16 de diciembre de 2018

Puertomingalvo, Circular a las Ampolas

Domingo 25 de noviembre de 2018

Al norte de la bella población turolense de Puertomingalvo se alza la Sierra de las Ampolas, cordal montañoso que supera los 1700 metros de altitud, pero no fue esa la razón que nos atrajo a visitarlo, el principal motivo fueron los toques otoñales que pudiesen tener los bosques caducifolios de su vertiente meridional, en la que también hay unas atractivas fajas, pero por desgracia fuimos un pelín tarde, y la explosión otoñal ya había superado su punto álgido, no encontrando los colores deseados, y para colmo nos salió un día muy desagradable meteorológicamente hablando, que deslució bastante la ruta y también las fotos de esta crónica.






Si he de ser sincero hasta hace bien poco ni había oído hablar de las Ampolas, fue Javi Nieto, quien si no, quien me puso al corriente de esta sierra, que el había descubierto gracias al blog Descubriendo Penyagolosa. Fueron las fotos otoñales vistas en este blog las que nos impulsaron a acercarnos una vez más a montañas turolenses.

Las ruinas de la Masía de Valero son los testigos mudos de nuestros primeros y también últimos pasos en esta ruta. Detrás de la masía hallamos las trazas de un antiguo camino de herradura que empieza a remontar antiguos bancales y que se va difuminado a medida que va entrando a pleno monte, por suerte unos precisos hitos nos guían monte arriba y nos hacen alcanzar el Collado de las Ampolas y por ende el cordal. Desde aquí se nos abre la circular, pudiendo elegir si coronar ahora mismo el vértice de las Ampolas o hacerlo en la recta final. Decidimos dar un rodeo primero por la vertiente norte de la sierra. Desde el collado empezamos a bajar por una vaguada boscosa en busca del circo rocoso de cabecera del Barranco de Zarzoso, que se convierte en nuestro compañero fiel de camino a partir de ahora, con una tónica general de pinos, musgo y humedad y zonas rocosas, que de vez en cuando se conjugan para ofrecernos bonitas estampas.

Dejamos la compañía del Zarzoso para empezar a remontar por el interior de un arroyo que le tributa desde el norte, para acabar saliendo a unos altiplanos, en los que el principal atractivo es el paso por diversas masías y sus eras. Aquí, a un día ya de por si nublado, ventoso y frío se le unió una fina lluvia, casi imperceptible pero que iba calando, por lo que no disfrutamos mucho de ese tramo.

Desde la última de las masías, la del Cabezo, bajamos hacia el fondo del Barranco de la Mimbrera para de inmediato empezar a remontar las laderas boscosas camino del cordal de las Ampolas, el cual alcanzamos tras seguir un pasillo entre la sabina rastrera. Hacemos caso omiso al track, que se ceñía a lo alto del cordal, para circular por una faja, en la que a nuestro juicio disfrutaremos mejor de la parte más atractiva visualmente de la ruta. Así hubiese sido de no ponerse a llover con más insistencia, por lo que hubo que apretar el paso y no nos pudimos detener mucho a contemplar las fajas de esta vertiente sur de las Ampolas, sus buenas vistas ni sus caducifolios, que como he comentado ya tenían un color demasiado marronáceo.

Alcanzamos así, ya sin lluvia, el vértice de las Ampolas, que poco resguardo nos ofreció del viento para comernos el bocata, así que la parada allí fue más rápida de lo que nos hubiese gustado.

De vuelta al Collado de las Ampolas cerrábamos la circular, invirtiendo el camino de la mañana para regresar a la Masía de Valero, donde por los pelos nos escapamos de un nuevo y repentino chaparrón. Al final nos íbamos con una sensación rara de las Ampolas, a las que que en un futuro volveremos, y con mejor climatología, y calculando mejor los tiempos otoñales, y seguro que disfrutamos más de ellas, pues potencial para ello tienen.

Un saludo a tod@s.



Masía de Valero, con el collado al que subiremos inicialmente detrás y la cima de las Ampolas a la izquierda.

Justo detrás de la masía empieza a elevarse un antiguo camino entre bancales y pequeñas carrascas. Disfrutemos ahora de las vistas, pues acabará nublándose y luego no serán tan nítidas como ahora. Vemos, ademas de la Masía de Valero y la "fragoneta" el valle de la Rambla de Puertomingalvo, más adelante Riu Montlleó, y Penyagolosa elevándose altiva sobre la Serra de la Batalla.

