9 de enero de 2016

Peña Juliana (1474 m.) desde Arteas de Arriba

Domingo 27 de diciembre de 2015

Última ruta del 2015, por tercera salida consecutiva Senda, Laia y yo nos vamos en busca de montañas solitarias y tranquilas, en esta ocasión nos vamos hasta Arteas de Arriba, allá donde el Alto Palancia casi se toca con Teruel, para desde allí subir a la elegante Peña Juliana.







Estamos en Arteas de Arriba, aquí no conocen lo que es el mundanal ruido, así que no seremos nosotros quienes alteremos la tranquilidad de esta pequeña y coqueta aldea, así, que intentando armar el menor jaleo posible daremos los últimos retoques a la vestimenta y a la mochila y nos pondremos en marcha, hace un día precioso, no corre ni pizca de viento y no hace el frío que suele hacer en estas fechas por estas latitudes, aún así son precisos guantes y gorro. Llevamos con nosotros un track del gran Simón Corresendas, que nos servirá de base para moldear el recorrido de hoy, de momento nos hace localizar un primer sendero que nos va alejando de las casas de Arteas y nos conduce a unos campos de almendros. Salimos a un cruce de caminos, tomamos el sentido ascendente, enseguida veremos una primera indicación hacia Peña Juliana, opción, que de momento (a la vuelta bajaremos por ahí), desecharemos, continuamos un buen trecho por la pista hasta toparnos con un destartalado, y en sentido aún más ascendente si cabe, camino que nos sale a la derecha, unas buenas vistas rompen la monotonía instaurada en estos primeros compases, sobre todo si miramos al frente, donde veremos el pequeño circo calizo de esta vertiente oriental de la Juliana, y la amplia vaguada por la que accederemos a su parte más elevada.



Pasan unos minutos de las nueve de la mañana, a nuestra llegada nos recibe un día despejado en Arteas de Arriba


Un primer sendero nos ha alejado de Arteas y llevado a este campo de almendros, a partir de aquí el terreno se pone cuesta arriba


Ahora tenemos por delante un largo tramo de pista forestal, en el que tendremos en todo momento contacto visual con la Peña Juliana


De hecho, ese es el único interés de este primer tramo, las vistas, echando un vistazo atrás podemos apreciar la silueta de la Serra d'Espadà


Y al frente las calizas de la vertiente oriental de Peña Juliana, que destacan sobre esas lomas que empiezan a recuperarse de los incendios del pasado


Focalizamos sobre este amplio embudo, por el que acometeremos la parte final de la ascensión


Lo azul del cielo hace destacar más si cabe la presencia de las calizas cimeras

Vamos encaminados en clara dirección al Collado de Rosales, aunque no llegaremos a él, sino que nos desviaremos antes por una trocha que poco a poco se va afianzando hasta convertirse en un buen sendero y por el que llegaremos hasta el abrigo que alberga la Fuente del Oro y a la citada vaguada, empieza ahora un bonito pasaje calizo en el que tendremos que estar muy atentos a los hitos para encontrar el mejor camino posible entre la rocalla, superado este tramo rocoso deberemos seguir prestando atención al rastro de hitos, que nos guiarán entre las abundantes coscojas, así alcanzamos el lomo cimero de la Juliana, solo tendremos ahora que seguir rumbo N hasta alcanzar el punto más alto, señalizado con un hito, de esta montaña. Vamos a tener unas excepcionales vistas panorámicas, delante nuestro tenemos la Sierra del Toro, muy turolense ella y el valle que forma el Barranco del Resinero, más al norte la Sierra de Gúdar, dos de las cimas más reconocibles de la provincia como son el Santa Bárbara y Penyagolosa, y al sur y sureste las sierras de Espadà y la Calderona, además tendremos la oportunidad de asomarnos a los cortados de la vertiente norte de la cima donde encontraremos un buen intrincado de formaciones calizas y canales.



