4 de abril de 2021

GR-333 - Etapas 9ª y 10ª: Espadilla - Torrechiva y Torrechiva -Toga

Sábado 20 de febrero de 2021

Bocado doble al GR-333. Tocaba la novena etapa, la que une Espadilla con Torrechiva, pero al estudiar el mapa vi que la décima etapa, la que cubre el corto trayecto entre Torrechiva  y Toga, me venía al pelo para trazar la circular, así que matamos dos pájaros de un tiro y tachamos dos etapas en una sola ruta, que al final resultó ser todo un rutón, en el que el Mijares definitivamente empezó a mostrarnos sus encantos. Cerramos el círculo volviendo a Espadilla en un plácido paseo junto al Mijares.




21 de marzo de 2021

GR-333 - Etapa 8ª: Ayódar - Espadilla

 Sábado 13 de febrero de 2021

119 días después me volvía a colocar una mochila a la espalda, y lo hacía para retomar el proyecto del GR-333, en "stand-by" desde el día final de la primavera de 2020. Tocaba la octava etapa, la que une las poblaciones de Ayódar y Espadilla, en esta el trazado del GR salía definitivamente del Parc Natural de la Serra d'Espadà y se asomaba por primera vez al valle del Mijares. Mi propósito de convertir todas las etapas en circulares, volviendo al pueblo de inicio por un recorrido alternativo, no se pudo cumplir, al menos completamente, en esta ocasión, por lo cual la Peña Saganta tuvo mucho más protagonismo del que por sí ya tiene en esta etapa.


28 de febrero de 2021

Los Acantilados de Benitatxell

Sábado 17 de octubre de 2020

Tercera, y última, de las rutas que hicimos en octubre del pasado año. Cambiamos las montañas turolenses por la costa alicantina y nos vamos hasta el término municipal del Poble Nou de Benitatxell, para hacer un recorrido lineal de ida y vuelta a ras de litoral, cuyo principal atractivo será caminar por la base de unos espectaculares acantilados costeros.


31 de enero de 2021

Rubielos de Mora - Ermita de Santa Isabel - Peñarroya (1241 m.) - Ermita de la Magdalena - Fuentes de Rubielos - Carrasca de los Toranes

 Domingo 11 de octubre de 2020

Segunda de las tres rutas que hicimos en octubre de 2020. En esta ocasión nos fuimos hasta la bella población turolense de Rubielos de Mora, para desde allí trazar una bonita circular en la que descubrimos algunos de los parajes y lugares más destacados que hay entre esta población y la de Fuentes de Rubielos. Un recorrido que, como veréis a continuación, superó con creces nuestras expectativas.


10 de enero de 2021

Serra d'Espadà: Alfondeguilla - l'Arquet - Penyalba (648 m.) - Penya de Migdia (584 m.)

 Domingo 4 de octubre de 2020

Vamos con la crónica de la primera de las tres rutas que pude hacer en octubre, antes de que la ansiedad me fuese a más. Una vez más volvíamos con sumo gusto a mi querida Serra d'Espadà, más en concreto a la población de Alfondeguilla, para descubrir un pequeño patrimonio histórico de la sierra que aún no conocía; l'Arquet, un pequeño acueducto ¿árabe? ¿romano?, encajado en el rodeno. Para redondear la ruta subimos a las cimas de Penyalba y la Penya de Migdia, dos montañas a las que hacía bastante tiempo que no subía.



3 de enero de 2021

2020, ¿Un Año de Mierda?