Detalle del camino de subida al collado, quizás el tramo mejor conservado.

Más arriba el camino se va desdibujando, costando a veces seguir su rastro. Vemos un quejigo pintado de marrón, señal de que quizás hemos venido con unas semanas de retraso.

Salimos a una zona más abierta de arbolado, que nos permite ver las franjas horizontales tan características de esta vertiente meridional de las Ampolas.

Aprovechemos también, ya que aún brilla el sol, para intentar sacar un zoom decente de la bella Puertomingalvo.

Antes de llegar al collado ya vemos con claridad el vértice geodésico, pero no iremos allí de momento...

...antes, y después de trasponer el collado, nos dejaremos caer por la vertiente norte de la sierra, menos vertical y más boscosa.

Aunque también encontraremos grandes claros aquí, como este, que supone la cabecera del Barranco del Zarzoso.

Circularemos ahora en compañía del barranco, encontrando rincones tan chulos como este, en el que se conjugan el pino, la roca y el musgo.

La mayor parte del largo tránsito por esta vertiente norte la realizaremos por carriles como este.

Mucha humedad, como toda buena cara norte que se precie, y por lo tanto mucho verdor.

En una de esas nos topamos con este corro de brujas, lástima que las setas estuviesen ya descompuestas.

No solo miramos al suelo, haciéndolo hacia las alturas vemos este destacado pino.

Dejamos el Zarzoso para caminar por el interior de un arroyo afluente.

Acabamos saliendo a los altiplanos del Cabañil, vemos la masía homónima y a una de sus inquilinas. Los animales fueron los únicos seres vivos con los que nos cruzamos en toda la ruta.

Otra masía, esta bajo la lluvia, el Masico de Vives.

Eras del Masico Quemado, por las que atajamos debido a la lluvia, el track pasaba, dando un rodeo más grande, junto al Masico.

Llegamos a la Masía del Cabezo, con el boscoso cordal de las Ampolas detrás.

Con un público tan atento es una gozada actuar.

Vamos a bajar y atravesar esas eras y luego a remontar la zona boscosa. Nos aprovecharemos de este antiguo bajador.

Y es que la Masía del Cabezo está construida sobre una franja rocosa.

Una vez remontado, monte a través, lo más duro, la sabina rastrera nos marca el camino hacia el cordal de las Ampolas.

Llegamos al cordal, aquí están mis dos fieles compañeras buscando el mejor paso para circular por él con comodidad.

Al final lo haremos por una faja despejada de vegetación y arbolado, para tener mejores vistas, pero se pone a llover con insistencia.

Una pena no haber podido disfrutar como toca de esta bonita vertiente sur de las Ampolas.



Nos asomamos al bosque caducifolio, que como temíamos no tenía los colores que hubiésemos deseado.

Por la faja, camino del vértice de las Ampolas.

Pese a la lluvia podemos tomar esta bonita captura de la faja recorrida, con algunas montañas de fondo como...

...Penya Calva...

...o el Cabezo de las Cruces, sub-techo castellonense, y al que todavía tenemos pendiente subir.

Llegamos al vértice de las Ampolas, a 1705 metros de altura.

Vistas hacia el oeste y la Sierra de Gúdar...

...y hacia el este, donde podemos distinguir algunas sierras del interior castellonense.

Volvemos a ver Puertomingalvo.

Después de volver al Collado de las Ampolas, bajamos, más o menos por el mismo camino, a la Masía de Valero, donde finalizábamos esta ruta.

Esta masía se encuentra totalmente abandonada. Una muestra palpable de la despoblación que está sufriendo el Sistema Ibérico. A raíz de este tema os recomiendo este gran artículo escrito por Toni Magia Serrana.

Y bajo la lluvia nos despedimos de ella, y de las Ampolas.

