17 de agosto de 2015

Travesía a Monte Perdido - Día 3: De Góriz a Torla por Soaso, la Pradera y el Turieto

Jueves 23 de julio de 2015

Cerramos la trilogía de Ordesa con la crónica de la última jornada de la travesía que nos llevó a la cima de Monte Perdido, tras haber coronado el techo de Ordesa y haber bajado a pernoctar a Góriz hoy tocaba finiquitar la travesía, el destino, Torla, e íbamos a llegar allí por el recorrido más clásico y transitado del Parque Nacional, pasando por varios de sus carismáticos puntos de interés, de los que poco hay que contar y de los que se han escrito miles de crónicas, así que por una más no va a pasar nada ;-)






Tras dos días de tralla, hoy nos enfrentábamos a la jornada más plácida de la travesía, cierto que nos esperaba una buena kilometrada hasta Torla, pero iba a ser todo en descenso, bajando desde Góriz a la cabecera del Circo de Soaso, para luego buscar el hayedo que nos llevaría hasta la Pradera de Ordesa y desde allí regresar a Torla por el sendero que recorre la Selba de Turieto, un recorrido con los ingredientes suficientes para tomarnos esta etapa en plan relax y sin ningún tipo de prisa.

Mira si nos lo íbamos a tomar con calma que hubo quien salió de la tienda casi una hora más tarde de lo estipulado, no voy a desvelar su identidad, sólo diré que su nombre empieza por Miguel y termina por Ángel ;-) desmontamos el campamento con la más absoluta de las tranquilidades, el tiempo que nos tomamos para desayunar tampoco le va a la zaga, total, que son casi las 10 de la mañana cuando partimos de Góriz en dirección a Soaso por el GR 11, a mitad camino de allí dividimos el grupo, Rafa y yo bajaremos por las zetas de la Senda de los Mulos, mientras que Miguel Ángel y Juan Carlos lo harán por las Clavijas de Soaso, quedamos en reunirnos frente a la Cola de Caballo, esa cascada tan poco visitada y fotografiada ;-) nos relajamos allí un buen rato regalándole un bañito a nuestros pinreles, que machacados y sudorosos nos lo agradecieron, con deciros que era la primera agua que veían en cuatro días...de repente llega un tío, que tenía la pinta de llevar los mismos días sin ducharse que nosotros, se queda en gayumbos y se marca un largo en la poza de la cascada, le hacemos la ola, hay que echarle huevos, por qué el agua cortaba de lo fría que estaba...

Seguimos por esa enorme planicie, lecho del Arazas, modesto Arazas sí, pero que menudo cañón se ha labrado, el mismo Arazas que metros más abajo se desploma escalonadamente formando una de las maravillas del Pirineo, las Gradas de Soaso, Bragas de Soaso para la ocasión, cortesía de mis ingeniosos compadres andaluces ;-) agradecemos la sombra de los interminables hayedos, donde nos atrae el embriagador estruendo de la Cascada de la Cueva...
vemos el Circo de Cotatuero y el perfil más afilado del Tozal del Mallo, señal inequívoca de que hemos llegado a la Pradera de Ordesa.

Pernoctar en Góriz en vez de en el Lago Helado nos privó de haber hecho algún tresmil más, pero mira, habíamos ganado las dos horas que separan el lago del refugio y las íbamos a utilizar para volver de la Pradera a Torla por el Turieto, mucho más bonito finalizar una travesía de este tipo llegando a tu destino andando que haciéndolo en autobús, no hay color, y con los eurillos que te ahorras te da para tomarte un cervezote en Torla jeje.
Hecho este apunte continuamos por el Turieto, mágico hayedo y abetal en el que se respira una energía especial (toma pareado!!!) y en el que la gente que te vas a encontrar la puedes contar con los dedos de una mano, todo un privilegio en esta parte del parque.
Puente de la Glera, la única cuesta del día nos separa de Torla, hay uno al que se le atraganta, tampoco voy a desvelar su identidad, sólo os diré que lleva barba y tiene un blog...

