6 de octubre de 2019

Serra Calderona: Alt de la Nevera (737 m.)

Domingo 8 de septiembre de 2019

Los que me seguís habitualmente sabréis que me prodigo muy poco por la cercana Serra Calderona. En concreto hacia dos años que no me acercaba por allí. Demasiado tiempo. Así que para enmendarlo tendréis dos raciones seguidas de Calderona, en esta entrada y en la de la semana que viene. Vamos con la que nos ocupa. Con el precepto de tachar un nuevo techo comarcal volvimos a la Calderona, pues en ella se encuentra el punto más alto de la comarca del Camp de Morvedre, l'Alt de la Nevera, que ese día se debería haber llamado l'Alt de la Banyera, el por qué, lo sabréis si continuáis leyendo.






Como quedo patente en nuestra última ruta por la Calderona, esta zona por la que íbamos a transitar hoy es de las menos frecuentadas, a nivel excursionista, de la sierra, y eso se nota en los senderos, que están bastante emboscados y comidos por la vegetación. ¿Y por que os cuento esto?, pues tiene que ver con el chiste de la bañera. Resulta que cuando salí de Betxí vi que por la noche había llovido algo, pero de forma insignificante, pero conforme nos íbamos aproximando a la zona de la ruta veíamos que por allí había llovido algo más (unos 20 litros por metro cuadrado), así que toda ese agua estaba sobre esos arbustos y matorrales que emboscaban los senderos, pues bien, parte de esa agua, sobre todo en la primera mitad de la ruta, la fuimos recogiendo nosotros a nuestro paso por esos tupidos senderos, no hubo ninguna parte ni prenda de mi cuerpo que no acabase empapada, desde las zapatillas y calcetines hasta la gorra, la funda que llevo para la cámara por suerte es buena y esta no se mojó, aunque tampoco la saqué mucho, pero el mapa que llevaba, prácticamente para tirar. Menudo baño nos dimos, y no de multitudes precisamente, pues no nos cruzamos con nadie en toda la ruta. Por fortuna la segunda parte de la ruta ya transcurrió por senderos más limpios, aunque se nubló y no logré secarme del todo, por lo que hice toda la ruta con la ropa húmeda. Menos mal que hizo calor, me hubiese pasado esto en invierno y hubiese tenido un problema.

La ruta partió de la Font del Comte, entre caminos rurales y olivos localizamos el sendero que se introduce en el Barranc de la Xara. Salimos de él para empezar a remontar las laderas de Peñas Blancas, hasta que llegamos a un punto en el que debimos abandonar esta subida y bajar de nuevo al lecho del barranco. No tardamos en volver a subir, esta vez por la vertiente contraria, remontando con bonitas lazadas las Lomas del Rodenet hasta alcanzar el Collado dels Mollons. Desde este pusimos rumbo al Cierro (Oronet), para buscar el camino que lleva hasta la cima de l'Alt de la Nevera. Es camino "dead end", así que nos tocó desandarlo para, después de coronar, retomar la circular. Retomamos rumbo, pero lo abandonamos para tomar un sendero que nos hizo ganar la cabecera del Barranc del Pedregal, desde allí se trató de acertar con la combinación de pistas forestales que nos devolviesen al Barranc de Xara, donde cerrábamos el circulo.

Una ruta sin muchos alardes, pero que sirvió para matar una mañana de domingo y anotarnos un techo comarcal más. Siento la descripción tan telegráfica de la ruta, me ha salido así, a ver si os la desgrano un poco mejor en las fotos.

La semana que viene más Calderona. Un saludo a tod@s.


Nuestra ruta de hoy da comienzo en la Font del Comte. Aunque vamos a subir al punto más alto de una comarca valenciana nos hallamos en territorio castellonense, más en concreto en el término de Segorbe (Alto Palancia). La ruta de hoy además de este término tocará los de Serra (Camp de Túria), y Torres Torres (Camp de Morvedre).

