3 de diciembre de 2016

el Penyó de Vallada (649 m.)

Domingo 13 de noviembre de 2016


Nos vamos hasta la Serra Grossa en la Vall de Montesa a subir a una de las montañas estéticamente, y pese a su modestísima altura, más llamativas del País Valencià, el Penyó de Vallada. También visitaremos los restos de un castillo, y subiremos a una segunda cima, el Tossal. ¿Os apuntáis a una entretenida jornada de senderismo en la comarca de la Costera?, pues vamos!!.






Otro domingo que volvemos a poner rumbo sur, pero esta vez nos quedamos en la provincia de València, y más concretamente en la comarca de la Costera, y más concretamente todavía en la población de Vallada, en plena Vall de Montesa. Cuando más nos iremos aproximando a esta población más atrayente nos irá pareciendo la puntiaguda silueta del Penyó, y más ganas tendremos de llegar y empezar la ruta.

Pero no empezaremos desde las mismas calles del pueblo, sino que haremos un callejeo por ellas, siguiendo las indicaciones del paraje de les Ermites, en el que encontraremos un amplio aparcamiento donde estacionar la "fragoneta" y echar a andar.
Ya a pinrel, y bajo la amenazante mirada del Penyó, empezamos a seguir el camino asfaltado que sube a las ermitas de Sant Sebastià y del Crist, pero nosotros hoy no hemos venido de visita religiosa, bueno, según se mire, si consideramos esto de venir a la montaña como una religión, aceptamos barco...así que cogemos un ramal a la derecha, que atraviesa una zona recreativa, con restaurante, bancos, columpios, piscina y tal. El camino finaliza cuando se da bruces con el Barranc de la Font d'Arnau, el cual hay que cruzar, habían indicios (un cartel "no cruzar más de dos personas a la vez" y algún listón de madera por el suelo) de que no hace mucho se utilizaba un puente colgante para hacerlo, pero eso, ya no está, así que toca bajar al barranquete y remontarlo. Enganchamos un sendero, que a su vez engancha a otro que viene desde Vallada, por él pasaremos bajo las paredes de la Roca de l'Aguila y remontaremos, obviando el desvío hacia el Túnel del Sumidor, hasta lo más alto de ellas. Desde este punto obtendremos una buena perspectiva de los dos siguientes objetivos de la jornada, el Castell de Vallada y el Penyó, primeras vistas de lo que iba a ser una ruta muy panorámica.


Arrancamos, vemos desde el principio el que será nuestro principal objetivo y faro durante buena parte del recorrido, el Penyó.

Imponente visión de esta, su inaccesible vertiente NO.

Así que nos iremos a buscar la vertiente contraria, por donde esta montaña se vuelve dócil.

Pero antes la ruta tiene otras cositas de interés, como la Penya de l'Àguila, mirador al que subiremos.

La Penya del Sol durante la subida a la Penya de l'Àguil. En la segunda parte del recorrido, camino del Tossal, pasaremos bajo ella.

Mirad que pronto hemos llegado a la Penya de l'Àguila, vemos desde allí el que será el segundo objetivo de la jornada, el Castell de Vallada, a cuyas paredes vimos acercarse un par de cordadas de escaladores.

Nos hacemos una fotillo con el Penyó.

Espectacular piedra.


La ruta sigue por las laderas norte del Penyó, por las que el sendero avanza y gana altura, envuelto por el más genuino bosque mediterráneo (pino, romero, brezo, coscoja etc.), llegamos a una bifurcación, cogemos el ramal de la derecha, por el que haremos un ida y vuelta, este sendero nos lleva hasta el extremo más nor-oriental de la Lloma del Pedregal, en el que se encuentra el Castell de Vallada. Esta, como la inmensa mayoría de antiguas fortalezas árabes del País Valencià se encuentra en ruinas, aunque hay que reconocer que estas aquí hacen una bonita conjugación con las vistas, muy buenas, y que por cierto, me sonaban de algo, ¿será de visitar todas las semanas el blog de Juane? 😊. Menudas vistas del Penyó, de la Serra Grossa, de Vallada y de la Vall de Montesa que tenían los moradores del castillo, aunque claro, en aquellas épocas estarían más pendientes de otros menesteres, como por ejemplo en no ser asediados, que de disfrutar del entorno. 


Continuamos con la ruta, ladera norte del Penyó, camino del Castell.

Ya hemos tomado el sendero al Castell, vemos así el Penyó, que tiene una especie de "dedo".