Llegamos a Torla, la inmediata es buscar el primer bar que tenga terraza, estamos sedientos y hambrientos, no nos es difícil localizarlo, se deben echar las manos a la cabeza cuando ven llegar a cuatro tíos malolientes, pero se las frotan después de la destroza, en el buen sentido, que hacemos. Hecho lo más prioritario tocaba ahora buscar un buen albergue donde alojarse y ducharse, y luego un buen restaurante donde cenar, Albergue Monte Perdido y Restaurante el Taillón, con esos nombres, garantía total...

Y así finalizaban tres intensas jornadas de montaña en Ordesa, una gran travesía, no esperábamos otra cosa tratándose de Ordesa, de la que cómo no, solo puedo hacer una valoración más que positiva, tanto por el recorrido y los paisajes cómo por la compañía, que sin duda fue lo mejor de todo, siempre lo digo, puede ser muy bonita o dura la ruta que hayas hecho, o muy importante la montaña o montañas que haya subido en ella, pero al final lo más importante es con quién has compartido esa ruta y subido a esas montañas, y en este caso yo lo he hecho con tres magníficos seres humanos, que además de pegarme el acento andaluz tuvieron la infinita paciencia de aguantarme ;-) Miguel Ángel, Rafa, Juan Carlos, gracias por todo, de corazón.
Luego es cierto que la meteo nos condicionó bastante y que nos privó de haber ascendido a alguna cima más, pero en alta montaña es algo con lo que tienes que contar siempre, cierto es también que pecamos de temerarios el primer día, arriesgándonos a vivaquear bajo la tormenta, pagamos esa temeridad pasando una noche que no recomiendo a nadie, pero a toro pasado también me quedo con lo positivo de esto, como escarmiento para el futuro, claro que sí, pero sobre todo por qué en caso de habernos quedado en la gruta Russell, y viendo como evolucionó la meteo la jornada siguiente, nos habría tocado subir a Monte Perdido sin visibilidad, eso en caso de poder haber subido, por eso considero que todas las decisiones fueron acertadas al final, aunque repito, en alta montaña estás tan a expensas de la meteo, y más cuando está tan revuelta como en estos días, que no se pueden hacer cábalas de ningún tipo.
Respecto a la logística, evidentemente todo un acierto haber cargado con las tiendas de campaña, y el tema mochila y peso, que considero muy importante en estas travesías de varios días, claro está que la mochila te va a pesar, pero todo pequeño detalle acumula peso y se nota, así que es importante hallar ese punto de equilibrio entre lo que es imprescindible llevar y lo que no, y yo en esta travesía he estado cerca de pillar ese punto, por ejemplo he acertado con la ropa y con la comida, y cargué con demasiada agua al principio, y con algunos detallitos prescindibles que suman peso, seguro que en la próxima travesía vamos puliendo este tema hasta hallar ese equilibrio.

Hechas estas valoraciones os dejo con unas cuantas fotos de esta última jornada.

Un saludo a tod@s.


Nuestro campamento en Góriz, en el que dormimos como lirones, minutos antes de desmontarlo

Foto de grupo en Góriz antes de ponernos en marcha

El guardián de Góriz

Dejamos Góriz, como veis hace un día radiante, el mejor de los tres sin duda

Próximo destino, Soaso y el Cañón de Ordesa

Nos despedimos del Taillón, del Casco y de la Torre

Iba a ser hoy una jornada de hacernos muchas fotos de grupo, esta con el Circo de Soaso no podía faltar

Miguel Ángel y Juan Carlos optan por las Clavijas de Soaso

Menudas vistas gozaron desde allí

Y echaron unas fotazas como esta y la siguiente

Qué momentazo, ¿verdad Juan Carlos?