Un poco antes de llegar al Collado de Rosales tomamos un sendero que nos encamina hacia la peña


En un momento nos hemos plantado en la zona de la vaguada, muchísima más amplia de lo que parecía, entramos en terreno rocoso





Tras esta puntiaguda aguja aparece el perfil más suave de Peña Escabia, irreconocible desde esta perspectiva


Tras superar el embudo continuamos entre coscojas hacia la cima


Algunas rocas dan rienda suelta a nuestra imaginación, yo aquí vi dos cabezas, la de un halcón y la de un perro, ¿y vosotros?


Cima de Peña Juliana 1474 m.


Nos damos un garbeo por la zona cimera, donde vemos esta canal que cae hacia el valle del Resinero, habrá que abrir una investigación ;-)


La zona cimera es un sinfín de agujas, precipicios y canales


Panorámica de la cima de Peña Juliana




Peña Escabia sombrea a la perfección el curso del Resinero, antes de que este se encuentre con el recién nacido Palancia


Vistas hacia la comarca del Alto Palancia, Serra d'Espadà y Serra Calderona


Tres clásicos de la provincia casi alineados, Peña Escabia, Santa Bàrbara y Penyagolosa


Al otro lado del Resinero destaca el domo "javalámbríco" de la Peña Salada


Y al sur la cuerda que hemos de recorrer, con las dos lomas de la Juliana y las Peñas del Diablo al fondo


Retomamos el hilo a la ruta y ponemos rumbo sur, para empezar a recorrer toda la cuerda cimera, nos seguirán guiando algunos hitos, aunque la dirección a seguir no ofrece dudas y el terreno es bueno, tendremos la posibilidad de acercarnos a los precipicios de la vertiente occidental de la Juliana, los que dan al Resinero, mucho más impresionantes que los de la vertiente opuesta, y también de coronar un par de tachuelas, las Lomas de la Juliana, nosotros optaremos por subirnos a la más suroeste, la más alta de las dos y la que más a mano tenemos, también podremos ver restos de trincheras de la Guerra Civil, y es que estos montes fueron escenario de cruentas batallas en aquellos tristes años.



Y ya siguiendo el rastro de los hitos que recorren la cuerda no dudaremos en asomarnos a los precipicios que dan al Resinero...


...


...más vertiginosos que los de la vertiente de Arteas


Vemos uno de esos cortados y tras él nuestro siguiente objetivo, la Loma SO de la Juliana


Aquí la vemos con un poco más de claridad, un poco antes de ganar el collado que la separa de su hermana nor-oriental


Apenas nos tenemos que desviar unos metros del camino jitado para coronar cómodamente, Peña Juliana vista desde la cima de su loma SO, 1467 m.


Dejamos constancia de nuestro paso por allí con este hito

Tras coronar una pequeña cota finaliza el cordal, y lo hace en un collado y un cruce de pistas a los pies de la alargada cresta rocosa de las Peñas del Diablo, allí engancharemos con la pista forestal que recorre su base de este a oeste, pero antes nos desviaremos a visitar los restos del Nevero de la Buitrera, aunque mientras escribo esto tengo serias dudas de que fuese este el que vimos...y que las ruinas que vimos fuesen las de un nevero. Volvemos al cruce y empezamos el bordeo a las Peñas del Diablo, reparamos en un enorme panel en el suelo que nos informa que esta zona de las peñas era un fantástico bosque de umbría y que fue devastado en el incendio de 1993, y que ahora se está intentando recuperar, con pinos, y re-introduciendo especies como el gazón levantino, el clavel de montaña y el tejo, se ha hecho un buen trabajo, y pasear junto a este bosque es una delicia, y en cuanto vimos, en una zona más despejada, unos tejos, no pudimos resistir la tentación de desviarnos de nuestro camino y acercarnos a la base de las peñas a buscar algunos baccatas más, y vaya si los vimos, encontrar estos bellos árboles fue una inesperada y agradable sorpresa en lo que ya estaba siendo una muy buena ruta. Cerca de allí encontramos la Fuente del Cantal, única de las tres que vimos hoy que tenía agua.