Viendo la corriente generalizada en las redes sociales, medios de comunicación, blogs etc.,  parece ser que sí, que la inmensa mayoría ha tildado de maldito a este recién terminado año 2020, me pondría a enumerar aquí todos los adjetivos negativos que he leído y oído y no terminaría nunca. Y os preguntaréis, ¿Dani, y entonces, esos interrogantes en el título de la entrada?, con toda la que ha caído, está cayendo y caerá, ¿aún dudas de que este no ha sido un año nefasto?. Paso a explicarme. Vale que ha estado el virus de por medio, pues dejadme deciros que no me ha preocupado en exceso, de hecho me he aislado de la sofocante avalancha de sobre-información vomitada por los medios de ¿comunicación?, y al odio que se han encargado, también de vomitar, la clase política de este país, sin duda la peor de toda la ¿democracia?, y el dardo va para los dos lados. Digamos que he intentado no sucumbir al miedo y creo que lo he conseguido. Quien vive con miedo es más manipulable. Para mi lo peor de todo esto han sido esos dos meses en los que no pudimos salir de casa, dos meses en los que no pude ver a mis padres ni a mi hermano, ni a mis amigos ni a mis dos fieles Laia y Senda. Dos meses en los que no pude salir al monte. También me jodieron, y me siguen jodiendo, las cada vez más numerosas restricciones, muchas de ellas, a mi parecer, totalmente absurdas y dictatoriales, me jodió no poder ver a los Foo Fighters, pero lo que más me jodió, y me jode es no poder dar besos  ni abrazos, aunque no los he negado a quienes me los han ofrecido, de hecho, desde que terminó el confinamiento no habido ningún día en que mi madre y yo no nos hayamos dado dos besos, llamadme inconsciente si queréis, pero si perdemos el amor y el cariño, bajo mi punto de vista, lo perdemos todo, qué le voy a hacer, me han educado así. Eso no quiere decir, antes de que me llaméis egoísta, que no me hayan dolido y haya sentido las numerosísimas muertes que han habido durante estos meses, hayan sido consecuencia directa o indirecta de virus, pero así como he lamentado esas muertes también he lamentado todas las que se producen a diario, y que no son pocas, producidas por el hambre, el frío, las guerras, el cáncer y otras muchas más enfermedades, que aunque parece que ahora solo exista el Covid, siguen ahí. Todas esas "otras" muertes han quedado en un segundo plano y ya no tienen cabida en los telediarios ni en las portadas de los periódicos, cosa que también me jode y mucho.

Virus aparte, también he tenido razones, y no pocas, para vilipendiar este 2020, especialmente desde julio en delante, pues fue en ese mes cuando a la persona que más quiero en este mundo, mi madre, le diagnosticaron una leucemia, en ese momento cuando ella mismo me lo comunicó, se te cae el mundo encima, creedme. Eso no hizo otra cosa que agravar unos mareos y un dolor en los pectorales que tenía yo desde finales de mayo, que no fueron otra cosa que los primeros síntomas del trastorno de ansiedad que padezco en este momento, y que sobre todo desde principios de noviembre no me ha permitido hacer una vida normal, haciendo solo salidas intermitentes a la montaña, de ahí la casi nula actividad en el blog. Es por eso que yo también podría subirme al carro "mainstream" y enviar a tomar por saco al 2020, pero los que me conocéis ya sabéis que suelo huir de los tópicos y esta vez tampoco va a ser la excepción. Simplemente voy a desechar las cosas negativas de este año, desecharlas pero no olvidarlas ojo, pues, y aunque ahora esté cayendo en un tópico, de las cosas malas también se aprende, y quedarme únicamente con las cosas positivas que me han sucedido, que también las han habido, empezando con la fortaleza que nos ha mostrado mi madre y toda su vitalidad durante estos duros meses, cosa clave en la estabilidad de su enfermedad, me quedo también con mi mejor estado de ánimo actual, de lo contrario no estaría escribiendo esto. Más cosas positivas: "mis" Foo Fighters sacaron nueva canción en 2020 y sobre todo el respiro que le dimos a la naturaleza y al medio ambiente durante el confinamiento (aunque una vez nos dejaron salir se haya y se esté abusando indiscriminadamente de ellos). En el ámbito del blog y la montaña me quedo con que celebré el décimo aniversario del blog, y que este alcanzó el millón de visitas (gracias a todos!!), y me quedo con el mar de nubes en el Pic d'Espadà el primer día del año; con el majestuosos vuelo rasero de los buitres en las Canteras del Pellejero; de lo agradecido que es siempre el Benicadell; con el descubrimiento y redescubrimiento de sendas, parajes y pueblos en las tres etapas del GR-333 que hicimos; con otro regalazo, esta vez por parte del penyagolosa, que me permitió ver los Pirineos desde su cumbre nevada; con la ascensión, con mi gran amigo Miguel Ángel; al Molló de la Creu, el Cervino valenciano; con la espectacularidad acuatica de los Amanaderos de Riodeva; con la más pura esencia de Javalambre en la ruta en que unimos el Pico Javalambre con el Alto de las Barracas; con las tres visitas que le hicimos a la Cova de l'Oret, con el grupete que formamos en la enésima repetición del cresteo de les Agulles de Santa Àgueda; de lo bien que lo pasamos, también con compañía de diez, en las Callejuelas y en el Pico Ranera, el buen rato que pasamos escuchando las aventuras patagónicas de la simpatiquísima Fátima Gil en el Mendi Tour de Canet d'en Berenguer, donde tuve la suerte de conocer al "empinado" Juane 😏; con las primeras salidas tras el confinamiento, que me hicieron apreciar más si cabe las montañas cercanas a Betxí y mi querida Serra d'Espadà; con la ruta en busca de tejos y petroglifos en Penyagolosa; los baños en la Fuente del Toro y en el Embalse de Benitandús con Maru y Toni, que vinieron a visitarme, o con las tres rutas que puede hacer en una tregua que me dieron los mareos, y que espero contaros próximamente en el blog. 