Rafa y yo no tenemos muchas ganas de emociones fuertes hoy, bajamos por la Senda de los Mulos, donde encontramos alguna que otra edelweiss

La Cola de Caballo y el Cilindro, espectacular imagen del la cabecera del Circo de Soaso

Cola de Caballo, la más famosa de las cascadas pirenaicas, aunque ya sabéis mi opinión, las hay mucho más bonitas y espectaculares que esta

Eso sí, no dejo de reconocer que esta es una preciosidad de cascada

Y que además nos vino de perlas para darnos un refrescante, más que eso, congelante, baño de pies

Qué pequeñitos somos ante toda la magnitud del Cañón de Ordesa

Se que es redundante cantar las maravillas de este sector de Ordesa, pero es que no queda otra

Y lo que para mi es lo más bonito de este clásico trayecto Pradera-Soaso, las Gradas de Soaso

Sencillamente maravillosas





Seguimos hacia la Pradera, por el hayedo



Cascada de la Cueva, donde hicimos una parada a picotear



Llegamos a la Pradera, vemos el Circo de Cotatuero y la Fraucata

Nos vamos en búsqueda del sendero del Turieto, controlados por el Tozal del Mallo

Una cima a la que ascendimos en 2013 en un espectacular recorrido

Sendero de la Selba (no hay falta de ortografía, es aragonés) de Turieto, al que las fotos no le hacen verdadera justicia

Es un bosque en el que se respira una energía especial, y mucha tranquilidad

El año pasado lo recorrimos a la inversa, dentro de la Monte Perdido Extrem, en busca de la Senda de los Cazadores

Llegamos al cruce donde tomamos la variante del GR hacia Torla, estamos cerca, por eso posamos tan sonrientes

Torla, una de mis poblaciones favoritas de los Pirineos, por segundo año consecutivo iba a llegar andando allí en el marco de una travesía

Puente de la Glera, sobre el Río Ara, esto está más que hecho

Aunque Torla esta un poco más arriba

O sea, que nos queda una última subida, por bonito empedrado

Se me hace larga, lo reconozco, pero por suerte es corta

Hoy han sido casi 19 kilómetros con 1200 metros de bajada

Primero de los tres ¿o fueron cuatro? tanques que nos tomamos por barba, de la ingente cantidad de alitas de pollo, ensalada, bravas y bocatas que comimos no hay documento gráfico ;-)

Si que lo hay de la cena de horas más tarde, en el Restaurante el Taillón, donde nos dimos un más que merecido homenaje



NÚMEROS GLOBALES DE LA TRAVESÍA:


  • Longitud: 52 kilómetros.
  • Cota mínima: 971 metros (Puente de la Glera)
  • Cota máxima: 3355 (cima de Monte Perdido)
  • Desnivel positivo acumulado: 3335 metros.
  • Desnivel negativo acumulado: 3554 metros.













20 comentarios:

  1. Me estaba esperando a la conclusión de la travesía...
    Espectacular la mires desde donde la mires. Sin duda la "parcela" más espectacular de todo el Pirineo.
    Y tuvo de todo. COMO DEBE SER !!!
    Lo peor de todo debió de ser ... el regreso a casa.
    Un abrazo Dani.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Paco, siendo en Ordesa no esperábamos otra cosa que no fuese espectacular, luego se añadieron circunstancias, nunca inesperadas, hablamos de alta montaña, que le dieron un plus a la travesía, y de las que sales mucho más curtido.
      Duro fue el regreso a casa...pero a sabiendas de que unos días después volvía a subir a Piris, y esta vez con Eva.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Dani.

    Lo primero felicitaros por la travesía, en cuanto a la última jornada, aunque pueda parecer de tramite, no es así, ya que se recorren lugares mágicos de Ordesa, aunque más masificados, a excepción del Camino de Turieto, que siendo un lugar mágico, es un gran desconocido para la gran mayoría, que se van en manada a la pradera, y se dejan sin descubrir, ese bonito hayedo.

    Leyendo el tema de la mochila, imagino que este año, si que tirarías de mallas largas ¿no?, en cuanto al baño, mojarse los pies está bien, pero darse un bañito completo, en parque nacional está prohibido, si le ven los guardas, le sale bien caro.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eduardo, tu lo has dicho, de trámite nada, a parte de que son casi 20 kilómetros, el gozar de nuevo de maravillas como la Cola de Caballo, las Gradas o esas vistas de las Tres Sorores hacen de este, por muy clásico que sea, uno de los recorridos más bellos del Pirineo.
      Y luego está el Turieto, como bien dices, desconocido para la mayoría, pero voy a decirte una cosa, que siga así, creo que si se masificara perdería parte de su magia.
      Sí, vimos que esta prohibido bañarse, pero el chico este fue discreto, éramos cuatro gatos allí y salió enseguida, más fuerte fue hace dos veranos, con más cien personas en la Cola de Caballo, llegó allí un friki, que parecía sacado de la casa de gran hermano, se quedó en bañador y se hizo varios largos gritando y haciéndose mucho de notar, lástima o haber estado un guarda por allí jeje.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Ah, no lleve mallas, pero al contrarío de la anterior travesía, que llevé un pantalón para cada día, en esta lleve unos largos para los tres, y un corto muy ligero.