Llegamos al collado que separa el cordal de la Juliana de las Peñas del Diablo, podemos apreciar la longitud del cresterío rocoso de estas últimas, y la masa forestal de su base, también vemos la paleta señalizadora del Nevero de la Buitrera, sigue en pie Trotasendes!!!, buen gesto el que tuvisteis levantando el poste caído, pero me temo que no lo colocasteis apuntando en la dirección correcta ;-)


Porque creo que este no es el Nevero de la Buitrera, es más, dudo de que se trate de un nevero*


Empezamos a seguir la pista paralela a las Peñas del Diablo


¿Y ese árbol solitario?, ¿es un tejo?


Lo era, y habían unos cuantos más


Algunos tan hermosos como este


Y es que estas Peñas del Diablo esconden rincones tan bucólicos como este, todo un oasis arbóreo en una zona devastada por los incendios

Una vez pasadas las peñas, a escasos metros de los limites provinciales entre Castelló y Teruel, el camino que seguimos hace un giro brusco en dirección NE, y se mete en el valle en el que empezaremos a acompañar al Barranco del Resinero en su camino hacia el joven Palancia, el paisaje y las vistas son agradables, a nuestra izquierda quedan las laderas orientales de la Peña Salada, que nos recuerdan a Javalambre, no en vano, esta sierra del Toro es la prolongación más sur-oriental de la citada sierra turolense, a nuestra derecha se muestran, elegantes, los roquedos occidentales de la Peña Juliana, a los que nos habíamos asomado antes, y que veremos de diferente perspectiva a medida que iremos avanzando, además pasaremos por bonitos pinares, los que se escaparon del fuego anteriormente mencionado, toda esta suma hizo que los cuatro kilómetros de pista hasta el Collado de Rosales no se hicieran para nada anodinos.



Continuamos por la pista de la Solana del Resinero, donde tendremos constante visión de las dos cimas subidas, la Loma NO de la Juliana, y sobre todo Peña Juliana


Y ese será el mayor interés, que no es poco, de este tramo, las diferentes perspectivas que iremos teniendo de Peña Juliana











Aunque también hay hueco para contemplar las antecimas y laderas de la Peña Salada y el Cerro de la Umbría Negra, en las cuales se desliza el Barranco de la Umbría




Llegamos, ahora sí, al Collado de Rosales, el track continúa por la pista forestal, pero nosotros, al menos yo, no sé Laia y Senda ;-), ya nos habíamos cansado, por muy agradable que fuese, de andar por ella, así que tiramos monte a través para coronar la cercana al collado Loma de las Herradillas, esta cima no es nada del otro mundo, pero desde arriba gozaremos de una perspectiva diferente de la Peña Juliana, además, como allí todavía daba el sol de lleno, hicimos una breve parada para comer, yo un bocata de atún, y mis compañeras su dosis diaria de pienso, más parte de mi bocadillo. Desde la cima seguimos sin sendero en dirección a la pista forestal, que vemos en todo momento, volvemos a enlazar con ella, ni hecho adrede, en el punto donde nace el sendero que nos ha devolver a Arteas. Dicho sendero vuelve a discurrir por zona devastada por el incendio y no tiene mucho que destacar, salvo las vistas y que es un buen sendero, por el que progresivamente iremos perdiendo cota y acercándonos a Arteas. Llegaremos a la primera indicación a Peña Juliana que habíamos visto por la mañana, y repetiremos camino hasta Arteas de Arriba, qué seguía sumido en la misma e inalterable tranquilidad que horas antes, nosotros nos fuimos como venimos, sin hacer ruido, y con la satisfacción de haber finalizado el año montañero con una bonita ruta por el Alto Palancia.


Un saludo a tod@s.



Tras llegar al Collado de Rosales dejaremos la pista y subimos monte a través a la Loma de las Herradillas, durante la subida tenemos estas buenas vistas de la Loma NE de la Juliana, la vaguada por donde subimos horas antes y Peña Juliana


Peña Juliana desde la Loma de las Herradillas 1287 m.


