubes bajo nosotros. Mágico.


Contentos en nuestro vivac en la vertiente española de la Brecha. Dos noches después repetiríamos, pero en la vertiente francesa, en la Gruta de Russell.

Camino de la Torre de Marboré, vigilados por la imponente presencia del Casco, al que habíamos subido instantes antes.

La "proa" del buque más famoso de los Pirineos, al poco de ponernos con la ascensión al Taillón.

Dos veces subimos al Taillón ese fin de semana, la segunda con los compañeros de Sender.be.




-Fecha: 5, 6 y 7 de abril de 2013.
-Destino: Valle de Aragüés y Jasa.
-Me acompañó: Eva.
-Objetivo: Invernal al Bisaurín.

  • Día 1: Cucuruzuelo*.
  • Día 2: Bisaurín.
*En un principio fuimos con la idea de hacer solo el Bisaurín el sábado, pero dadas las previsiones meteorológicas la guarda de Lizara nos aconsejó que no lo hiciéramos, para aprovechar el día bajamos hasta Jasa, también bajo recomendación de la guarda, y subimos al Cucuruzuelo. El domingo amaneció bueno y subimos al Bisaurín.

-Momento: Siempre guardaré con mucho cariño ese fin de semana, pues fue la primera escapada a Pirineos que hice con Eva, aunque bien podía haber sido la última por que casi la "espanto", pues entre los 1000 metros positivos del Cucuruzuelo, lo interminable que es la pala del Bisaurín y la espesor de la nieve la parte final de la ascensión se le hizo bastante cuesta arriba, y nunca mejor dicho. De hecho, durante los años que estuvimos juntos, cuando recordábamos ese finde siempre me decía: "jo, para ser mi primera ruta en Pirineos no me llevaste a dar un paseo por la Pradera de Ordesa precisamente" 😂.


Eva bajo la ventisca, en la cima del Cuzcuruzuelo, donde en condiciones normales hubiésemos tenido unas sensacionales vistas de las cimas del Valle de Canfranc.

Las carismáticas y espectaculares cornisas invernales del Bisaurín.



-Fecha: 29 y 30 de junio de 2013.
-Destino: Parc Nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici.
-Me acompañaron: Esther, Eva, Jesús y Héctor.
-Objetivo: Pic d'Amitges.

  • Día 1: Estany de Sant Maurici-Refugi d'Amitges.
  • Día 2: Refugi d'Amitges-Pic d'Amitges-Estany de Sant Maurici.

-Momento: Descubríamos en esta escapada el maravilloso entorno granítico y lacustre de Aigüestortes, por lo que fue una ruta con un nivel paisajístico de las de no olvidar. Además había mucha nieve todavía pese a ser finales de junio, por lo que destacaría sin duda la preciosa estampa que ofrecían los lagos más superiores, que aún se encontraban parcialmente cubiertos de nieve o semi-congelados.


Primeros compases de la subida al Refugi d'Amitges, junto a las aguas del Estany de Sant Maurici y la presencia de els Encantats.

Bajando del Pic d'Amitges pude captar esta imagen del Estany Gran d'Amitges semi-congelado. Espectacular.



-Fecha: del 12 al 19 de agosto de 2013.
-Destino: Valle de Benasque y Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.
-Me acompañaron: Alberto, Graciela y Paco.
-Objetivo: Varias actividades.

  • Día 1: Ruta de las 3 Cascadas de Cerler.
  • Día 2: Pico de Aragüells.
  • Día 3: Traslado de Benasque a Torla.
  • Día 4: Ruta Senda Cazadores-Faja Pelay-Cola de Caballo-Gradas de Soaso-Pradera de Ordesa.
  • Día 5: Paseo Valle de Bujaruelo/Río Ara*.
  • Día 6: Ruta Clavijas de Carriata-Tozal del Mallo-la Fajeta-Faja Racón-Circo de Cotatuero.
  • Día 7: Vía Ferrata del Sorrosal.
*No recuerdo exactamente que ruta teníamos planeada para ese quinto día, pero la noche anterior se desató tal tormenta que destrozó parcialmente la vieja tienda de campaña familiar en la que dormíamos, por lo que tuvimos que sacrificar la ruta del día siguiente para comprar material para reparar la tienda y repararla. 

-Momento: En esta escapada descubrimos los descomunales, majestuosos y bellos paisajes de Ordesa, algunos tan famosos como la Cola de Caballo o las Gradas de Soaso, pero yo me quedo con algo más pequeño, y es que pudimos ver, por primera vez en nuestra vida, y más concreto en la Faja Pelay, la mítica flor de las nieves, la Edelweiss. No sé, a lo mejor para otra personas eso puede resultar insignificante, pero para mi fue todo un momentazo.


Mis compis pasando junto a la Cascada de Ardonés, la más espectacular de las tres que forman el conjunto de las Cascadas de Cerler.

En el Collado de Aragüells, con el Ibón de Cregüeña, momentos antes de acometer la parte final de la subida al Pico de Aragüells.

Edelweiss en la Faja Pelay, tras haber subido por la Senda de los Cazadores, y de camino al Circo de Soaso y la Cola de Caballo.

El espectacular y aéreo paso de la Fajeta, el cual utilizamos para bajar del Tozal del Mallo e ir en busca de la Faja Racón.

Ferrata del Sorrosal. Toma 1.



-Fecha: del 22 al 25 de agosto de 2013.
-Destino: Valle de Tena.
-Me acompañó: Eva.
-Objetivo: Varias actividades.
  • Día 1: Anayet.
  • Día 2: Pic de Peyreget.
  • Día 3: Vía Ferrata del Sorrosal.
De nuevo el Peyreget no nos permitió subir a su cima, quedándonos en el mismo sitio que en el intento invernal del año pasado, el Col de l'Iou. Esta vez la culpable fue una espesa niebla con llovizna que entró desde el norte. Para no ver nada desde la cima decidimos no subir.

-Momento: Fue muy especial volver al Valle de Tena y esta vez con Eva, y enseñarle algunos de los lugares (Ibones y Pico de Anayet, Cirque d'Anèou, las vistas del Midi...) que formaron parte del fantástico fin de semana que pasé allí un año antes. También tuvo su encanto que esos tres días estuviésemos alojados en una casa de Lanuza, uno de los pueblos con más encanto de todo el Pirineo.


El Anayet se mira presumido en el espejo de sus ibones.

Nuevo intento, esta vez estival, al Peyreget. Un alto en el camino para admirar el coqueto Cirque d'Anèou. Más arriba se nos metió la niebla y ya no vimos nada de nada.

Ferrata del Sorrosal. Toma 2.




-Fecha: 7, 8 y 9 de septiembre de 2013.
-Destino: Valle de Benasque.
-Me acompañaron: Eva y el club de senderismo de Betxí Sender.be.
-Objetivo: Tuc de Molières.

De nuevo Chema y su hijo guiaban al club Sender.be en una ascensión pirenaica, esta vez al Mulleres, y nos invitaron a Eva y a mi a acompañarles. El día anterior al viaje padre e hijo, y casi de forma simultanea, causaron baja por enfermedad, recayendo sobre mi el "marrón" del guiaje. El cielo se volvió a poner en nuestra contra(a toro pasado, y con el paso de los años creo que fue a mi favor) y Benasque amaneció lluvioso. Ni de coña me iba a llevar a un grupo de más de 20 personas, niños incluidos, a la alta montaña. Al final, y pese a la lluvia, les "guiamos" en la ruta de las 3 cascadas de Cerler, de la que disfrutaron un montón.

