12 de septiembre de 2015

Castillo d'Acher (2384 m.)


Sábado 15 de agosto

Nueva escapada relámpago a Pirineos, nos vamos a conocer un nuevo valle, la Val d'Echo en Huesca, y en busca de una de esas montañas que seducen más por su belleza que por su altura, el Castillo d'Acher.





Siempre es emocionante subir a los Pirineos, pero en esta ocasión iba a ser mucho más especial, a parte de que íbamos a conocer un valle en el que todavía no habíamos estado, íbamos a llevar a nuestra fiel Laia por primera vez a Pirineos, y además engañamos a Mar para que nos acompañase en esta nueva escapada relámpago.
Cómo ya os había comentado en una crónica anterior este año estamos descubriendo valles pirenaicos que todavía no conocíamos, y esta vez le tocaba el turno a la Val d'Echo, a bote pronto, y durante nuestra fugaz estancia, pudimos comprobar que ofrece bastantes posibilidades en cuanto actividades; excursionismo, barranquismo, vía ferrata y un buen puñado de ascensiones, entre ellas la que hoy nos ocupa.
Durante toda la semana daban malo para el sábado, por lo que subíamos con la idea preconcebida de que la ascensión nos tocaría hacerla el domingo, que lo pronosticaban despejado, pero el viernes a última hora Jorge emitía un boletín en el que anunciaba que el sábado no haría tan mal tiempo, bastantes nubes pero con poco, casi nulo, riesgo de lluvias, así que al final optábamos por el sábado para la ascensión, mucho mejor que hacerla en domingo y luego meterte el palizón de coche hasta a Betxí tras finalizarla.
El punto de partida de la ascensión es el abandonado Refugio Selva de Oza, junto al Río Aragón Subordán, allí podemos encontrar desde un circuito multiaventura para niños con tirolinas y puentes tibetanos hasta una extensa área recreativa con bar incluido, aprovechamos una de las mesas de dicha área para prepararnos y ventilarnos un buen desayuno. Empezamos a andar, ha amanecido encapotado, tanto que no podemos ver las montañas que nos rodean, entre ellas nuestro objetivo, que en circunstancias normales se mostraría imponente ante nosotros, aunque de momento no nos preocupa el no tener vistas, la razón, la Selva de Oza, magnífico y cerrado hayedo por el que seremos engullidos, delante, detrás, arriba y a los lados estaremos rodeados de verde y hayas, y a eso se limitarán las vistas en este primer tramo, hayas y más hayas, nos encantan los hayedos!!!, además, viene bien esto, sobre todo a quien le afecte psicológicamente eso de estar viendo desde el primer momento hasta donde hay que subir ;-)  por cierto, no tiene nada que envidiarle esta Selva de Oza a la Selva de Irati, por la que anduvimos hace poco.


Área recreativa en los alrededores del Refugio Selva de Oza, nos preparamos un buen desayuno calentito

En marcha, Selva de Oza, no está nada mal para empezar, verdad?

Un hayedo/abetal frondoso donde los haya

El sendero es ancho y no ofrece problemas de seguimiento, y aunque no lo parezca tiene tramos realmente empinados

Uno de los tramos con más encanto de este nuestro paso por este bosque

Les prometí a mis compis un paseo por la Selva de Oza, lo que no les dije es que entraba dentro de la ascensión ;-)

Cascada que se desprende desde cotas más altas, hace unos meses debería bajar con más fuerza, a tenor de los troncos arrastrados

Seguimos por la Selva de Oza, son los últimos metros por ella antes de salir a monte abierto