Aproximándonos al Castell, al fondo la cima del Tossal, a la que también subiremos hoy.

Castell de Vallada. Lo que en su día sería el patio de armas, hoy rodeado de ruinas.

Vallada desde su castillo.

Restos de un muro y el Penyó.

Más restos, y el Tossal.

Algunas vistas lejanas desde el Castell, el macizo del Caroig...


...l'Alcúdia de Crespins, Canals, la Serra de Vernissa y al fondo toda la línea de cimas de Corbera/la Murta/Casella.

De vuelta a la bifurcación tomamos dirección al Penyó, nos aguarda una pendiente de esas de meter la reductora. Alcanzamos otro cruce de sendas, tomamos la que sube al Penyó, la pendiente lejos de menguar se acrecienta aún más y nos deposita ante la cresta caliza que da acceso a la cima. He de ser sincero y he de decir que este tramo rocoso final me decepcionó un poco, teniendo el Penyó un aspecto inaccesible me esperaba un poco más de miga en su ascensión final, pero apenas hay que apoyar las manos en un par de ocasiones, y además todo el tramo está equipado con un cable e incluso se han construido escalones para facilitar el trasiego por este tramo calizo. Muy facilón todo. La que lo midió con el rasero de siempre fue Senda, que al intuir un mínimo de dificultades, patas pa que os quiero!!!😅
A pesar de todo, una gran satisfacción haber alcanzado la cumbre de una montaña tan espectacular y carismática como esta, además, las vistas si que estuvieron a la altura y por eso estuvimos un buen rato allí arriba disfrutando de ellas.


Senda de subida al Penyó, tiesa de veras.

Y llegamos al corto tramo de cresta que da acceso a la cima, muy sencilla, incluso con algunos escalones tallados.

Dos caras de una misma moneda, mientras Senda salía por patas, Laia ya nos esperaba arriba.

Eva, afrontando los últimos metros.

Detalle de la cima, enorme cruz, supusimos que antaño iluminada, por los leds de sus extremos y por la placa solar de la derecha.

El Penyó, 649 metros.

Un lugar para echar fotos chulas, a nuestras espaldas prácticamente lo que será la segunda parte del recorrido.

El Castell, Vallada y la amplísima Vall de Montesa.

Vemos con más detalle Vallada y su castillo.

El sol proyecta la sombra del Penyó en las laderas del Castell.

Mirad quien asoma, el espectacular Benicadell.


Retomamos la ruta, para ello tendremos que invertir el tramo calizo, al que tampoco le encontraremos dificultades en bajada. Nos reencontramos con Senda, que animalito, allí nos estaba esperando, a pie de cresta. Regresamos al último cruce, desde allí a un corto tramo de sendero le seguirá uno más largo de camino, a cada metro avanzado más descarnado, por el que, saldríamos a la carretera que une Vallada con Aielo de Malferit y Ontinyent, por la que según el track tendríamos que andar un tramo. Este tramo llegaría a ser insulso de no ser de las magníficas vistas del Penyó que tendríamos durante el mismo, además, encontramos un sendero que nos iba a evitar tener que andar por la carretera, solo tendríamos que cruzarla.


La ruta transcurre a partir de ahora por un tramo en lo que más destacable serán las continúas y diferentes vistas del Penyó



Por el descarnado camino, rumbo a la Penya del Sol y el Tossal.

Bonita toma del Penyó y el Castell con un campo de olivos.

Una cosa que me estuve preguntando durante toda la ruta. ¿Se le podrá meter mano al Penyó desde esta vertiente?.


La ruta sigue por un aburrido y largo tramo de pista forestal en ascenso, que pasa bajo la Penya del Sol y se encamina hacia el siguiente objetivo y máxima altura del día, la cima del Tossal. Por suerte la cosa mejora con el sendero que nos acaba de conducir a lo más alto de este monte, también resañado en algunos mapas como Penya del Manco. Desde sus modestos 726 metros tendremos las mejores vistas de la jornada, y eso que las anteriores ya habían sido buenas, abarcando montañas a las que ya hemos subido (Benicadell, Montcabrer, Safor, Serrella, Aitana, Mondúber, el Penyó 😛...) y otras que tenemos pendientes (Murta/Corbera/Casella, Caroig, Caporutxo...).


En este punto se inicia el largo tramo de camino que se dirige hacia la cima del Tossal. A la derecha queda la Penya del Sol.

Las vistas mitigan un poco lo tedioso del camino.

Aquí la tenemos, la cima del Tossal.

