20 de septiembre de 2011

Travesía Vistabella-Mosqueruela-La Estrella-Vistabella


17 y 18 de septiembre de 2011

Ya hacia un tiempo que no compartía senda con los compañeros del Club de Muntanya Vistabella, y así que cuando me invitaron a tomar parte en esta travesía acepté encantado, ya que salir de ruta con ellos es sinónimo de buen rollo y diversión (ya lo veréis más adelante) y además esta travesía prometía mucho y así ha sido, 48 intensos kilómetros que han dado mucho, pero mucho de sí.






Sábado 17 de septiembre

A la 7:45 puntuales como clavos (menos Felipe y yo), nos congregamos en la Plaça del Dau de Vistabella del Maestrat un multitudinario grupo de unas 70 personas de todas las edades, sexo y condición física, nos hacemos la típica foto de grupo y empezamos esta larga travesía que nos llevará por tierras Castellonenses y Turolenses.
Tras abandonar el pueblo bajamos y atravesamos el extenso Pla de Vistabella, una enorme planicie a la que va a parar toda el agua del deshielo y que luego esta es engullida por l'Engollidor del Quinyó para luego volver a aparecer en el Riu Monlleó unos kilómetros más al norte.


Calles de Vistabella, empieza la ruta

Atravesando el pla...

...con Penyagolosa siempre presente
Un vez superado el Play por una zona más boscosa bajamos hasta el cauce del serpenteante Riu Monlleó y allí encontramos el Pont Romà, como lo llaman en Vistabella o Puente de las Maravillas como lo llaman en Mosqueruela, evidentemente este puente romano delimita los términos municipales de las dos poblaciones y servía como frontera natural entre los antiguos reinos de Valencia y Aragón, hoy en día sigue definiendo los limites entre País Valencià y Aragón.
Cerca de allí vemos a unas jóvenes y saltarinas cabras montesas que quizás se preguntaran que a donde c*** iba tanta gente.






Bajando al cauce

Pont Romá en Vistabella...

...Puente de las Maravillas en Mosqueruela
Nada más cruzar el puente abandonamos el cauce del rió afrontamos la Cuesta de las Calzadas, ya en provincia de Teruel, al finalizar esta primera y dura subida hacemos la parada a almorzar, donde empieza a rular la bota de vino, amén de otras bebidas espirituosas.
A partir de entonces entramos en la quizás es la parte más monótona de la ruta, ya que esta transcurre por una larguísima pista forestal, llena de sube y bajas y ausente de sombras, por suerte la buena temperatura y los licores que aún circulan hacen más llevadero este tramo.


Cuesta de las Calzadas

Vistas del río

Vistabella queda ya muy lejos

Un extraño insecto
Acercándonos a Mosqueruela volvemos a introducirnos en otra zona más boscosa, para luego volver de nuevo a una zona de secano por la que llegaremos a esta bonita población turolense.
Como son las 13:15 y hasta las dos no teníamos reservada la mesa en el restaurante, hacemos una parada en el bar a ventilarnos unos tercios.
En el restaurante, tras 20 kilómetros y hambrientos como lobos damos cuenta de una deliciosa comida, ensalada de pollo, ensalada de queso de cabra y tabla de ibéricos como entrantes, segundo plato a elegir, postre, carajillo y sobre todo vino y cerveza...mucha cerveza, y todo ello solo a 15 euros por barba.






Mosqueruela, a tiro

Plaza y campanario de Mosqueruela
A las 15:45 retomamos la marcha ya que aún nos quedan 17 kilómetros hasta La Estrella, lugar donde cenaremos y pasaremos la noche y esa es la idea, llegar allí antes de que anochezca.
De los 70 que habíamos empezado la ruta solo continuamos hasta Estrella 23 personas, los demás volvieron a Vistabella en un autobús que pagó generosamente el club.


La Estrella, ¡¡¡allá vamos!!!
Encontramos el sendero que conduce a La Estrella, este además de estar señalado como PR, también esta señalizado con estrellas blancas.
Este primer tramo transcurre entre la que quizás es la parte más exigente pero a su vez más bonita de la ruta ya que caminamos por un bonito y espeso bosque de pinos.
Pero como no podía ser todo de color de rosa y para darle un toque de  emoción a la cosa, el cielo se empieza a encapotar y empezamos a escuchar los primeros truenos, estamos rodeados por varias tormentas y fijo que no nos escapamos de mojarnos, aunque eso es lo que menos nos preocupa, si no los amenazantes relámpagos que vemos caer en el horizonte.