Antes de salir de ella nos regala tramos tan bonitos como este

Llegados a la cota 1600 salimos del hayedo de forma súbita, no hay progresividad que valga, la frondosidad del bosque da paso a abiertos prados, y las hayas le ceden el protagonismo a las vacas, las hay a centenares, no es de extrañar, aquí no les falta hierba para pastar ni agua para beber, muchas de ellas nos las encontramos en mitad del sendero, por lo que en ocasiones tuvimos que llevar a Laia atada por si las moscas, aunque se portó muy bien y en ningún momento las gruñó ni le dio por perseguirlas, quizás sabiendo que en caso de ello llevaría las de perder ;-)
Se empiezan a abrir claros en el cielo, y podemos disfrutar de algunas vistas, entre ellas, el Castillo d'Acher y esos murallones pétreos de su parte más alta, que le dotan de ese aspecto de fortaleza y en los que sigue enganchada la "txapela" pero con pinta de desaparecer con el paso de las horas, esperamos que lo haga cuando lleguemos arriba...de momento seguiremos avanzando y ganando altura de forma bastante progresiva y en dirección E, seducidos por esa combinación cromática tan curiosa, el gris de la caliza en los paredones, el rojizo de las laderas desnudas, y cuando estas se visten, del verde que lo hacen, hoy además contábamos con una tonalidad añadida, la de las nubes bajas enganchadas en las cotas más altas.


Nada más salir del bosque nos espera un duro rampón, enseguida queda abajo la linea de hayas, se empieza a despejar a cachos, vemos el macizo del Peña Forca, donde de momento solo vemos las cimas del Puntal de Lenito y el Lenito

Relevo de protagonistas, esta foto lo escenifica, las hayas y los abetos otorgan el protagonismo a las vacas

Primer contacto visual con el Castillo d'Acher, con nubes enganchadas en sus calizas cimeras, parece que tiene visos de despejar

También está la nube enganchada en Punta Aguerri

Cada vez vemos mejor los murallones calizos del Castillo d'Acher, eso nos da esperanzas de que cuando lleguemos arriba esté totalmente despejado, ¿os habéis fijado en el contraste pardo/verde?

Ganamos un valle superior, transitamos por grandes extensiones de pasto, tras nosotros, de nuevo, el macizo de Peña Forca

Se despeja por completo la cima, vemos a un numeroso grupo acercándose a la canal de acceso, que os señalo con ThingLink (poned el cursor sobre la foto y os aparecerá la flecha)

Laia y yo tomamos la delantera, mientras le hago la foto observa el avance de Mar y Eva, tras Laia, las calizas de la Costatiza

Ahora es Mar quien observa la Costatiza y Punta Aguerri

Con más zoom, mismas protagonistas, solo que ahora cambia la chica

Si del bosque a los prados el cambio fue brusco no lo fue menos el del prado a la pedrera, la foto lo ilustra

Pedreras en la cara sur del Castillo d'Acher

Pero antes de remontarlas, este paso por esta rojiza faja

Laia no se pierde ni un detalle

Llegamos a un punto en donde rompemos en marcada dirección N, se va acabar el plácido sendero, la ausencia de vacas lo denota ;-), nos espera ahora la empinada pedrera que da acceso a una pequeña canal, único punto débil del Castillo en esta su cara sur y por la que haremos nuestro particular asedio, no es difícil esta canal, tan apenas hay que apoyar las manos para remontarla, tampoco nos esperan con calderos de aceite hirviendo arriba ;-) aunque sin saberlo llevamos al "enemigo" con nosotros, es Laia, que toma la delantera en la canal y desprende algunas piedras, tendré que enseñarle a que las avise ;-).


Remontando la empinada pedrera que da acceso a la canal, bastante piedrecilla suelta, el bajar precisó de especial atención para evitar resbalones

Laia no se lo piensa y toma la delantera en el asedio, y buscando dificultad la tía ;-)
Toma en plena canal, desde la que se aprecia la inclinación de la pedrera, por otra parte, vistazas!!