      Eliminar
  3. Hola Dani
    Dejate de mas tresmiles!!! Te los vas a acabar enseguida y después te aburrirás jajaja.

    Que decirte de todo esto si lo tengo tan reciente, pues eso, que mejor vivirlo que contarlo, esto es IMPRESIONANTE y ESPECTACULAR!!!!

    Sobre el peso de las mochilas yo creo que a todos nos pasa mas o menos lo mismo, cada vez aprendemos algo nuevo, pero siempre sobra algo que lo paseas y te carga la espalda....seguiremos prendiendo.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si me los acabo...pues los repetiremos jajaja.

      Es verdad, se pueden escribir y leer muchos adjetivos sobre Ordesa, pero nada comparado con estar allí, verlo, y sobre todo patearlo.

      Sí, lo de las mochilas es algo que se va puliendo sobre la marcha, seguro que si comparara del primer mochilón, cuando intentamos la travesía al Aneto en 2011 a este último, seguro que habrían unos cuantos kilos menos de diferencia.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡¡Xe Dani!!...La ultima jornada ha sido un ''paseo''....jajaja....¿ya no hay mas jornadas?....me ''cachis'',que lastima....
    Bueno ha sido otra gozada leer y ver esta ultima crónica.Increíble que consiguieras hacer fotaka de la Cola de Caballo sin que ''asomara'' alguien....jajajaja.Y que decir de esas Gradas ¿o Bragas?....jajaja.
    El año pasado,ya me quede con ese paso que hicisteis por la Selba de Turieto y lo tenia ''incluido'' para este verano,pero diversas circunstancias al final han variado el plan pirenaico que tenia en principio,por la Sierra de Gudar(que tampoco ha estado nada mal...jejeje)..
    Creo que ya te lo he comentado en alguna de tus crónicas de alta montaña....¡¡no me queda ''na'' por ver!!...''Mare meua''....jajaja
    Enhorabuena por esta gran travesía y sus respectivas crónicas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No Juane, no hay más jornadas, pero tranquilo que quedan Pirineos para unas cuantas semanas más...y Picos de Europa jeje.
      Es verdad, qué raro es ir a la Cola de Caballo y que no salga nadie en la foto, toda una suerte, si no mira lo del friki ese que le cuento a Eduardo...
      ¿a qué son la monda mis colegas andaluces?, pues hay muchas más, por ejemplo una que no conté en la primera crónica, en mitad de la primera tormenta, en un momentito que paró el viento, desde la otra tienda, creo que fue Juan Carlos, se oyó: chicos, ¿la nieve es conductora?, mira, si estábamos acojonados, en ese preciso momento aún más jajaja.

      No te pierdas el Turieto para la próxima visita a Ordesa.

      Gracias Juane, un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Dani.

    Cuando he leido lo de Selba, he arqueado las cejas y me he quedado ojiplático. Ya que era la primera falta ortografica que te veo en todos estos años, y me ha extrañado mucho. Jejejeej, luego explicas eso que es aragonés y ya me ha quedado claro ;-)
    El año pasado me acuerdo que pensé lo mismo de lo de Turieto, que debe ser mucho más puro, virginal quel el resto de Hayedos de Ordesa, y que me gustaría recorrerlo.
    Recuerdo que la primera vez que visité Ordesa hará unos quince años, era primavera, y la entrada en el circo de Soaso fue mágica. Apenas había gente, y de los dos laterales fluían cientos de arroyos, y arriba se veía nieve. Se me quedo grabado aquello muy fuerte, Ordesa Forever!!