Caminando entre bosques

Un gran pino...

...otro...

...y este, al que le cayó un rayo

El cielo nos amenaza

La tormenta, con la silueta de Penyagolosa en el horizonte
El cielo se vuelve cada vez más y más amenazante por lo que nos toca apretar el culo y aligerar el paso y de repente...¡¡¡se pone a llover!!! aparecen los chubasqueros y oímos un ruido cada vez más fuerte que no puede ser otra cosa y es...¡¡¡granizo!!! y vaya granizada, ¡¡¡eran como canicas de las gordas!!! ¡¡¡y dolían bastante cuando nos golpeaban!!! nos tocó escondernos debajo de un pino,
Como no, grabé un vídeo.


La cosa se puso fea...

...y empezó a llover...

...y de lo lindo...
...y se puso a pedregar




Fijaros en el tamaño de las piedras
Por suerte, la granizada solo duró medio minuto, dejó de llover y pudimos continuar, eso sí, el granizo dejó el suelo hecho un blanco y resbaladizo manto, la visión del arco iris fue el premio que obtuvimos por haber aguantado la tempestad.


Así quedó el suelo

El arco iris
Afrontamos una ultima subida y volvemos a descender al Riu Monlleó por una bonita senda en zig-zag hasta que caminamos por dentro de su cauce, naturalmente el río baja seco, el desfiladero por el que transcurre es sencillamente espectacular.
Salimos del río y encontramos la pista de La Estrella,la cual ya vemos a escaso medio kilómetro, vamos a llegar a allí con las últimas gotas de luz.


Bajando de nuevo al Monlleó

El desfiladero, precioso

Las nubes, enganchadas a ese pico

Otra del desfiladero

Caminando por el Monlleó

Cementerio de La Estrella

La Estrella a vista...

...y un traguito para celebrarlo
Sobre las 20:30 llegamos a la aldea abandonada de La Estrella o la Villeta como la llaman en Mosqueruela, allí ya han llegado el resto de gente que finalizó la ruta en Mosqueruela más otra gente del pueblo, el recibimiento no puede ser mejor, unos barriles de cerveza bien fresquita, después de 37 kilómetros se agradece mucho, vuelve a llover con fuerza, pero eso ahora nos importa bien poco.
Sobre La Estrella hay que decir que pertenece a Mosqueruela y que sus orígenes se remontan al siglo XIV, en 1883 y debido a un desprendimiento de la montaña provocado por unas fuertes lluvias fueron destruidas 17 casas y murieron 26 personas y la aldea se abandonó.
Actualmente aún se conservan numerosas casas y el Santuario de la Estrella, en perfecto estado de conservación y en el que anualmente el último domingo de mayo se celebra una romería. 
En La Estrella hoy en día solo viven Martín y Sinforosa que se encargan de mantener y cuidar este pedazo de patrimonio y que no tuvieron ningún problema en enseñarnos el santuario y contarnos historias sobre esta aldea.
Nos instalamos en las literas que hay en la antigua escuela e inmediatamente después nos dirigimos a otro edificio donde la gente del club ha preparado la cena, huevos, patatas, embutidos, carne a la brasa etc, como no, regado todo ello con vino y cerveza.
Más tarde vuelven a aparecer diversos espirituosos y cubatas y eso unido a una guitarra y un cajón flamenco es sinónimo de fiesta, fiesta que se prolongó hasta las 3 de la madrugada.


Santuario de la Estrella

Casas

Interior de la escuela

El horno
Placa a una celebridad nacida en La Estrella

El santuario bajo la lluvia

Cerveza de bienvenida

El fuego preparado...

...para la carne

¡¡¡a cenar!!!

Licores varios...

...y alegría


Domingo 18 de septiembre


Toca diana a las 10:00, el día amanece gris y poco caluroso, tirando a frío, y nosotros...nosotros amanecemos resacosos jejeje...pero con ganas de afrontar la última parte de la ruta, la que nos llevará de nuevo a Vistabella.
Almorzamos un poco de las sobras de la cena, un último vistazo a La Estrella, nos despedimos de Martín y Sinforosa y nos ponemos en marcha, pasamos de ser 23 a 17 senderistas los que finalizaremos esta travesía.


Interior del santuario

Placa conmemorativa



Callejones de La Estrella
Por una empinada y bonita senda remontamos por última vez el río hasta encontrar una serie de pistas y caminos que llaneando nuevamente por el Pla de Vistabella nos llevará de nuevo a las calles de esta bonita población de l'Alcalatén, donde cansados pero satisfechos terminamos esta irrepetible travesía.
Para celebrarlo, cervecitas en la tasca Pili.