Y este es el sendero que sube hasta ella.

El Tossal, 726 metros.

Vistas, el Penyó, la Lloma del Pedregal y el Castell en su extremo, vemos también la población de Moixent. Al fondo y en el centro la cima del Caporutxo, y ya en tierras albaceteñas la cima de la Oliva, sobre la que hay un parque eólico.

Vall de Montesa, por donde discurre el Riu Canyoles, y Vallada.

Cultivos en la Serra Grossa.

Montcabrer.

Benicadell.


Nos bajamos del Tossal por la vertiente contraria de subida, por un bonito sendero, que pronto desemboca en una nueva pista forestal, que es la misma que llevábamos antes de desviarnos para subir a la cima y por la que llegaríamos, dando un rodeo a una loma, a la Font d'Espanya, pero le volveríamos a hacer una variación al track, que por cierto era de nuestros colegas de Trotasendes Benicalap, un saludo!!, y atajaremos unos metros de pista y nos ahorraremos el rodeo a la loma por una trocha que transcurre por el cortafuegos que hay bajo una línea de alta tensión. Esta trocha se va clarificando hasta convertirse en un buen sendero y acabamos saliendo justo en la Font d'Espanya, lugar idóneo para hacer la parada a comer, que hoy llevábamos tortilla de patata y cebolla, hecha por el nene, y no es por que la haga yo, pero me sale de rechupete 😏.


Descendiendo del Tossal, en un principio por una bonita senda, luego ya seguiríamos la pista que se ve abajo, en dirección a la torre de alta tensión que se ve en la imagen.

Llegamos a ella, y tomamos una trocha, que quizás nos ataje el camino hasta la Font d'Espanya.

Bingo!!, la senda desemboca en la parte trasera de la fuente, que por cierto no tenía agua. Buen sitio este para hacer la parada para comer.



Desde la fuente emprendemos la bajada definitiva, o eso pensábamos, hasta el punto de inicio, inicialmente por camino de tierra, que posteriormente muda a asfalto, por suerte el track nos indica que finalizaremos la ruta por sendero, lo que no sabíamos es que al tomar este nos esperaban unos 50 metros de desnivel en subida, que no veáis como sentó eso en plena digestión tortillera 😥.
Menos mal, que después de llanear un poco, el sendero tomó ya cariz descendente  y nos llevó plácidamente y con la silueta del Penyó a contraluz hasta el lugar donde habíamos empezado esta entretenida, sencilla y bonita ruta en torno al Penyó de Vallada, que nos ha hecho descubrir otro trocito del "nostre territori".

Un saludo a tod@s.




Y despedimos con dos tomas, a contraluz, del Penyó durante el regreso al punto de inicio.

La rama del pino en el punto justo para salvar la foto, el Penyó y el Castell.


  • Longitud del recorrido: 12,38 kilómetros.
  • Cota mínima: 296 metros (Barranc Font d'Arnau).
  • Cota máxima: 726 metros (El Tossal).
  • Desnivel acumulado: 763 metros, tanto en ascenso como en descenso.
Mapa: IGN



Puntua esta ruta

14 comentarios:

  1. Hola Dani,

    Modesta y bonita la subida a la cima. Y con una pequeña "grimpada" al final!!
    Bonitas vistas y piedras de diversos tamaños y formas.
    Gracias por acercarnos, a los que estamos un poco lejos de ahí, estos precioso parajes.
    Un abrazo!
    Rafa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafa.

      Nada, un placer para mi compartir nuestras excursiones con todos vosotros.

      Un abrazo!!