Sí, definitivamente me quedo con todo esto último que os he contado, lo positivo, por lo tanto, y repito, sin olvidarme lo negativo, no voy a calificar 2020 como un mal año, sino todo lo contrario, un buen año, no tan bueno como otros anteriores, pero bueno al fin y al cabo.

Y hasta aquí este peculiar balance del año, muy distinto a los que suelo hacer habitualmente, así lo he ido carburando los últimos días y así lo he plasmado. 

Solo me queda desearos un próspero, sano, despierto y fructífero 2021.

Nos seguimos leyendo, un abrazo a tod@s.


1 de noviembre de 2020

Especial 10º Aniversario del Blog. Capítulo Octavo: 10 Años, las 3 Mejores Rutas de Cada Uno

Hola Gente. Tras tres meses y medio de ausencia vuelvo a las andadas. Por diversas razones, que no voy a entretenerme en contar, mi cabeza este verano ha estado en otro sitio y había perdido la motivación de sentarme a escribir, aunque también es cierto que en los últimos meses apenas he hecho rutas dignas de ser reseñadas en el blog, pero si que tenía pendiente escribir las dos entradas restantes del décimo aniversario del blog, otra para celebrar el millón de visitas y alguna que otra entrada recopilatoria.

Como el décimo aniversario del blog se cumplió en septiembre en un principio no tenía pensado seguir con la serie de entradas conmemorativas, pero al final me lo pensé mejor y decidí que si que lo haría, ya que sería una pena dejar a medias algo así, ya que habían ido entradas que habían tenido muy buena acogida. En esta serie de entradas especiales no podía faltar un ranking y es lo que os voy a mostrar en esta. Van a aparecer 33 rutas, que no van a ser las mejores 33 rutas de la historia del blog, sino que las voy a diseccionar por año, mostrándoos las que, a mi parecer, han sido las tres mejores rutas, o actividades, de cada año. Sin más, empecemos a desgranar. Espero que os guste.



19 de julio de 2020

Especial 10º Aniversario del Blog. Capítulo Séptimo: Pirineos. Cronología de la Felicidad