    Copón solo de imaginarme el cisco de cervezas y raciones que tomásteis me entra un hambre del demonio!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ola Toni...ejem, Hola jajaja.

      Bueno, eso de que no hago faltas de ortografía, alguna se me escapa, pero es que lo de selba canta mucho, por eso vi adecuado recalcar que es aragonés, que es como llaman a los bosques.
      El Turieto lo que tiene, a parte de esa magia tan especial que poseen los hayedos, es que como dice Eduardo, es un gran desconocido para la mayoría, que se van de cabeza con el autobús hasta la pradera, y no te encuentras con casi nadie en él, espero que siga así, así que no le haremos más publicidad jeje.
      Es que la impresión cuando ves el Cañón de Ordesa por primera vez es de las que quedan grabadas en la retina para siempre, tengo en el debe visitarla en otoño, aquello debe ser un orgasmo visual.
      Pues después de las jarras y la raciones vino una señora cena, en la que uno de mis compis de primero se pidió...migas!!!

      Un avrazo...ejem, abrazo.

      Eliminar
  6. ¡Hola Dani! Excelente colofón a esta preciosa y espectacular travesía en Pirineos.No hago más que leer entradas y entradas de Pirineos. Todos habéis pasado días en ese paraíso de montañas. Y yo, que este año no he podido ir, me lleno de Pirineos por los ojos viendo y leyendo vuestras estupendas crónicas. Enhorabuena a los cuatro por la hazaña y felicitaros por haber disfrutado tanto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Emilio, seguro que por unas circunstancias u otras este año no has podido subir a Pirineos, pero es seguro que el año que viene te veremos en alguna travesía por esta cordillera, o recorriendo alguna variante del Camino de Santiago, me alegro también que mis crónicas y la de los demás compañeros te hayan acercado a los Pirineos, aunque solo sea virtualmente.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Genial travessa Dani, he llegit les tres etapes detingudament. Tinc pendent la faja de los Sarrios, que pinta espectacular.
      El tema de la tempesta deuria ser complicat de passar, no ha de fer mica gràcia trobar-te a tanta alçada amb pluja i vent, per sort tot va anar bé i vareu tenir la recompensa amb el cim el dia següent.
      L'enhorabona a tots pel repte aconseguit!

      Salut!

      Eliminar
    3. Gràcies Carles, doncs sí, va ser difícil mantenir la calma i no exterioritzar la por durant la tempesta, per què hi havia por, però si la haguéssim fet treure hagués estat pitjor.
      La Faja de los Sarrios està molt guapa, sobre tot quan passa sota els murs del Casco, Torre i Espalda, té seccions gaire aèries, perilloses amb neu, tenia pendent recórrer-la sencera, ja que fa tres anys la vam deixar a mitges

      Salut!!!.

      Eliminar
  7. Cola de caballo?? Donde está?? Que bonito fin de travesía..... por Turieto....es una gozada! Tu lo has dicho.... cuánto mas compartes en montaña, mas se afianza la amistad.... sobre todo en rutas de varios días...risas, penas, secretos, ilusiones, sueños....todo se suelta...
    Las bragas ( si...se lo que he escrito..jajajaja), están rebosantes!! , que maravilla...
    Me quito la gorra ante estas tres crónicas... y mi enhorabuena a los cuatro..
    Seguro no olvidais este verano 2015!!
    Un abrazo..Salud!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de dos días de emociones fuertes, que si pedregales, neveros, nubes feas, tormentas y desniveles bárbaros no vino nada mal este encantador "paseo" hasta Torla...y que gozada, después de estar cruzandote con multitud de gente en la zona de las bragas jajaja, y luego llegar al Turieto y caminar en la más absoluta soledad, paz para el espiritú...
      ...risas, penas, secretos, ilusiones, sueños...y hambre!!! jajaja, que no veas la que montamos en el primer bar que nos encontramos, y para colmo luego cenote en el restaurante, empacho de montañas y de buena comida jajaja.

      Gracias Ana, ya transmitiré las felicitaciones a mis compis, y sí, nunca olvidaremos estos cinco días de julio de 2015.

      Un abrazote.

      Eliminar