17 de enero de 2016

El Turmell (1276 m.) desde Vallibona

Domingo 3 de enero de 2016

Primera excursión del año, inauguramos el 2016 yéndonos hasta Vallibona, en la comarca de els Ports, para desde allí hacer un recorrido circular y subir a la que quizás sea la cima más destacada de la comarca y de esta zona más al norte de la provincia, el Turmell.








Abrimos 2016, no soy un tipo de hacer muchos propósitos al empezar un año, pero en este si que me gustaría tachar algunas cimas regionales de esas que llevan bastante tiempo en lista de espera, y que por una razón o por otra siempre vamos aparcando, hoy le iba a llegar el turno al Turmell, y se apuntó para la ocasión Javi, que últimamente sale más en mi blog que en el suyo, los que nos conoceis ya sabéis que hoy la cosa iba a ir de montaña y heavy metal ;-). Bastante pasadas la nueve de la mañana llegamos a la bella localidad de Vallibona, situada en un privilegiado entorno al abrigo de las hoces o cingles que el Riu Cervol forma aquí, el día es invernal, frío y gris, aunque las previsiones anuncian que irá mejorando a lo largo de la jornada, nosotros, y a esperas de esa mejoría, nos ponemos a andar, que es la mejor forma de entrar en calor, el plan de la primera parte de la ruta es sencillo, subir hasta la Ermita de Santa Àgueda y desde ella enganchar con el largo cordal que nos habrá de llevar a la cima del Turmell, de momento empezamos bajando al cauce del Cervol y pasando a la otra vertiente,  nos ponemos a seguir un sendero marcado como ruta botánica, en la que iremos viendo diversos árboles y plantas con sus respectivos cartelitos informativos, el sendero es agradable y va ganando altura entre quercus, dejándonos con unas bonitas vistas de Vallibona y su entorno, tan a gusto íbamos que nos damos cuenta que no estábamos siguiendo ni por asomo el track de Jesús (Tiocanya) -más metal!!!- que llevábamos con nosotros, tiempo atrás hubiese retrocedido en busca de la tan ansiada rayita del track, pero volviendo a lo de los propósitos, ya hace tiempo que me propuse ser menos "gpsdependiente", creo que esto de salir al monte pierde algo de gracia si se va demasiado pendiente de la pantallita, como si no estuviésemos ya bastante enganchados cotidianamente a otra pantallita de la que somos esclavos, la del móvil...así que nos buscaremos las habichuelas e intentaremos llegar hasta la ermita a nuestra manera. 



Primeros compases de la ruta, dejamos Vallibona en la otra orilla del Cervol, en la opuesta comienza la ruta botánica, que tiene tramos tan interesantes como este



Unas lazadas empedradas nos hacen ganar algo de cota, y enseguida vemos la bonita Vallibona resguardada por los cingles u hoces del Cervol


Aunque ya hace un momento que hemos dejado de seguir el sendero botánico este interés ni mucho menos desaparece, para muestra este roble de bonito porte


Abandonamos la ruta botánica y nos centramos en unas marcas de un sendero local, que termina cuando se da de bruces con el camino que va al Mas d'en Blanc, que de momento no pisaremos, puesto que un difuso senderillo lo evita por la izquierda, aunque al final tenemos que ir a morir, no literalmente, a él, lleva rumbo sur, que es el correcto y además de tener el primer contacto visual con el Turmell y todas las barrancadas que se descuelgan de su cordal, veremos las antenas que hay cercanas a la ermita, y que serán nuestro faro particular. El camino sale a la carretera por la que habíamos llegado a Vallibona, en la que hay más tráfico vacuno que automovilístico, atajamos un par de curvas monte a través, volvemos a andar un rato por el asfalto y volvemos a atajar, esta vez por una vaguada boscosa, donde encontraremos una trocha por la que casi llegaremos a nuestro destino, solo tendremos que volver a andar unos metros por la carretera antes de llegar al collado que separa, la loma del Planiol, la de las antenas, de la loma en la que se encuentra la Ermita de Santa Àgueda, remontaremos esta última, y allí en una agradable replaza herbosa encontramos la ermita, en estado de semi-ruina, aunque el interior se conserva bastante bien, comentamos que sería un buen lugar donde resguardarse de la lluvia o incluso pernoctar si se está haciendo una travesía, aunque no sé yo si me atrevería a pasar una noche allí...y ya que menciono la lluvia, en el momento de estar en la ermita y parar a picar algo, lejos de despejar empieza a caer una ligera llovizna, y un vientecillo frío que prácticamente ya no nos abandonarían durante todo el recorrido.