Recuerdo cuando le comenté a mi buen amigo Chema que iba a subir por primera vez a Pirineos este me dijo "la cagarás"; "¿por qué?", le pregunté yo; "por que a partir de entonces tendrás la necesidad de subir al menos dos veces al año", me contestó él. No se equivocaba en lo más mínimo. De lo que no me advirtió, eso lo fui averiguando yo solito, y cada vez más, conforme se iban sucediendo las escapadas pirenaicas, es que allí yo iba a ser el tipo más feliz del mundo, y que durante mi estancia en esta cordillera cualquier problema o preocupación cotidiana iban a quedar olvidados. Por eso esta séptima entrada especial del décimo aniversario del blog va dedicada a los Pirineos y a la felicidad alcanzada allí, y de ahí la segunda mitad del título, la primera tampoco miente, pues esto va a ser una cronología en toda regla, en la que van a aparecer todas nuestras escapadas a Pirineos, con sus fechas, sus destinos, participantes, objetivo u objetivos (que unas veces se cumplieron y otras no), el momento, o momentos, con los que realmente me quedé en cada escapada, que muchas veces irán, como podréis comprobar, mucho más allá de lo estrictamente montañero, o directamente será una divertida anécdota, y por supuesto bien acompañada de fotos, muchas fotos.
Sin más, cojamos, virtualmente, la Autovía Mudéjar, o la AP-7, y pongamos rumbo al norte.





5 de julio de 2020

GR-333 - Etapa 7ª: Fuentes de Ayódar- Ayódar

Sábado 20 de junio de 2020

Nos soltaron el virus y nos vimos obligados a posponer y aplazar muchos planes, entre ellos el GR-333, de hecho, la sexta etapa de este GR fue la última ruta que hicimos antes del confinamiento. Por suerte pudimos ir saliendo poco a poco y cada vez con menos restricciones, y así, tres meses y medio después pudimos retomar el proyecto, lo hicimos donde lo habíamos dejado, en Fuentes de Ayódar, y evidentemente con la séptima etapa, la que une esta población con la de Ayódar, etapa en la que el trazado del GR discurre totalmente por el camino que antaño servía de nexo entre estas dos poblaciones. El itinerario que trazamos nosotros para la vuelta tuvo sus luces y sus sombras.




28 de junio de 2020

Serra d'Espadà: Penya Pastor (989 m.) - Finestra/Gurugú (1014 m.) - Cerro Gordo (938 m.)

Domingo 14 de junio de 2020

Volvemos a Espadà. Aunque ya habíamos hecho alguna pequeña incursión allí desde que nos dejaron movernos por la provincia, esta ruta que os voy a narrar iba a ser la primera oficial en la Serra d'Espadà tras el confinamiento. Para ello nos vinimos a Aín, mi pueblo favorito de la sierra, a hacer una de las muchas fórmulas cimeras que se pueden realizar desde allí. En esta ocasión nos decantamos por el combo Penya Pastor/Gurugú/Cerro Gordo, para así conocer dos sendas inéditas para nosotros, la directa subida a la Penya Pastor por les Rossetes, recuperada y popularizada por la Marató dels Dements, y la bajada del Cerro Gordo por el Barranc de l'Horteta. Entre medias sendas que ya hemos recorrido multitud de veces, y sobre todo la mejor esencia de nuestra sierra de cabecera.


Aín, con la Penya Pastor detrás y el Cerro Gordo a la izquierda.

21 de junio de 2020

Especial 10º Aniversario del Blog. Capítulo Sexto: Friki Mountains

Hola amig@s. Es tercer domingo de junio y con él llega una nueva entrega de las entradas especiales relacionadas con el cada vez más cercano décimo aniversario del blog. 
Si las anteriores cinco entregas habían sido enfocadas en un tono más serio, en esta sexta vamos a darle una vuelta de tuerca a la cosa y a darle un toque más desenfadado, recopilando una serie de fotos tomadas durante estos últimos diez años en las que se muestra nuestro lado más payaso, divertido, gamberro y también friki, y es que cuando salimos al monte, además de disfrutar de la naturaleza también intentamos echarnos cuantas más carcajadas mejor, y creo que en esta recopilación queda patente esta filosofía. Espero que esta entrada os arranque unas risas, que falta hace en estos tiempos.




