13 de agosto de 2022

Cova del Bovalar (Culla)

 Sábado, 5 de febrero de 2022

Culla es sin lugar a dudas uno de los pueblos más bonitos de Castelló, y también del estado, según reza el cartel que te recibe a la entrada del pueblo. De sobra es conocido su patrimonio arquitectónico e histórico. Pero Culla también es poseedora de un rico patrimonio rural y natural, y parte del mismo lo conocimos en esta sencilla ruta circular que os paso a narrar a continuación.



La ruta parte desde las mismas calles de Culla. Se trata de una excursión sin grandes alardes pero muy agradable en todo momento, de trazado muy sencillo, carente de dificultad, y con poco desnivel, y que además está completamente balizada como PR-CV 297, por lo que no presenta problemas de seguimiento, aunque existen algunos tramos que necesitarían algo de limpieza y mejora de señalización (a fechas de realización de esta ruta). La ruta tiene dos partes bien diferenciadas. La primera transcurre en un entorno más rural, en el que no faltan sus masías, sus azagadores, sus fuentes, sus cultivos de almendros y avellanos... pero que tiene sus pinceladas más montaraces con sus barranquetes y sus carrascas. La segunda mitad si que tiene un cariz más montañero, sobre todo cuando al bajar al lecho del Riu Molinell la ruta se encarama a las laderas meridionales del Montcàtil y surca algunos buenos tramos de camino de herradura, atraviesa pedreras, y discurre junto a la base de desplomadas paredes, y es cuando uno de esos desplomes se aboveda completamente cuando el recorrido alcanza a su cenit, pues a esta bóveda pastoril se la conoce como la Cova del Bovalar. El lugar tiene el encanto suficiente para que este PR, y también el título de este reportaje, lleve su nombre. 

Tras salir de Culla la ruta comparte inicialmente las marcas del GR-7 y el PR-CV 297.

De inmediato empezamos a seguir únicamente las marcas amarillas y blancas, que nos hacen pasar junto a la Font de la Teuleria.

Aquí el sendero se perfila de forma tímida en el interior de un azagador. Pasamos junto a esta primera masía.

Pasamos junto a un primer bosquecillo de carrascas, las cuales tuvieron bastante protagonismo durante la ruta.

Salimos a monte abierto, viendo allá al fondo izquierda el Montcàtil...

...desde hace siglos coronado por l'Ermita de Sant Cristòfol.

Bajamos suavemente, por terreno lapiaz, hacia el Mas de les Forques...

...pero no pasaremos por allí, pues las marcas nos mandan introducirnos en el Barranc del Sargar.

En lo alto de una de sus laderas nos vigilaban, como si de Dimas, Jesús y Gestas se tratasen, estas tres poderosas carrascas.

Este paso por el barranco le puso un pequeño aderezo montañero a este primer tramo más rural.



Al salir del barranco y pasar junto al Mas de la Mireta vino hacia nosotros esta enfurecida jauría de perros gigantescos, no lograron intimidarnos, y les hicimos frente con valentía.

Otro bosquecete de carrascas, alguna de ellas parecía tener ojos.

Nos asomamos al pequeño y encantador valle del Riu Molinell, por donde transcurrirá la ruta a partir de ahora.

Vista parcial de Culla.

Empezamos a bajar hacia el valle, encontrándonos de camino otra carrasca de buen porte.



Pasamos junto a otra fuente, la Font del Cocó.

Vemos a lo lejos el Mas de les Vinyes.

Tuvimos el acierto de venir a hacer esta ruta en la época apropiada, y este pequeño valle se encontraba en plena explosión floral de los almendros.

Una golosina visual.

Una nueva masía, el Mas del Barranc, sale a nuestro paso. Tras ella vemos les Roques del Bovalar, bajo las cuales transitaremos en unos momentos.

Alcanzamos el cauce seco del Riu del Molinell, jalonado por enormes chopos.

Antes de empezar a subir hacia les Roques del Bovalar nos desviamos unos metros para ver la Font del Llosar.

También nos topamos con algún que otro roble...

...que junto a unas carrascas y el colorido de los almendros crearon un bonito contraste.

Preciosa transición entre lo rural y lo montañoso.

Tuvimos la inmensa suerte de que nuestro camino pasase entre los escalonados campos de almendros que antes habíamos visto desde lejos.



Tras pasar por el Mas de Serra d'en Porta nuestro camino empieza un corta subida hacia les Roques del Bovalar. Terreno pedregoso.

Fantasmagórico porte de este quercus seco, que a tenor del tronco de al lado, solía tener compañía.

Figurante de lujo. Observamos, tendido sobre la ladera, los restos del otro roble.