-Momento: Los continuos agradecimientos del grupo por haber accedido, pese a la ausencia de Chema y Jose, a ejercer de guía (hoy en día no hubiese accedido) y así no suspender el viaje, y por haberles mostrado una ruta tan bella, y en aquellos días no tan conocida, como la de las Cascadas de Ardonés, que como he comentado, les encantó. Siempre es una gozada salir al monte con la gente de Sender.be.



Las tres cascadas de Cerler, segunda visita que les hacíamos ese verano, y seguían igual de bellas.



-Fecha: 11, 12 y 13 de abril de 2014.
-Destino: Valle de Tena.
-Me acompañó: Eva.
-Objetivo: Invernal al Pic d'Anèou.

  • Día 1: Pic d'Anèou.
  • Día 2: Vía Ferrata de Santa Elena.
-Momento: Empezamos la ruta de ascenso al Pic d'Anèou bajo una espesa niebla y un tanto pesimistas y cabizbajos pensando que quizás no despejara. Pero de golpe y porrazo la niebla disipó, y lo primero que vimos fue la potente estampa del Midi d'Ossau, que nos supervisó toda la ascensión. Fue un gran momento que nos devolvió el optimismo y la sonrisa.


Remontando una pala nevada camino del Pic d'Anèou, con fantásticas vistas del Cirque d'Anèou y el Midi d'Ossau.

La Ferrata de Santa Elena, ideal para iniciados, y con el aliciente de poder visitar una ermita, un fortín y un dolmen.



-Fecha: 7 y 8 de junio de 2014.
-Destino: Parc Natural Cadí-Moixeró.
-Me acompañaron: Esther, Eva y Merche.
-Objetivo: Ascensión al Pedraforca.

  • Día 1: Mirador de Gresolet-Refugi Lluís Estasen.
  • Día 2: Lluís Estasen-Pollegó Superior del Pedraforca-Mirador de Gresolet.
-Momento: En esta repetición al Pedraforca hubo un momento que yo considero muy especial, y sucedió antes de la ruta. De camino a Saldes hicimos una parada en Monistrol para comer. Allí, en una terraza, bocata y cerveza en mano y con algunas de las agujas de Montserrat como testigo, se empezó a fraguar lo que más adelante sería la aventura del año, la Monte Perdido Extrem.


Mis tres compañeras se toman un respiro en la horcada anterior a la trepada final al Pollegó Superior del Pedraforca.




-Fecha: del 9 al 14 de agosto de 2014.
-Destino: Valle de Pineta.
-Me acompañaron: Esther, Eva y Merche.
-Objetivo: Travesía Monte Perdido Extrem.

  • Día 1: Refugio de Pineta-Refuge des Espugettes.
  • Día 2: Refuge des Espuguettes-Torla.
  • Día 3: Torla-Refugio de Góriz.
  • Día 4: Refugio de Góriz-Refugio de Pineta.
-Momento: Era nuestro debut en este tipo de travesías o circuitos pirenaicos por etapas, y no elegimos la más suave precisamente, además, al no tener disponibilidad el Refuge des Sarradets nos vimos obligados a hacer la ruta en cuatro jornadas en lugar de cinco, lo que amplió la la dureza del recorrido, por eso me quedo con la fortaleza, tanto física como psicológica que mostraron mis tres compañeras, que se portaron como tres jabatas . En cuanto a paisajes la ruta fue sublime (Balcón de Pineta, Ibón de Marboré, Circo y Cascada de Gavarnie, el Turieto, Circo de Soaso...) y muy rica en anécdotas, como la que os puede contar mi prima Esther y que tuvo al mismísimo Juanito Oiarzabal como protagonista...


Remontando la canal que da acceso a la Brecha y Refugio de Tucarroya, con el Ibón de Marboré detrás, en la primera jornada de la MPE.

Remontando, en la segunda jornada, el valle que desde Gavarnie da acceso al Puerto de Bujaruelo.

Tras no haberle podido ver la cara el primer día de la travesía en el tercero, y de camino a Góriz, se nos mostró Monte Perdido.

El majestuoso Cañón de Añisclo, visto durante la subida al Collado de Añisclo, y antes de que se metiese la niebla que se comió las vistas desde la Punta de las Olas y que nos complicó el paso por la faja homónima.




-Fecha: del 19 al 26 de agosto de 2014.
-Destino: Valle de Tena.
-Me acompañaron: Azahara, Boira*, Esther*, Eva, Jesús* y Pedro.
*Boira, Esther y Jesús solo en la ascensión al Garmo Negro.
-Objetivos: Varias Actividades.

  • Día 1: Salto de Sallent.
  • Día 2: Pic de Peyreget.
  • Día 3: Selba del Betato y Vía Ferrata del Sorrosal.
  • Día 4: Pico Cuyalaret.
  • Día 5: Pico de Arriel.
  • Día 6: Garmo Negro.
  • Día 7: Paseo por la Sarra y ruta por la Peña Foratata.
  • Día 8: Tramo del Tour Pédreste de la Vallée d'Ossau.
  • Día 9: Punta del Pazino.
-Momento: Nuestra estancia más larga en Pirineos. Nueve días, todos con ruta, algunos de ellos con doblete, y en los que salió todo como estaba planeado, si a ello le sumamos la excepcional compañía pues me quedo con toda la estancia como un solo momento. Aún me relamo pensando con el Arrós al Forn que nos tenía preparado Azahara a la vuelta del Arriel 😋


Salto de Sallent. Pequeña ruta para abrir boca de cara al menú que nos esperaba esa semana.

A la tercera fue la vencida y al fin pudimos coronar el Peyreget, escudero y mirador más cercano del Midi d'Ossau.

Empequeñecidos ante la magia de la Selba del Betato.

Ferrata del Sorrosal. Toma 3.

Pedro negociando la pequeña trepada que da acceso a la cima del Cuyalaret, con la Canal Roya tras él.

El descomunal Palas, visto desde el Col d'Arriel, durante la ascensión al Pico de Arriel.

Ibones de Pondiellos, macizo de los Picos del Ifierno y macizo del Balaitous vistos desde la cima del Garmo Negro.

El bello y piramidal Pico de Arriel visto desde el macizo de la Peña Foratata.

Capturando pequeños detalles durante el frondoso tramo del Tour Pédestre de la Vallée d'Ossau que recorrimos.

Vistazas en la parte final de la subida al Pazino, durante la ascensión vespertina que realizamos a esta montaña.



-Fecha: 19, 20 y 21 de septiembre de 2014.
-Destino: Valle de Benasque.
-Me acompañaron: Jordi y Jose Ángel.
-Objetivo: Ascensión al Posets.
  • Día 1: Puente de Espigantosa-Refugio Ángel Orús.
  • Día 2: Ángel Orús-Posets-Puente de Espigantosa.
-Momento: Más allá de haber subido a la segunda cima más alta del Pirineo, esta ruta la recordaré siempre por otra cosa: Un verano muy bueno a nivel montañero se vio un tanto empañado por una desagradable situación laboral, por lo que unas semanas antes de esta ruta, tomé la decisión de dejar ese trabajo y poner fin a esa situación, que ya no solo me estaba afectando a mi, sino también a mis seres más queridos, por eso que esta ascensión al Posets supuso una suerte de liberación total.


Feliz como una perdiz, tomándome una cerveza, en la terraza del Refugio Ángel Orús.

El afilado Diente de Llardana y parte de la cresta de las Espadas, antes de afrontar la pendiente que da acceso a la cima del Posets.




-Fecha: 10, 11 y 12 de abril de 2015.
-Destino: Vall del Ter.
-Me acompañó: Eva.
-Objetivo: Ascensión al Bastiments.
  • Día 1: Bastiments.
  • Día 2: Pequeña ruta en Núria.
-Momento: En el Coll de la Marrana, bajando del Bastiments, empezó a formarse una tormenta, la cual empezó a descargar justo cuando llegábamos al Refugi d'Ulldeter. En condiciones normales no teníamos previsto parar allí, pero la lluvia nos obligó a ello. Una vez dentro decidimos quedarnos a comer allí. Fue bonito estar sentados en una mesa, junto a las calorías de una chimenea, bocata en mano y viendo como llovía en el exterior.