14 de junio de 2020

Los Tejos y los Petroglifos de Penyagolosa


Sábado 6 de junio de 2020

Regresamos a los dominios de Penyagolosa para realizar la ruta que teníamos planeada para el sábado en el que se decretó el estado de alarma y por lo cual tuvimos que aplazar. El principal propósito de este recorrido fue encontrar tres pequeñas poblaciones de tejos, en las que residen algunos ejemplares centenarios, milenarios me atrevería a decir. También fuimos en busca de unos petroglifos. Entre medias pasamos por lugares que nos son muy familiares, otros que no conocíamos, y algunos más que hacía cerca de una década que no visitábamos. ¿Os apetece dar un cundidor paseo por las zonas menos conocidas y frecuentadas del Parc Natural de Penyagolosa?, ¿si?, pues ya sabéis, a seguir leyendo se ha dicho.





7 de junio de 2020

Senderismo en Betxí: Penya Negra - Penya Lilot (la Gorreta) - el Solaig

Miércoles 3 de junio de 2020

Si hay unas montañas que visito mucho, pero que aparecen muy poco por el blog, esas son las de mi pueblo, Betxí. Sí, esas montañas, que siempre están ahí, y más que nunca en las primeras fases de la desescalada, ya que me han servido, a mi y a muchos betxinencs, para volver a conectar con la naturaleza, después de dos meses de encierro. Había que homenajearlas, por eso que, en plena fase 2 tracé una ruta vespertina en la que subimos a tres de estas montañas, la Penya Negra, la Penya Lilot, y la montaña más alta del término municipal, el Solaig. Para la subida a las dos primeras nos aprovechamos de parte del trazado del SL "Camí de la Penya Negra", subimos al Solaig por la exigente senda de su vertiente occidental y bajamos por la recientemente recuperada senda de su vertiente norte. ¿Os apetece sentiros como un "cul-roig" durante unos instantes?, ¿si?, pues continuad leyendo.





31 de mayo de 2020

Tres de... Cuevas Castellonenses: Cova de Pepa, Cueva de la Muela y Cova de l'Oret

Seguimos tirando de archivo para retomar esta sección que inauguré el año pasado y que bauticé como "Tres de..." cuyo principal objetivo era recopilar tres lugares o rutas, que por falta de tiempo, por ser rutas demasiado cortas, o por cualquier otra razón, no había reseñado con anterioridad en el blog, una de las condiciones que le puse a esta sección es que las tres rutas, o lugares, tenían que poseer algo en común. En la primera edición fueron tres lugares de Euskadi, pues bien, en esta segunda vamos a hablar de tres cuevas, tres cuevas castellonenses, que no precisan de material para ser visitadas y que además tengo muy cerca de casa; la Cova de Pepa, la Cueva de la Muela y la Cova de l'Oret. ¿Os apetece meteros bajo tierra con nosotros?, ¿sí?, pues coged vuestras linternas frontales y continuad leyendo!!





24 de mayo de 2020

Serra de Bèrnia 2019 (Vídeo)

Jueves 22 de agosto de 2019


Sin material reciente que publicar se me hace obligatorio tirar de archivo para mantener la actividad del blog, e ir en busca de rutas que que no tenía previsto publicar, como por ejemplo esta que hicimos a finales del mes de agosto del pasado año en la Serra de Bèrnia, a la que volvimos una vez más con motivo de que nuestro amigo jienense Vicente conociese las montañas alicantinas. Hicimos la ruta que hemos hecho ya tantas veces y que tanto nos gusta; es decir, partir de les Cases de Bèrnia en la vertiente norte de la sierra, pasar por la Font de Bèrnia, subir hasta el Forat y por él aparecer en la vertiente sur, continuar por ella, llegar hasta la pedrera que da acceso al Portixol y remontarla, y desde el Portixol enganchar con la parte más asequible de la cresta hasta alcanzar la cima, para luego seguir por la cresta y bajar por otra pedrera hasta el Fort de Bèrnia, y allí recuperar el sendero principal, que pasando por el Racó de Sagaissa nos devuelve a les Cases de Bèrnia.  La razón por la que en su día no publiqué esta ruta es por que ya la he reseñado un par de veces en el blog, pero ese día Miguel Ángel grabó la ruta con la Go-Pro, así que dadas las circunstancias he decidido volver a reseñar la ruta pero editando en un vídeo las grabaciones de Miguel.