Bonito tramo de sendero camino de les Roques del Bovalar. Caminaremos bajo esa franja rocosa inferior.

Ya hemos llegado a dicha franja...

...una auténtica delicia caminar entre esas paredes desplomadas y los bosquecillos de carrascas.

Además, durante ese tramo tuvimos más vistas parciales de Culla.

Unos bloques desprendidos nos dan la bienvenida a la Cova del Bovalar.

El rincón es realmente bello.

Los diferentes muretes de piedra que hay repartidos por aquí delatan el pasado pastoril del lugar.

Y es que esta bóveda, más el bosquecillo, ofrecerían buenas protecciones ante las inclemencias meteorológicas.

Además allí hay una mesa y unos asientos construidos con piedra, así que los aprovechamos para almorzar.


Panorámica de la Cova del Bovalar.

Tras la Cova la ruta continúa con la misma tónica. Sendero entre calizas y carrascas. Las rocas desprendidas fueron un estímulo para mi hiperactiva compañera.

Culla, de nuevo a la vista.

La verdad es que estos tramos de sendero, los mejores de la mañana, los encontramos en la recta final del recorrido...

...así que todo un acierto haberlo realizado en el sentido que lo hicimos.

Otro delicioso bosquecillo de carrascas.

Nuevamente por un azagador. Tras nosotros el Montcàtil...

...con Sant Cristòfol en su cima. Qué gran mirador es este, lo comprobamos en esta ruta.

Y ya prácticamente en Culla.

Ya en Culla dejamos la mochila en la furgo y nos fuimos a dar una vuelta por el pueblo, donde por supuesto también nos tomamos una cerveza.







12 comentarios:

  1. Si tienes el track podias ponerlo la ruta patece bonita

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo, que menos que saludar, ¿no?, pero vamos a lo más importante del mundo, el track. No, no tengo el track, es una ruta, bonita, como bien apuntas, completamente marcada como PR y que se puede hacer sin ayuda de track, por eso no grabé la ruta. De todas maneras aquí tienes uno de los cientos que se pueden encontrar en Wikiloc de esta ruta:

      Track Cova del Bovalar

      Saludos!!

      Eliminar
    2. No he colocado correctamente el enlace al track, mis disculpas.

      Track Cova del Bovalar

      Eliminar
  2. Hola Dani Track!!, digo crack! ;-)

    Excursión muy chula con ese aroma maestrat y con esa transición pueblo/monte tan marcada, que siempre es una delicia recorrer esos azagadores. En la ruta nocturna desde Benassa a Culla cogimos un azagador tambien como toda su "pedra en sec" por los alrededores.

    El segundo tramo entre las carrascas con esos cortados rocosos y rinconazos es de los que nunca defraudan. La foto panorámica de la cueva y la de los almedros con color son excelsas.

    Y Culla precioso, con tantas casas de piedra. En un bar que no me acuerdo del nombre nos cenamos unas tostas de escalivada con sardina ahumada que solo de pensar en ellas se me hace la boca agua ahora mismo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, hola Toni.

      Culla es una cucada de pueblo. Debió ser un puntazo llegar allí caminando de noche y recorrer sus callejuelas alumbradas por las farolas. Y oye, igual esas tostas os las comisteis en el mismo sitio donde yo me tomé la birra después de la ruta, pues también me pedí como una tosta/coca de verduritas que estaba de rechupete.
      Es curioso como en la anterior ruta que hicimos en Culla, en la que bajamos al Montlleó, disfrutamos de unos paisajes agrestes a más no poder, y en esta caminamos, y disfrutamos por unos relieves más suaves. Mucha variedad la que nos ofrece este pequeño y bonito pueblo del Maestrat.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Un saludo a todos.
    Mira por donde, yo también acabo de conocer una palabra: Azagador.
    Es realmente bello ese variado entorno, entremezclado de vertiginosas paredes, barrancos, campos de almendros... encantador. Supongo que lo de los perros gigantescos es una broma, pues por la foto parecen pequeños... está bueno eso de los perros enfurecidos... jaja.
    Esa zona supongo que es ideal en esa fecha o en otoño... ahora en verano se antoja imposible, con estas temperaturas.
    Bueno, muchas gracias por el reportaje. Creo que lo de ir dejando en barbecho las entradas, está obteniendo muy buenos resultados... están quedando de cine.
    Y lo del track... pues hombre, es verdad lo que dices, y ya hablamos... que nos tomamos esto de la comunicación electrónica de una manera poco profunda... algunos... o algunas... antaño siempre se saludaba, era algo indiscutible. Incluso por la montaña... o ya no por la montaña, por el hecho de la soledad, ¿no?, si no por la ciudad... vas temprano por una calle y te cruzas con alguien, y que menos que un buenos días... yo los doy hasta por la playa... que en verano vamos muchas mañanas a caminar o a correr... son kilométricas... y también vamos a ver aves y contar chorlitejos patinegros... me he metido en el voluntariado de la plataforma Salvemos al Chorlitejo Patinegro... ayer conté más de 200... y te cruzas con personas temprano, que no hay nadie... y no saludan. No lo entiendo.
    Mira, hoy con el kayak hemos visto garzas reales, cigüeñas blancas, garcetas, espátulas, cormoranes... es un espectáculo. Un abrazo, chaval.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fran.

