3 de mayo de 2015

Doblete Acuatico en la Serra d'Espadà: Barranc del Rodenal y Barrancos de Agua Negra y Malo

Después de haberle dado prioridad de publicación a la ascensión al Bastiments, vamos con las actividades anteriores y que tenía pendientes de publicar, que son bastantes, aquí va, con bastante retraso, la primera.
Como bien sabréis, a mediados/finales del pasado mes de marzo una gota fría dejó abundantes, generosas y bien recibidas lluvias en todo el País Valencià y en especial en la provincia de Castelló, donde hacían ya verdadera falta, estas lluvias vinieron de perlas a los acuíferos y a los embalses, que estaban ya bajo mínimos, y también hizo que barrancos que normalmente bajan secos transcurrieran rebosantes de agua días después, así que aprovechamos dos días consecutivos para disfrutar de tal circunstancia, el primero el Barranc del Rodenal, en modalidad de barranquismo, y los otros dos, el Malo y el de Agua Negra, en modalidad de llamémosle, senderismo acuático, todos ellos, como no, en la Serra d'Espadà.
A continuación un pequeño resumen de las dos actividades en esta crónica doble.






BARRANC DEL RODENAL

Miércoles 25 de marzo de 2015

¿Quién me iba a decir a mí que primer descenso de barrancos en solitario iba a ser en la Serra d'Espadà?, y si me dicen que encima iba a ser acuático no me lo creo ni de coña, vamos...
Ya se lo qué habréis pensado, vaya imprudencia por tu parte, irte a hacer un barranco solo, tenéis razón, no se debe hacer, pero dejadme contaros como se gestó esta aventura...
El día de antes por la mañana, y aún lloviendo intensamente Eva y yo nos fuimos a hasta Benitandús para ver como le habían sentado estas lluvias a su embalse, le habían sentado genial, se nos presentaba desbordante, buenas noticias, pues ya estaba que se le veía el fondo, dimos un garbeo por los alrededores y vimos como todos los pequeños barrancos y arroyos de la zona bajaban rebosantes de agua, una gozada ver la Serra d'Espadà así.
A mi, en ese preciso instante ya se me encendió la bombillita, y recordé haber leído en alguna parte que la gente de una empresa de aventuras de la zona habían equipado un barranquete por allí, el del Rodenal, para aumentar la oferta de sus actividades, así que por la tarde después de trabajar me puse a buscar reseñas del mismo, fueron pocas las que encontré, pero las suficientes para saber como llegar allí, si estaba bien equipado y cuantos metros de cuerda me tenía que llevar, así que no lo dudé, el día siguiente tenía libre, y por la tarde ya no anunciaban lluvias...bueno, he dicho que no dudé, pero alguna duda si que tuve, por un lado sospesé el riesgo de ir solo a hacer una actividad de este tipo, por fácil (que así fue) que fuese, pero por el otro pensé que oportunidad como esta para descender este barranco con agua posiblemente no la volvería a tener en años, y poder afirmar, casi con absoluta firmeza de haber sido el primero en descenderlo con un gran caudal.

Con la comida a medio digerir me plantaba en Benitandús, no iba a ser el único que se iba a aprovechar de las lluvias, puesto que allí habían unos chavales lanzándose una y otra vez con sus kayaks por las crecidas aguas del Río Veo, y que me miraron raro cuando me vieron sacar el neopreno, el casco, la cuerda, la saca, el arnés y todos los hierros...
Tras una aproximación (adjunto track de Xavier) de unos 20 minutos me plantaba en el principio del descenso, me iba a encontrar el típico y bonito barranco de la Serra d'Espadà, mucho rodeno, alcornoques por doquier y abundante vegetación, pero esta vez con el atractivo e inusual aliciente de que el agua bajaba con bastante fuerza, me esperaba un festín acuático entre el rodeno, un sinfín de resaltes que destrepar y cuatro rápeles de entre 5 y 12 metros, todos excelentemente equipados, todos ellos muy fáciles y disfrutones, aunque eso no quitara que prestara especial atención en cada nudo o maniobra que hiciese, ya que al ir solo no estaba permitido ningún error, por lo que bajé con la más absoluta de las calmas, disfrutando de cada rápel y sintiéndome privilegiado de disfrutar de Espadà de una forma muy poco habitual y bastante diferente a lo que estamos acostumbrados.