En este punto reside la única dificultad reseñable (aparte del desnivel) de esta ascensión, trepada de Iº y siendo muy generoso


Remontada la canal, nuestro gozo en un pozo, y bien profundo, la "txapela" sigue ahí, y bien enganchada, ahí, entre la densa niebla debe estar ese particular "mundo" que alberga la cima de este monte y que la ha valido la comparación con un castillo y el topónimo, nada, haremos de tripas corazón, y ya que hemos llegado hasta aquí iremos a por la cima, avanzamos con el más puro ambiente londinense hasta el colladete que separa la Punta Sur de la Punta Norte y principal, la cual intuimos desde allí, la rampa que nos separa de ella parece más de lo que luego es.
Alcanzamos la cima, no vemos nada, pero lo celebramos igual, la ocasión lo merece, es la primera cima pirenaica para Mar y para Laia, enhorabuena!!!, dejamos constancia de ello en el curioso buzón de firmas.
"Vaya, ¿me eligen como su primera cima pirenaica y yo no les recibo con mis mejores galas?, esto no puede quedar así"...esto es lo que debió pensar el Castillo d'Acher, o al menos yo lo imagino así, por qué por arte de magia se empezó a despejar, no tanto como para tener vistas a larga distancia pero si lo suficiente como para poder disfrutar con total claridad de la peculiar geología de esta cima, con ese valle colgado (sinclinal en palabrería técnica) en el que discurre un sistema kárstico en el que se adivinan algunas simas, si a todo eso le sumamos los contrastes cromáticos antes mencionados, nos encontramos ante una de las montañas más singulares y bonitas de los Pirineos...y es que es bonita hasta en los mapas!!,  he de reconocer que esta fue una de las cimas en las que más he disfrutado, no me quería marchar de allí arriba...


Este es el panorama que nos encontramos al salir de la canal

Niebla

El valle colgado tan apenas se aprecia, la Punta Sur es de lo poco que intuimos

Contrastes, el profundo valle despejado y el de las alturas con niebla enganchada

De vez en cuando hace breves amagos de disipar y adivinamos la cima del Castillo d'Acher

Afrontamos la última rampa, lo hacemos al mismo tiempo que baja un numeroso grupo, no veremos nada desde arriba, pero al menos, tendremos toda la cima para nosotros

Otro grupo se toma un respiro en el collado, bajo la Punta Sur y una peculiar brecha

Punta Norte del Castillo d'Acher 2384 m.

Buzón de firmas de la cima
En él dejamos constancia de que está fue la primera cima pirenaica para Mar y Laia

Y de repente empieza a despejar, podemos disfrutar de las bellas lineas de esta cima

En la cara norte, hacia Guarrinza, se desploman estos escarpados patios

Incluso podemos ver dos de las cimas más características de estos Pirineos Occidentales, el Achertito y el Petrachema

Volvemos al Castillo d'Acher, ahora si que podemos apreciar su característico valle colgado y que hace inconfundible a esta montaña

Hacemos un poco de zoom para ver mejor los detalles; el valle sinclinal y su karst, los acantilados de la cara norte y sus pedreras, que conjugan con el contraste cromático de las laderas, la Selva de Oza y el vecino macizo de Peña Forca y la Sierra de Alano

Panorámica desde la peculiar almena que constituye esta Punta Norte del Castillo d'Acher

Antes de empezar el descenso hacemos una larga parada en el colladete para comer, como soy de comer rápido, casi de engullir, mientras Mar y Eva terminan, Laia y yo nos subimos en un plis a la Punta Sur del Castillo d'Acher, para disfrutar de esta fortaleza natural desde otra perspectiva. De nuevo reunidos los cuatro y en marcha llegamos a la canal de acceso, ahora podemos ver nítidamente otra de las singularidades de esta cima, una sucesión de puntiagudas tachuelas dispuestas a modo de dientes de sierra que hay en la vertiente norte del Castillo d'Acher y que asemejan a unas murallas, de hecho así las denominan, las Murallas.
Tocaba desandar ahora todo el camino andado, se hizo pesado el descender la pedrera, por la zona de pastos, ya con todas las vacas tumbadas después de haberse empachado de hierba, nos recibió el sol, por lo que se agradeció el tránsito por el hayedo de Oza, también sentó muy bien la cerveza, a precio de oro, en el bar del área recreativa, duchita en el hotel y buena cena en Hecho (si vais por la zona, no lo dudéis, bar/restaurante Subordán), el domingo, antes de volver hacia Betxí se remató el finde con un agradable paseo por la zona de Guarrinza.