Cresta nevada del Bastiments, con unos montañeros en su cima y la Creu del Bastiments en el otro extremo.

Subimos a Núria en el tren cremallera e iniciamos desde allí una pequeña ruta, en la que pudimos obtener algunas imágenes del conjunto como esta.



-Fecha: 15, 16 y 17 de mayo de 2015.
-Destino: Valle de Canfranc.
-Me acompañaron: Íñigo, Javi y Pablo.
-Objetivo: Ascensión a la Peña Collarada.
  • Día 1: Puen d'Arriba (Canfranc)-Circo de Ip-Collarada-Refugio del Ibón de Ip*.
  • Día 2: Refugio del Ibón de Ip-Puen d'Arriba.
*El plan inicial se vio ligeramente alterado. En un principio teníamos pensado subir a la Collarada por el Corredor de los Militares, pero además de que lo vimos con muy poca nieve las fuertes embestidas del viento nos hicieron tirar de sensatez, decidimos subir al refugio libre del ibón y pasar la tarde allí, para el día siguiente subir a la Collarada por la vía normal de esa vertiente. Al final, cuando ya no sabíamos como matar el aburrimiento, Pablo lanzó el órdago y pese al viento, ya no tan feroz como horas antes, decidimos subir esa misma tarde. Coronábamos pasadas las seis de la tarde.

-Momento: Al bajar de la cima y regresar al refugio aún quedaba luz, por lo que decidimos sacar al exterior una de las mesas y dos de los bancos del refugio y hacer una cena "outdoor". Estar cenando, botella de vino incluida, con la satisfacción de haber coronado una montaña como la Collarada, mientras el sol se escondía tras los Mallos de Lecherín, fue algo que no tuvo precio. Inolvidable.


Las vistas que tuvimos desde la Collarada fueron posiblemente las mejores y más nítidas que he tenido nunca desde una cima pirenaica.

Un sarrio se acercó al Refugio de Ip a darnos los buenos días antes de nos bajásemos a Canfranc.



-Fecha: 6 y 7 de junio de 2015.
-Destino: la Vall Fosca.
-Me acompañaron: Asun, Daniel, Esther, Eva, Jaime y Joan.
-Objetivo: Ascensión al Pic de Peguera.
  • Día 1: Embassament de Sallente-Refugi de Colomina.
  • Día 2: Colomina-Pic de Peguera-Embassament de Sallente.
-Momento: La cima del Pic de Peguera, al que le faltan 16 metros para alcanzar la para muchos "mágica" cifra de los 3000 metros, está defendida por una corta y aérea arista que no es difícil de negociar, pero que impone respeto. Y se lo impuso a algunos de mis compañeros, sobre todo a Daniel, que entonces solo tenía 12 años, pero al final se animó y como un campeón llegó a la cima de esta gran montaña. Me quedo con ese momento.


Un alto en el camino durante la subida al Refugi de Colomina.

Mientras Eva fotografia el precioso entorno lacustre de la zona Daniel y Jaime negocian la arista que conduce a la cima del Pic de Peguera.



-Fecha: 19, 20 y 21 de junio de 2015.
-Destino: Valle de Chistau.
-Me acompañaron: Carlos y Pedro.
-Objetivo: Ascensión a los Picos de la Culfreda.
-Momento: La visión del macizo de Posets conforme nos aproximábamos al Refugio de Viadós recuerdo que me impacto sobremanera. Esa impresionante visión nos acompañó el día siguiente durante prácticamente toda la ascensión, y de todos los buenos recuerdos de aquella jornada me quedo con ese.


En el Puerto de la Madera, con el macizo de Posets detrás nuestra, camino de los tres picos de la Culfreda.


-Fecha: del 20 al 24 de julio de 2015.
-Destino: Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.
-Me acompañaron: Juan Carlos, Miguel Ángel y Rafa.
-Objetivo: Monte Perdido en travesía de tres días.

  • Día 1: Bujaruelo-Brecha de Roland-zona de vivacs del Pico de Marboré.
  • Día 2: Vivac-Lago Helado-Monte Perdido-Cilindro de Marboré-Vivac Lago Helado.
  • Día 2: Lago Helado-Torla.
Habréis observado, que aunque el objetivo principal, que era subir a Monte Perdido, se cumplió, cada día de ruta tiene su correspondiente equis, y es que ninguna de las tres jornadas pudimos cumplir con el plan establecido. En la primera una tormenta nos sorprendió mientras pasábamos el Paso de los Sarrios. Más adelante nuestro itinerario exigía una delicada trepada, que evidentemente, y con la roca mojada, no nos íbamos a arriesgar a hacer, por lo que vivaqueamos bastante antes de lo que teníamos planeado. Lo de esa noche ya es historia. El día siguiente teníamos previsto vivaquear en el Lago Helado, tras haber subido a Monte Perdido y al Cilindro, pero al empezar a bajar de Monte Perdido empezaron a entrar unas amenazantes nubes desde Francia. Escarmentados por lo de la noche anterior decidimos bajar a Góriz y montar el campamento allí. Al final se quedó una noche super-estrellada... la ruta del tercer día, pues eso, que en vez de empezarla desde el Lago Helado, lo hicimos desde Góriz.

-Momento: El primer vivac. Nos las prometíamos muy felices con nuestras tiendas plantadas sobre un llano nevero y con nuestras vistas a Monte Perdido. Qué ingenuos. Nada más sacar los hornillos para prepararnos la cena empezó a llover de nuevo, y tuvimos que entrar a las tiendas, ya no volvimos a salir hasta por la mañana. Se lió parda, tormentón, lluvia a raudales y mucho viento, Miguel Ángel y yo nos fuimos turnando a la hora de aguantar las varillas de la tienda, ya que si estas vencían estábamos perdidos, me mentalicé de que si tenía que estar toda la noche aguantándolas lo estaría... Dos horas duró la cosa, y cuando ya cogíamos el sueño... catapum!!!, se volvió a liar, con más violencia y con granizo añadido, y un rayo que cayó muy cerca, que nos los puso de corbata. Miguel incluso salió fuera para anclar mejor la tienda con los cordones de sus botas... Tres horas más duró la cosa, tres horas infernales. Y lo más bonito de todo es que en la tienda de al lado mientras Juan Carlos acojonado nos preguntaba si la nieve era conductora Rafa roncaba como un bendito... Sin duda, mi peor experiencia en la montaña.


Le Cirque de Gavarnie con su cascada, uno de los lugares más maravillosos del planeta. No sé me olvidará nunca la cara de mis tres compis cuando vieron tal espectáculo.

El Lago Helado, donde teníamos previsto pernoctar esa noche, y Monte Perdido, cuya cima alcanzaríamos una hora después tras remontar la empinada Escupidera.

Espectáculo acuático de las Gradas de Soaso, junto a las que pasamos en nuestro descenso desde Góriz a Torla.




-Fecha: del 29 de julio al 2 de agosto de 2015.
-Destino: Valles de Roncal y Salazar.
-Me acompañó: Eva.
-Objetivo: Turismo y montaña.

  • Día 1: Selva de Irati.
  • Día 2: Pico de Ori.
-Momento: La magia de Irati, no hace falta decir nada más.



Absorto ante la magia de Irati, donde hicimos un exhaustivo recorrido para descubrir todos sus increíbles rincones.

Disfrutando del amplio panorama visual que nos ofreció el Ori/Orhy, el primer pico pirenaico que supera los 2000 metros desde el Atlántico.