Salimos de la zona boscosa del principio, y empezamos a gozar de buenas vistas, primer contacto visual con el Turmell, un poco más lejos quedan los montes de Bel, en la vecina Tinença de Benifassà


Andaremos ahora durante un buen rato por el camino del Mas d'en Blanc, que tiene algún tramo tan interesante como este


Saldremos a la carretera, la cual atajaremos dos veces, la primera entre enebros y vacas


Y la segunda por pinares en los que se puede ir tan plácidamente sin sendero


Llegamos a un collado, y tras abrir un cercado, y cerrarlo por supuesto, (serán varios durante el recorrido) nos encaminaremos hacia la Ermita de Santa Àgueda, que corona una pequeña loma


En los alrededores de la ermita encontramos una pequeña extensión de prado abierto, que nos permite ver la silueta del Tossal de la Nevera


Interior de la Ermita de Santa Àgueda, del S. XIV

Volvemos sobre nuestros pasos al collado, un camino cementado nos sube hasta la cima del Planiol, copada de antenas repetidoras, nos esperan ahora cerca de siete kilómetros en los que no nos bajaremos del lomo de la Serra del Turmell, siete mil metros en los que no tendremos tiempo de aburrirnos, alternaremos tramos de sendero y azagador con otros de vereda y camino, y algún que otro cortafuegos, atravesaremos pinares y carrascales, cruzaremos fajas y también pedreras, pasaremos junto a un avenc (sima) y junto a una nevera, la del Turmell, todo ello con esos paisajes tan característicos de l'Alt Maestrat y els Ports, conjugados con un ligero toque de la cercana Tinença, con todo esto, y mira que parecía lejano y que no nos acercábamos nunca, llegábamos a la base del Turmell, rematamos el ascenso por el hormigonado que sube hasta la cima, caseta de vigilancia forestal, recién pintado vértice geodésico y unas vistas de aúpa, y eso que el día estaba como estaba, a destacar, de unas extensas panorámicas, Penyagolosa, el Mont Caro, la Pena de Bel, el Montsià, el Delta del Ebro, Irta, el Tossal de la Nevera, les Columbretes, Desert de les Palmes, la Mola d' Ares, les Moles de Xert...incluso asomará la cabeza para nosotros la parte más alta del Castillo del Papa Luna en Peníscola...unas vistas espectaculares, y reitero, eso que el día estaba gris, ventoso y en esos momentos, lluvioso, así que imaginad en un día despejado.



Javi ya se ha calzado el gorro, nos bajamos de la loma de la ermita para subirnos a la de delante, el Planiol


Una vez arriba empieza el recorrido por la cuerda del Turmell, cuya cima aún vemos lejana en la imagen


La vereda inicial da paso a este sendero, que se introducirá en el bosquecillo carrasco de delante


Atravesaremos pedreras como esta


O fajas como la que se nos presenta delante, sin perder en ningún momento la vista al Turmell


También se nos presenta esta tachuela, el camino que se ve en la imagen la corona, nosotros la evitaremos por el sendero que va sobre la faja


Mis compis se adelantan, les espolea este paisaje tan peculiar de els Ports/Alt Maestrat


Por el sendero de la faja, el Turmell más cercano pero distante aún, enorme masa forestal en sus faldas, esta Serra del Turmell también recibe el nombre de Serra de Santa Àgueda, y en tiempos muy pretéritos recibía el nombre de Avinsilona


Pasamos a circular por este amplio cortafuegos, ya cerca de la zona cimera


Poco antes de afrontar las rampas definitivas nos desviamos para visitar la Nevera del Turmell, de la que se conserva este bonito arco


Y por fin, tras casi siete kilómetros de cordal, ahí la tenemos, la cima del Turmell


Cerca de la cima, con buenas vistas a los barrancos que se desprenden hacia el sureste


Últimos metros de subida, por camino de cemento, las vistas ya son fantásticas


El Turmell, 1276 m.


