25 de julio de 2013

Vuelo en Ala Delta con Sky Gliding Xtrem

Miércoles 17 de julio de 2013

Me gustan las alturas, y me gusta quemar adrenalina, pero hasta hace unos días nunca hubiese imaginado que disfrutaría de las alturas y quemaría esa adrenalina volando en un ala delta, pero este pasado miércoles 17, y de la mano de los chicos de Sky Gliding Xtrem pudimos experimentar la sensación de volar sin motor, así que si gustáis de acompañarme en las siguientes líneas os contaré como se fraguó esta nueva aventura y lo que aconteció y las sensaciones que tuvimos el día del vuelo.






Toda esta aérea historia comienza el sábado en la Serra d'en Galceran, durante la feria dedicada a los deportes y al turismo de montaña y de la que hice un pequeño reportaje en el último post, allí los chicos de Sky Gliding Xtrem, además de su stand, tenían montado un ala delta, al que no le dí más importancia, lo típico, que la de decir: "¡¡¡Ostia, qué guay, un ala delta, como mola!!!, me giro un momento para saludar a un colega, y a la que me doy la vuelta veo a Eva en el stand hablando con Marco, uno de los monitores, y le estaba explicando que ofrecían vuelos en tándem y en que consistían los mismos, al preguntar por el precio nos dice que tienen una ofertón, contratando el vuelo allí mismo, y durante los días que duraba la feria, vuelo + vídeo, 40 euros, Eva no se lo piensa dos veces, y a mi no tuvo que insistirme mucho tampoco...

El miércoles es el día elegido, y el Aeroclub de Castellón, en el Aeródromo del Pinar, el lugar, que es donde tienen la base los chicos de Sky Gliding Xtrem, allí nos reciben Marco y Marcos, que será con quien volaremos, antes del vuelo Marcos nos explica un poco los entresijos de esta modalidad, como por ejemplo que se lanzan desde cimas de montañas como por ejemplo el cercano Bartolo (729 m.) y aprovechando las corrientes ascendientes de aire pueden alcanzar los 2500 metros de altura y efectuar vuelos de muchas horas de duración.
Pero nosotros despegaremos desde el suelo y a nivel del mar, donde apenas hay corrientes de aire, para ello utilizan un torno bobinador, el cual sitúan al otro extremo de la pista, y que queda enganchado al ala delta mediante un cable, una vez hechas todas las comprobaciones de seguridad, el torno recoge el cable y arrastra con fuerza del ala delta, al que hace ascender a una velocidad de 9 metros por segundo, un vez el ala delta llega a la vertical del torno, a unos 250 metros de altura, el piloto suelta el cable y empieza el vuelo libre, como bien decía Marcos, el sistema es parecido al que utiliza un niño para volar una cometa.

Y ahora paso a narraros un poco cuales fueron nuestras sensaciones antes, durante y tras el vuelo, yo llegué allí sin nervios, pero con ese hormigueo en el estómago típico de no saber a que vas a enfrentarte, Eva estaba mucho más tranquila que yo, así que como caballero que soy, dejé que volara ella primero jeje, el buen rollo, la sensación de seguridad, las indicaciones y pautas a seguir que nos dio Marcos, contemplar el vuelo de Eva y su excitación al aterrizar me disiparon cualquier duda, ¡¡¡estaba deseando montarme!!!.
Una vez con el casco y el arnés puesto y literalmente colgado al chasis del ala delta y agarrado al "saco" de Marcos, ya no hay vuelta atrás, cinco "checks" ¡¡¡y a volar!!!, el momento más electrizante sin duda es el despegue, pues la velocidad que se coge y la manera en que se gana altura es bestial, luego cuando ya estás volando libre, la sensación de volar sin motor es increíble y muy segura, y la suavidad y la destreza con la Marcos desliza el ala delta por el aire es pasmosa, todo se ve muy pequeñito y se respira paz y tranquilidad, una sensación muy parecida a cuanto alcanzas la cima de una gran montaña pero sin que los pies te toquen suelo, se me hizo cortísimo el vuelo...
El aterrizaje también es una pasada, sobre todo cuando trazas la curva para enfilar la pista y cuando las ruedas tocan suelo a gran velocidad, una sensación de euforia te invade cuando te bajas del ala delta...

Pero basta de cháchara, aquí os dejo con los vídeos de esta inolvidable experiencia, los que se ha currado Marcos "on board" y el que he editado yo.

Un saludo desde aquí a Marco y Marcos de Sky Gliding Extrem, ¡¡¡Gracias por hacernos pasar una fantástica tarde!!!.

Un saludo a tod@s.