-Fecha: 14, 15 y 16 de agosto de 2015.
-Destino: Valle de Hecho.
-Me acompañaron: Eva, Laia y Mar.
-Objetivo: Ascensión al Castillo d'Acher.
-Momento: El hecho de llevarnos por primera vez a Laia a los Pirineos, y que una montaña tan bella como el Castillo d'Acher fuese la primera cima pirenaica, tanto para ella como para Mar.


Era la primera vez que nos la llevábamos a Pirineos, por lo que todo fue nuevo para Laia, que no perdió detalle de nada. En plena subida al Castillo d'Acher, con la barrera rocosa de la Costatiza detrás.



-Fecha: del 6 al 9 de septiembre de 2015.
-Destino: Valle de Tena.
-Me acompañaron: Daniel, Eva, Jaime y Mar.
-Objetivo: Varias actividades.

  • Día 1: Ruta Camino de los Forzados-Embalse de Escarra-Ibón de Tramacastilla.
  • Día 2: Garmo Negro.
  • Día 3: Vía Ferrata de Santa Elena.
-Momento: Subiendo al Garmo Negro, Mar sufrió un resbalón y se bloqueó mentalmente y decidió no continuar, así que decidí que para no subir todos no subíamos ninguno, pero a Daniel se le intuían unas ganas tremendas de subir, así que finalmente Jaime se ofreció para bajar con Mar, y Eva y yo continuamos con Daniel, que entonces tenía 12 años, hasta la cima. Allí arriba nos confesó que estaba muy contento, pero con la sensación agridulce de que su padre, y sobre todo su madre, no estuviesen en la cima con él. Me conmovió.


Llegando al menguado Embalse de Escarra, con las cimas más occidentales de la Partacua al fondo.

Por segundo año consecutivo en lo alto del Garmo Negro. Niebla enganchada en la arista que une las cimas del Garmo Negro y el Algas N.

Ferrata de Santa Elena en familia.



-Fecha: 19, 20 y 21 de febrero de 2016.
-Destino: Valle de Benasque:
-Me acompañaron: Fernando, Jacobo, Josean y Serafín.
-Objetivo: Ascensión invernal al Tuc de Molières.

La cima del Mulleres, desde el Hospital de Benasque, con un buen paquete de nieve y en febrero, donde los días son aún muy cortos... Efectivamente, el plan era muy pretencioso y aunque íbamos armados de moral y raquetas de nieve no pudimos llevarlo a cabo. Pese a las raquetas el avance fue muy lento, y a 2500 metros, y con la amenaza de que nos cayese la noche encima (que de hecho nos cayó), tocamos retirada.

-Momento: Fue el primer trayecto largo que hice con mi recién adquirida NV200, y además, el menda, vegetariano desde diciembre de 2018, esa noche fue la última vez que probé la carne. Más de cuatro años ya, y no la echo de menos.


A pesar de no alcanzar nuestro objetivo nos cascamos una ruta con raquetas de más de 20 kilómetros, y gozamos de un día muy despejado, que nos hizo disfrutar más si cabe de las preciosas estampas invernales que nos ofreció la montaña.



-Fecha: 15, 16 y 17 de abril de 2016.
-Destino: Valle de Ansó.
-Me acompañó: Eva.
-Objetivo: Ascensión invernal al Petretxema.
-Momento: Bajando de la cima, y poco antes de llegar al Refugio de Linza empezó a llover, y así se tiró toda la tarde. Fue bonito matar las horas antes de la cena viendo como llovía desde el interior del refugio, en el que prácticamente estábamos solos, junto a la chimenea, leyendo, charlando, cervezeando e incluso sesteando.


Una pareja de montañeros nos precede en la estética arista nevada de la cima del Petretxema, a la que pudimos llegar antes de que el tiempo empeorase.



-Fecha: 6, 7, y 8 de mayo de 2016.
-Destino: la Cerdanya.
-Me acompañó: David.
-Objetivo: Ascensión invernal al Puigmal.

De nuevo escapada al Pirineo con la meteo revuelta y con una posible ventana de buen tiempo que de nuevo no acudió a la cita. El Puigmal se nos presentó con la barretina puesta y no se la quitó en todo el día, pese a la escasa visibilidad llegamos casi a los 2800 metros, con la cima a tiro de piedra, pero nos dimos la vuelta, pues subir "pa ná"... Para aprovechar el día hicimos una ruta al Dolmen d'Orèn.

-Momento: Sin duda el haber conocido personalmente, solo nos conocíamos virtualmente a través de los comentarios que nos dejábamos uno en el blog del otro, a David, con el que posteriormente compartí muchas más rutas y forjé una gran amistad, que me acogió en su caravana y me trató a cuerpo de rey durante esta escapada a la Cerdanya.


David, en plena retirada del Puigmal.

Tras el intento de ascensión, y para ganarnos la comida, nos dimos una buena calcetinada, y a piñón, para visitar el Dolmen d'Orèn.



-Fecha: del 9 al 14 de julio de 2016.
-Destino: Valle de Benasque.
-Me acompañó: Eva.
-Objetivo: Varias actividades*.
*El propósito real de esta escapada era subir al Aneto, por su cara sur y haciendo vivac en los Ibones de Coronas, pero el anuncio de tormentas para todas las tardes y noches nos obligó a ir improvisando sobre la marcha.
  • Pic de Sacroux.
  • Ruta Forau d'Aigualluts- Lac deth Còth deth Hòro-la Renclusa.
  • Tuca del Dalliu/Pico de Estós.
-Momento: Aunque ya habíamos hecho alguna que otra escapada montañera con la furgo camperizada, esta fue la primera que hicimos a Pirineos en esta modalidad, y fue algo especial, también lo fue repetir con Eva la primera ruta que hice en Pirineos, a la que le añadimos al subida al Còth deth Hòro.


En plena subida al Pico de Sacroux, tras haber superado el Ibón de Gorgutes y el Puerto de la Glera. Al fondo el Macizo de la Maladeta.

Lac, o Ibón deth Còth deth Hòro, un bonito lago de montaña con buenas vistas a montañas aranesas y también a los gigantes de Benasque.

Disfrutando de la apabullante visión del Macizo de la Maladeta desde lo alto de la Tuca del Dalliu o Pico de Estós.



-Fecha: del 1 al 6 de agosto de 2016.
-Destino: Valle de Belagua.
-Me acompañaron: Eva, Maru y Toni.
-Objetivo: Ruta de las Golondrinas.
  • Día 1: Camping Asolaze-Txamatxoia-Refugio de Linza.
  • Día 2: Linza-Mesa de los Tres Reyes-Refuge de l'Abèrouat.
  • Día 3: l'Abèrouat-Refuge de Jeandel.
  • Día 4: Jeandel-Arlas-Asolaze.
-Momento: Que esta fuese la primera ruta conjunta en Pirineos con nuestros amigos serranos Maru y Toni ya fue especial. Hacerlo en el marco de una sugerente y prometedora (cumplió las expectativas) travesía circular en el triangulo donde confluyen el Pirineo Aragonés, Francés y Navarro lo fue aún más. Me quedo también con la camaradería con los otros grupos que estaban haciendo la travesía, sobre todo con los vascos, con los que formamos cuadrilla, y los momentos post-etapa en cada refugio, en los que no faltaron las bromas, el cachondeo y la cerveza. También me quedo con el yin y el yang de los refugios franceses, el buen rollismo del guarda de l'Abèrouat y su némesis en el de Jeandel, las bizarras situaciones vividas en este último. No me olvido de las Voll-Damms y los bocatas de Mata de Haya, ni de los helechos gigantes que no solo amortiguaron la caída de Toni, sino que lo volvieron a poner de pie, y más momentos que pondría, pero sería alargar mucho la cosa...