Un pequeño desglose de las vistas, nuestro punto de partida, Vallibona, si queréis saber más sobre la historia y curiosidades de este pueblo no os podéis perder la crónica que hizo Trotasendas en su día


Un vistazo hacia comarcas más meridionales de la provincia, con Penyagolosa reinando


Vistas hacia la Tinença y el Port, con el Mont Caro, techo de Tarragona a la cabeza


Un solitaria carrasca acompaña las vistas hacia la zona de les Moles de Xert


En primera instancia la escarpada zona del Morral Roig, tras la llanura aparece la Serra de Montsià, y si agudizamos la vista podremos ver el Delta del Ebro


Y como el día estaba así, gris, ventoso y lluvioso anulamos, a pesar de que nuestros estómagos empezaban a protestar enérgicamente, los planes de comer allí arriba, buscaremos una zona más resguardada un poco más abajo, invertimos camino hasta la zona donde habíamos visto el avenc, desde allí empezamos a seguir, en descenso, y hasta el final del recorrido, un sendero, balizado como PR, que nos introduce en un tupido bosque de pinos, en el que también moran algunos acebos, tejos y enebros despistados. Estos bosques, que antaño sirvieron de abrigo y escondrijo para los maquis, entre ellos la insigne la Pastora, nacida en Vallibona, hoy nos protegerán a nosotros del frío y la llovizna durante la breve parada que hicimos para comer. Saciado nuestro apetito retomamos la marcha, seguimos perdiendo cota y entramos a mi juicio en la mejor parte del recorrido, en primer lugar los pinos dan paso a unos bonitos robredales, no vestidos, sino desnudos de invierno y a continuación saldremos, hoy solo de forma relativa, a cielo abierto y a la zona de la hoces de un cantarín Riu Cervol, el paisaje es de los que encandilan, pero no hay nada ahora que nos proteja de la llovizna, llovizna de esa que no parece que moje y que sin querer darte cuenta va calando poco a poco, así que apremiamos el paso en el último tramo de esta interesante ruta para llegar cuanto antes a las bonitas y tranquilas calles de Vallibona por las que callejearemos, en busca, y hoy, que he hecho muchas referencias al abrigo, resguardo, protección, del abrigo, del resguardo, de la protección, del calor de un bar, y de su cerveza, claro.


Un saludo a tod@s.



De nuevo por el cortafuegos, esta vez en bajada, podemos ver ahora todo el cordal recorrido hasta la cima del Turmell


Seguiremos en sentido descendente, por un sendero que se introduce en el pinar


Rústica y bonita cancela, la cual encontramos abierta de par en par


Entramos en zona de robles y carrascas, caminar por aquí, con todas esas hojas en el suelo es una gozada





Un nuevo roble de elegante porte se vuelve a cruzar en nuestro camino


Les Roques de Querolet quedan ocultas tras el bosque de quercus


También caminaremos por azagadores como este


Les Roques de Querolet, vistas ahora con mayor claridad


Cruzamos el Barranc del Codinà, donde encontramos esta peculiar rambla rocosa


Salimos a campo abierto, en dirección a las hoces del Cervol


Echamos la vista atrás, nos despedimos del Turmell


Paisaje de ribera fantástico


Zona de l'Assut, que forma estos pequeños saltos de agua en el Cervol


Zona de chopos en la Font Vella, poco antes de volver a entrar en las calles de Vallibona





Ya solo nos queda volver a cruzar el Riu Cervol...


...y entrar a darnos un garbeo por las bonitas y blancas calles de Vallibona





Ni un alma por la calle, pero es que hoy hacía más día de estar frente a la chimenea que otra cosa



  • Longitud del recorrido: 19, 18 kilómetros.
  • Cota mínima: 626 (cauce del Riu Cervol).
  • Cota máxima: 1276 metros (cima del Turmell).
  • Desnivel positivo y negativo acumulado: 920 metros.
  • Duración total del recorrido: 6 horas y 16 minutos.
  • Track de la excursión.






Puntua esta ruta

16 comentarios:

  1. ¡Hola Dani! Muy bonita ruta. ¡Qué envidia!. Zona preciosa, con esos paisajes tan especialesm para sendear y disfrutar de la naturaleza. Buen tándem. Ni el día tan triste os impidió disfrutar de tan bonita excursión.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio.

      Efectivamente, una ruta y una zona muy rica, tanto a nivel natural y paisajista como excursionista, y además el pueblo es una preciosidad, seguro que volvemos pronto a seguir descubriendo más rincones de Vallibona y de esta comarca dels Ports.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Dani.
    Bonita ruta que hay que hacer por sus bonitos paisajes y su visita al pueblo.
    Bien empiece de año!!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rafa.