Bajamos, también campo a través, de la Loma de las Herradillas, donde enlazamos de nuevo con la pista que traíamos al llegar al Collado de Rosales, aunque no la tocaremos, puesto que en este punto se halla el sendero que nos bajará hasta Arteas, la Juliana sabe que es la última foto que le haremos hoy, por eso se nos muestra así de elegante como es ella


El mayor interés de este sendero, las vistas, frente a nosotros, si no me equivoco, el Puntal Redondo y Peña Alta


Seguimos bajando, vemos las casas de Arteas, el final de esta bonita ruta está cerca


Variamos un poco y entramos a Arteas de Arriba por otro lado


Aquí sigue reinando la quietud


Y despedimos la crónica, con esta foto, ya tomada desde el coche, de la otra Arteas, la de Abajo
*Aclaración sobre el tema del Nevero de Buitrera: Tal y como os he indicado, tenía serias dudas de que el supuesto nevero que os muestro en la entrada fuese el de la Buitrera, pues confirmado, no lo era, ¿y como salí de dudas?, pues con la crónica que estáis leyendo ya redactada, en nuestra más reciente ruta en Vallibona, de la cual publicaré la crónica la semana que viene, al finalizar el recorrido como de costumbre fuimos al bar del pueblo a tomar una caña, allí tenían una pequeña biblioteca, en la que todos los libros estaban relacionados con temas naturales y patrimoniales, y entre ellos se encontraba un ejemplar de "Les Neveres de la Província de Castelló. L'Ús i el Comerç de la Neu a les Comarques Castellonenques", de Pasqual Boira, le eché una buena ojeada y consulté la duda que tenía, y efectivamente, situaba el Nevero de la Buitrera unos metros más al este de donde está el poste indicador, que está erróneamente apuntando al sur, luego el libro hace referencia a unos cuantos ventisqueros que había por la zona, y no ubica ninguno de ellos en el lugar del supuesto nevero que muestro en la crónica, así que la construcción que vimos no sé exactamente lo que es.


  • Longitud del recorrido: 16 kilómetros.
  • Cota mínima: 933 metros (Arteas de Arriba).
  • Cota máxima: 1474 metros (Cima de Peña Juliana).
  • Desnivel positivo y negativo acumulado: 757 metros.
  • Duración total del recorrido: 5 horas y 20 minutos.
  • Track de la excursión.







18 comentarios:

  1. Buenos dias amigo.
    Como siempre en tus entradas,magnífica vistas.
    Nosotros llevamos unos años q no salimos,lo q tendriamos q salir
    Haber si este 2016,se presenta algo mejor.
    Un saludo Dani.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario Juan Carlos, seguro que en este año salís más al monte.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. ¡Hola Dani! Muy buena ruta para terminar el año. Me gusta y la apunto para cuando pueda retomar mi actividad senderista. Esa Peña Juliana es muy estética. Además me pica la curiosidad de las aldeas de Arteas de Arriba y de Abajo (un hijos mío tiene un amigo cuya familia es de Arteas de Arriba y ha estado en esa tranquila aldea y me gustaría conocerla). En cuanto al nevero, yo por el tamaño y su forma me inclinaría por que fuera una calera o un simple refugio de pastor. Bueno, lo dicho, bonita ruta con preciosas vistas que apunto en mi agenda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio.

      Ya me dijo Javi que tenías que parar forzosamente, mucho ánimo amigo y a recuperar bien esas rodillas, para que puedas disfrutar, y nos hagas disfrutar a nosotros con tus crónicas, de esta nuestra pasión. Seguro que en menos de lo que esperas ya estás dando guerra de nuevo ;-)
      Si, yo casi que también estoy convencido de que esa construcción será una calera.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Dani
    Muy chula la Peña Juliana, la recuerdo perfectamente y no me importaría volver, las vistas, esos cortados, la aldea todo, todo, es de esas que te llama la atención cuando pasas por allí y ahora la he recordado enseguida.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      Por fin taché la Juliana de la lista, que llevaba mucho tiempo en ella, repasé de nuevo vuestra crónica los días antes, me volví a descojonar con lo de la prima de Julián jajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Dani.