El descenso tocaba a su fin al llegar a la Font de l'Alcornocal, desde allí iba a regresar a Benitandús sin desequiparme, levantando miradas curiosas de quien me cruzaba en la carretera y del cada vez más numeroso público que tenían los chicos de los kayaks...en definitiva un barranco que en seco no es nada del otro mundo, ideal para quien quiera iniciarse en estas lides, pero que con agua cobra otra dimensión, la lástima es que solo lo podemos ver así de uvas a peras, a ver si cambian las cosas y entramos en un ciclo lluvioso, para poder disfrutarlo así todos los años, a continuación unas fotos del descenso y un vídeo...ufff, el vídeo, quisiera haber hecho un montaje intercalando tomas de las cascadas y lo que grabé con la cámara subjetiva, pero borré las imágenes de esta última sin haberlas pasado antes al ordenador, así que no encontrareis nada de acción en el vídeo...lo que digo siempre, a veces no sé de que me sirve tener la cabeza tan gorda...


Primeros resaltes superados del barranco

Primer rápel

Casi inmediatamente después viene el segundo

Mejor sin cuerdas

Más resaltes

Una delicia ver correr así el agua en estos barrancos que normalmente bajan secos







Tercer rápel

De nuevo sin las cuerdas queda más bonita la imagen

Ahí estamos, volviéndola a enturbiar





Cuarto y último rápel, el más largo de todos...

...y en mi opinión el más bonito de todos

No sé de que me sirvió llevar la cámara en la cabeza ...sniff...



Descenso de barrancos entre rodeno y alcornoque, una gozada


BARRANCO DE AGUA NEGRA Y BARRANCO MALO

Jueves 26 de marzo de 2015

Si hay una ruta obligada en la Serra d'Espadà después de abundantes lluvias esta es la circular que recorre los Barrancos de Agua Negra y Malo, así que el jueves, aprovechando lo radiante del día y que teníamos la mañana libre nos fuimos Eva, Senda, Laia y un servidor a disfrutar de estos dos barrancos, de los más bonitos de la sierra, más si cabe cuando el agua baja por ellos.

El recorrido, más clásico imposible, empezamos desde la Fuente de la Calzada (a medio camino entre el Collado de la Nevera y Algimia de Almonacid) y nos fuimos en busca del punto donde confluyen el Barranco de la Calzada y el de Agua Negra, para empezar a remontar este último aguas arriba y llegar al punto donde el Barranco Malo le otorga sus aguas, seguimos por el de Agua Negra, precioso, excavado en el rodeno y llamado así por el color que este dota a sus aguas, el sendero que lo remonta muere en una pista forestal que seguiremos durante un buen tramo en dirección O, y con unas excelentes vistas de este sector central de la sierra hasta encontrar otro sendero, el que acompaña el discurrir del Barranco Malo, es una lástima que este sendero no vaya tan pegado al barranco como lo hace en el barranco vecino, puesto que tiene varios saltos de agua realmente bonitos, y que son bastante difíciles de captar con la cámara.
El circulo se cierra cuando llegamos de nuevo al punto donde confluyen los dos cursos, solo nos queda repetir camino hasta la Fuente de la Calzada, aunque hacemos una ligera variación para pasar junto a los Corrales de Agua Negra y dar por finalizada esta matinal de senderismo acuático.

¿Y por qué senderismo acuático? pues este es un recorrido en el que hay que cruzar, y no exagero, más de una docena de veces el barranco, los dos, y no hacía ni 48 horas que había cesado de llover, por lo que el caudal era bastante considerable, y había sumergido o se había llevado las piedras colocadas para vadearlo, teniendo que colocar algunas nosotros, que no evitaron el "hacer patos" unas cuantas veces, y acabamos con los pies empapados, de poco sirvió  hoy aquí el "goretex".