La cima del Txamantxoia, o Maz, fue punto de paso de la primera etapa de las Golondrinas. Excelente mirador hacia estos fascinantes Pirineos Occidentales.

Subiendo a la Mesa de los Tres Reyes, plato fuerte del menú de la segunda etapa. La visión de las agujas de Ansàbere nos sobrecogió.

El espectacular Pas d'Azuns, uno de los puntos fuertes de una muy bonita tercera etapa.

La cuarta etapa contenía la subida al Arlas, y además al principio, para entrar en calor. Eva negocia una de las inclinadas pendientes de esta piramidal montaña. Al fondo el Anie.




-Fecha: del 9 al 12 de septiembre de 2016.
-Destino: Valle de Tena.
-Me acompañaron: Fernan y sus compañeros del Baskoni Mendi Taldea.
-Objetivo: Varias actividades.
  • Día 1: Punta Cochata.
  • Día 2: Peña Telera.
  • Día 3: Peña Foratata Occidental.
-Momento: Más allá del majestuoso paisaje que nos ofrece Peña Telera en la Forca de Cachibirizas y la Travesía Horizontal me quedo con lo bien que me trataron Fernan (que fue quien me invitó) y sus amigos, que me hicieron sentirme como un mendizale más de su grupo.


Imponente silueta de Punta Cochata, durante la subida a la Punta del Cantero, un atractivo extra que incluimos sobre la marcha.

El ambiente de la ascensión a Peña Telera, en este tramo de la Travesía Horizontal roza lo majestuoso.

Llegando a la cima de la Foratata Occidental, con la camiseta del Baskonia Mendi Taldea que me regaló Fernan. Detrás mía la cima principal del macizo, que requiere de llevar material de asedio para ascenderla.



-Fecha: 17, 18 y 19 de marzo de 2017.
-Destino: la Cerdanya.
-Me acompañaron: David y Eva.
-Objetivo: Ascensión invernal al Puigmal.
-Momento: Algo inaudito en mi. Por primera vez, y desde que salía al monte, me dejaba la comida de la ruta en casa, en este caso en la caravana de David. Suerte que mis compis, y también un montañero que pasaba por allí, se apiadaron de mi y compartieron parte de su rancho conmigo 😂.


Revancha al Puigmal, esta vez con Eva y con condiciones perfectas, tanto meteorológicas como de la nieve. Fotaza de David.




-Fecha: 19, 20 y 21 de mayo de 2017.
-Destino: Val d'Aran.
-Me acompañaron: Eva y Laia.
-Objetivo: Tuc deth Pòrt de Vielha.
-Momento: Esta escapada no tuvo ningún momento especial o anécdota que recuerde ahora mismo, pero si que fue una ruta muy completa, y en la que hubo un poco de todo, una primera parte de la subida muy panorámica, y en la que tuvimos que utilizar crampones al final, las vistas desde la cima fueron espectaculares, una bajada al Lac Redon un tanto aventurera, un hayedo al final... Una ruta de la que guardo un grato recuerdo.


Llegando al Pòrt de Vielha, con excelentes vistas al Macizo de la Maladeta, y con el Aneto a la cabeza.




-Fecha: del 16 al 20 de julio de 2017.
-Destino: Valle de Tena.
-Me acompañaron: Eva y Laia.
-Objetivo: Festival de música Pirineos Sur, que combinamos con algunas rutas.

  • Día 1: Balneario de Panticosa-Refugio e Ibones de Bachimaña.
  • Día 2: Ibónes de Anayet-Punta Espelunciecha-Ibón de Espelunciecha.
  • Día 3: Ibón de Piedrafita.
  • Día 4: Peña Oroel.
No pudimos subir a Bachimaña pues nos sorprendió una tormenta.


-Momento: El ambiente del festival de música, muy diferente al que se suele vivir en la mayoría de festivales veraniegos. Además, el marco es incomparable. Me encantó. En la montaña un gran momento fue cuando me bañé, como mi madre me trajo al mundo, en el pequeño Ibón de Espelunciecha.


Nos fotografiamos junto a una de las cascadas de la subida a los Ibones de Bachimaña.

Como disfrutó Laia en los Ibones de Anayet, correteando por la hierba y bañándose cada dos por tres. Supongo que las vistas al Midi tampoco se le pasaron por alto.

Ibón de Piedrafita, a pies de la descomunal Partacua. Una excursión ideal para hacer en familia.

La de los puertorriqueños ÌFÉ fue, de las actuaciones que vimos en el festival, de las que más nos gustó. Os dejo un Youtube con un momento de su actuación en el festi.

Siempre que habíamos subido a Pirineos Occidentales no nos había pasado desapercibida la Peña Oroel. Esta vez volvimos con su cima en el bolsillo.




-Fecha: del 6 al 11 de agosto de 2017.
-Destino: Valle de Ansó.
-Me acompañaron: Bowie*, Eva, Laia, Maru, Nacho, Pato* y Toni.
*Bowie y Pato solo en la ruta al Ibón de Acherito.
-Objetivo: Varias actividades.

  • Día 1: Mallo de Acherito.
  • Día 2: Sierra de Alano.
  • Día 3: Lakora.
  • Día 4: Ibón de Acherito*.
La ascensión al Lakora la tuvimos que abortar debido al mal tiempo. *La ruta al Ibón de Acherito fue el plan B del plan inicial, que era subir el Anie, cosa que evidentemente no íbamos a intentar con la lluvia que caía. Esa misma lluvia nos privó también de llegar al ibón.

-Momento: La visión, en uno de los breves momentos en los que a la nube que estuvo enganchada toda la jornada en los Alanos le dio por apartarse, desde la cima del Espelunga, del descomunal tajo que forma el Río Veral entre esta cima, y la de Peña Ezkaurre, es de las que marcan. El esfuerzo extra de subir a esta cima valió muchísimo la pena.


El tándem Magia Serrana/Per Dalt i Per Baix en la cima del Mallo de Acherito.

El impresionante tajo abierto por el Río Veral y que separa las cimas de Peña Ezkaurre y Espelunga. Brutal obra de arte de la madre naturaleza.

Abrigados hasta las trancas en pleno mes de agosto. Primeros pasos de la excursión que nos tenía que haber llevado a la cima del Lakora. Los caballos quizás ya intuían el cambio de la meteo y por eso nos miraban como diciendo "a donde van estos?". Al fondo el pico de Lakartxela. Qué bonito es este sector del Pirineo Navarro.

El Chipeta Alto semi-cubierto por la nubes. Fue de las pocas vistas que tuvimos durante la subida frustrada al Ibón de Acherito.



-Fecha: del 29 de marzo al 1 de abril de 2018.
-Destino: Pre-Pirineo de Huesca.
-Me acompañaron: Eva y Laia.
-Objetivo: Turismo y varias actividades de montaña.

  • Día 1: Ruta circular a los Mallos de Riglos.
  • Día 2: Puchilibro.
-Momento: Caminar por el entorno de Riglos, donde hasta la fecha solo habíamos estado de paso, fue todo un puntazo. Para un tío como y, al que siempre le ha interesado el tema OVNI, subir al Puchilibro, montaña famosa por sus avistamientos ufológicos, también fue especial. Tampoco se me olvidará el susto que nos dio Laia, que casi se despeña en la pequeña cresta esta cima.


El Malló Firé se alza con el cielo como límite. Al fondo Peña Rueba, espectacular ruta la que hicimos alrededor de los Mallos de Riglos.

El Macizo de Monte Perdido, nevado, y al completo, desde la cima del Puchilibro.