No, no le están colocando un delantal a Eva, es el arnés

Eva voló primero, aquí está, posando con el ala delta

Eva y Marcos en pleno vuelo

Aquí me tenéis, literalmente colgado del ala delta, listo para despegar

Posando satisfechos con Marcos y el ala delta, nos encantó la experiencia

22 comentarios:

  1. Hola Dani, joer... como me ha gustado, si creía que el que volaba era yo, la verdad es como alternativa a la montaña, es fantástico y como dices seguro, seguro que sube la adrenalina, cuando te sueltan el cable veo un poco de tensión durante un par de segundos, pero vamos que si nunca se ha montado en eso, seguro que es una experiencia fantástica.
    Un Saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Antonio!!!

      Me alegro de que te haya gustado, es diferente a la montaña, pero son sensaciones parecidas, es vuelo libre, y libre es como yo me siento cunado estoy en la montaña, aunque creo que es así como nos sentimos todos los que amamos el monte cuando salimos a patear por el.
      El único momento así de tensión que tuve yo fue el del despegue, ya que cogió la cosa mucha velocidad, pero una vez en el aire, canela fina.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola Dani
    Que te queda por probar, La Luna?, Marte?, Júpiter? o quizás ya has estado? jajaja.

    Que pasada, pero imagino que debe de dar algo de respeto...Eva y tú sois unos valientes.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jose!!!

      A Júpiter te recomiendo que no vayas, con eso de los anillos y tal, es muy pijo y caro jajajaja.

      Respeto da cuando lo ves en el suelo y dices,"¿cómo puede volar esto?" y cuando ves como vuela ya estas ansioso por subir jejeje.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Juan Carlos!!!

      Hombre, con todo, con todo, a torear no me atreveria jejeje...

      No dudaría en repetir esta experiencia.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Moooola!!!
    No me importaría probarlo, ¡eh!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jony!!!

      ¡¡¡Yo te lo recomiendo!!!

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Que bueno, tiene que ser una sensación acojonante!, enhorabuena por la experiencia, quizá un día me anime.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Rafa!!!

      Gracias Rafa, mola mucho, si, al igual que a Jony, te lo recomiendo mucho.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Hola Daniel. La verdad es que debe ser emocionante aunque pienso que en más de un momento debe sentirse un poco de canguelo. Bueno me ha gustado mucho ver el reportaje y vídeos. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Ferran!!!

      Más canguelo me da cuando me toca ir al dentista jajaja, la verdad es que un poco de respeto si que da, pero una vez arriba ya no te bajarías.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. ¡¡Que guay!!
    Menuda pasada!!!!!!!!!!! Ahhhhhhhhhh
    Dan ganas de subirse a un bicho de éstos!!!!!! jajajjajaja
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Toñi!!!

      Sabía que te gustaría, si tienes alguna vez la oportunidad de probar esta experiencia no lo dudes, ¡¡¡subidón asegurado!!! jajaja.

      Un besote.

      Eliminar
  8. Pero que cracks estais hechos!. Joder, que pasada!!!!.Que valiente Eva, yo tengo que reconocer que un pocu de akojono me dá......pero tiene que ser alucinante!!. Desde los cielos te tienes que sentir como con mas visión global de todo, no?. Y te atreviste con Eva a dirigirlo???. que tio!!. Una experiencia chulísimaaaa!!. He disfrutado mucho viendo los videos!!. ( cuando aterrizas, casi os veo por las cañas eh?. ja ja ja!.
    Genial Dani!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Anuxa!!!

      Acojonar lo que es acojonar no acojona, si que es verdad que vas con los típicos nervios de la primera vez que te enfrentas a una experiencia como esta, ¡¡¡ahora repetiría sin dudarlo!!!.
      Creo que te confundes, en ningín momento volamos solos ni Eva ni yo, ni nos dejaron al mando del ala delta, por suerte jejeje, eso hubiese sido ya la repera jajaja.

      Un saludo.

      Eliminar
  9. Guuaaaauu!!! Dani menuda experiencia debe ser indescriptible. Te debe de haber sido difícil plasmar tus sensaciones por escrito. Enhorabuena, eso si que es volar!!!!!!
    Ahora bien visto lo visto el aterrizaje debe acojonar. Mas que nada por la velocidad que llevas y lo ras a ras de suelo a la que aterrizas.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Jose!!!

      Mola mogollón, si alguna vez tienes la ocasión de probarlo, no lo dudes.

      Pues a mi me dio más acojone (y creo que se nota en el vídeo jejeje) el despegue que el aterrizaje, por que pasas de estar parado a alcanzar una velocidad brutal y a ganar a altura muy rápido.

      Un saludo.

      Eliminar
  10. Caramba Dani, ahora te dedicas a hacer sendas por el cielo.¡Qué bárbaro! Yo no sé si te acompañaría.Creo que con tus fotos y el vídeo tengo bastante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Hola Emilio!!!

      Mira, una experiencia que me apetecía probar y que no dudaría en repetir, pero soy más de ir con los pies en el suelo, de hecho hoy hemos estado haciendo una rutita por tu querido Alto Mijares, más concretamente en Cirat.

      Un abrazo.

      Eliminar