      Si señor, fue una bonita manera de empezar el año a nivel excursionista, una ruta y una zona más que recomendada, merece la pena una escapada de varios días.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Hola Dani.

    Buen tute de ruta os pegastéis con casi 20 km. Bellos esos paisajes con la mezcla de pino, roca y roble.
    Estaba echando un vistazo a la vida de la Pastora, el maquis hermafrodita y me ha parecido muy interesante. Tanto que ya me he apuntado el libro para leermelo.
    Aupa esos heavytronchos ;-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      Curiosa la historia de la Pastora, verdad?, seguramente las sendas que empleamos nosotros ahora para nuestro disfrute serían las que usarían antiguamente los maquis de esta zona para moverse por el monte.
      Ya me contarás que tal el libro ;-)
      Arriba esos cuernos!!!

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Ya era hora de que hicieras esta ruta Dani jejeje a llovido mucho desde el 2011 y como ves es una ruta estupenda y con mucho encanto.
    Además tuvisteis suerte de pillar un buen día, yo siempre que voy pillo el Turmell envuelto en nubes.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      Recuerdo el día que fuisteis vosotros a hacer la subida al Turmell, que coincidimos en Betxí cuando volviais, y me contasteis vuestra aventura bajo la lluvia y lo que os gustó esta montaña. He tardado en ir, si, pero más vale tarde que nunca jeje, nos encantó, y como les he dicho a los demás compis a zona tiene muchas más y buenas posibilidades.

      Un saludo.

      Eliminar
  5. Hola Dani
    Buena ruta, els Ports es sinonimo de acierto total, lastima que a nosotros nos pille un poco lejos toda esta zona...

    El pueblo de Vallibona también tiene muy buena pinta.

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      Bueno, eso tiene remedio, un buen madrugón y ya está jajaja

      El pueblo es muy bonito, además de estar en un rincón precioso, en el casco urbano no hay ninguna construcción "moderna" que le quite encanto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Dani....
    Pues este Turmell lo tenemos que hacer si ó si...es un V.G. + de 1000...jejeje.Después de ver tu crónica no cabe duda que disfrutaremos de una gran ruta....Xe que risa mas buena me he echado con lo del trafico vacuno....jajaja....
    Muy buen comienzo de año montañero,a seguir así...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane.

      Pues en esta comarca tenéis dos vértices, el Turmell y la Garumba, cuyas rutas os encantarán, ya nos contarás ;-)
      Uff, lo del tráfico vacuno, una vez bajando de noche de Morella, a la altura del Santuario de la Vallivana no nos llevamos por delante a una vaca de milagro, menudo volantazo tuvo que dar Eva, qué susto...

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hello Metal!! jeje.

    Pues si que fue un buen disfrute de ruta Dani, a pesar de ese momento "GPS outside" pero que supimos resolverlo, dándole el toque, sin GPS. Un día invernal aderezado con esa ligera llovizna al final, pero que aun así tuvimos bastantes buenas vistas desde la cumbre. Una zona para volver el otra ocasión.

    Hasta otra y Lemmy forever!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas Javi.

      Buena pateada nos dimos bajo ese cielo gris, que no empañó lo que fue una bonita ruta, además no faltaron esas buenas conversaciones de metal y montaña, ni tampoco faltó el cachondeo, con el pitido de tu cámara, o el "tomato y les olivetes" jajaja.

      Lemmy ya se habrá montado alguna buena juerga con Bon Scott ahí abajo en el infierno ;-)

      Un saludo.

      Eliminar
  8. Hola Dani!!!

    Una ruta impresionante y con una compañía inmejorable.
    Tienes toda la razón, nos estamos haciendo demasiado dependientes del GPS, yo el primero.
    A ver si me puedo escapar algun finde y me puedo ir con vostros de ruta.

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David.

      Una zona muy bonita esta de la Vallibona, la cuerda hasta la cima es de las que crean afición.
      No digo que no vaya bien llevar el gps, es útil y en más de una ocasión te puede sacar de una embarcada, pero creo que estar todo el rato pendiente de él le quita un poco la gracia y el sentido de la aventura a esto de salir los montes, cada día prefiero más la ayuda de un mapa, además estos ni se les acaban las pilas ni pierden cobertura ;-)

      Un abrazo.

      Eliminar