Y así finaliza esta crónica doble en la que os he resumido, con bastante retraso, estas dos  jornadas consecutivas disfrutando de tres bonitos barrancos de la Serra d'Espadà como más nos gusta verlos, con el agua corriendo por ellos.

Un saludo a tod@s.


Este es el Barranco de Agua Negra, fijaos con que alegría baja

Laia, a la que le encanta el agua, iba a disfrutar hoy a lo grande, no tanto Senda, que lo pasó bastante mal cada vez que teníamos que cruzar el barranco

Túnel vegetal en Agua Negra

Eva sopesando como pasar al otro lado del barranco, por donde continuaba el sendero

Ganamos un poco de altura por el rodeno, enfrente nuestro la confluencia de los dos barrancos

Seguimos por el de Agua Negra, este es uno de sus puntos más bonitos

Mis tres chicas posando con la cascadita



Barranco labrado en rodeno, este de Agua Negra

Otro punto "conflictivo", las piedras que normalmente están puestas para pasar se encontraban inundadas



Otro de los puntos más bonitos de Agua Negra

Poco a poco, por este bonito sendero vamos dejando abajo el cauce

El sendero finaliza con este tramo escalonado

Nos aguarda un largo tramo de pista ahora, pero con buenas vistas, el Alto de los Cubos y la Rápita

Pic d'Espadà

Y como no, el Gegant, engalanado de blanco

Turno ahora de bajar junto al Barranco Malo, Eva en pleno vadeo...y porteo

El sendero no pasa tan pegado aquí al barranco como lo hace en Agua Negra, estas cascaditas solo se pueden disfrutar de lejos

Y esta hay que meterse en la vegetación para poder verla bien

Las lluvias hicieron que este bloque se desprendiera en mitad del sendero

Precioso rincón del Barranco Malo

Si os fijáis, podréis apreciar que pese a estar tan cerca uno del otro, el color del rodeno es diferente en los dos barrancos

Pasando de nuevo por el túnel vegetal

Superando los Corrales de Agua Negra

Fuente de la Calzada

El Barranco de la Calzada también bajaba que daba gusto









12 comentarios:

  1. Hola Dani.

    Una doble entrada muy acuática, es una pena, solo poder disfrutarlos de ciento al viento, con ese caudal. El barranco del Rodenal a pesar de ser bastante sencillo, hay algún rapel bastante majo.

    De la ruta del Barranco del Agua Negra, y Malo, me encanta que los senderos discurran junto al agua o cerca de ella, me recuerda un poco a la que hicimos ayer en el Moncayo, por los Barrancos de la Morana y Horcajuelo, aunque el Morana es Brutal, y tuvimos que vadear el barranco más de una docena de veces, algunas de ellas trepando por los árboles.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo.

      Como nos gustaría ver estos barrancos con agua todo el invierno, pero ya ves, llueve lo que llueve...aunque el de Agua Negra y el Malo si que suelen salir todos los inviernos, eso sí, solo cuando cae alguna tromba de las buenas, están unas semanas con agua y luego se secan, si lloviera como tiene que llover en otoño e invierno, o al menos con la asiduidad que lo hacía antes, los podríamos ver con agua durante las dos estaciones.
      A mi también me gusta caminar escuchando el murmullo del agua, le da otro color a las rutas.
      Estaremos atentos a esa aventura por el Barranco de Morana.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola Dani, que manera mas buena de aprovechar estas generosas lluvias. Estaban pletóricos estos tres barrancos no conozco el del Rodenal en persona pero tiene una pinta fantástica así con agua.
    Y los de aguas negras y el malo, pues si ya molan de por si con estas aguas son fabulosos y disfrutones.
    Con tanta agua la verdad es que durante un mes pudimos disfrutar muchísimo casi que a cualquier sitio que fueras.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      La verdad es que hemos aprovechado bien estas lluvias, además de los dos barrancos que publicaré en las dos próximas semanas también nos acercamos a Villahermosa y fuimos a ver la Cascada del Río Carbo, no la había visto bajar nunca con tanta agua, estaba preciosa.
      Iba a decirte eso de a ver si con la primavera cae alguna lluvia guapa, pero ya ves la caloraza que nos está haciendo estos días...