Enlaces de interés:





10 comentarios:

  1. Hola Dani...
    Pues la verdad es que mi intención era entrar a leer y ver esa ''escapada'' pirenaica,después de vuestro periplo canario y me he encontrado con esta entrada en Puertomingalvo,a la cual no me he podido resistir...jejeje.
    Muy buena entrada,a pesar de esa meteo adversa y desde luego,tomo nota de esa Sierra de las Ampolas,para un futuro.
    Sugerente a pesar de la nubosidad y la lluvia,con esas partes boscosas y por supuesto con esa faja que en mejores condiciones ofrecerá vistas excepcionales.
    Lo dicho,apuntada queda y ahora me voy a pirineos...jejeje.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane.

      La cercanía de Puertomingalvo y las Ampolas a tu querida Gúdar ha sido un buen cebo jejeje.
      Pues por wikiloc hay una ruta a las Ampolas que parte desde Puertomingalvo y que estuve sopesando hasta el final si hacer o no hacer, ahí lo dejo, por si te interesa jeje.
      En un día despejado seguro que esta ruta gana un montón, fue una lástima que a nosotros se nos torciese el día.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Dani.

    Gracias por la mención. Esas tierras donde vacas y ovejas son los únicos seres que vemos son pasto de ellos, y de la despoblación más vertiginosa.

    Lástima por el día tan oscuro que desmerecen las fotos pero si es verdad que se ve un sitio con potencial, y lo del otoño muchas veces es una lotería.

    Lo que si veo que esa sierra de las amapolas, digo ampolas, parece un sitio cojonudo para los hongos con esos pinares tan húmedos y frondosos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      Es que esa entrada tuya sobre la despoblación es muy buena, y merece que se le toda la difusión del mundo. Desgraciadamente estas comarcas turolenses también están sufriendo esa despoblación.

      Si hubiese salido el día soleado a parte de disfrutar más del paisaje me hubiese entretenido recogiendo algún "fredolic", que vimos bastantes y muy hermosos, pero con el viento pestosillo que hacía solo apetecía andar y parar lo más mínimo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Dani,

    Lástima que el día no acompañara, pero que se le va a hacer, la anturaleza es la que manda, además así tenéis la excusa perfecta para volver el año que viene y disfrutar de la explosión ocre otoñal.

    Yo también desconocía esta sierra, que escondida que se la tenía Javi... jejeje, y además cerca de Montanejos, ideal para hacer una escapadita en uno de esos puentes que hay en otoño, creo que te robaré el track para la ocasión... jejeje

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Ten seguro que volveremos a las Ampolas, ese bosque caducifolio quiero verlo yo como lo vi en las fotos que me empujaron a ir a hacer esta ruta.

      Si quieres saber de una ruta o sierra solitaria, con garantías de que no te vas a encontrar ni un alma, nadie mejor que el amigo Javi para consultárselo, ya que él se conoce unas cuantas de estas jeje.

      Pocos tracks me robarás, ya que mi gps va como el culo y no los grabo jejeje. Otra buena opción en Puertomingalvo es la Cascada del Arquero, te la recomiendo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. ¡Hola, Dani!A pesar de lo deslucido del día, considero que es una preciosa ruta. Cierto que la nubosidad y la lluvia han restado vistosidad a las fotos, pero se advierte de todas maneras un paisaje ancestral que hechiza. El mal tiempo, como dices, te llevará a volver de nuevo en ocasión, esperemos, más propicia.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio.

      Qué acertado con eso del paisaje ancestral!!. Vale que la parte de las fajas es la más atractiva, pero el paso por las masías y sus bancales también tiene un gran valor excursionista. Me alegro que te haya gustado.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Dani.

    Pues yo tampoco conocía la existencia de esta sierra, y es una lastima que os hiciera mal día ya que de esa forma podría haberme dado una mejor idea de lo que esconde, pero no siempre se puede salir con bien tiempo.

    Lo que si que veo es que por Teruel les gusta hacer los vértices geodésicos a lo grande.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      La verdad es que este pequeño macizo montañoso no es muy popular (solo hay que ver los pocos tracks que hay en wikiloc), pero tiene suficientes atractivos para ser tenida en cuenta como su altura (es el punto más alto del término de Puertomingalvo), las fajas y caducifolios de su vertiente sur o todo el conjunto de masías y bancales que hay alrededor de ella.

      A mi también me chocó la altura del vértice, se entiende que los construyeran así en cimas pobladas de pinos, como por ejemplo el Peñarroya, pero esta estaba bastante despejada.

      Un saludo.

      Eliminar