Un saludo a tod@s.


De vuelta al collado, disfrutamos de esta perspectiva del valle colgado

Laia en la Punta Sur del Castillo d'Acher 2347 m.

Desde ella vemos así la cima principal, y su marcado sendero de subida

Y disfrutamos de una perspectiva diferente  del valle colgado, incluso se aprecia mejor el karst

Panorámica desde la Punta Sur

Espectacular contraste cromático en la zona del Achar de los Machos, y el Bisaurín con "txapela"

En cambio la Punta Aguerri se la ha quitado, espectacular resulta también la sombra de los pliegues de la Costatiza proyectados en sus pedreras, a continuación un vídeo con las vistas desde las dos cimas


Ya sin "txapelas" Bisaurín, Aguerri y Costatiza

De regreso a la canal podemos ver con claridad otra de las señas de identidad de este monte; estas olas, o dientes de sierra, llamadas las Murallas

Un poco de zoom para apreciarlas un poco mejor

Y antes de bajar, una última mirada a la cima del Castillo d'Acher, nos vamos con un gran sabor de boca

Con sumo cuidado destrepamos la canal...

...y nos vamos en busca del valle

Las relajadas vacas hacen de figurantes de lujo en las fotos

Le robamos un posado a esta, con la mole de la Costatiza tras ella

Volvemos al terreno de pasto

Ahora sí, podemos ver todas las cimas del macizo de Peña Forca y algunas de la Sierra de Alano

Va despejando poco a poco, panorámica con la Selva de Oza, el macizo de Peña Forca, el espolón en el centro de la imagen corresponde al Chipeta Alto

Y podemos ver, al fin sin nubes, la corona que parecen formar las paredes occidentales del Castillo d'Acher

Con un sol picante agradecimos volver a ser engullidos por el hayedo

Hay quien incluso se permitió un remojón de pies ;-)
Una paradita para reposar nunca viene mal
Y ya desde el área recreativa, dos tomas del Castillo d'Acher, una con algunas nubes...


...y otra con algunos claros reinando en el cielo, despedimos así la jornada del sábado

Pasamos al domingo, como estaba pronosticado, amanece despejado, damos un paseo en plan tranqui  por la zona de Guarrinza

Bonito valle en el que se tienen buenas vistas del Peña Forca y el Chipeta Alto

Este último con más detalle

Este verdoso valle extiende hacia la zona de Aguas Tuertas

Asoma la Punta Norte del Castillo d'Acher, en la que estuvimos en la jornada anterior, y para despedir el repor me permito la licencia de tomar dos fotos "prestadas", con las perspectivas más espectaculares de esta montaña
Quizás el perfil más famoso del Castillo d'Acher, foto tomada durante la ascensión a Secús, foto propiedad de Esteban y sacada de la web Pirineos 3000

Y en esta otra sacada de la página TronKo's media, podemos apreciar el espectacular valle colgado, y las tres cimas principales de esta montaña, la Punta Norte, la Punta Sur y la Punta de Oza, al fondo, otra belleza, el Midi d'Ossau
Y finalmente, cómo curiosidad, el Castillo d'Acher es la montaña que aparece, junto con el quebrantahuesos, en las etiquetas de la cerveza artesanal Pirineos Bier, que se elabora en la Val d'Echo




















20 comentarios:

  1. Hola Dani.

    Que mejor montaña para estrenarse en pirineos, que el castillo de Acher, sin dificultad, pero con tramos muy diferentes, en lo que lo único que hay que hacer, es caminar y disfrutar del entorno.

    El tramo del hayedo es espectacular, y en el descenso se agradece la sombra que da, incluso el tramo de pedrera es bonito, con un sendero sencillo, bien marcado, y disfrutando de las tonalidades rojizas, verdes, y de todo el entorno que lo rodea.

    La canal, la vamos a dejar en canalita, jeje, yo cuando llegue a ella y la supere, me quede mirando a ver dónde estaba el resto, vamos que si la rodeas por la izquierda, no hace falta ni poner las manos.