-Fecha: 13, 14 y 15 de julio de 2018.
-Destino: Andorra.
-Me acompañaron: David, Eva y Laia.
-Objetivo: Ascensión al Pic dels Pessons.
-Momento: De nuevo una mala experiencia laboral, mucho más desagradable que la de cuatro años antes, hizo que dejase ese trabajo. Ese mismo fin de semana montamos la furgo y nos fuimos a Andorra. La montaña, en este caso el conjunto lacustre dels Pessons, volvió a ser la mejor terapia.


Una parada en el camino al Pic dels Pessons para admirar el fantástico conjunto lacustre del Circ dels Pessons. Buen debut el que tuvimos en Andorra.



-Fecha: del 31 de julio al 5 de agosto de 2018.
-Destino: Valle de Chistau.
-Me acompañaron: Daniel*, Eva, Jaime*, Laia y Mar.
*Daniel y Jaime solo en la Robiñera.
-Objetivo: Varias actividades.

  • Día 1: Basa de la Mora.
  • Día 2: Punta Suelza.
  • Día 3: Circo de Barrosa.
  • Día 4: la Robiñera.
-Momento: La Robiñera fue especial en muchos sentidos, Jaime, Mar y Daniel alcanzaban su primer 3000 en familia, Mar se quitaba también la espinita del Garmo Negro. Mi fiel Laia también se anotaba su primera cumbre de más de 3000 metros, y en la bajada sacamos nuestro lado más solidario al acompañar, dar apoyo moral y quitarle el peso de la mochila a Ángela, una montañera de Madrid que bajaba lesionada del Pico de la Munia.


Impresionante entorno del Ibón de Plan o Basa de la Mora, que no encontramos en su máximo esplendor pero que aún así nos encantó

Alto en el camino durante la sorprendente ascensión a Punta Suelza, para admirar los Ibones del Barleto, Punta Fuesa y los 3000's de Ordesa.

Agua por todos lados, en el impresionante Circo de Barrosa.

Más que contentos en la cima de la Robiñera, el primer 3000 para Laia y Mar.



-Fecha: del 21 al 24 de septiembre de 2018.
-Destino: Parc Natural de l'Alt Pirineu.
-Me acompañaron: David y Fernando.
-Objetivo: Ascensión a la Pica d'Estats.

  • Día 1: Pont de la Molinassa-Rodó de Canalbona-Punta Gabarró-vivac en el Estany de Sotllo.
  • Día 2: Estany de Sotllo-Pic de Sotllo-Pic de Verdaguer-Pica d'Estats-Cap de la Coma de Riufred-Pont de la Molinassa.
El primer día, y por cuestiones de tiempo no pudimos subir a la Punta Gabarró.

-Momento: El volver, ocho años después, al lugar donde se podría decir que me "desvirgué" en la alta montaña, y poder comparar, ya con los cuarenta cumplidos, y con algo más de experiencia acumulada, de la manera tan diferente, aunque la ilusión fuese la misma, que viví ambas rutas, pues muchas cosas habían cambiado en mi en el transcurso de esos ocho años, entre ellas mi filosofía a la hora de salir al monte. También fue especial volver a hacer la ascensión a la Pica con pernocta en el monte, esta vez en el Estany de Sotllo.


Anochece en el Estany de Sotllo, en el que plantamos las tiendas y pernoctamos esa noche.

La Pica d'Estats vista desde el Pic de Sotllo, y bien escoltada por el Verdaguer, la Punta Gabarró y el Montcalm.



-Fecha: del 31 de junio al 5 de julio de 2019.
-Destino: Valle de Tena.
-Me acompañaron: Eva, Maru y Toni.
-Objetivo: Varias actividades.

  • Día 1: Ibón de Respomuso y Circo de Piedrafita.
  • Día 2: Ascensión al Anayet.
  • Día 3: Circular a los Lacs d'Ayous.
  • Día 4: Ibón de Piedrafita y Arco Geotectónico.
  • Día 5: Tirolina de Hoz de Jaca.
La circular a los Lacs d'Ayous la tuvimos que dejar a medias al presentarse una tormenta vespertina.

-Momento: Fueron unos días en lo que todo estuvo a la altura; la montaña, la compañía, la cerveza, el cachondeo... así que se me hace difícil destacar algo sobre todo lo demás... Pero va, por poner algo, el crepe que nos comimos en el Refuge d'Ayous con vistazas hacia el Lac Gentau y al Midi nos supo muy rico.


Boquiabiertos nos quedamos al llegar al Ibón de Respomuso y contemplar la majestuosa postal que nos ofrece.

Bajando del Aneyet, por un muy bien definido sendero, y disfrutando de los contrates cromáticos de este rincón del Valle de Tena.

Fue una escapada en la que pudimos disfrutar con nuestros propios ojos de muchas estampas icónicas del Pirieno, entre ellas esta del Lac Gentau y la norte del Midi.

Apabullados quedamos al llegar a los pies del impresionante Arco de Piedrafita. Un lugar que cada vez gana más adeptos, y no es para menos.

La tirolina de Hoz de Jaca, que lleva el apellido "Extrema", nos dejó un tanto indiferentes. Eso sí, el entorno sobre la que vuela es inmejorable.



-Fecha: 12, 13 y 14 de julio de 2019.
-Destino: Valle de Lescun.
-Me acompañaron: David, Javi y Tere.
-Objetivo: Ascensión al Pic d'Anie.
-Momento: En esta poco habitual circular de ascensión al Anie que se sacó Javi de la manga pasamos por algunos sitios comunes con la segunda y tercera etapa de la Ruta de las Golondrinas, por lo que fueron muy buenos recuerdos los que acudieron a mi mente. A modo más jovial también fue memorable el numerito que montamos en la cima, cuando nada más coronar Javi dijo: "entonces, ¿esto que es?, ¿la Mesa de los Tres Reyes?", enseguida contesté yo: "qué va, es la Mogorrita, ¿no?", "pues yo creo que es el Monte Copa", replicó David... seguimos la sucesión nombrado cimas cada vez más rebuscadas... la gente que había allí arriba nos miraba con cara extraña 😂.


La mole caliza del Anie/Auñamendi vista desde las inmediaciones del Col des Anies. Tenía muchas ganas de ascender a esta cima y no me defraudó en absoluto.



-Fecha: 2, 3 y 4 de agosto de 2019.
-Destino: Val d'Aran.
-Me acompañó: Jaime.
-Objetivo: Ascensión al Montardo.

  • Día 1: Montardo.
  • Día 2: Vía Ferrata de Cledes.
-Momento: El Montardo es la montaña más emblemática de la Val d'Aran, y eso quedó demostrado con la situación que os voy a contar. Durante la subida nos fuimos alternando con un numeroso grupo, que resultó ser una familia aranesa en la que se veían representadas tres generaciones, y que iban a subir juntos por primera vez al Montardo. Fue muy emocionante el momento en el que llegó el más pequeño de los nietos, en este caso nieta, de solo 9 años, y sobre todo cuando llegó la abuela, que superaba los 70, y que se llevó una bonita ovación de todos los que allí estábamos presentes.
A nivel personal me gustaría recalcar el casual encuentro que tuvimos en un bar con Sara del blog Bailando con Sarrios, todo un referente y una inspiración para mi. Fue muy agradable charlar unos minutos con esta gran montañera, que es además todo un ejemplo de superación.


El Montardo es una montaña de la Val d'Aran, pero en su vía de subida normal tiene reminiscencias de la vecina Aigüestortes. Para muestra un botón. Espectacular imagen aérea del Lac dera Restanca.

Mientras unos mataban la mañana del domingo haciendo rafting en el Garona nosotros lo hicimos escalando la ferrata de Cledes.