    Bonita dia de monte que desprende un toque de soledad y tranquilidad de esos que apetece de vez en cuando. Podría poner sitios de la Serranía de Cuenca que serían muy calcados a estos. Ese paisaje turolense castellonense conquense tiene bastante similitudes.
    Como dice Emilio, yo me inclino por una calera, tiene todo el aspecto. Y de los Tejos que decirte, ya sabes mi afinidad con este árbol. Su color verde intenso resalta sobre todo el reino vegetal, y su preferencia por sitios recónditos y apartados, aparte de su fragilidad y longevidad les convierte para mí en el rey de los árboles.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      Ya llevamos unas semanas, creo que intencionadamente, por huir de politiqueo, navidades y demás sandeces, buscando montes en los que raramente encontramos a nadie, ya lo verás en las próximas crónicas, bueno crónica, por que tuvimos que abortar la ruta del domingo por culpa de un viento bestial.
      Nada más vi los tejos (los que te mandé por ws) me viniste a la cabeza, creo que me invadió tu espíritu y me puse a indagar como un loco a ver si encontraba más jajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Dani.

    Buena forma de finalizar el año, con está bonita ruta, y con un día espléndido, menudo color azul más chulo que tenía el cielo.

    Salud y Montaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Si que nos hizo un día radiante, de los que disfrutas de la montaña mucho más, no podemos decir lo mismo de las dos siguientes salidas, en una frío, viento y llovizna, y en la de este domingo un viento tan bestia que nos obligó a abortar la ruta. Saldremos con más ganas si cabe este finde.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Hola Dani.
    Buena despedida de año montañera.
    Recuerdo cuando la subimos en Abril de 2013 y ¡CON NIEVE! y viento gélido . Aún así una gozada.
    Y aquí estamos, en pleno enero y sin llegar el frío ... a ver si este finde cambia la cosa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo tu crónica, la volví a leer, junto con la de Jose, durante la semana antes de la ruta, y recuerdo también esa nevada, que fue la que nos pilló por la Mudéjar camino de Pirineos.
      Estaré atento a esa quedada que me comentaste en tu blog.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Dani estupenda cima a mi me encanta, además la primera vez que la subí sin GPS desde Bejís acabamos subiendo por una pedrera muy parecida a la que tu utilizaste y allí encontramos un buen Tejo también. Supongo que no será la misma.....
    Por otra parte muy buena aportación esas Peñas del Diablo además con un bonito bosque de umbría, ya tengo excusa para volver jejeje.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      Una montaña muy bonita Peña Juliana, me gustó mucho, te diría que incluso más que su vecina Peña Escabia. No sé si subiríamos por la misma pedrera, lo que está claro es que desde la cima se ven varias canales y pedreras susceptibles de poder ser subidas jeje.
      Lo de las Peñas del Diablo y su bosque fue una agradable sorpresa, creo que la pista forestal que va por el sur de ellas dejarán bastante a mano la posibilidad de subir a la parte más alta, así que toma nota jejeje.

      Un saludo.

      Eliminar
  8. Dani,como me ha gustado La Juliana...''Xe''esta me la apunto para hacerla a no muy tardar....jejeje,porque cuando llegue el calor,pues va a ser que no....Viendo el perfil de la ruta,los primeros cuatro kilómetros,tenían un buen ''Esto Se Empina''....jajaja..
    Lo de la roca con las caras,se ve claramente las que dices y voy a ir mas allá...Yo veo la esfinge egipcia también...jejeje
    Lo dicho Dani,muy buena esta subida a a la Peña Juliana.....

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menuda seductora está hecha esta Juliana, que a todos nos gusta jajaja, si, esta ruta mejor no hacerla en fechas calurosas, Paco Domingo la hizo en abril y pillaron bastante nieve, no sé si a la marcha que llevamos este invierno este año verán el blanco por Arteas :-(
      Aceptamos esfinge!!! jajaja, la imaginación no tiene límites, Eva vio un personaje de Barrio Sesamo!! jajaja

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hola Dani!!!

    Espectacular ruta para acabar bien el año.
    No paras de tachar cimas de tu lista. Yo a ver si me pongo las pilar y empiexo también a tachar de la mia, que lleva demasiado tiempo parada.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, estas listas de pendientes, o te pones en serio con ellas o solo hacen que crecer y crecer.
      Fue una bonita manera de finalizar el año, además el día acompañó, y así se disfruta más.

      Un abrazo.

      Eliminar