    Y justo para el final, queda lo mejor, su cima, con el valle sinclinal en ella, uno cuando lo ve se queda perplejo, y no puede imaginarse, como se pudo formar.

    Una lástima el no poder haber disfrutado de unas vistas completas desde la cima, pero habiendo predicción de lluvias, teníais muchas papeletas para que os saliera un día con niebla, o cubierto de nubes.

    A mí me salió un día parecido, desde Oza no se veía por la mañana la cima, totalmente cubierta por la niebla, y cuando llegue a la cima… eso mejor te lo cuento otro día :)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      La verdad es que es una ascensión para disfrutar de principio a fin, incluso no se hace pesado el volver por el mismo sitio, la cima, por singularidad, es una de las más bonitas en las que he estado, parece impensable que allí arriba esté colgado ese valle, luego si que nos hubiese gustado tener más vistas, el domingo hubiese sido ideal para ello, pero imagínate, hacer la ascensión, que como has visto se alargó, y luego chuparte cinco horas de coche hasta Castellón.
      Estaremos atentos a esa crónica tuya, que promete ;-)

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Bonito montañón, a pesar de quedar tan lejos de los 3mil.
    Le tengo muchas ganas y aún no encontré el momento. A ver este octubre que es buena época...
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu lo has dicho, montañón, y mucho más bonito que algunos tresmiles, además sale un buen desnivel, otoño, época perfecta, Oza debe estar espectacular en esa estación.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Hola Dani.

    Mecaguenla!! que pasada de montaña. Es igual de rara que de bella. Esas fotos de las calizas de la costaliza me subyugan, por no hablar de su fascinante sinclinal.
    Recuerdo que miramos subir al Chipeta alto, por ser una subida fácil, aunque al final elegimos el Petrachema. Pero una ascensión a este Castillo habría sido un gran plan, y a los chavales les hubiera encantado tambien.
    Veo por ahí al bendito Acherito, que desde que estuve debajo suyo, lo tengo metido entre ceja y ceja, y cada vez más...............;-)
    Esa Laia esta ya subir tresmiles y cuatromiles, y hasta cincomiles!!

    Nos vemos pronto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      Creo, que cualquier plan, por esa, zona, es bueno, el Chipeta debe tener unas vistas brutales, luego el Petrachema el próximo abril no se escapa en invernal, también he estado hace poco mirando una crónica de Daniel Mur por el Chinebral y tela, y que decir del Acherito, zona de montañas modestas en altura, pero de una belleza incomparable.
      Ya te contaré la historia de como Laia acobradó un doberman dos veces más grande que ella...y encima navarro jajaja

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. una vez mas me encanta tus salidas a la montaña! este fin de semana me he acordado mucho de ti, he estado acampando en la sierra de segura y ya te dijimos que tienes que apuntartela en la puerta del frigorifico jejeje que gama de colores por esa cumbre pirenaica una abrazo desde andalucia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final la puerta del frigorífico no se va a ver de todo lo que tengo apuntado jajaja, ya he visto alguna foto de esa acampada en face, a ver si el año que viene descubro por fin las montañas andaluzas, ya os dije que tiene que ser con vosotros.

      Un abrazo fiera!!

      Eliminar
  5. Hola Dani,
    Bonita y espectacular ruta, donde hay de todo y eso se agradece:zona de sendero con árboles, zona de alta montaña...Bonita,bonita....
    Una fotos muy explicativas de la zona...tanto o más que los textos.
    A los que nos gusta la montaña, nos has puesto los dientes largos,je,je.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafa.

      Esta es una de esas montañas que cuando las ves en fotos enamora, y te dices que algún día has de subir a ella, y además esta cuando la ves in-situ todavía es más bonita, la recomiendo a todo buen amante de la montaña.