      Eliminar
  2. Hola Dani,

    Vaya pasada de vistas que tuvisteis durante toda la jornada.
    Parece mentira que el Penyó se tan accesible desde su otra vertiente, ya que nada mas verlo parece que haya de ser imposible llegar a él si no es escalando.
    Conociéndote no tardarás mucho en encontrar alguna forma de poder subir por su lado más agreste, que seguro que hay alguna forma.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Sí, fue una ruta muy panorámica, a pesar de la poca altura que se alcanza en todo el recorrido.
      A parte de las dos cordadas que vimos aproximarse a las paredes del Castell para escalar, también vimos bastante movimiento camper, y es que luego, investigando en internet vi que hay bastantes paredes escalables en la zona, pero o encontré nada reseñado sobre alguna posible subida por la cara más "heavy" del Penyó.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡¡ Xe tu...Dani ''Empinao'' !!...jajaja.
    Vaya recorrido completito que os marcasteis por la Serra Grossa de Vallada.Bueno pues ya conoces ''nuestro logo''...jejeje.Como comentas la ultima parte equipada hasta el Peñón,cuesta menos de hacer que quizá la parte de senda con mucha piedra suelta,sobre todo al bajar...Y ya ves que vistas hay sin ser alturas muy elevadas.Esa variante desde el Tossal para llegar a la Font d'Espanya,la tendré en cuenta para el mes que viene,ya que celebramos el 5º Aniversario del día que le pusimos nombre a la Peña Senderista Esto Se Empina y curiosamente,en aquella ocasión no subimos al Peñón...jejeje.
    Lo dicho Dani,una ruta muy completa para una buena jornada senderista.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Penyó, lo tenéis como logo en la bandera y como foto de encabezamiento del blog, y no me extraña, por que la montaña es bella e imponente de narices, mire desde donde se mire, la lástima es que hayan "dulcificado" tanto ese tramo de cresta final.
      Estaremos atentos a ese aniversario, seguro que montáis una buena y con muchos amigos senderistas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Dani.

    Ya sabes, que muchas veces desde la lejanía, una cima parece inaccesible o muy complicada, y una vez te encuentras allí, vez que es mucho más sencillo de lo que parecía.

    Si encima, le meten unos escalones y cable de vida, pues ya lo que faltaba, la verdad que llevamos un tiempo, en que, se quiere humanizar la montaña, acondicionado senderos y cimas, que no viene a cuento, lo que hay que hacer es desbrozarlos, para que no se pierdan.

    Lo de la cima, sin comentarios, una cruz con leds, jaja, que friki, XD!!!

    Salud y Montaña!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Sí, suele pasar lo que comentas, y en este Penyó lo había leído, que al final la subida es más sencilla de lo que aparenta, pero lo que no me esperaba es que fuese tanto.
      Lo que me imagino es que al ser una montaña tan popular y emblemática para los Valladins habrán hecho lo posible para que sea accesible para cualquiera, ya sean montañeros o no, lo respeto, pero por supuesto no lo comparto, ya que también soy de los que opina, que la montaña, cuando menos humanizada, mejor.

      Salud y monte!!

      Eliminar
  5. Hola Dani
    Si este Peñón de Vallada fuera tan dificil de subir como lo parece de lejos, "fliparíamos" para llegar a la cima jajaja.

    Es cierto que el que lo conoce bien es el "empinao" de Juane jajaja.

    El día que nosotros estuvimos por allí cayo mas agua que en estas dos semanas juntas. Y digo yo que habrá que probar esas tortillas de patata y cebolla del nene jajaja.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      Días antes, al descargar el track de Julián, me volví a leer tu crónica, anda que no recogisteis agua ni ná jajaja
      Hecho, a ver si cuando baje la faena en el almacén y disponga de algún sábado libre, me apunto alguna ruta de las vuestras y os llevo una tortilla, y así nos vemos, que ya hace bastante tiempo que no compartimos ruta, eso sí, vosotros porteáis las cervezas jeje.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. ¡Hola Dani! Recuerdo perfectamente la impresión que me dio el Peñón cuando aparcamos el coche: "Esto, si no es escalando, no se puede subir". Pero tenía truco. Se subía por detrás. Así, sí. En nuestro caso, hicimos la ruta en el sentido contrario al vuestro. Pero te aseguro que la disfrutamos tanto como vosotros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio.

      Creo que eso nos habrá pasado a todos los que nos hemos acercado a Vallada a subir esta montaña jeje. Pues hasta el último momento estuve dudando en que sentido hacerla nosotros, por el tema de los contraluces y tal.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hello Dani!!

    Bonitos y ya lejanos recuerdos me ha traído tu crónica. Cuando empezaba en esto de la montaña me apunte a un curso de espeleo y una de las salidas fue al Túnel del Sumidero; pero yo y mi instinto montañero me llevaron, a la cima del Penyó, jiji.

    Bonita crónica y bien fotografiada. Y si seguro que a ritmo de Overkill, se le encuentra una subida más heavy, jajajaja.

    Salud y tortilla de patatas con cebolla ;))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Javi!!

      Sí, no estaría mal buscarle una subida más cañera al Penyó, me quedé un poco chafado con la sencillez de esa arista, ya que sacas el símil, como ir a un concierto de Metallica esperando que toquen repertorio de los tres primeros discos y que al final te toquen entero el Load y el Reload jajaja

      Eso, y mejor si es acompañada de una buena birra!!!

      Eliminar