Bien, hasta aquí esta extensa recopilación pirenaica, espero que os haya gustado. Apuntar que cuando me puse con lo de las entradas mensuales para el aniversario programé intencionadamente esta para el mes de julio pensando que ya habría hecho alguna escapada a Pirineos, y así conmemorar también de paso el décimo aniversario de mi primer viaje a los Pirineos. Pero, ahora mismo, no sé, si en lo que resta de este puto 2020, si me será posible subir al Pirineo, así que de momento toca rememorar años anteriores, y es lo que he hecho preparando esta entrada, y lo he disfrutado mucho, y he sido muy feliz haciéndolo.

Un saludo a tod@s y hasta la próxima!!










13 comentarios:

  1. Hola Dani.

    Impresionante tu curriculum pirenaico (además, por no vivir cerca de esta cordillera), pero lo que me gusta es esa relación afectiva tan emocional con este lugar.

    Y no es para menos, ya que las fotos demuestran que no hay otro lugar igual en toda España, y esa recopilación de recuerdos y momentos, asociados a la naturaleza te acompañará de por vida.

    Nosotros encantados de haber participado en una algunas de estas rutas y travesías, y a ver si llegan ya buenos tiempos y podemos hacer algunas más.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      Te dije que esta iba a ser una entrada para fans del blog, y aquí está, uno de los mayores, dejando el primer comentario jejeje... Ya te digo que a otros no les hubiera hecho el spoiler que os hice a Maru y a ti ;-)

      Así es, a lo mejor para alguien que viva más cerca no es gran cosa, pero para mi, que cada vez que quiero subir a Pirineos tengo mínimo 4 hora y media, no es un mal bagaje, la verdad.
      Y aunque, tu lo sabes bien, valoro por igual estar sobre la cima de cualquier gran montaña pirenaica que estar dándome un baño en la poza de la Cueva del Toro ;-) si que es verdad que he creado un vínculo muy fuerte con esta cordillera. A ver, si no es este año pues el siguiente, si podemos seguir haciendo más fuerte ese vínculo y podemos seguir amontonando buenos recuerdos pirenaicos. Y por supuesto, si es en vuestra compañía mejor que mejor.

      Otro abrazo estrujador.

      Eliminar
  2. Hey Dani!!

    El tío Chema tenía razón, la cagaste, jajaja,pero no me dirás que es una cagada con sumo gusto. Pirineos engancha y mucho, pues es nuestra cordillera alpina por excelencia, donde puedes hilar fino sobre una cresta, darte un baño en un idílico ibón, meterte entre pecho y espalda desniveles brutales o simplemente parar el coche y paisajear (palabreja).

    Cordillera de mil caras y vertientes y subiremos las veces que hagan falta, mientras el cuerpo aguante y tengamos un objetivo por conocer.
    Has tirado de memoria para rememorar algunos momentos ya algo lejanos y otros más recientes, siempre con el hilo conductor de los compañeros y esos espacios por los que sucumbimos una y otra vez. Te ha quedado una crónica muy buena y seguro emotiva y esperemos que dentro de otros diez años nos regales otra de igual factura.
    Por mi parte, el haber compartido dos rutas contigo y el resto de los compañeros es motivo para que sigamos en el empeño de poder quedar algunas veces más, a pesar de que el puto-bicho, se cierne con confinarnos de nuevo.
    Y de los momentos vividos, pues esta también; tritonesku, la cena en Canfranc, la comida en la Casa de la Montaña de Jaca. Si es que al final nos derivamos hacia el cerveceo, jajaja.
    Salud y a seguir pirineando un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Javi.

      Todas las cagadas fueran así jejeje. Así es, los Pirineos son un imán que atraen por igual a todo aquel buen amante y practicante de actividades al aire libre, ya sea escalador, alpinista, fotógrafo, trail runner, ciclista, dominguero o a un modesto excursionista como yo. Yo creo que a todos se nos iluminan los ojos cuando vemos alguna foto, o oímos hablar de ellos. A modo personal son muchas alegrías las que me han dado todos estos años, y que espero que me las sigan dando en el futuro, y por eso esta merecida entrada especial, a la que he querido dar ese toque personal con esos momentos, unas veces montañeros, otros más íntimos y otros más divertidos. Me alegro de que te haya gustado.

      Y es verdad, mira que hemos hecho rutas juntos, pero en Pirineos solo hemos hecho dos, pero vaya dos, Collarada y Anie, nada más y nada menos. Ambas rutas intensas, y repletas de buenos ratos y sobre todo muchas risas. Inolvidable Vlad y los Empaladores, el personajillo aquel que encontramos de buena mañana a la salida del albergue y su viento de Getaria, que si pim pam propuesta, la llave del apartamento de Canfranc Estación, los de la República de Moyatistan... Curioso que en ambas escapadas terminásemos comiendo en la Casa de la Montaña, de donde te tuvimos que arrancar la primera vez jejeje.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Dani.

    Los pirineos enganchan!, no se si serán los mejores, porque en Picos de Europa no he estado, pero siempre que voy a ir, la noche previa me cuesta conciliar el sueño y cuando subo el Monrrepos y aparecen es un subidón.

    Sin duda, aglutinas en la mochila una buen cantidad de experiencias, que esperemos que en los próximos años aumenten, en este resumen también se ve tu crecimiento como montañero.

    Al final lo importante es la experiencia global que va desde la preparación hasta llegar a casa y sobre todo con quien lo disfrutas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Sierra Nevada, Picos de Europa, Gredos, Cazorla, Guadarrama... son todas preciosas cordilleras, cada una con sus encantos, pero la variedad que nos ofrece Pirineos no la tienen las demás, en cada valle pirenaico puedes encontrar algo que no puedes encontrar en los demás valles, y que por lo tanto lo hace peculiar. Por esa variedad, es por la que los Pirineos son, en mi opinión, la cordillera por excelencia de la península.

      Y te doy toda la razón, mira que cuando he ido al Pirineo Central y Oriental he visto entradas guapas, por espectaculares congostos, pero pocas superan a esa vista de Monrepós, en la que se abarca todo el Pirineo Occidental, desde el Ori a Monte Perdido, se me ha puesto la piel de gallina cada vez que he disfrutado de esa visión... de hecho, se me ha puesto la piel de gallina mientras lo estoy escribiendo ;-)

      Esperemos que si, que podamos seguir sumando experiencia y aprendizaje pirenaico en el futuro.

      Gracias por el comentario Eduardo, un saludo.

      Eliminar
  4. Hola Dani,

    Menudo currículo pirenaeco que tienes, con cimas en todas sus zonas, nadie diría que lo tienes tan lejos de casa.

    La verdad es que los Pirineos tienen algo especial, nada que envidiar a ninguna otra cordillera del planeta, es una surte tenerlos tan "cerca".

    Ha sido todo un placer haberte podido acompañar en alguna de tus incursiones por tan bonitas montañas, además tal y como comentas, fue en los Pirineos donde por fin nos pudimos conocer personalmente y poder fraguar una bonita amistad.

    Ánimo y a seguir descubridor rincones del Pirineo, además sabes que aun te tengo reservadas un par de rutillas por La Cerdanya de esas cañeras y con impresionantes vistas y rincones.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Currículum Pirinae ;-)

      Como olvidar aquel primer encuentro en el Puigmal... estuve una semana entera oliendo a queso!! jajaja.