Fijaros en el tamaño de ese enebro

La Estrella, desde las alturas

Penyagolosa otra vez, nos acercamos a Vistabella

Y por fin, Vistabella

Los primeros en llegar


AGRADECIMIENTOS:

A la gente del Club de Muntanya Vistabella por la excelente organización, por la cena(nunca había cenado tan bien por 2 euros), su simpatía y su buen rollo, UN PLAER HAVER TORNAT A COMPARTIR SENDA AMB TOTS VOSALTRES.
Y a Martín y Sinforosa por habernos acogido en La Estrella, enseñarnos el santuario, contarnos historias y sobre todo por la paciencia que tuvieron cuando teníamos montada la fiesta.

DATOS DE LA RUTA:

Longitud: 48 kilómetros (37 el sábado y 11 el domingo)
Altura mínima: 755 metros
Altura máxima: 1511 metros
Desnivel positivo acumulado: 1588 metros
Desnivel negativo acumulado: 1601 metros
Tiempo: 12 horas y media aproximadamente en total
Dificultad: por kilómetraje, difícil





TRACK EN WIKILOC


Puntua esta ruta

26 comentarios:

  1. Hola Dani.
    Vaya excusa esta del senderismo para ponerte como el quico,jajaja.
    Si hay otro día más te quedas solo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Fosi!!!

    Como ves todo es compatible,aunque no sabes lo que cuesta arrancar con resaca jajajaja...

    No se si mis doloridos pies hubiesen aguantado otro día...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sense paraules Dani,
    espectacular ruta, amb una soberbia granizada inclosa. Molt curios aquell insecte. I la festa a Estrella increible allò si que no te preu. Et felicit per la crònica perque he passat una estona fantastica llegint.

    Quina sort tens fer una ruta aixi i amb tota aquesta gent.

    Salutacions

    ResponderEliminar
  4. Hola Dani
    Esto aparte de una gran ruta, es una gran aventura, con tormenta y granizo incluido además de todos esos kilómetros...

    Me encantan esas calles de La Estrella y como no, la mesa de la cena con buena compañía, buen papeo y buena cervecita jajaja...

    Enhorabuena por la ruta, por ser uno de los que llegasteis sin autobús y por supuesto por esta gran crónica.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
  5. Ayvoy Dani:

    Oye que es esto un
    grupo de montaña o una sociedad gastronómica!!! Joder como os pusisteis!!, a andar también es cìerto, buena pinrelada la vuestra.
    Un abrazo tío, y seguir pasándolo bien.

    ResponderEliminar
  6. Hola Tiocanya!!!

    Altamente recomendable la senda de Mosqueruela a la Estrella.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hola Migue!!!

    Es que la gent de Vistabella s'ho munta molt be.

    La Estrella es un lloc molt especial,vaig estar flipant una bona estona quan vaig arribar allí.

    La granissada...soberbia i dolorosa jejejeje..

    Salutacions.

    ResponderEliminar
  8. Hola Jose!!!

    Si señor,una aventura en toda regla:muchos kilómetros,historia,lluvia,truenos,granizo...y lo mejor de todo buena comida (y bebida jejejej) y muy buena compañía.

    Te pilla un poco lejos pero te recomiendo la excursión a la Estrella.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Aupa Fernan!!

    Como ves no hubo termino medio en nada,ni en los kilómetros ni en la pitanza,todo a lo bestia jejejej...

    Lo mismo digo,a seguir pateando montes con alegría.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. No se que es mejor la ruta o la fiesta y comilonas que os habéis metido entre pecho y espalda jajajaja
    Y todo esto junto debe haber formado un cóctel cojonudo. Además no deberías llevar mucho peso pues comiendo en mosqueruela y cenando en la estrella con el saco y poco mas sería suficiente. Felicitar a los organizadores de mi parte ya que lo han hecho genial, se me han quedado los dientes largos jejeje.
    Respecto a la ruta debe ser preciosa, no sabía de ese bonito puente hay que ver hasta donde llegaron esos Romanos. Y tampoco sabía lo de L'Engollidor del Quinyó que curioso tipo del Forau de Aiguallut jejejeje. Felicidades por la crónica me he divertido he aprendido y me has puesto los dientes largoooooos jejeje
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola Dani!
    Vaya rutón tan interesante y divertido por la buena compañía. Aunque vaya regalitos que os dio el cielo con el pedrisco..

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Madre mía!!
    ¿Qué dirían en el pueblo cuando os vieran a ésas horas de la madrugada?
    ¡¡Qué mira que erais unos cuantos!!