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Hola Dani.

    Despues de leer tu entrada se le queda a uno grabado el rumor del agua y de los saltos y rápidos. Que chulos están con agua, y poder ver los Alcornoques con el agua correr al lado debe ser una gozada. Grito desde aquí: maldita sea este cambio climático y sequía casi continuna que asola nuestras comarcas (unas más que otras). Sé un poco lo que cuentas, por que en Cuenca por un lado en la serranía norte y la alta si tenemos la suerte de que suelen llevar agua en todo o casi todo el año, pero en la Serranía baja, hay muchos barrancos de rodeno, preciosos, abruptos y llenos de vegetación que solo llevan agua despues de trombas o muchos días lloviendo, y siempre me digo de ir a verlos cuando llueva mucho. Me imagino que te hubiera gustado despues de las lluvias haber detenido el tiempo para hacer todos los barrancos, ramblas y valles fluviales que tenéis en la Serra d`Espada, de la Calderona, del Maestrat y todo lo de alrededor jejeje. Estoy pensando ahora que seguro que por el desfiladero que hay detras justo del nacimiento del Palancia debiera bajar mucha agua y habría sido un buen espectaculo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.

      El puto cambio climático, y que todavía haya gente que se niegue a admitir que existe...yo ya hace tiempo que lo digo, aquí en el País Valencià, cada vez el clima es más tropical, apenas hace frío ya, y cuando llueve lo hace un par de veces al año y de forma intensa, recuerdo esos inviernos en los que todas las semanas caía una buena lluvia...en fin...hablemos de los barrancos...pues ya que se dio la circunstancia la aprovechamos, la verdad es que es una pasada estar en el monte y oír el murmullo del agua correr al lado del sendero, o como es el caso del barrranquismo descolgarte junto al estruendo de una cascada, el agua da vida, y las dos próximas entradas acuáticas van a ser.
      Ya te digo, con lo estrecho que es ese estrecho jeje, del Palancia debió ser sobrecogedor ver el agua discurrir por allí, no hubiese sido mala opción ir a contemplarlo, pero lo que tu dices, tenemos mucho bueno por ver y poco tiempo jeje.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Dani
    Ver nuestra Sierra de Espadán de esta forma es todo un lujo, si de normal es bonita de verdad, verla con esta cantidad de agua aun lo es más.....

    Tu crees que se mantendrá así o algo parecido en verano??? Ojala verdad!!!

    Un abrazo
    Jose
    TROTASENDES BENICALAP

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose.

      En verano sería comprensible que estuviesen secos estos barrancos, pero lo suyo sería verlos en otoño, invierno y principios de primavera con agua...pero ya veremos cuando vuelve a llover de verdad...

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Hola Dani! En ambos casos, impacta el hecho de ver tal cantidad de agua en barrancos que por lo general o bajan con menos caudal, o llevan muy poca agua. Engalanados de esa manera, lucen mucho mejor y el disfrute es mayor. Muy bien aprovechado el periodo de lluvias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Emilio.

      Es que el agua le da otro toque al monte, como más alegría, ahora esperemos que no pase tanto tiempo entre periodo y periodo de lluvias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Dani....
    Vaya diferencia,en tres semanas de tu paso por Aguas Negras al nuestro....Como hubiera molado ''probar el gore-tex''....jajajaja....Bueno al respecto,se de un ''viejo'' amigo que prueba la ropa y calzado debajo de la ducha...jejeje...
    Seguiremos explorando Espadan..ese barranco Malo....''mola''....
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juane.

      ...pues si hace eso con la ropa y el calzado impermeable no me quiero ni imaginar que hará con las botas de seguridad...o con la ropa resistente al fuego!!! jajajaja.
      La verdad es que estaba bonito bonito el barranco, pero nos mojamos demasiado los pies, quizás teníamos que haber esperado un par de días para ir a visitarlo, pero nos pudo el ansia jajaja.

      Un abrazo.

      Eliminar