      Por cierto, veo que también tienes un blog, ahora le echo un vistazo y me hago seguidor ;-)

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Ei Dani,
      Si, tengo también un blog de montaña y fotografía en general. Lo que más me gusta es la Naturaleza y los deportes.Se me quedaba corto el hecho de colgar las fotos en Facebook y que la gente le pusiera "me gusta". Por mi parte tenía que comentar más ,je,je.
      Espero que te guste mi blog y te hagas seguidor :-).
      Un saludo!!

      Eliminar
    3. Ya he visto y comentado tu último post, el de Bastiments, a ver si poco a poco me voy poniendo al día con las entradas anteriores, seguro que alguno de esos 100 Cims me inspira alguna ruta para el futuro jeje.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. ¡Hola Dani! Ya casi tienes más rutas en los Pirineos que en Castellón. Cualquier día te vas a vivir allí. Desde luego el Castillo d'Acher es una montaña singular. Ese perfil la hace peculiar. Además ese hayedo que hay que pasar es excepcional y esa variedad cromática fabulosa. Enhorabuena a las chicas que se han estrenado en esta ascensión, se han portado como expertas montañeras. Y esa foto de las birras, impresionante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio.

      Dentro de poco vendrán seis meses en los que no tendréis noticias de los Pirineos por aquí jejej, y sí, vivir allí sería un sueño hecho realidad, por qué mentir ;-).

      Esta es una montaña que recomiendo a todo el mundo, fácil de subir, y con una variedad paisajística, como has visto, fantástica. También te recomiendo que pruebes esa cerveza artesanal del Pirineo, cinco variedades, a cada cual mejor.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Dani
    Dani el señor del Pirineo!!!, estoy convencido que los montañeros de aquella zona no han pateado tanto y tan variado como tú en tan poco tiempo...
    Los Pirineos creo nos gustan a todos los que amamos la montaña y prueba de ello es que tienes un montón de rutas publicadas de este tipo y sería dificil elegir la preferida.

    Un abrazo y sigue pateando ese paraiso
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      Puede parecer que sí, que en poco tiempo me he pateado mucho Pirineo, pero es muy grande, hay muchos picos y lugares preciosos allí, y que espero ir conociendo algunos más con el paso del tiempo...y es que el Pirineo es una droga a la que estoy muy enganchado jajaja.
      Hasta el año que viene, y si no hay sorpresa de última hora, se han acabado las escapadas por ahora.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Seguimos descubriendo pirineos,gracias a ti Dani...Y como dices,hay mucho por conocer.Es indudable,que ante tanta variedad,cualquier cosa que hagas te llena.
    Una ruta ''trifasica''...jejjee...''Bosque,llanura de pasto y montaña''...Muy chulo ese bosque-hayedo.Lo de las vacas,te puedo decir que siempre trato de no molestarlas y si hay que bordear donde esta,pues se bordea...jejeje,pero es verdad,espectadoras de lujo....
    Bueno,el tiempo no estuvo muy claro,pero al final aun pudisteis tener algunas buenas panorámicas...
    Al final,también tendremos escapada pirenaica...jejeje.Este verano no pudimos hacer el ''plan'' que teníamos,pero ahora,nos escapamos cinco días en octubre...jejeje....Selva de Turieto,para ''abrir'' boca y después travesia Bujaruelo-Gavarnie(dos días).Esperemos buen tiempo...
    Por cierto los ''yonkis'' de pirineos somos muchos...jajajaja...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a disfrutar de esos días en Pirineos Juane, que si no los teníais previsto son como un regalo, la Selva del Turiero ya empezará a pintar colores otoñales en octubre, lo dicho, a disfrutar y suerte con la meteo!!
      Sí, las vacas hay que intentar molestarlas lo menos posible, a veces, con pasar junto a ellas tranquilamente si hacer movimientos bruscos basta, pero yendo con perro ya cambia y hay que hacer pequeños rodeos, sí.
      Me ha gustado eso de ruta trifásica jajaj, lo apunto, con tu permiso para futuros reportajes, y nada, gracias a vosotros por aguantar la chapa de este yonki pirenaico semana tras semana, menudo mono estos seis meses que vienennn jajaja

      Un abrazo.

      Eliminar