    ¡¡QUE BUENOS!!
    ¡¡pedazo de ruta os marcasteis!!

    No te quejarás, compañía, lluvia, granizo, arco iris, traguito de vino, ¡¡parrillada!!....
    Vamos... ¡¡UN DIEZ!!

    Un beso Dani.

    ResponderEliminar
  13. ¡Pedazo de ruta, pedazo de buen ambiente y excelente aventura!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Hola Jose!!!

    Es muy curioso lo de ese engullidor,pasamos cerca pero no fuimos a verlo,a diferencia del Forau este se traga el agua no la filtra.
    Ya ves lo bien que se lo montan los de Vistabella,buenos para la ruta y mejores para la fiesta jajajaja...

    Un saludo,nos vemos.

    ResponderEliminar
  15. Hola Fernando!!!

    La Estrella,otra joya del gran patrimonio de Teruel,el recorrido para llegar allí desde Mosqueruela es precioso.

    Con semejante fiesta aguardándonos,valió la pena aguantar esas piedras jejejeje...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Hola Toñi!!!

    No dijeron mucha cosa,hasta esas horas solo aguantamos tres personas y los 37 gatos que habían allí jejejeje...

    La ruta sencillamente espectacular,para repetir,por todo,pero sobre todo por el ambientazo y encima tuvimos hielo gratis para los cubatas...jajajaja

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  17. Hola Angel!!!

    Con esa combinación de kilómetros,paisajes,tiempo revuelto,comida y buena compañía es imposible que nada salga mal.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. FANTASTICA! GENIAL!Me ha encantado, y para un meteoloco cmo yo, no se puede pedir más a una ruta.....que envidia caray!!!!
    La Estrella es una asignatura pendiente...es un lugar muy peculiar y envuelto en Misterio y Leyenda!

    ENHORABUENA!

    ResponderEliminar
  19. Hola Jose!!!

    GRACIAS!!

    La verdad es que si,La Estrella tiene un halo de misterio y leyenda,cuando te cuentan todo lo que pasó allí y ves en el lugar que esta enclavado,estuve flipando durante un buen rato.
    Y luego visitar el santuario,las escuelas,el horno y pensar que todo eso se abandonó...uffff.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Hola Dani, esa tormenta de granizo no la vais a olvidar, ¿eh? jajajaja. Muy bueno el vídeo que muestra el sentir y comentarios del personal.
    También he visto que a las mujeres no se les cobra la comida al ser 15 euros por barba, jajajaja.
    Muy buen e interesante ruta y sobre todo muy buen ambiente, que al final es lo que cuenta.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Hola Abi!!!

    Te he de ser sincero y es la primera vez que me pilla una granizada por el monte,así que para ser la primera,no está mal ¿no? jejejejej.
    Hombre hay que ser caballerosos y pagamos la comida a las damas jajajajaja...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Hola Dani. Me ha encantado como nos has contado tu travesía por estos hermosos paisajes. Me alegro que te haya cautivado La Estrella, como no podía ser de otra manera, y te recomiendo que la visites el último domingo de Mayo, cuando celebran la romería desde Mosqueruela. Verás su otra cara, bulliciosa y plena de vida.

    Por cierto, el "extraño insecto" no es otro que una chicharra (del género Ephippiger), así les llaman en Mosqueruela, donde es muy común verlas en las zonas más soleadas del monte abierto. Es de la misma familia que el saltamontes y el grillo.

    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  23. Hola Alberto!!!

    Primero que nada gracias por pasar por el blog y comentar.

    Luego tomo nota de la recomendación,ten seguro que volveré a La Estrella por que es un lugar que me fascinó,por su enclave,belleza,historia y por la hospitalidad allí recibida.

    Mira por donde,siempre he dicho que nunca había visto una chicharra y resulta que era ese insecto jejeje.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. pegando un vistazo a este blog me encuentro con la sorpresa de la estrella,hice la mili en el 88 en castellon y en unas maniobras nos llevaron a la estrella,lugar delque quede maravillado y 20 años despues volvi con mi mujer y mi hija,comimos en la zona del lavadero y fuimos atendidos estupendamente por Dña Sinforosa y su esposo.

    ResponderEliminar
  25. Hola Juan Carlos!!!

    Es verdad,la Estrella es un lugar que marca para siempre,y que decir de la hospitalidad de Martín y Sinforosa.
    Yo también espero volver algún día.

    Gracias por tu comentario.

    Un saludo.

    ResponderEliminar