Desandamos un tramo del asfaltado que nos ha traído hasta la fuente y empezamos a seguir un carril de tierra entre olivos. El objetivo de la mañana, l'Alt de la Nevera, en el centro de la imagen, es bien visible desde el principio.

Llegaremos a un chalet, junto a él arranca, de forma muy difusa, el sendero que se introduce en el Barranc de la Xara. En primer término la Muntanya de les Rates, detrás el Alt de la Nevera.

El sendero se afianza y pronto nos descubre las virtudes vegetales de este barranco, aunque conforme nos iremos introduciendo en él esa vegetación será mayor. Nuestro particular túnel de lavado iba a comenzar en breve.

Salimos del barranco y empezamos a encaramarnos a las laderas de Peñas Blancas. Estos roquedos nos aclaran el por qué del topónimo.

Desde la distancia distinguimos las ruinas del Corral del Bobo...

...pasaremos junto a ellas más o menos a mitad subida.

La Penya Roja, estuvimos en su cima en la última ruta que hicimos en la Calderona. Esta visión la obtenemos en el punto en el que hay que dejar el sendero de Peñas Blancas...

...y en el que tenemos que bajar de nuevo al Barranc de la Xara. Vamos a perder cerca de 200 metros de desnivel. En frente tenemos l'Alt de la Nevera, con el Collado dels Mollons a su derecha.

Tras la bajada al barranco toca volver a subir, esta vez hacia el Collado dels Mollons. La cima de Peñas Blancas asoma tímidamente.

La veremos mejor conforme iremos ganando altura. La senda que sube al collado es una delicia, ya que traza decenas de lazadas.

Y este es el tramo final al collado, en el que hay que abrirse paso entre la vegetación. Fue en el tramo en que más agua recogimos.

Llegamos al collado. La cima está ahí al lado, pero no hay ningún sendero que suba de forma directa.

Para encontrar el camino que sube a la cima nos tendremos que alejar considerablemente de ella, en dirección a l'Oronet, que es la cima que destaca en frente. Por suerte estos senderos ya están más limpios y ya no nos mojamos.

Estamos ya en el camino que sube hasta la cima. Este gana una meseta, en la que además de la nuestra hay otras cotas.

Uno de los atractivos de este tramo es poder ver esta torre de rodeno, que veremos luego, ya en la bajada, desde otra perspectiva.

Alcanzamos la zona cimera. Unos metros al norte de la verdadera cima encontramos este mojón que divide los términos de Serra y Torres Torres, y que señala por tanto el punto más alto del Camp de Morvedre.

Alto del Sapo, Penya Roja y Monte Mayor vistos desde el techo comarcal.

Verdadera cima de l'Alt de la Nevera, en término de Serra y por lo tanto comarca del Camp de Túria.

Al oeste de la cima, hacia el Barranc de la Xara, caen unos pequeños cortados rodenos.

Monte Mayor, no confundir este con el techo de la Calderona, de mismo nombre, y Peñas Blancas desde la cima.

Retrocedemos todo el camino que nos había llevado a la cima. Enseguida encontramos un sendero, que nos enlazara con esta pista. Vemos la parte alta de l'Alt de la Nevera desde otra vertiente...

...así como la torre rodena de antes, que es la foto que encabeza este reportaje.

Las cotas vecinas de l'Alt de la Nevera, antes las veíamos desde arriba y ahora desde abajo.

Vistas hacia el este, a la izquierda asoma...

...la Muntanya de la Gronsa...

...también conocida como la Muntanya de Marxac. Tiene buena pinta.

Emprendemos el descenso definitivo hacia el Barranc de la Xara.

Tiempo para alguna macro.

Y de nuevo por la frondosidad vegetal del Barranc de la Xara, en la que por suerte ya no quedaba agua.

Y con esta foto de l'Alt de la Nevera despedimos el reportaje.