      Ya ves a donde hemos llegado con estos tiempos de la inmediatez en redes sociales, ya no se pierde tiempo ni en saludar, se va a lo que se va y punto... Ya si lo extrapolamos a las montañas, sobre todo las que se han masificado en en estos dos últimos años, tendremos, además que asumir que siempre van a estar masificadas, que acostumbrarnos a encontrar en ellas un comportamiento más urbanita, lo cual tendrá dos connotaciones muy negativas, una, que irá a menos esa ley no escrita de saludar o interactuar con los demás montañeros, y la más grave el ya consabido comportamiento incívico de muchas personas. Yo en mi caso siempre intento saludar a todo el mundo que me cruzo con las montañas. Sin ir más lejos, en el Carlit, montaña concurrida donde las haya, creo que con todas las personas que me crucé, la mayoría galos, me devolvieron el saludo, y cuando ellos me saludaban primero pues yo se lo devolvía, incluso, cuando se dio el caso, interactué, con mis casi nulas nociones de francés, con varias personas. Personalmente me encanta esa sensación de encontrarte con personas que no conoces de nada y compartir unas palabras durante unos minutos, y es todo un desafío si los idiomas son diferentes ;-)

      Culla es una preciosidad de pueblo, y que al estar en la lista de los pueblos más bonitos de España, y ahora con el filón de Territorio Templario, ha cogido mucho, auge, merecido, claro está. Pero los otros pueblos de la contornada también son muy bonitos y encantadores, tenemos Benassal, Ares, Vilafranca... A mi personalmente me gustan más estos dos últimos, Ares es un nido de águilas, y Vilafranca está acostado en una ladera que cae al río. Mucha historia además tienen los pueblos de esta zona de l'Alt Maestrat, cuatro de ellos una más contemporánea y triste, la cual narra esta película/documental, que si no lo has visto te recomiendo que lo hagas:

      Experimento Stuka

      Los perretes, de bolsillo... Si Laia se hubiese puesto chula se los hubiese ventilado a los cinco de un bocado jajaja.

      Actos como meterse en ese voluntariado le hacen a usted mucho más grande amigo Morales ;-)

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. No he puesto bien el enlace al documental, a ver si ahora:

      Experiemento Stuka

      Eliminar
  4. Hola Dani,

    Por fin encuentro tiempo para leer y comentar, que no veas lo ajetreado que estoy últimamente... jajaja
    Me ha gustado mucho este recorrido, que demuestra que no hacen falta grandes desniveles ni pasos técnicos y aéreos para disfrutar de un día de montaña en un entorno precioso, ideal para recorrer con los más pequeños y enseñarles el pasado cercano donde se vivía del campo, además de rincones espectaculares, como esa Cova del Bovalar, que es brutal, normal que aprovecharais para almorzar allí.

    Ahora a ver si me da tiempo de seguir leyendo, que tengo curro atrasado...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      ...y yo por fin me digno a contestar este comentario jajaja.

      Fue un recorrido super-agradecido, en el que sin tener que superar apenas desnivel pudimos disfrutar del peculiar entorno de Culla y de sus variados paisajes. El poder darte una vuelta al finalizar por las bonitas calles de Culla es otro aliciente para ir a hacer esta ruta.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Dani.

    Cosas tan sencillas, como caminar por una azagador, contemplar un bosque de carrascas o disfrutar del colorido que ofrecen los almendros en flor, son más que suficientes para disfrutar de una agradable mañana.

    Luego, si le sumas la visita a la Cova del Bovalar y un paseo por las calles de Culla, queda un día la mar de apañado. El placer de caminar.

    Salud y montaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Lo has descrito a la perfección. Una buena ruta no tienen que ser todo desniveles burros, kilometrajes bárbaros y pasos complicados. A veces como que menospreciamos los recorridos que no tienen estos ingredientes y no debería ser así. Nos dejó muy buen sabor de boca este sencillo recorrido, y no no nos importó darnos de nuevo un garbeo por Culla ;-)

      Un saludo.

      Eliminar