      Pues si, he tenido la fortuna de haber podido ir descubriendo, año a año diferentes valles pirenaicos, de este a oeste y viceversa, e ir acumulando experiencias y buenos momentos, que van mucho mas allá, y considero más importantes, de la la cima ascendida o de la ruta en si. Espero en un futuro seguir descubriendo más valles, y también repetir en otros, y seguir acumulando rutas, cimas, momentos y experiencias, y que por supuesto muchas de ellas puedan ser en compañía tuya.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Vaya entrada, Dani. Ha habido de todo en este fantástico resumen pirenaico. Mira que con el resumen anterior, el de las Friki Mountains, me reí un rato... y también Isabel tuvo sus risas... pero es que ayer tarde, cuando empecé a leerle en voz alta algunas de las anécdotas pirenaicas... como esa en la que el pobre francés se acercó por la retaguardia y se tragó el estruendo de aquella ventosidad... Que buen rato de risas me has hecho pasar.
    Lo más interesante de este resumen ha sido, a parte de las vivencias humanas, tu progresión como montañero.
    Pirineos es majestuoso, desde luego, tanto por su vertiente Norte como por la Sur. Valles, ríos, lagos glaciares, pueblos, aristas... glaciares... es sin duda la cordillera más importante de la península, y la más variada a nivel geológico. Yo vivo lejos... a veces nos cansamos y paramos a dormir antes de llegar, pero es cierto que hay que ir como sea. Hay algunas cumbres de las que habéis hecho, que conozco, pero muchas no. Los Infiernos es impresionante. La Pica... ya ves... para mi también es de las más bellas... y Aigüestortes y Colomers, creo que es la zona que más me gusta de todo el macizo.
    El festival Pirineos Sur, creo que es obligatorio, al menos una vez en la vida. Yo he ido 2 veces, una a ver a Mori Kanté, y otra a Rachid Tahá. Inolvidable.
    Me ha gustado también la mención a Fernán, que fue gracias a su blog el que yo conociera el tuyo. A Fernán y algunos amigos los conocimos hace un par de años, en Cádiz, cuando hacía la Transibérica. Una gente estupenda.
    A ver si la situación mejora y podemos hacer lo que hacíamos antes... sin manipulaciones mediáticas y miedo inducido, que ya está bien.
    Una abrazo... me da igual que esté prohibido o desaconsejado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fran.

      Me alegro que te hayan resultado amenas estas dos últimas entradas especiales, tanto la de los momentos frikis como esta de homenaje a los Pirineos, en la que también se ha colado algún momento divertido... lo del cuesco es un momento histórico, cada vez que me junto con Chema, o su hijo, siempre recordamos esa anécdota, y echamos unas risas jajaja... el pobre francés, supongo que al ser un hombre curtido, más los diez años más que espero que haya cumplido, supongo que habrá acumulado experiencias montañeras más bonitas y agradables que aquella, la cual supongo que tendrá archivada en un rincón recóndito de su memoria... o igual no!! jajajaja.
      Y de los Pirineos que decir que no se haya dicho ya... pero que por ejemplo vosotros, que por lo visto en tu blog habéis ido unas cuantas veces, os tengáis que cruzar la península, literalmente, para llegar a ellos, deja a las claras lo atrayentes que son todos los valles de esta espectacular, en todos los sentidos, cordillera.
      Nosotros cuando fuimos a Pirineos Sur, al solo poder estar allí de lunes a jueves no pudimos ver ninguna de las actuaciones del escenario de Lanuza, y nos perdimos actuaciones como la de Youssou N'Dour, pero aún así vimos buenos conciertos como el de los mencionados ÌFÉ o la Orkesta Mendoza. Espero poder asistir a alguna edición más de este bonito festival.
      Curiosamente esa ruta que compartí con Fernan y sus amigos fue la última vez que estuve con Fernan en la montaña (nos vimos el año siguiente en Benicàssim), y la verdad es que estaría bien poder volver a juntarme con él, y por supuesto, como me comentaste en tu blog, que por fin pudiéramos conocernos en persona tu y yo... a ver si cuando la cosa mejore, aunque si no abrimos los ojos, la boca ya nos la han cerrado, esto se va a quedar así, o puede que vaya a peor, pues como te comenté en tu blog, nos tienen justo donde y como querían...

      Otro abrazo amigo Fran.

      Eliminar
  6. Hola Dani...
    Hoy no tenía ruta(en espera ya la escapada de agosto),pero me he levantado "relativamente" temprano...jejeje y nada,enciendo el ordenador y digo..."Xe" voy a ver la entrada de Dani de Pirineos y su Cronología de la Felicidad y vaya horita que me has hecho pasar más entretenida.
    Desde luego que entrada más currada y por supuesto,al margen de haber conseguido hacer en cada momento lo que tenías programado de antemano,sin duda las vivencias y anécdotas pasadas durante esos diez años pirenaicos,creo que son lo que mas enriquece personalmente.
    Me ha encantado leerla de principio a fin y por supuesto aderezada con fotakas espectaculares.
    De la infinidad de anécdotas,me he reido mucho con el francés que se acercó y se encontró con un "Per Baix" de sopetón...jajaja,la del vasco en "plan sombra",la de "cal y arena" en los refugios franceses durante la travesía de Las Golondrinas,que la recuerdo de cuando leí en su día la crónica o la de la familia aranesa subiendo a Montardo.
    Y de la infinidad de ascensiones a los grandes gigantes pirenaicos,vivacs,ferratas y demás,simplemente espectacular.
    Una grandísima entrada para conmemorar el décimo aniversario del Blog.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane.

      Qué mejor que desayunar con Per Dalt i Per Baix jejeje.

      Me alegro que hayas pasado un rato entretenido leyendo esta entrada.

      Sin duda, puedo haber, durante estos años, haber hecho rutas muy guapas en Pirineos, haber visto paisajes alucinantes, ascendido a cimas preciosas y emblemáticas, pero con lo que al final me quedo son con los momentos, algunos emocionantes, otros divertidos, algunos no tanto, como la tormenta, otros más íntimos, con los, muchos, compañeros que he tenido en todas escapadas al paraíso pirenaico.
      Pobre francés, él que se acercaba con toda su buena voluntad y buenrollismo, no sabía lo que se le venía encima jajaja, la verdad es que de esa escapada podría haber hecho una crónica exclusiva de todos los momentos divertidos que se vivieron en ese fin de semana, todos con el gran Chema como protagonista. También la Ruta de las Golondrinas podría haber tenido una entrada especial, con todos los momentos y anécdotas que hubo, las situaciones vividas en Jeandel, algunas muy bizarras, hubiesen ocupado un capítulo entero... ¿Luís?, el argumento que nos esgrimió, una vez roto el hielo, para colocarse a rueda, es que el suele salir solo al monte, y que en condiciones como aquella, en que la meteo estaba muy revuelta, siempre solía acoplarse a algún grupo, no nos importó, pero vamos que podría haberlo dicho desde el principio jajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Dani, los Piris no podían faltar en el aniversario y son merecedores de un capítulo aparte faltaría más.
    Si tu amante es Penyagolosa con la mitológica Pirene te montas una orgía en toda regla ... no creo que el Gegant se ponga celoso.
    Pirineos es un mundo aparte para los que vivimos por aquí y es todo un lujo el poder hacer alguna escapada cada año. Te empapas de su belleza y su majestuosidad y vuelves con el alma saciada y las pilas cargadas.
    Yo me inicié muy tarde en el "pireneismo" y ...¡quién me lo iba a decir a mi! que a estas alturas de mi vida estoy(estamos) apunto de completar un reto de lo más ilusionante, atravesar la cordillera de Oeste a Este. Este año que iba a ser la culminación del proyecto se ha ido al garete por culpa de la pandemia de los cojones y tocó cambiar de aires. Espero que en 2021 acabemos la singladura.
    Me ha encantado la entrada, fotos preciosas, rincones bien reconocibles y otros no tanto para mi, anécdotas y buenas compañías, éstas que nunca falten.
    Un abrazo Dani ... y de paso recuerdos de Peña Castil y el Urriellu.

    ResponderEliminar