  • Ruta con una longitud de 14 kilómetros, y con un desnivel positivo acumulado de 800 metros.
  • Recorrido que se realiza por buenos caminos y senderos de montaña, aunque hay que volver a recalcar lo emboscados que se encuentran estos senderos en la primera mitad de la ruta, desde que entramos en el Barranc de la Xara hasta el Collado dels Mollons.
  • Ninguno de los senderos y caminos de esta ruta están señalizados ni homologados, por lo que es recomendable llevar un track de apoyo o mapa de la zona. Nosotros llevamos el de Tossal Cartografies.
  • Ruta sin ninguna dificultad técnica.
  • No hay ninguna fuente en todo el recorrido. El único agua que encontramos fue la que había sobre la vegetación.

8 comentarios:

  1. Hola Dani.

    Esa soledad que trasmite las fotos de la ruta al no ser una parte frecuentada y ese verdor exuberante que le da la humedad de las lluvias le otorga a la Calderona un aspecto inmejorable para una salida dominical a nuestra iglesia.

    Sé lo que se siente cuando acabas duchado sin preverlo, y es una fastidio la verdad. A mí ha pasado de hacer la ruta después de una tormenta, y las altas del ramas del boj ducharme entero según avanzo por la escondida senda o al trochemoche.

    Esas fotos del Alt de la Nevera con esa senda que sube haciendo lazadas o esas que se ve abajo el Barranc de la Xara son muy chulas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      Así es, en la crónica no he destacado ningún punto de la ruta o el paisaje sobre otro, pero ahora que lo dices si que tenía que haber destacado la soledad que tuvimos, cosa que siempre agradecemos y sobre todo cuando hablamos de lugares tan frecuentados como la Calderona.

      Me mojo, jejeje, y también destacaría el tramo frondoso de la Xara y las lazadas de subida al Collado dels Mollons como lo mejor de la ruta.

      Jejeje, no me perdí los oficios y encima salí requetebautizado, y por agua bendita de verdad, la que cae del cielo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Dani, interesante ruta por la Calderona de la cual tomo buena nota y meto en la carpeta de pendientes.
    Buen reportaje!!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      Pues si, una zona de la Calderona a tener en cuenta, sobre todo por su soledad y por la calidad, aunque estén emboscados, de algunos de los senderos. El que sube al Collado dels Mollons es una pasada.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Dani, ya estoy de vuelta con la mochila llena de montaña y mucho más. Dame tiempo para ponerme al día con tus crónicas porque no doy abasto , jejejeje. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantado como siempre de tenerte de vuelta amigo Paco, y ansioso por ver el contenido de esa mochila jejeje.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡Hola, Dani! De nuevo por la Calderona. Lo que te pasa a ti, nos pasa un poco a todos los que vivimos cerca: la tenemos tan a mano que en "casa del herrero, cuchillo de palo". Ciertamente, esta zona de la Calderona es de las menos frecuentada seguramente por el acceso algo más complejo que a otras zonas más accesibles en vehículo. Buena ruta y buen remojón. Menos mal que aún estamos en verano climatológicamente hablando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio.

      Así es, al tener tan cerca esta sierra siempre me pasa lo mismo y me digo "la tengo muy a mano, ya iré", y lo dejo lo dejo y al final paso mucho tiempo sin ir. Esta vez a lo tonto habían sido dos años. Pero lo compensamos haciendo dos rutas seguidas allí. A ver si antes de que acabe el año me vuelvo a dejar caer por esta bonita sierra. Aunque el otro día repasando el archivo del blog vi que ya tengo un buen currículum "Calderoniano", no llega al que tengo en Espadán pero algo es algo jeje.
      Tienes razón con el acceso a esta zona. Cuando en 2017 subí a Peñas Blancas/Peña Roja/Alto del Sapo desde la Prunera trabajo me costó llegar allí, sobre todo para mantener intactos los bajos de la furgo, y el otro día para encontrar la Font del Comte me hice un lío que no veas.

      El remojón, gajes del oficio jeje.

      Un abrazo.

      Eliminar